El «plan de con­vi­ven­cia» sigue sien­do par­te de la «estra­te­gia anti­te­rro­ris­ta» – Iña­ki Irion­do

Mien­tras el «Plan de Edu­ca­ción para la Paz y los DDHH» del ante­rior Gobierno de Lakua tenía por obje­ti­vo «una mayor con­cien­cia y enrai­za­mien­to de la cul­tu­ra de los dere­chos huma­nos y la paz en la ciu­da­da­nía», la refor­mu­la­ción dise­ña­da por el Eje­cu­ti­vo de López lo enmar­ca abier­ta­men­te en la «lucha con­tra el terro­ris­mo». Pese a los cam­bios intro­du­ci­dos, su esen­cia sigue sien­do la mis­ma que la del borra­dor ini­cial que tuvo un recha­zo fron­tal mayo­ri­ta­rio.

El nue­vo tex­to refun­di­do del plan «Con­vi­ven­cia Demo­crá­ti­ca y Des­le­gi­ti­ma­ción de la Vio­len­cia» inclu­ye pági­nas y pági­nas del «Plan de Edu­ca­ción para la Paz y los DDHH» del ante­rior Gobierno tri­par­ti­to, pero sin haber asu­mi­do nada de sus prin­ci­pios. De hecho, la sín­te­sis del pro­yec­to sigue sien­do aho­ra exac­ta­men­te la mis­ma que en el borra­dor ini­cial entre­ga­do por el Eje­cu­ti­vo de López y que fue res­pon­di­do con el recha­zo fron­tal de la opo­si­ción polí­ti­ca y la mayo­ría sin­di­cal de Edu­ca­ción. La úni­ca dife­ren­cia es que enton­ces esta sín­te­sis figu­ra­ba en la pági­na 19 y aho­ra en la 51.

Tam­bién el catá­lo­go de actua­cio­nes pre­vis­tas por los prin­ci­pa­les depar­ta­men­tos sigue sien­do esen­cial­men­te idén­ti­ca aho­ra y en el borra­dor de mar­zo. Sólo se ha eli­mi­na­do el pun­to del Depar­ta­men­to de Edu­ca­ción que pre­ten­día que los esco­la­res cele­bra­ran home­na­jes a víc­ti­mas y par­ti­ci­pa­ran en los actos del Día de la Memo­ria.

El plan de Iba­rretxe, «nega­ti­vo»

El tex­to defi­ni­ti­vo del plan, que el Gobierno de López apro­ba­rá el pró­xi­mo mar­tes, reco­ge que «for­mal­men­te» los plan­tea­mien­tos del plan del ante­rior Eje­cu­ti­vo eran muy posi­ti­vos, pero que en su tra­duc­ción a la prác­ti­ca, al ser muy gene­ra­lis­ta, «ha inci­di­do nega­ti­va­men­te» en la «des­le­gi­ti­ma­ción de la vio­len­cia».

Por ello, en lo prác­ti­co, de 50 accio­nes pre­vis­tas en el «Plan de Edu­ca­ción para la Paz» del tri­par­ti­to, ape­nas se man­tie­nen 8. Cator­ce des­apa­re­cen y 28 se han «refor­mu­la­do». Otras nue­ve accio­nes son total­men­te nue­vas.

Víc­ti­mas, las de ETA

El «plan de con­vi­ven­cia» sigue man­te­nien­do «la cen­tra­li­dad de las víc­ti­mas». Y, pese a que se ha habla­do mucho sobre la exten­sión del tér­mino, en la pági­na 29 que­da cla­ro que «se prio­ri­za el obje­ti­vo de la des­le­gi­ti­ma­ción de la vio­len­cia terro­ris­ta exis­ten­te en nues­tra socie­dad que, hoy en día, no es otra que la que ejer­ce ETA». Sólo una vez en 160 folios se men­cio­na al «res­to de vio­len­cias ile­gí­ti­mas», pero ni se desa­rro­lla el tér­mino.

Pue­de lla­mar la aten­ción que don­de antes se escri­bía que era nece­sa­ria la «pre­sen­cia de las víc­ti­mas» en las aulas, aho­ra se diga «la pre­sen­cia del tes­ti­mo­nio de las víc­ti­mas».

Sin embar­go, la inten­cio­na­li­dad cos­mé­ti­ca de este cam­bio ter­mi­no­ló­gi­co que­da cla­ra cuan­do en la pági­na 43 se defien­de, con los mis­mos argu­men­tos que se hacía en el borra­dor ini­cial, la nece­si­dad de «esti­mu­lar» la «pre­sen­cia físi­ca» de las víc­ti­mas en cla­se.

EA man­tie­ne su recha­zo por «par­cial e injus­to»

El por­ta­voz de EA en el Par­la­men­to de Gas­teiz, Jesús María Larra­za­bal, reite­ró ayer su recha­zo al nue­vo tex­to del Plan por con­ti­nuar sien­do «par­cial, dis­cri­mi­na­to­rio e injus­to».

El par­la­men­ta­rio de EA cri­ti­ca que el plan sólo ten­ga en cuen­ta a unas víc­ti­mas, las de ETA, lo cual «es dis­cri­mi­na­to­rio e injus­to por­que supo­ne esta­ble­cer dife­ren­tes cate­go­rías de víc­ti­mas, e inclu­so negar en deter­mi­na­dos casos la pro­pia con­di­ción de víc­ti­ma». Ade­más, acu­sa al PSE, al PNV y al PP de «dar por bue­na una tesis que es muy gra­ve y que se repi­te con insis­ten­cia a lo lar­go de todo el docu­men­to, la idea de que es nece­sa­rio un cam­bio de acti­tud de la socie­dad vas­ca ante el terro­ris­mo». A jui­cio de Larra­za­bal, «esa tesis pone al con­jun­to de la socie­dad vas­ca bajo sos­pe­cha, como si hubie­ra sido cóm­pli­ce de ETA, y eso es inacep­ta­ble».

Acu­sa a los nego­cia­do­res, «a unos y otros», de «haber exclui­do del deba­te a toda la comu­ni­dad edu­ca­ti­va, pese a ser la des­ti­na­ta­ria prin­ci­pal del plan, y tam­bién a los gru­pos polí­ti­cos» que has­ta ayer no cono­cie­ron el tex­to. GARA

Sub­ven­cio­nes y reti­ra­da de pin­ta­das se lle­van la mitad del pre­su­pues­to

El pre­su­pues­to de este plan «Con­vi­ven­cia Demo­crá­ti­ca y Des­le­gi­ti­ma­ción de la vio­len­cia» es de 6.754.100 euros para sus dos años (2010−2011) de vigen­cia.

Más de la mitad de ese pre­su­pues­to se lo lle­van las ayu­das a los ayun­ta­mien­tos para el borra­do de pin­ta­das y reti­ra­das de car­te­les (1,46 millo­nes) y las sub­ven­cio­nes para gru­pos socia­les (1,32 millo­nes) y muni­ci­pios (o,6 millo­nes) para «pro­yec­tos de edu­ca­ción para la paz y los dere­chos huma­nos». Otros 600.000 euros se des­ti­nan a sub­ven­cio­nes para AMPAs.

Una cam­pa­ña de publi­ci­dad en rela­ción a la memo­ria de las víc­ti­mas del terro­ris­mo ten­drá un cos­to de 360.000 euros.

Fuen­te: gara

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *