1512–2012: 500 años de conquista

A menu­do no resul­ta fácil acer­ca­se a los acon­te­ci­mien­tos his­tó­ri­cos, con­ver­ti­dos en oca­sio­nes en moti­vo de una polé­mi­ca que supera el pro­pio mar­co de dis­cu­sión his­to­rio­grá­fi­ca. Dicho de otra mane­ra, los inevi­ta­bles lazos entre el pasa­do y el pre­sen­te hacen que el deba­te his­to­rio­grá­fi­co se con­vier­ta en noti­cia de actua­li­dad. ¿Qué hay, pues, tras la polé­mi­ca sur­gi­da en torno a la con­quis­ta del reino de Nava­rra en 1512?

Sin duda, lo que ocu­rrió aquel año cam­bió la his­to­ria de nues­tro país. Lo que que­da­ba del reino inde­pen­dien­te de Nava­rra fue ata­ca­do por más de 10.000 sol­da­dos de Fer­nan­do de Ara­gón, cono­ci­do como “el Cató­li­co”, que con­tro­la­ba las coro­nas de Ara­gón y Cas­ti­lla, y que en algu­nos docu­men­tos apa­re­ce coro­na­do como rey de Espa­ña.

Aque­llos hechos ori­gi­na­ron un deba­te que dura ya casi cin­co siglos, y del que que­re­mos hacer­nos eco a tra­vés de estas líneas. La ver­sión ofi­cial, aun­que ha empe­za­do a acep­tar que se tra­ta­ra de una con­quis­ta, sigue rela­ti­vi­zan­do la via­bi­li­dad de Nava­rra como esta­do inde­pen­dien­te. Pre­ten­den dar a enten­der que Nava­rra esta­ba al bor­de del colap­so y que, por tan­to, la inter­ven­ción espa­ño­la no hizo sino ace­le­rar lo inevi­ta­ble. Inclu­so se ha lle­ga­do a afir­mar que la inva­sión fue pro­vi­den­cial por­que sal­vó a Nava­rra de caer en manos de Fran­cia o ver­se desan­gra­da en una inter­mi­na­ble gue­rra civil. Es la visión hege­mó­ni­ca den­tro de la Comi­sión 2012 pues­ta en mar­cha por el Gobierno nava­rro en enero del año pasa­do.

En esta nue­va sec­ción de Ezka­ba vamos a reco­ger la docu­men­ta­ción de la épo­ca que des­mien­te esa lec­tu­ra de los hechos. Ade­más de res­ca­tar del olvi­do a los pro­ta­go­nis­tas de la defen­sa de una Nava­rra inde­pen­dien­te, que­re­mos ofre­cer al barrio la opor­tu­ni­dad de par­ti­ci­par en un deba­te que irá ganan­do peso según se acer­que la fecha del quin­to cen­te­na­rio. La aso­cia­ción 1512–2012 Nafa­rroa Bizi­rik ha naci­do con el obje­ti­vo de acer­car­nos a esa otra his­to­ria, ale­ja­da de la his­to­ria escri­ta por los ven­ce­do­res y por quie­nes cola­bo­ra­ron en ese some­ti­mien­to. Ellos pagan cro­nis­tas, finan­cian con­gre­sos aca­dé­mi­cos y deci­den qué deben decir los libros de tex­to.

Han que­ri­do borrar de nues­tra memo­ria colec­ti­va que fui­mos un esta­do inde­pen­dien­te, llá­me­se reino de Pam­plo­na o de Nava­rra. Fue el esta­do del país del eus­ke­ra, de Eus­kal Herria, des­trui­do deli­be­ra­da­men­te por las monar­quías espa­ño­la y fran­ce­sa. Lamen­ta­ble­men­te, como con­se­cuen­cia de la deli­be­ra­da des­truc­ción de nues­tra memo­ria, muchas nava­rras y nava­rros no son cons­cien­tes de la trans­cen­den­cia his­tó­ri­ca de esos acon­te­ci­mien­tos.

2012, el quin­to cen­te­na­rio de la con­quis­ta de 1512, cons­ti­tu­ye una ver­da­de­ra oca­sión para recu­pe­rar la memo­ria de nues­tro pasa­do y encon­trar­nos con nues­tras raí­ces. Con estos artícu­los, el gru­po del barrio de Nafa­rroa Bizi­rik no bus­ca sino que cada cual for­me su pro­pio cri­te­rio, eli­ja su visión y saque sus pro­pias con­clu­sio­nes, tras el cono­ci­mien­to de los hechos y el des­en­mas­ca­ra­mien­to de las fal­se­da­des con las que se han que­ri­do tapar. Por­que cono­cer el pasa­do es una nece­si­dad y una mane­ra de afir­mar nues­tra volun­tad de ser due­ños de nues­tro futu­ro.

Aso­cia­ción 1512–2012 Nafa­rroa Bizi­rik
http://www.1512–2012.com

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: