Cues­tio­nar la ver­sión ofi­cial sobre Anza «legi­ti­ma el terro­ris­mo» – Iña­ki Irion­do

El PSE y el PP impi­die­ron ayer que el Par­la­men­to de Gas­teiz expre­sa­ra «su preo­cu­pa­ción por las muy extra­ñas cir­cuns­tan­cias de la des­apa­ri­ción y muer­te de Jon Anza» y deman­da­rá «una inves­ti­ga­ción exhaus­ti­va» de las auto­ri­da­des fran­ce­sas y de orga­nis­mos inde­pen­dien­tes, tal y como soli­ci­ta­ban Ara­lar y EA con el apo­yo del PNV. Quie­nes vota­ron en con­tra lo expli­ca­ron por su con­fian­za en los tri­bu­na­les y en los esta­dos de dere­cho tan­to fran­cés como espa­ñol.

Pese a reco­no­cer que hay ele­men­tos «mis­te­rio­sos» y «fallos a dife­ren­tes nive­les» en la des­apa­ri­ción y muer­te de Jon Anza, PSE y PP, con el apo­yo del repre­sen­tan­te de UPyD, se nega­ron a soli­ci­tar que la cues­tión sea inves­ti­ga­da por la jus­ti­cia y que, al poder estar impli­ca­dos apa­ra­tos de los esta­dos fran­cés y espa­ñol, se aña­da tam­bién una inves­ti­ga­ción inde­pen­dien­te. La razón de fon­do fue que soli­ci­tar este tipo de inves­ti­ga­cio­nes supo­nía sem­brar la des­con­fian­za sobre las auto­ri­da­des fran­ce­sas, las FSE espa­ño­las y sobre ambos esta­dos de dere­cho.

Ara­lar había pre­sen­tan­do la pro­pues­ta, que fue enmen­da­da por EA. Entre ambos gru­pos lle­ga­ron a un tex­to con­jun­to en el que el Par­la­men­to mos­tra­ba «su preo­cu­pa­ción por las muy extra­ñas cir­cuns­tan­cias de la des­apa­ri­ción y muer­te de Jon Anza» y soli­ci­ta­ba que las inves­ti­ga­cio­nes lle­ga­ran has­ta sus últi­mas con­se­cuen­cias y se depu­ra­ran res­pon­sa­bi­li­da­des. El PNV se sumó a las peti­cio­nes.

La por­ta­voz de Ara­lar, Ain­tza­ne Eze­na­rro, expu­so los pun­tos oscu­ros del caso, las muchas inte­rro­gan­tes abier­tas y recor­dó que la fami­lia de Jon Anza toda­vía no ha podi­do hacer­se car­go del cadá­ver. Insis­tió en que la pro­pues­ta no pre­ten­día «hacer ase­ve­ra­cio­nes» sobre las cau­sas de su des­apa­ri­ción y muer­te sino «plan­tear pre­gun­tas» que requie­ren res­pues­tas.

En tér­mi­nos simi­la­res se expre­só tam­bién el por­ta­voz del PNV, Jose­ba Egi­bar, quien recor­dó que la his­to­ria recien­te de Eus­kal Herria reco­ge casos gra­ves que tuvie­ron un ini­cio simi­lar en Ipa­rral­de. Por eso con­si­de­ró que tan­to PSE como PP debe­rían estar intere­sa­dos tam­bién en que se inves­ti­ga­ra.

Dudar legi­ti­ma al terro­ris­mo

Sin embar­go, PSE y PP enten­die­ron que hacién­do­se pre­gun­tas sobre lo que le había ocu­rri­do a Jon Anza y dudan­do de la ver­sión ofi­cial lo que se hacía es exten­der la «des­con­fian­za sobre el Esta­do de Dere­cho».

Y, lle­ga­dos a ese pun­to, el par­la­men­ta­rio del PSE Jesús Loza dio un sal­to más. «Supo­ne lisa y lla­na­men­te la des­le­gi­ti­ma­ción de las ins­ti­tu­cio­nes judi­cia­les y con ellas la del pro­pio Esta­do de Dere­cho como ele­men­to sus­tan­cia de cual­quier demo­cra­cia, algo muy gra­ve siem­pre y más aquí, aho­ra y en rela­ción con el terro­ris­mo». Y aña­dió que «la des­le­gi­ti­ma­ción del Esta­do de Dere­cho en estos asun­tos supo­ne un legi­ti­ma­ción indi­rec­ta del terro­ris­mo».

Ain­tza­ne Eze­na­rro le res­pon­dió que esa afir­ma­ción, que figu­ra­ba tam­bién en el «Plan de Con­vi­ven­cia», no tie­ne «ni pies ni cabe­za».

Nin­gún gru­po se sumó a la apo­lo­gía de Gar­zón

Pese a que por la tar­de el PSE se eri­gió en un gran defen­sor de la jus­ti­cia y los tri­bu­na­les, por la maña­na pre­sen­tó una ini­cia­ti­va en el que con­si­de­ra­ba «ofen­si­vo para la dig­ni­dad demo­crá­ti­ca que el juez Bal­ta­sar Gar­zón va a sen­tar­se en el ban­qui­llo de los acu­sa­dos» por una deci­sión adop­ta­da nada menos que por el Tri­bu­nal Supre­mo. Su por­ta­voz, Mikel Unza­lu, pidió a la Cáma­ra que apo­ya­ra al juez, reco­no­cien­do su «ser­vi­cio a la demo­cra­cia» y su con­tri­bu­ción al «asen­ta­mien­to de las liber­ta­des y del Esta­do de Dere­cho». Aun­que inten­tó ade­re­zar la pro­pues­ta con pro­cla­mas anti­fran­quis­tas, nin­gún gru­po se sumó a la apo­lo­gía de Gar­zón.

PNV, Ara­lar y EA expu­sie­ron duras crí­ti­cas al juez que, en pala­bras de Jesús Mari Larra­za­bal, «ha hecho mucho daño». Mikel Basa­be dudó de que real­men­te qui­sie­ra inves­ti­gar los crí­me­nes del fran­quis­mo por­que dejó pasar varias opor­tu­ni­da­des. E Iñi­go Itu­rra­te, del PNV, recor­dó que en el 96 Rubal­ca­ba acu­só al juez de dic­tar «autos polí­ti­cos».

fuen­te: Gara

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *