Elec­cio­nes en Colom­bia: La far­sa acom­pa­ña­da de frau­de se cum­plió

Es la his­to­ria elec­to­re­ra colom­bia­na. Razón tenían las Farc al lla­mar al pue­blo colom­biano a no votar. Defi­ni­ti­va­men­te son los que mejor inter­pre­tan las tram­pas y marru­llas de la oli­gar­quía crio­lla y de Washing­ton.
Pasa­da la pri­me­ra vuel­ta, con frau­de, com­pra de votos, pro­se­li­tis­mo para­mi­li­tar y mili­tar con acuar­te­la­mien­to de pri­mer gra­do, ador­na­da con toda cla­se de deli­tos con­tra el legi­ti­mo dere­cho al voto ciu­da­dano ima­gi­na­bles, y que des­de hace 50 años se vie­ne rea­li­zan­do en Colom­bia con el nom­bre de “Con­tien­da Demo­crá­ti­ca.
Mon­ta­ron un bufón de con­trin­can­te para legi­ti­mar su far­sa & frau­de. Un neo­li­be­ral ordi­na­rio com­pi­tien­do con otro neo­li­be­ral de aca­de­mia. Este últi­mo sin la maqui­na­ria e infla­do y mali­cio­sa­men­te por la mass-media. Al final chu­za­do para disi­mu­lar lo pre­su­pues­ta­do en el día de ayer.
Lo de resal­tar sin pre­ten­der decir “del aho­ga­do el som­bre­ro”. Quin­ce millo­nes de colom­bia­nos regis­tra­dos y aptos para votar no lo hicie­ron. Una peli­gro­sa masa de incon­for­mes no deja­rá dor­mir al suce­sor de Álva­ro Uri­be Vélez.
Algu­nos han reco­no­ci­do su incon­se­cuen­cia, echán­do­le la cul­pa a los demás, con el cuen­to chim­bo de que las “uvas están ver­des y el cora­zón de los colom­bia­nos no está aún abier­to a los cam­bios socia­les”. Ni siquie­ra saca­ron los votos, de la lla­ma­da con­sul­ta inter­na de la Izquier­da.
Con ante­la­ción alla­na­ron el camino al inte­rior del Polo para sacar de la con­tien­da al pro­fe­sor Gavi­ria. Lo des­pres­ti­gia­ron des­po­tri­ca­ron has­ta que can­sa­do de las pro­vo­ca­cio­nes e insul­tos renun­ció dejan­do tira­dos a la “bue­na de díos” a sus copar­ti­da­rios. La oli­gar­quía pre­ci­sa­ba de un per­so­na­je mol­dea­ble a ima­gen y seme­jan­za del post uri­bis­mo. A fe que lo logra­ron. Gus­ta­vo Petro sí tie­ne ver­güen­za ipso fac­to debe renun­ciar.
Simul­tá­nea­men­te inten­si­fi­ca­ron la arre­me­ti­da mili­tar con­tra las Farc con toda la tec­no­lo­gía grin­ga, dóla­res del nar­co­trá­fi­co, pro­pa­gan­da vir­tual 24 horas inten­tan­do demos­trar la des­truc­ción de la insur­gen­cia. La fero­ci­dad del esta­ble­ci­mien­to en con­tra de las libe­ra­cio­nes uni­la­te­ra­les está liga­da a la cam­pa­ña de silen­ciar a la ver­da­de­ra opo­si­ción en el país.
Los enfren­ta­mien­tos de las últi­mas sema­nas seña­lan todo lo con­tra­rio. Una gue­rri­lla dis­pues­ta a enfren­tar, en lo polí­ti­co y mili­tar al gobierno entran­te. No impor­ta el que impon­ga Washing­ton.
La tra­ge­dia colom­bia­na es para estu­diar­la y asi­mi­lar­la. A la UP la masa­cra­ron en la déca­da de los ochen­ta. Un pro­yec­to revo­lu­cio­na­rio pro­pues­to por las Farc pro­duc­to de los acuer­dos de La Uri­be en el año de 1984. Diri­gi­do por un des­ta­ca­men­to de hom­bres pro­bos y de cora­je. Por ello los mata­ron. Res­ta decir. La Nue­va Colom­bia ni se cons­tru­ye en el nar­co­pa­la­cio ni en las sen­ti­nas del con­gre­so. La calle y mon­ta­ñas son nues­tras al com­pás del pue­blo orga­ni­za­do.
Sena­do­ra colom­bia­na Pie­dad Cór­do­ba ase­gu­ró que votos de Moc­kus fue­ron fic­ti­cios
Tele­SUR
La sena­do­ra colom­bia­na opo­si­to­ra, Pie­dad Cór­do­ba, tras cono­cer­se el pri­mer resul­ta­do irre­ver­si­ble de las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les cele­bra­das este domin­go en su país en pri­me­ra vuel­ta, ase­gu­ró que los votos logra­dos por el can­di­da­to del Par­ti­do Ver­de, Anta­nas Moc­kus, quien irá a segun­da ron­da con el aspi­ran­te de Gobierno, Juan Manuel San­tos, fue­ron fic­ti­cios y mediá­ti­cos.
«El esta­ble­ci­mien­to creó un can­di­da­to como Moc­kus para legi­ti­mar elec­cio­nes. [email protected] sabe­mos que fue fic­ti­cio y mediá­ti­co su cre­ci­mien­to», dijo Cór­do­ba a tra­vés de su cuen­ta en Twit­ter.
La sena­do­ra remar­ca que fue «fic­ti­cio y mediá­ti­co» su cre­ci­mien­to, pues antes de la jor­na­da elec­to­ral, las encues­tas reve­la­ban un empa­te téc­ni­co entre el can­di­da­to San­tos y su rival Moc­kus, sin embar­go, la cita elec­to­ral de este domin­go, dio una dife­ren­cia abis­mal entre ambos aspi­ran­tes.
La encues­ta­do­ra pri­va­da, Ipsos Napo­león Fran­co seña­ló que el ex minis­tro de Defen­sa colom­biano, Juan Manuel San­tos, iba a obte­ner un 34 por cien­to, mien­tras que Moc­kus, un 32.
No obs­tan­te, en la pri­me­ra vuel­ta cele­bra­da este domin­go, San­tos alcan­zó 46,56 por cien­to y el Anta­nas Moc­kus 21,5 por cien­to, según los datos ofi­cia­les ofre­ci­dos por la Regis­tra­du­ría Nacio­nal del Esta­do Civil, tras escru­tar el 99,71 por cien­to de los votos.
Al res­pec­to, el ex emba­ja­dor de Vene­zue­la en Colom­bia, Pavel Ron­dón, indi­có en entre­vis­ta exclu­si­va a tele­SUR que «lla­ma la aten­ción que de una dife­ren­cia de dos pun­tos se pase a una dife­ren­cia inclu­so mayor a 20 pun­tos».
Recor­dó que toda­vía, des­pués de más de dos meses de las elec­cio­nes par­la­men­ta­rias efec­tua­das el 14 de mar­zo no se cono­cen de for­ma total los resul­ta­dos de esos comi­cios, sin embar­go los de este domin­go, se divul­ga­ron de mane­ra casi simul­tá­nea, hecho que para el diplo­má­ti­co es «es inex­pli­ca­ble. ¿Cómo se pue­de manual­men­te deter­mi­nar una vota­ción de esta mag­ni­tud en tan pocos minu­tos?», dijo.
Ron­dón, ase­gu­ró que los resul­ta­dos de la pri­me­ra vuel­ta res­pec­to a las encues­tas, «no tie­nen expli­ca­ción polí­ti­ca, la pue­de tener numé­ri­ca».
Por otra par­te, Pie­dad Cór­do­ba escri­bió tam­bién que la Misión de Obser­va­ción Elec­to­ral (MOE) «repor­ta cien­tos de casos de frau­de elec­to­ral. Maqui­na­ria uri­bis­ta acei­ta­di­ta».
Un total de 29,9 millo­nes de colom­bia­nos esta­ban con­vo­ca­dos a las urnas para ele­gir, en pri­me­ra vuel­ta, al suce­sor del pre­si­den­te, Álva­ro Uri­be. Sin embar­go, la jor­na­da regis­tró una abs­ten­ción supe­rior al 50,08 por cien­to.
Como nin­guno de los dos can­di­da­tos prin­ci­pa­les logra­ron el 50 por cien­to más uno de los votos, se hará un balo­ta­je el pró­xi­mo 20 de junio, cuan­do los ciu­da­da­nos vol­ve­rán a las mesas para ele­gir al nue­vo dig­na­ta­rio que guia­rá el des­tino del país sur­ame­ri­cano en los pró­xi­mos cua­tro años.
Envia­do por Nar­ci­so Isa Con­de

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *