El «plan de convivencia» sigue siendo parte de la «estrategia antiterrorista» – Iñaki Iriondo

Mien­tras el «Plan de Edu­ca­ción para la Paz y los DDHH» del ante­rior Gobierno de Lakua tenía por obje­ti­vo «una mayor con­cien­cia y enrai­za­mien­to de la cul­tu­ra de los dere­chos huma­nos y la paz en la ciu­da­da­nía», la refor­mu­la­ción dise­ña­da por el Eje­cu­ti­vo de López lo enmar­ca abier­ta­men­te en la «lucha con­tra el terro­ris­mo». Pese a los cam­bios intro­du­ci­dos, su esen­cia sigue sien­do la mis­ma que la del borra­dor ini­cial que tuvo un recha­zo fron­tal mayo­ri­ta­rio.

El nue­vo tex­to refun­di­do del plan «Con­vi­ven­cia Demo­crá­ti­ca y Des­le­gi­ti­ma­ción de la Vio­len­cia» inclu­ye pági­nas y pági­nas del «Plan de Edu­ca­ción para la Paz y los DDHH» del ante­rior Gobierno tri­par­ti­to, pero sin haber asu­mi­do nada de sus prin­ci­pios. De hecho, la sín­te­sis del pro­yec­to sigue sien­do aho­ra exac­ta­men­te la mis­ma que en el borra­dor ini­cial entre­ga­do por el Eje­cu­ti­vo de López y que fue res­pon­di­do con el recha­zo fron­tal de la opo­si­ción polí­ti­ca y la mayo­ría sin­di­cal de Edu­ca­ción. La úni­ca dife­ren­cia es que enton­ces esta sín­te­sis figu­ra­ba en la pági­na 19 y aho­ra en la 51.

Tam­bién el catá­lo­go de actua­cio­nes pre­vis­tas por los prin­ci­pa­les depar­ta­men­tos sigue sien­do esen­cial­men­te idén­ti­ca aho­ra y en el borra­dor de mar­zo. Sólo se ha eli­mi­na­do el pun­to del Depar­ta­men­to de Edu­ca­ción que pre­ten­día que los esco­la­res cele­bra­ran home­na­jes a víc­ti­mas y par­ti­ci­pa­ran en los actos del Día de la Memo­ria.

El plan de Iba­rretxe, «nega­ti­vo»

El tex­to defi­ni­ti­vo del plan, que el Gobierno de López apro­ba­rá el pró­xi­mo mar­tes, reco­ge que «for­mal­men­te» los plan­tea­mien­tos del plan del ante­rior Eje­cu­ti­vo eran muy posi­ti­vos, pero que en su tra­duc­ción a la prác­ti­ca, al ser muy gene­ra­lis­ta, «ha inci­di­do nega­ti­va­men­te» en la «des­le­gi­ti­ma­ción de la vio­len­cia».

Por ello, en lo prác­ti­co, de 50 accio­nes pre­vis­tas en el «Plan de Edu­ca­ción para la Paz» del tri­par­ti­to, ape­nas se man­tie­nen 8. Cator­ce des­apa­re­cen y 28 se han «refor­mu­la­do». Otras nue­ve accio­nes son total­men­te nue­vas.

Víc­ti­mas, las de ETA

El «plan de con­vi­ven­cia» sigue man­te­nien­do «la cen­tra­li­dad de las víc­ti­mas». Y, pese a que se ha habla­do mucho sobre la exten­sión del tér­mino, en la pági­na 29 que­da cla­ro que «se prio­ri­za el obje­ti­vo de la des­le­gi­ti­ma­ción de la vio­len­cia terro­ris­ta exis­ten­te en nues­tra socie­dad que, hoy en día, no es otra que la que ejer­ce ETA». Sólo una vez en 160 folios se men­cio­na al «res­to de vio­len­cias ile­gí­ti­mas», pero ni se desa­rro­lla el tér­mino.

Pue­de lla­mar la aten­ción que don­de antes se escri­bía que era nece­sa­ria la «pre­sen­cia de las víc­ti­mas» en las aulas, aho­ra se diga «la pre­sen­cia del tes­ti­mo­nio de las víc­ti­mas».

Sin embar­go, la inten­cio­na­li­dad cos­mé­ti­ca de este cam­bio ter­mi­no­ló­gi­co que­da cla­ra cuan­do en la pági­na 43 se defien­de, con los mis­mos argu­men­tos que se hacía en el borra­dor ini­cial, la nece­si­dad de «esti­mu­lar» la «pre­sen­cia físi­ca» de las víc­ti­mas en cla­se.

EA man­tie­ne su recha­zo por «par­cial e injus­to»

El por­ta­voz de EA en el Par­la­men­to de Gas­teiz, Jesús María Larra­za­bal, reite­ró ayer su recha­zo al nue­vo tex­to del Plan por con­ti­nuar sien­do «par­cial, dis­cri­mi­na­to­rio e injus­to».

El par­la­men­ta­rio de EA cri­ti­ca que el plan sólo ten­ga en cuen­ta a unas víc­ti­mas, las de ETA, lo cual «es dis­cri­mi­na­to­rio e injus­to por­que supo­ne esta­ble­cer dife­ren­tes cate­go­rías de víc­ti­mas, e inclu­so negar en deter­mi­na­dos casos la pro­pia con­di­ción de víc­ti­ma». Ade­más, acu­sa al PSE, al PNV y al PP de «dar por bue­na una tesis que es muy gra­ve y que se repi­te con insis­ten­cia a lo lar­go de todo el docu­men­to, la idea de que es nece­sa­rio un cam­bio de acti­tud de la socie­dad vas­ca ante el terro­ris­mo». A jui­cio de Larra­za­bal, «esa tesis pone al con­jun­to de la socie­dad vas­ca bajo sos­pe­cha, como si hubie­ra sido cóm­pli­ce de ETA, y eso es inacep­ta­ble».

Acu­sa a los nego­cia­do­res, «a unos y otros», de «haber exclui­do del deba­te a toda la comu­ni­dad edu­ca­ti­va, pese a ser la des­ti­na­ta­ria prin­ci­pal del plan, y tam­bién a los gru­pos polí­ti­cos» que has­ta ayer no cono­cie­ron el tex­to. GARA

Sub­ven­cio­nes y reti­ra­da de pin­ta­das se lle­van la mitad del pre­su­pues­to

El pre­su­pues­to de este plan «Con­vi­ven­cia Demo­crá­ti­ca y Des­le­gi­ti­ma­ción de la vio­len­cia» es de 6.754.100 euros para sus dos años (2010−2011) de vigen­cia.

Más de la mitad de ese pre­su­pues­to se lo lle­van las ayu­das a los ayun­ta­mien­tos para el borra­do de pin­ta­das y reti­ra­das de car­te­les (1,46 millo­nes) y las sub­ven­cio­nes para gru­pos socia­les (1,32 millo­nes) y muni­ci­pios (o,6 millo­nes) para «pro­yec­tos de edu­ca­ción para la paz y los dere­chos huma­nos». Otros 600.000 euros se des­ti­nan a sub­ven­cio­nes para AMPAs.

Una cam­pa­ña de publi­ci­dad en rela­ción a la memo­ria de las víc­ti­mas del terro­ris­mo ten­drá un cos­to de 360.000 euros.

Fuen­te: gara

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: