¡Deci­da­mos des­de hoy! – Decla­ra­ción de la Nazio Bil­tza­rra de LAB

01 (1)

La situa­ción polí­ti­ca y eco­nó­mi­ca en Eus­kal Herria deman­da una refle­xión sere­na y pro­fun­da por par­te de los agen­tes polí­ti­cos, sin­di­ca­les y socia­les con vis­tas a encau­zar medi­das estruc­tu­ra­les que garan­ti­cen los intere­ses de la mayo­ría social tra­ba­ja­do­ra en el mar­co del desa­rro­llo de la nación vas­ca.

La cri­sis eco­nó­mi­ca pro­vo­ca­da por la pira­te­ría explo­ta­do­ra y espe­cu­la­do­ra del mode­lo neo­li­be­ral capi­ta­lis­ta y patriar­cal está pro­vo­can­do gra­ves con­se­cuen­cias que se tra­du­cen en des­em­pleo, ero­sión de dere­chos socia­les y labo­ra­les… que afec­tan a una cla­se tra­ba­ja­do­ra con­ver­ti­da en víc­ti­ma de la ava­ri­cia sin lími­tes de gru­pos finan­cie­ros y empre­sas mul­ti­na­cio­na­les, aumen­tan­do tam­bién la bre­cha de des­igual­da­des entre hom­bres y muje­res.

Mien­tras los cau­san­tes de la cri­sis han reci­bi­do el auxi­lio eco­nó­mi­co de gobier­nos a cos­ta del era­rio públi­co con el obje­ti­vo de rege­ne­rar el mis­mo mode­lo de explo­ta­ción y con­trol eco­nó­mi­co, mien­tras las gran­des enti­da­des finan­cie­ras y mul­ti­na­cio­na­les siguen ganan­do enor­mes can­ti­da­des de dine­ro y eva­dién­do­lo de la fis­ca­li­dad a tra­vés de los lega­li­za­dos paraí­sos fis­ca­les… a los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras se nos ven­de el dis­cur­so de la «nece­si­dad de esfuer­zo colec­ti­vo», de «apre­tar­nos el cin­tu­rón», con una nue­va vuel­ta de tuer­ca en for­ma de recor­te de sala­rios, pen­sio­nes y dere­chos socio­la­bo­ra­les. La hipo­cre­sía de los gobier­nos no tie­ne lími­te.

En los esta­dos espa­ñol y fran­cés la reper­cu­sión de esta cri­sis sigue azo­tan­do las eco­no­mías fami­lia­res, los dere­chos socia­les y labo­ra­les, tan­to en Hego Eus­kal Herria como en Ipar Eus­kal Herria, incre­men­ta­da por las polí­ti­cas adop­ta­das por Sar­kozy y Zapa­te­ro. Unos gobier­nos títe­res del capi­tal inter­na­cio­nal y prue­ba empí­ri­ca de la adul­te­ra­ción de las lla­ma­das demo­cra­cias par­la­men­ta­rias ante la sumi­sión de los eje­cu­ti­vos de ambos esta­dos a los dic­ta­dos de los núcleos fác­ti­cos eco­nó­mi­cos diri­gi­dos por el FMI y orga­nis­mos sub­ven­cio­na­dos por el capi­tal finan­cie­ro espe­cu­la­ti­vo.

Las rece­tas eco­nó­mi­cas ema­na­das de unos clubs fác­ti­co-eco­nó­mi­cos fue­ra del con­trol de la ciu­da­da­nía están sien­do apli­ca­das por los dife­ren­tes gobier­nos acen­tuan­do los efec­tos nega­ti­vos de la cri­sis en amplios sec­to­res de las capas popu­la­res. El ejem­plo más pal­pa­ble de esta sumi­sión y subor­di­na­ción se ha refle­ja­do en las recien­tes medi­das de ajus­te plan­tea­das por el Gobierno espa­ñol a reque­ri­mien­to de esos pode­res del mer­ca­do inter­na­cio­nal.

Unas medi­das dra­co­nia­nas de ajus­te en una socie­dad azo­ta­da por el des­em­pleo y enor­mes des­equi­li­brios eco­nó­mi­cos y socia­les. Unas medi­das, vía decre­to-ley, con­tra los sec­to­res más des­pro­te­gi­dos.

En este con­tex­to, la inefi­ca­cia de unas ins­ti­tu­cio­nes auto­nó­mi­cas con­ver­ti­das en ter­mi­na­les del Gobierno de Madrid pone de relie­ve su ago­ta­mien­to polí­ti­co para res­pon­der a los intere­ses de los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras vas­cas.

Los par­la­men­tos en Gas­teiz e Iru­ñea se pre­sen­tan como sucur­sa­les admi­nis­tra­ti­vas del Esta­do sin poder ni capa­ci­dad algu­na para abor­dar medi­das eco­nó­mi­cas y socia­les sus­tan­ti­vas dan­do pro­ta­go­nis­mo real a los agen­tes socia­les y con­jun­to del ámbi­to ins­ti­tu­cio­nal. Y, por si fue­ra poco, a la ciu­da­da­nía vas­ca se le plan­tea abor­dar deu­das que no ha crea­do, pre­ten­dien­do que sufra­gue­mos los agu­je­ros eco­nó­mi­cos pro­vo­ca­dos por el«ladri­lla­zo» espa­ñol, la corrup­ción masi­va y la cul­tu­ra del pelo­ta­zo; en defi­ni­ti­va, que pague­mos la quie­bra de «Espa­ña S.A.»


La ver­bo­rrea bara­ta de los eje­cu­ti­vos auto­nó­mi­cos ha que­da­do liqui­da­da vía decre­to-ley, dejan­do en evi­den­cia el dis­cur­so fari­seo de López y Sanz, des­nu­dan­do la men­ti­ra del supues­to dia­lo­go social y la estra­te­gia de CCOO y UGT y dan­do la razón a las posi­cio­nes que la mayo­ría sin­di­cal vas­ca vie­ne defen­dien­do des­de el ini­cio de la cri­sis.

Con todo ello, el Nazio Bil­tza­rra de LAB vuel­ve a cons­ta­tar la inva­li­dez del actual mar­co auto­nó­mi­co para defen­der nues­tros dere­chos eco­nó­mi­cos, labo­ra­les y socia­les. El mode­lo auto­nó­mi­co es sinó­ni­mo de subor­di­na­ción e impo­si­ción cons­ti­tu­yén­do­se en un frau­de a la volun­tad de la ciu­da­da­nía, a la posi­bi­li­dad de cons­truir la nación vas­ca en tér­mi­nos eco­nó­mi­cos y socia­les. El mode­lo auto­nó­mi­co anu­la la par­ti­ci­pa­ción real del sin­di­ca­lis­mo y la cla­se tra­ba­ja­do­ra en la deter­mi­na­ción de las polí­ti­cas labo­ra­les y socia­les con­vir­tien­do el «diá­lo­go social vas­co» en un apén­di­ce sub­si­dia­rio de un ámbi­to espa­ñol don­de CCOO, UGT y la CEOE deci­den a su anto­jo.

Hoy se pue­de cons­ta­tar la tram­pa polí­ti­ca de un esta­tu­tis­mo que sólo sir­ve para dupli­car admi­nis­tra­cio­nes, crear un enor­me ejér­ci­to de altos car­gos polí­ti­cos para ali­men­tar intere­ses de par­ti­do, favo­re­cer un clien­te­lis­mo empre­sa­rial a la som­bra de las ins­ti­tu­cio­nes, desa­rro­llar pro­yec­tos faraó­ni­cos para engor­dar intere­ses pri­va­dos… pero lue­go no se pue­de deci­dir sobre las pen­sio­nes, las nor­ma­ti­vas labo­ra­les, las ayu­das al des­em­pleo, la for­ma­ción, el SMI, el des­em­pleo, la res­pon­sa­bi­li­dad del cui­da­do de las per­so­nas… y nos impo­nen un TAV que, ade­más de un aten­ta­do eco­ló­gi­co, sig­ni­fi­ca un gas­to públi­co enor­me e inne­ce­sa­rio.

Así pues, la cri­sis eco­nó­mi­ca está acen­tuan­do la cri­sis del mode­lo polí­ti­co-auto­nó­mi­co evi­den­cian­do la nece­si­dad de un cam­bio polí­ti­co y social pivo­ta­do en el res­pe­to al ámbi­to vas­co de deba­te y deci­sión. Los hom­bres y muje­res de Eus­kal Herria no que­re­mos ser suje­to de impo­si­ción sino due­ños de nues­tro futu­ro ins­ti­tu­cio­nal y eco­nó­mi­co para abor­dar el futu­ro en todas sus dimen­sio­nes.

La tran­si­ción está ago­ta­da y el aber­tza­lis­mo no pue­de seguir ancla­do en el actual mar­co jurí­di­co-polí­ti­co. Los mar­cos auto­no­mis­tas no solo no han con­se­gui­do asi­mi­lar al aber­tza­lis­mo sino que esta­mos en con­di­cio­nes de for­zar un cam­bio polí­ti­co y social des­de el res­pe­to a la volun­tad mayo­ri­ta­ria de la socie­dad vas­ca. La volun­tad polí­ti­ca de Eus­kal Herria no cabe en el actual o refor­ma­do mar­co esta­tu­ta­rio. Apos­ta­mos y exi­gi­mos una segun­da tran­si­ción polí­ti­ca en Hego Eus­kal Herria y una nue­va ins­ti­tu­cio­na­li­za­ción en Ipar Eus­kal Herria en el mar­co de una nue­va fase glo­bal en el pro­ce­so de libe­ra­ción nacio­nal y social. Una fase con una base común: res­pe­to al mar­co vas­co de deci­sión polí­ti­ca y eco­nó­mi­ca.

Por eso, ante un esce­na­rio de cri­sis gene­ra­li­za­da del mode­lo polí­ti­co y eco­nó­mi­co impues­to por los Esta­dos a nues­tro pue­blo, mira­mos al futu­ro de Eus­kal Herria, al futu­ro de nues­tra eco­no­mía y polí­ti­cas socia­les, al futu­ro y bien­es­tar de la cla­se tra­ba­ja­do­ra, con refe­ren­cias refor­za­das en vir­tua­li­dad y poten­cia­li­dad. La sobe­ra­nía ple­na en la sen­da inde­pen­den­tis­ta es una nece­si­dad colec­ti­va.

LAB se reafir­ma en su posi­ción estra­té­gi­ca inde­pen­den­tis­ta y asu­me el com­pro­mi­so de situar al inde­pen­den­tis­mo como carril cen­tral de la polí­ti­ca vas­ca en el pró­xi­mo dece­nio. Un inde­pen­den­tis­mo como pro­pues­ta de país en cohe­sión ins­ti­tu­cio­nal, cul­tu­ral y social, apor­tan­do con humil­dad y soli­da­ri­dad a Euro­pa y a la comu­ni­dad inter­na­cio­nal. Un inde­pen­den­tis­mo para impul­sar cohe­sión social des­de el repar­to de la rique­za, para fre­nar a los espe­cu­la­do­res y desa­rro­llar inver­sión pro­duc­ti­va, para impul­sar un sec­tor públi­co indus­trial, finan­cie­ro y social.

Así pues, el obje­ti­vo del Esta­do Vas­co está intrín­se­ca­men­te liga­do a un pro­yec­to eco­nó­mi­co y social que desa­rro­lle nues­tras poten­cia­li­da­des des­de un pris­ma inte­gral pro­pio y siem­pre diri­gi­do a la mejo­ra equi­ta­ti­va de las con­di­cio­nes de vida de todos los ciu­da­da­nos y ciu­da­da­nas. Esta­mos con­ven­ci­dos de que el espa­cio socio­eco­nó­mi­co vas­co, des­de la cons­ti­tu­ción de un Esta­do, tie­ne una gran vir­tua­li­dad y poten­cia­li­dad estra­té­gi­ca.

Afir­ma­mos, por tan­to, que la cons­ti­tu­ción del Esta­do Vas­co no va con­tra nadie. No que­re­mos muros en el Ebro o en al Adour. Que­re­mos com­par­tir, coope­rar… des­de el desa­rro­llo, en todas sus dimen­sio­nes, de un pro­yec­to nacio­nal vas­co.

En esta refe­ren­cia estra­té­gi­ca, LAB segui­rá exi­gien­do con inme­dia­tez pasos y medi­das para ir con­for­man­do un Espa­cio Socio­eco­nó­mi­co y un Mar­co Vas­co de Rela­cio­nes Labo­ra­les como herra­mien­tas indis­pen­sa­bles para ir deba­tien­do y deci­dien­do en Eus­kal Herria el futu­ro de nues­tros intere­ses eco­nó­mi­cos y socia­les. Por eso, la con­vo­ca­to­ria de movi­li­za­ción nacio­nal el 12 de junio quie­re denun­ciar las impo­si­cio­nes del Gobierno Zapa­te­ro pero, así mis­mo, deman­dar que Eus­kal Herria no quie­re ser una mario­ne­ta en manos de los Gobier­nos de Madrid y París, sino una nación sobe­ra­na para cons­truir su pro­pio mode­lo eco­nó­mi­co y socio­la­bo­ral.

Con todo ello, el Nazio Bil­tza­rra de LAB se reafir­ma en su com­pro­mi­so y dis­po­si­ción de ser par­te de un gran movi­mien­to popu­lar inde­pen­den­tis­ta y de cam­bio social.
Un movi­mien­to que se iden­ti­fi­que con cam­bio y futu­ro, con com­pro­mi­so y rebel­día, con dig­ni­dad, cohe­ren­cia e igual­dad de dere­chos y opor­tu­ni­da­des entre hom­bres y muje­res.

En ese sen­ti­do, con­si­de­ra­mos nece­sa­rio abrir una nue­va fase polí­ti­ca en el pro­ce­so de libe­ra­ción nacio­nal y social. Hemos rea­li­za­do un impor­tan­te reco­rri­do en tér­mi­nos de pro­ce­so polí­ti­co. Es momen­to de capi­ta­li­zar en una acu­mu­la­ción y acti­va­ción de fuer­zas sobe­ra­nis­tas para encau­zar la reso­lu­ción del con­flic­to e impul­sar la evo­lu­ción de los actua­les mar­cos jurí­di­co-polí­ti­cos en la sen­da inde­pen­den­tis­ta. Por lo tan­to, el sin­di­ca­to LAB está dis­pues­to a copar­ti­ci­par en una bata­lla estra­té­gi­ca que está ya pre­sen­te.

Naci­mos como sin­di­ca­to aber­tza­le, inde­pen­den­tis­ta y socia­lis­ta y hoy nos con­gra­tu­la­mos de ver como el pro­yec­to inde­pen­den­tis­ta es una reali­dad obje­ti­va en bases y posi­bi­li­da­des de evo­lu­ción. Ani­ma­mos a los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras de Eus­kal Herria a par­ti­ci­par en el acto nacio­nal que LAB ha con­vo­ca­do el 5 de junio en Iru­ñea y a orga­ni­zar­se, acti­var­se y com­pro­me­ter­se de mane­ra per­ma­nen­te en la con­se­cu­ción de estos obje­ti­vos.

Nazio Bil­tza­rra
Eus­kal Herria, 1 de junio de 2010

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *