Elecciones en Colombia: La farsa acompañada de fraude se cumplió

Es la his­to­ria elec­to­re­ra colom­bia­na. Razón tenían las Farc al lla­mar al pue­blo colom­biano a no votar. Defi­ni­ti­va­men­te son los que mejor inter­pre­tan las tram­pas y marru­llas de la oli­gar­quía crio­lla y de Washing­ton.
Pasa­da la pri­me­ra vuel­ta, con frau­de, com­pra de votos, pro­se­li­tis­mo para­mi­li­tar y mili­tar con acuar­te­la­mien­to de pri­mer gra­do, ador­na­da con toda cla­se de deli­tos con­tra el legi­ti­mo dere­cho al voto ciu­da­dano ima­gi­na­bles, y que des­de hace 50 años se vie­ne rea­li­zan­do en Colom­bia con el nom­bre de “Con­tien­da Demo­crá­ti­ca.
Mon­ta­ron un bufón de con­trin­can­te para legi­ti­mar su far­sa & frau­de. Un neo­li­be­ral ordi­na­rio com­pi­tien­do con otro neo­li­be­ral de aca­de­mia. Este últi­mo sin la maqui­na­ria e infla­do y mali­cio­sa­men­te por la mass-media. Al final chu­za­do para disi­mu­lar lo pre­su­pues­ta­do en el día de ayer.
Lo de resal­tar sin pre­ten­der decir 'del aho­ga­do el som­bre­ro'. Quin­ce millo­nes de colom­bia­nos regis­tra­dos y aptos para votar no lo hicie­ron. Una peli­gro­sa masa de incon­for­mes no deja­rá dor­mir al suce­sor de Álva­ro Uri­be Vélez.
Algu­nos han reco­no­ci­do su incon­se­cuen­cia, echán­do­le la cul­pa a los demás, con el cuen­to chim­bo de que las “uvas están ver­des y el cora­zón de los colom­bia­nos no está aún abier­to a los cam­bios socia­les”. Ni siquie­ra saca­ron los votos, de la lla­ma­da con­sul­ta inter­na de la Izquier­da.
Con ante­la­ción alla­na­ron el camino al inte­rior del Polo para sacar de la con­tien­da al pro­fe­sor Gavi­ria. Lo des­pres­ti­gia­ron des­po­tri­ca­ron has­ta que can­sa­do de las pro­vo­ca­cio­nes e insul­tos renun­ció dejan­do tira­dos a la 'bue­na de díos' a sus copar­ti­da­rios. La oli­gar­quía pre­ci­sa­ba de un per­so­na­je mol­dea­ble a ima­gen y seme­jan­za del post uri­bis­mo. A fe que lo logra­ron. Gus­ta­vo Petro sí tie­ne ver­güen­za ipso fac­to debe renun­ciar.
Simul­tá­nea­men­te inten­si­fi­ca­ron la arre­me­ti­da mili­tar con­tra las Farc con toda la tec­no­lo­gía grin­ga, dóla­res del nar­co­trá­fi­co, pro­pa­gan­da vir­tual 24 horas inten­tan­do demos­trar la des­truc­ción de la insur­gen­cia. La fero­ci­dad del esta­ble­ci­mien­to en con­tra de las libe­ra­cio­nes uni­la­te­ra­les está liga­da a la cam­pa­ña de silen­ciar a la ver­da­de­ra opo­si­ción en el país.
Los enfren­ta­mien­tos de las últi­mas sema­nas seña­lan todo lo con­tra­rio. Una gue­rri­lla dis­pues­ta a enfren­tar, en lo polí­ti­co y mili­tar al gobierno entran­te. No impor­ta el que impon­ga Washing­ton.
La tra­ge­dia colom­bia­na es para estu­diar­la y asi­mi­lar­la. A la UP la masa­cra­ron en la déca­da de los ochen­ta. Un pro­yec­to revo­lu­cio­na­rio pro­pues­to por las Farc pro­duc­to de los acuer­dos de La Uri­be en el año de 1984. Diri­gi­do por un des­ta­ca­men­to de hom­bres pro­bos y de cora­je. Por ello los mata­ron. Res­ta decir. La Nue­va Colom­bia ni se cons­tru­ye en el nar­co­pa­la­cio ni en las sen­ti­nas del con­gre­so. La calle y mon­ta­ñas son nues­tras al com­pás del pue­blo orga­ni­za­do.
Sena­do­ra colom­bia­na Pie­dad Cór­do­ba ase­gu­ró que votos de Moc­kus fue­ron fic­ti­cios
Tele­SUR
La sena­do­ra colom­bia­na opo­si­to­ra, Pie­dad Cór­do­ba, tras cono­cer­se el pri­mer resul­ta­do irre­ver­si­ble de las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les cele­bra­das este domin­go en su país en pri­me­ra vuel­ta, ase­gu­ró que los votos logra­dos por el can­di­da­to del Par­ti­do Ver­de, Anta­nas Moc­kus, quien irá a segun­da ron­da con el aspi­ran­te de Gobierno, Juan Manuel San­tos, fue­ron fic­ti­cios y mediá­ti­cos.
"El esta­ble­ci­mien­to creó un can­di­da­to como Moc­kus para legi­ti­mar elec­cio­nes. [email protected] sabe­mos que fue fic­ti­cio y mediá­ti­co su cre­ci­mien­to", dijo Cór­do­ba a tra­vés de su cuen­ta en Twit­ter.
La sena­do­ra remar­ca que fue "fic­ti­cio y mediá­ti­co" su cre­ci­mien­to, pues antes de la jor­na­da elec­to­ral, las encues­tas reve­la­ban un empa­te téc­ni­co entre el can­di­da­to San­tos y su rival Moc­kus, sin embar­go, la cita elec­to­ral de este domin­go, dio una dife­ren­cia abis­mal entre ambos aspi­ran­tes.
La encues­ta­do­ra pri­va­da, Ipsos Napo­león Fran­co seña­ló que el ex minis­tro de Defen­sa colom­biano, Juan Manuel San­tos, iba a obte­ner un 34 por cien­to, mien­tras que Moc­kus, un 32.
No obs­tan­te, en la pri­me­ra vuel­ta cele­bra­da este domin­go, San­tos alcan­zó 46,56 por cien­to y el Anta­nas Moc­kus 21,5 por cien­to, según los datos ofi­cia­les ofre­ci­dos por la Regis­tra­du­ría Nacio­nal del Esta­do Civil, tras escru­tar el 99,71 por cien­to de los votos.
Al res­pec­to, el ex emba­ja­dor de Vene­zue­la en Colom­bia, Pavel Ron­dón, indi­có en entre­vis­ta exclu­si­va a tele­SUR que "lla­ma la aten­ción que de una dife­ren­cia de dos pun­tos se pase a una dife­ren­cia inclu­so mayor a 20 pun­tos".
Recor­dó que toda­vía, des­pués de más de dos meses de las elec­cio­nes par­la­men­ta­rias efec­tua­das el 14 de mar­zo no se cono­cen de for­ma total los resul­ta­dos de esos comi­cios, sin embar­go los de este domin­go, se divul­ga­ron de mane­ra casi simul­tá­nea, hecho que para el diplo­má­ti­co es "es inex­pli­ca­ble. ¿Cómo se pue­de manual­men­te deter­mi­nar una vota­ción de esta mag­ni­tud en tan pocos minu­tos?", dijo.
Ron­dón, ase­gu­ró que los resul­ta­dos de la pri­me­ra vuel­ta res­pec­to a las encues­tas, "no tie­nen expli­ca­ción polí­ti­ca, la pue­de tener numé­ri­ca".
Por otra par­te, Pie­dad Cór­do­ba escri­bió tam­bién que la Misión de Obser­va­ción Elec­to­ral (MOE) "repor­ta cien­tos de casos de frau­de elec­to­ral. Maqui­na­ria uri­bis­ta acei­ta­di­ta".
Un total de 29,9 millo­nes de colom­bia­nos esta­ban con­vo­ca­dos a las urnas para ele­gir, en pri­me­ra vuel­ta, al suce­sor del pre­si­den­te, Álva­ro Uri­be. Sin embar­go, la jor­na­da regis­tró una abs­ten­ción supe­rior al 50,08 por cien­to.
Como nin­guno de los dos can­di­da­tos prin­ci­pa­les logra­ron el 50 por cien­to más uno de los votos, se hará un balo­ta­je el pró­xi­mo 20 de junio, cuan­do los ciu­da­da­nos vol­ve­rán a las mesas para ele­gir al nue­vo dig­na­ta­rio que guia­rá el des­tino del país sur­ame­ri­cano en los pró­xi­mos cua­tro años.
Envia­do por Nar­ci­so Isa Con­de

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: