Mal cami­nos lle­va­mos – Luis Ocam­po

La actual fase de la cri­sis eco­nó­mi­ca en la que esta­mos ins­ta­la­dos tie­ne a sus prin­ci­pa­les res­pon­sa­bles en el sec­tor finan­cie­ro, abso­lu­ta­men­te espe­cu­la­ti­vo.

A pesar de ello, las pre­sio­nes del sec­tor con­si­guie­ron que los gobier­nos de lo que habi­tual­men­te se lla­ma paí­ses desa­rro­lla­dos: UE, EE,UU., Cana­da, Aus­tra­lia… dedi­ca­ran billo­nes de euros, has­ta un 25% del PIB del con­jun­to para res­ca­tar a la ban­ca, aumen­tan­do de una for­ma bru­tal el endeu­da­mien­to públi­co corres­pon­dien­te.

Ése es el ori­gen real y pre­ci­so del incre­men­to del endeu­da­mien­to publi­co de los Esta­dos occi­den­ta­les y no las pen­sio­nes, ni los suel­dos de los fun­cio­na­rios, ni los ser­vi­cios socia­les.

Pues bien, una vez asu­mi­da esa deu­da por el sec­tor públi­co, es decir por todos y cada uno de los ciu­da­da­nos, los mer­ca­dos no están satis­fe­chos. No agra­de­cen las ayu­das pres­ta­das, sino que exi­gen que todo, abso­lu­ta­men­te todo, se pon­ga en fun­ción de sus intere­ses espe­cu­la­ti­vos.

Se tra­ta de poner a la socie­dad en su con­jun­to al ser­vi­cio del capi­tal finan­cie­ro. Los gobier­nos occi­den­ta­les, espe­cial­men­te los euro­peos, aca­tan sin rechis­tar la exi­gen­cia.

Los par­la­men­tos res­pec­ti­vos hacien­do gala de su total ser­vi­lis­mo, de su papel de eunu­cos polí­ti­cos, rati­fi­can urgen­te­men­te las medi­das de «recor­tes» que no son sino un auten­ti­co cam­bio de mode­lo social.

En el Esta­do Espa­ñol, la cues­tión como es habi­tual, ha sido espe­cial­men­te esper­pén­ti­ca y para mas i.n.r.i., nos cuen­tan que lo hacen para sal­var­nos del desas­tre.

No hay sal­va­ción por ese camino, esa es la vía para el desas­tre total.

Si las impo­si­cio­nes en mate­ria eco­nó­mi­ca de »los mer­ca­dos», pom­po­so nom­bre bajo el que se escon­de el capi­tal finan­cie­ro y espe­cu­la­ti­vo, nos tra­je­ron a la actual situa­ción de cri­sis eco­nó­mi­ca, la adop­ción de las polí­ti­ca socia­les que esos mis­mos sec­to­res exi­gen e impo­nen nos lle­va­rá inevi­ta­ble­men­te, antes o des­pués, a la cri­sis social y a la cri­sis polí­ti­ca.

Lo que esta ocu­rrien­do tie­ne una sen­ci­lla des­crip­ción: ofen­si­va del neo­li­be­ra­lis­mo en todos los fren­tes y en estas cir­cuns­tan­cias sólo cabe un camino, el pro­ce­so de acu­mu­la­ción de fuer­zas para con­se­guir el cam­bio de mode­lo eco­nó­mi­co, polí­ti­co y social en el menor tiem­po posi­ble.

Luis Ocam­po. IzCa.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *