El impe­rio y la gue­rra. Fidel Cas­tro. Por Cubadebate.

Hace dos días, en bre­ves pala­bras, seña­lé que el impe­ria­lis­mo no podía resol­ver el gra­ví­si­mo pro­ble­ma del con­su­mo de estu­pe­fa­cien­tes que azo­ta a la pobla­ción del mun­do. Hoy deseo abor­dar otro tema a mi jui­cio de gran trascendencia.

El actual peli­gro de que Corea del Nor­te sea ata­ca­da por Esta­dos Uni­dos, a par­tir del recien­te inci­den­te que tuvo lugar en las aguas de ese país, tal vez pue­da evi­tar­se si el Pre­si­den­te de la Repú­bli­ca Popu­lar Chi­na deci­de uti­li­zar el dere­cho de veto, pre­rro­ga­ti­va que no le gus­ta en abso­lu­to a ese país ejer­cer en los acuer­dos que se dis­cu­ten en el Con­se­jo de Segu­ri­dad de Nacio­nes Unidas.

Exis­te un segun­do y más gra­ve pro­ble­ma para el cual Esta­dos Uni­dos no tie­ne res­pues­ta posi­ble: el con­flic­to crea­do en torno a Irán. Es algo que se veía venir cla­ra­men­te des­de que el Pre­si­den­te Barack Oba­ma pro­nun­ció su dis­cur­so el 4 de junio de 2009 en la Uni­ver­si­dad Islá­mi­ca de Al-Azhar, en El Cairo.

En una Refle­xión que escri­bí enton­ces, cua­tro días más tar­de, cuan­do dis­pu­se de una copia ofi­cial del dis­cur­so, uti­li­cé nume­ro­sas citas para ana­li­zar la impor­tan­cia del mis­mo. Seña­la­ré un núme­ro de ellas.

“Nos con­gre­ga­mos en un momen­to de ten­sión entre Esta­dos Uni­dos y musul­ma­nes alre­de­dor del mundo…”

“…el colo­nia­lis­mo les negó dere­chos y opor­tu­ni­da­des a muchos musulmanes,…la Gue­rra Fría a menu­do uti­li­za­ba a los paí­ses de mayo­ría musul­ma­na como agen­tes, sin tener en cuen­ta sus aspi­ra­cio­nes pro­pias.” Impre­sio­na­ban real­men­te ese y otros razo­na­mien­tos en boca de un Pre­si­den­te afro­ame­ri­cano, que pare­cían ver­da­des evi­den­tes como las con­te­ni­das en la Decla­ra­ción de Phi­la­delphia el 4 de julio de 1776.

“He veni­do aquí a bus­car un nue­vo comien­zo para Esta­dos Uni­dos y musul­ma­nes alre­de­dor del mun­do, que se base en intere­ses mutuos y el res­pe­to mutuo…”

“Como nos dice el Sagra­do Corán, ‘ten­gan con­cien­cia de Dios y digan siem­pre la verdad.’”

“…es par­te de mi res­pon­sa­bi­li­dad como Pre­si­den­te de Esta­dos Uni­dos luchar con­tra los este­reo­ti­pos nega­ti­vos del Islam don­de­quie­ra que surjan.”

Con­ti­nuó así des­gra­nan­do temas esca­bro­sos del uni­ver­so de con­tra­dic­cio­nes inso­lu­bles que envuel­ven la polí­ti­ca de Esta­dos Unidos.

“En medio de la Gue­rra Fría, Esta­dos Uni­dos desem­pe­ñó un papel en el derro­ca­mien­to de un gobierno ira­ní ele­gi­do democráticamente.”

“Des­de la Revo­lu­ción Islá­mi­ca, Irán ha desem­pe­ña­do un papel en secues­tros y actos de vio­len­cia con­tra mili­ta­res y civi­les estadounidenses.”

“Los estre­chos víncu­los de Esta­dos Uni­dos con Israel son muy cono­ci­dos. Este víncu­lo es inquebrantable.”

“Muchos espe­ran, en cam­pa­men­tos para refu­gia­dos en la Ribe­ra Occi­den­tal, Gaza y tie­rras ale­da­ñas, una vida de paz y segu­ri­dad que nun­ca han tenido.”

Hoy sabe­mos que sobre la pobla­ción de Gaza cae con fre­cuen­cia una llu­via de fós­fo­ro vivo y otros com­po­nen­tes inhu­ma­nos y crue­les, lan­za­dos sobre la Fran­ja, con furia ver­da­de­ra­men­te nazi fas­cis­ta. No obs­tan­te, las afir­ma­cio­nes de Oba­ma pare­cían vibran­tes y en oca­sio­nes sin­ce­ras, en tan­to las iba repi­tien­do una y otra vez, en medio de febril corre corre por el mun­do, don­de­quie­ra que a su hora pro­gra­ma­da lle­ga­ba el avión núme­ro uno de la Fuer­za Aérea de Esta­dos Unidos.

Ayer 31 de mayo, la comu­ni­dad inter­na­cio­nal fue con­mo­cio­na­da con el asal­to, en aguas inter­na­cio­na­les a dece­nas de millas de la cos­ta de Gaza, de casi un cen­te­nar de sol­da­dos de las fuer­zas espe­cia­les de Israel, que des­cen­die­ron des­de heli­cóp­te­ros en horas de la madru­ga­da, dis­pa­ran­do fre­né­ti­ca­men­te con­tra cen­te­na­res de pací­fi­cas per­so­nas de diver­sas nacio­na­li­da­des, cau­sán­do­les ­­-­según infor­ma­cio­nes de pren­sa- no menos de 20 muer­tos y dece­nas de heri­dos. Entre las per­so­nas ata­ca­das, que trans­por­ta­ban mer­can­cías para los pales­ti­nos sitia­dos en su pro­pia Patria, había ciu­da­da­nos norteamericanos.

Cuan­do Oba­ma habló en la Uni­ver­si­dad Islá­mi­ca de Al-Azhar del “derro­ca­mien­to de un gobierno ira­ní ele­gi­do demo­crá­ti­ca­men­te” e inme­dia­ta­men­te aña­dió que “Des­de la Revo­lu­ción Islá­mi­ca, Irán ha desem­pe­ña­do un papel en secues­tros y actos de vio­len­cia con­tra mili­ta­res y civi­les…”, se refe­ría al movi­mien­to revo­lu­cio­na­rio pro­mo­vi­do por el Aya­to­llah Ruho­llah Jomei­ni, que des­de París, sin una sola arma, aplas­tó a las Fuer­zas Arma­das del más pode­ro­so gen­dar­me con que Esta­dos Uni­dos con­ta­ba en el Sur de Asia. Era muy difí­cil que la más pode­ro­sa poten­cia del mun­do resis­tie­ra la ten­ta­ción de ins­ta­lar allí una de sus bases mili­ta­res, al Sur de la URSS.

Hace ya más de cin­co déca­das, Esta­dos Uni­dos había aplas­ta­do otra Revo­lu­ción abso­lu­ta­men­te demo­crá­ti­ca, cuan­do derro­có el gobierno ira­ní de Moham­mad Mos­sa­degh. Este fue elec­to Pri­mer Minis­tro de Irán el 24 de abril de 1951. El sena­do apro­bó la nacio­na­li­za­ción del petró­leo, que había sido su ban­de­ra de lucha, el 1 de mayo de ese mis­mo año. “Nues­tros lar­gos años de nego­cia­cio­nes con paí­ses extran­je­ros ‑decla­ró- no han dado resul­ta­do has­ta aquí.”

Es obvio que se esta­ba refi­rien­do a las gran­des poten­cias capi­ta­lis­tas, que con­tro­lan la eco­no­mía mun­dial. Irán tomó pose­sión de las ins­ta­la­cio­nes ante la intran­si­gen­cia de la Bri­tish Petro­leum, que enton­ces se lla­ma­ba Anglo-Ira­nian Oil Company.

El país no tenía posi­bi­li­da­des de for­mar téc­ni­cos. Gran Bre­ta­ña había reti­ra­do su per­so­nal cali­fi­ca­do, y res­pon­di­do con blo­queos de pie­zas y mer­ca­dos. Envió su flo­ta de gue­rra en zafa­rran­cho de com­ba­te al país. Como resul­ta­do, la pro­duc­ción petro­le­ra de Irán dis­mi­nu­yó de 241,4 millo­nes de barri­les en 1952, a 10,6 en 1953. En esas favo­ra­bles con­di­cio­nes la CIA orga­ni­zó el gol­pe de Esta­do que derro­có a Mos­sa­degh, has­ta su muer­te que tuvo lugar tres años des­pués. La monar­quía fue res­ta­ble­ci­da y un pode­ro­so alia­do de Esta­dos Uni­dos ascen­dió al poder en Irán.

Esta­dos Uni­dos no ha hecho otra cosa con los demás paí­ses que no sea eso; des­de que se creó esa nación en los sue­los más ricos del pla­ne­ta, no res­pe­tó nun­ca los dere­chos de los pobla­do­res indí­ge­nas que allí vivie­ron duran­te mile­nios y de los negros que fue­ron impor­ta­dos como escla­vos por los colo­ni­za­do­res ingleses.

Estoy segu­ro, sin embar­go, de que millo­nes de nor­te­ame­ri­ca­nos inte­li­gen­tes y hones­tos com­pren­den estas verdades.

El Pre­si­den­te Oba­ma pue­de pro­nun­ciar cien­tos de dis­cur­sos, tra­tan­do de con­ci­liar con­tra­dic­cio­nes que son incon­ci­lia­bles en detri­men­to de la ver­dad, soñar con la magia de sus fra­ses bien arti­cu­la­das, mien­tras hace con­ce­sio­nes a per­so­na­li­da­des y gru­pos caren­tes total­men­te de éti­ca, y dibu­jar mun­dos de fan­ta­sías que sólo caben en su cabe­za y que ase­so­res sin escrú­pu­lo, cono­cien­do las ten­den­cias suyas, siem­bran en su mente.

Dos pre­gun­tas obli­ga­das: ¿podrá Oba­ma dis­fru­tar las emo­cio­nes de una segun­da elec­ción pre­si­den­cial sin que el Pen­tá­gono o el Esta­do de Israel, que en su com­por­ta­mien­to no aca­ta en nada las deci­sio­nes de Esta­dos Uni­dos, uti­li­cen sus armas nuclea­res en Irán? ¿Cómo será la vida en nues­tro pla­ne­ta des­pués de eso?

Fidel Cas­tro Ruz
Junio 1 de 2010
11 y 35 a.m.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.