Un mal arre­glo sin acuer­do – Iña­ki Irion­do

El Gobierno cree que habien­do sal­va­do el recha­zo fron­tal del PNV podrá hacer una apli­ca­ción más «pací­fi­ca» del plan en las escue­las, mien­tras los jel­tza­les insis­ten en que no es su plan, pero se apun­tan logros como el de que se garan­ti­ce la auto­no­mía de cada cen­tro.

No ha habi­do acuer­do entre el Gobierno de López y el PNV sobre el plan. Todo ha que­da­do en un arre­glo enre­da­do por el hecho de que al no haber una vota­ción sobre el tex­to, toda la nego­cia­ción, y por lo tan­to su mate­ria­li­za­ción, se ha sali­do de la orto­do­xia acos­tum­bra­da.

El des­en­la­ce de las nego­cia­cio­nes entre el Gobierno-PSE y el PNV sobre el plan «Con­vi­ven­cia Demo­crá­ti­ca y Des­le­gi­ti­ma­ción de la Vio­len­cia» pue­de resul­tar cho­can­te. La con­se­je­ra de Edu­ca­ción, Isa­bel Celaá, encon­tró la fór­mu­la del «acuer­do sufi­cien­te». El por­ta­voz par­la­men­ta­rio jel­tza­le, Jose­ba Egi­bar, repli­có que «hay acuer­do en lo que hay acuer­do, pero no hay acuer­do en el plan». Des­de el PSE José Anto­nio Pas­tor inten­tó expli­car que ellos ven la bote­lla medio lle­na y el PNV medio vacía, pero que la can­ti­dad de líqui­do que hay es el mis­mo. Para enre­dar un poco más la made­ja, el pre­si­den­te del EBB, Iñi­go Urku­llu, dijo ayer que el plan resul­ta «satis­fac­to­rio» para su par­ti­do «en lo que afec­ta al sis­te­ma edu­ca­ti­vo», pero pre­ci­só que como plan de paz «es mejo­ra­ble y per­fec­ti­ble». Dis­pues­to a echar leña al fue­go, el secre­ta­rio gene­ral del PP de la CAV, Iña­ki Oyar­zá­bal, sen­ten­ció que el PNV «no estu­vo a la altu­ra de las cir­cuns­tan­cias en la lucha con­tra el terro­ris­mo cuan­do gober­nó y no lo está en la opo­si­ción». Y la por­ta­voz del Eje­cu­ti­vo auto­nó­mi­co, Idoia Men­dia, resal­tó que este plan ten­drá un con­sen­so mayor que el ante­rior, que se ajus­ta tan­to a sus prin­ci­pios fun­da­men­ta­les como a las peti­cio­nes que les había hecho lle­gar Iñi­go Urku­llu y que, por lo tan­to, «el PNV ten­drá que expli­car por qué no lo acep­ta».

La solu­ción de este gali­ma­tías se encuen­tra, entre otras cosas, en la fór­mu­la de tra­mi­ta­ción del plan, que no exi­ge vota­ción y, por lo tan­to, per­mi­te arre­glos en los cua­les cada par­te pue­de hacer su pro­pio catá­lo­go de pros y con­tras de los que acen­tua­rá aque­llo que con­si­de­re más apro­pia­do para sus intere­ses.

En este caso, pue­de decir­se que el Gobierno ha con­se­gui­do que el plan pue­da apro­bar­se sin tener el recha­zo fron­tal del PNV, inter­pre­tan­do que así con­se­gui­rá una apli­ca­ción «más pací­fi­ca» del mis­mo en las escue­las. Entre tan­to, el PNV insis­te en que este no es su plan, que está «des­en­fo­ca­do», pero pre­sen­ta como una vic­to­ria pro­pia el que se haya reco­no­ci­do la vali­dez del plan del Eje­cu­ti­vo ante­rior, que se haya aten­di­do a deman­das del Con­se­jo Esco­lar y, sobre todo, que se reco­noz­ca la auto­no­mía de cada cen­tro a la hora de poner en prác­ti­ca aspec­tos del plan tan espi­no­sos como la for­ma de tras­la­dar los tes­ti­mo­nios de víc­ti­mas a las aulas.

A la espe­ra de cono­cer el docu­men­to en su inte­gri­dad para ana­li­zar­lo más en pro­fun­di­dad, lo que sí pue­de ade­lan­tar­se es que la ges­tión de su redac­ción ha sido nefas­ta y que, por lo que se sabe de él, nace ya sien­do vie­jo. El pri­mer borra­dor pre­sen­ta­do por el Gobierno con el vis­to bueno del PP par­tía de la «estra­te­gia anti­te­rro­ris­ta» del Pac­to gober­nan­te, que pre­ten­de aca­bar no sólo con la vio­len­cia de ETA sino, sobre todo, con sus obje­ti­vos polí­ti­cos. En cohe­ren­cia con esa posi­ción, la pre­sen­ta­ción del tex­to a los gru­pos par­la­men­ta­rios la hizo el con­se­je­ro de Inte­rior, Rodol­fo Ares, y su expli­ca­ción a los medios corrió a car­go del núcleo duro de Lehen­da­ka­ritza, que insis­tió en que este plan sus­ti­tuía al del Eje­cu­ti­vo ante­rior. Su implan­ta­ción se pre­sen­tó sin disi­mu­lo como una «deci­sión polí­ti­ca», mien­tras que a la par el pre­si­den­te del PP de la CAV, Anto­nio Basa­goi­ti, lan­za­ba a los cua­tro vien­tos la idea de que el plan se apro­ba­ría «sí o sí».

La pri­me­ra lec­ción que el Gabi­ne­te de López pudo sacar de su arran­que con este plan es que tener ase­gu­ra­da la mayo­ría de esca­ños en el Par­la­men­to de Gas­teiz no garan­ti­za la acep­ta­ción social de su doc­tri­na. El plan se encon­tró con el recha­zo fron­tal de todos los gru­pos de la opo­si­ción y de la mayo­ría de los sin­di­ca­tos de la Edu­ca­ción, y con una lec­tu­ra muy crí­ti­ca del Con­se­jo Esco­lar de Eus­ka­di.

En esas con­di­cio­nes, el Gobierno nece­si­ta­ba limar aspe­re­zas. Pri­me­ro tuvo que hacer un reajus­te interno. La batu­ta pasó del área de Inte­rior a la de Edu­ca­ción y se abrió una vía de nego­cia­ción con el PNV, par­ti­do mayo­ri­ta­rio en la Cáma­ra auto­nó­mi­ca.

La nego­cia­ción, pro­ba­ble­men­te, nun­ca tuvo el obje­ti­vo de lograr un acuer­do sobre un tex­to con­sen­sua­do que las par­tes refren­da­ran con su fir­ma a pie de pági­na. El Gobierno nece­si­ta­ba reba­jar el recha­zo polí­ti­co fron­tal del con­jun­to del aber­tza­lis­mo e inten­tar garan­ti­zar­se una apli­ca­ción más tran­qui­la del plan en las aulas. El PNV dio mues­tras al prin­ci­pio de estar incó­mo­do en la opo­si­ción radi­cal en una mate­ria que afec­ta­ba a «las víc­ti­mas» y des­pués pasó a argu­men­tar que, ya que el plan iba a apro­bar­se «sí o sí», era con­ve­nien­te sal­var unos míni­mos como los defen­di­dos por el Con­se­jo Esco­lar.

A par­tir de ahí, toda la nego­cia­ción ha teni­do mucho de «gue­rra mediá­ti­ca», en la que han que­da­do paten­tes las caren­cias que el PNV tie­ne en este cam­po des­de que per­dió el con­trol de EITB.

El arre­glo alcan­za­do, al final, se intu­ye malo. Por­que, como reco­no­ce el PNV, par­te de una visión uni­la­te­ral de la reali­dad y la his­to­ria de este país, y los vicios de ori­gen no son fáci­les de corre­gir. Aun­que siem­pre que­da­rá el recur­so al «pase foral» en las escue­las.

fuen­te: Gara

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *