La hora de la Verdad llega a Deierri- Ahaztuak 1936–1977

Cró­ni­ca de la jor­na­da home­na­je Deie­rri-1936
(29−05−2010. Ibi­ri­cu de Yerri /​Ibi­ri­ku-Deie­rri)


“Por fin ha lle­ga­do al Valle la hora de la Ver­dad”, esas fue­ron las pala­bras de Iker Gar­cía de Eula­te, por­ta­voz de la ini­cia­ti­va Deie­rri 1936, con las que se ini­ció la jor­na­da home­na­je a las víc­ti­mas de la repre­sión fran­quis­ta de este valle nava­rro de la comar­ca de Liza­rral­dea /​Tie­rra Este­lla.

La jor­na­da cele­bra­da en Ibi­ri­ku-Deie­rri ha sido un autén­ti­co pun­to de infle­xión para supe­rar tan­tos años de silen­cio, mie­do, ocul­ta­ción y olvi­do. Tras un año de tra­ba­jo, docu­men­ta­ción e inves­ti­ga­ción, superan­do todos los impe­di­men­tos; para la ini­cia­ti­va popu­lar Deie­rri 1936 lle­ga­ba el momen­to de pre­sen­tar los resul­ta­dos y sacar a la luz la trá­gi­ca his­to­ria de la repre­sión fran­quis­ta y de las con­se­cuen­cias del gol­pe de Esta­do fas­cis­ta en la zona. Un pro­yec­to valien­te y nece­sa­rio que des­de Ahaz­tuak 1936–1977 hemos apo­ya­do des­de el pri­mer momen­to y en el que tam­bién hemos pues­to nues­tro gra­ni­to de are­na. El aspec­to que pre­sen­ta­ba el local habi­li­ta­do y bau­ti­za­do para la oca­sión como Antzo­kia de Ibi­ri­ku no defrau­da­ba a la espec­ta­ción crea­da en el Valle, y es que el lugar se que­dó peque­ño para aco­ger des­de pri­me­ra hora de la tar­de a cer­ca de 200 per­so­nas que pro­ce­dían mayo­ri­ta­ria­men­te de las loca­li­da­des de Deie­rri. Una asis­ten­cia con­si­de­ra­ble para un pue­blo de 60 habi­tan­tes como Ibi­ri­ku en un valle que cuen­ta con una pobla­ción total de apro­xi­ma­da­men­te 1500 veci­nos. Pero es que la heri­da abier­ta en Deie­rri en 1936 tam­bién tie­ne unas dimen­sio­nes espe­luz­nan­tes:

10 veci­nos de Deie­rri murie­ron a con­se­cuen­cia de la repre­sión del ban­do gol­pis­ta y más de 70 mili­tan­tes de izquier­das de loca­li­da­des cer­ca­nas (Larra­ga, Dicas­ti­llo, Lerín, Liza­rra, Allo, San Adrián, Los Arcos…) fue­ron ase­si­na­dos en este Valle. La jor­na­da-home­na­je cele­bra­da en memo­ria de todas esas per­so­nas con­tó con un varia­do y com­ple­to pro­gra­ma. Duran­te 2 horas y media el tiem­po se paró en Ibi­ri­ku-Deie­rri, el valle se detu­vo a leer esa pági­na que el mode­lo de impu­ni­dad esta­ble­ci­do por los res­pon­sa­bles de tan­to sufri­mien­to han tra­ta­do de arran­car.

La pro­yec­ción del docu­men­tal Deie­rri 1936 y la pre­sen­ta­ción del libro con el mis­mo títu­lo die­ron paso a las inter­ven­cio­nes de Jose Mari Espar­za (autor de la obra impres­cin­di­ble “Nava­rra 1936: De la espe­ran­za al terror”) y Car­los Otxoa (miem­bro de Ahaz­tuak 1936–1977), acom­pa­ña­dos en la mesa por Iker Gar­cía de Eula­te que habla­ba en nom­bre de la ini­cia­ti­va popu­lar Deie­rri 1936. Entre los tres ponen­tes expli­ca­ron las cla­ves de la situa­ción polí­ti­ca y social que se daba en el Valle del Yerri, en el con­jun­to de Nafa­rroa y el res­to de Eus­kal Herria, así como el con­tex­to gene­ral en el Esta­do espa­ñol duran­te la IIª Repú­bli­ca, el alza­mien­to fas­cis­ta con­tra este sis­te­ma demo­crá­ti­co, la gue­rra y la dic­ta­du­ra que se impu­so tras ella. Sin olvi­dar el papel que jugó el cle­ro del Valle, la impor­tan­cia del car­lis­mo en la zona y la cru­da reali­dad de lo acon­te­ci­do, fue­ron ana­li­za­dos los aspec­tos prin­ci­pa­les de la repre­sión fran­quis­ta en la zona. Tam­bién fue­ron recor­da­dos los veci­nos de Deie­rri que, en par­te obli­ga­dos por las cir­cuns­tan­cias y en par­te enga­ña­dos por el cle­ro, acu­die­ron al fren­te en los ter­cios de reque­tés y que fue­ron ase­si­na­dos por deser­to­res cuan­do inten­ta­ron huir de la gue­rra y vol­ver a sus casas. Espe­cial pre­sen­cia duran­te todo el acto tuvo la memo­ria de Mara­vi­llas Lam­ber­to, joven de Larra­ga vio­la­da y ase­si­na­da en Ibi­ri­ku. Mara­vi­llas es el sím­bo­lo de la repre­sión fas­cis­ta con­tra las muje­res en Nafa­rroa y es una de las dece­nas de per­so­nas fusi­la­das en Deie­rri. El valle se con­vir­tió en un autén­ti­co ver­te­de­ro humano, en gran par­te debi­do a las nume­ro­sas sacas de la cer­ca­na cár­cel de Este­lla que pro­ta­go­ni­za­ban los escua­dro­nes de la muer­te lle­van­do el paseo mor­tal de los mili­tan­tes de izquier­das dete­ni­dos en Liza­rra has­ta estas tie­rras. Tras la mesa redon­da en la que tam­bién hubo momen­to para denun­ciar la pos­tu­ra de los con­ce­ja­les de UPN y PSOE en el Valle que con sus votos han recha­za­do en el Ayun­ta­mien­to­una moción que pre­ten­día impli­car a esta ins­ti­tu­ción en la inves­ti­ga­ción y exhu­ma­ción de las fosas comu­nes de Deie­rri, lle­gó el momen­to de Las jote­ras de Larra­ga y del can­tau­tor Fer­min Balen­tzia. Sus­can­cio­nes pusie­ron el bro­che per­fec­to a una jor­na­da his­tó­ri­ca que mar­ca sin duda un antes y un des­pués en la recu­pe­ra­ción de la memo­ria his­tó­ri­ca y polí­ti­ca del Valle del Yerri.

Qué mejor resu­men para la jor­na­da-home­na­je cele­bra­da en Ibi­ri­ku-Deie­rri en memo­ria de todas las víc­ti­mas de la repre­sión fran­quis­ta en el Valle, que la letra de esta jota que fue de las más aplau­di­das:

“Se lle­va­ron vues­tra vida

y tam­bién vues­tra ilu­sión,

pero toda Eus­kal Herria

os lle­va en el cora­zón”.

Y qué mejor home­na­je a todas esas per­so­nas que sufrie­ron la repre­sión fran­quis­ta que con­ti­nuar tra­ba­jan­do por sus ideas, por su memo­ria, por la liber­tad y por la jus­ti­cia social, día a día y pue­blo a pue­blo.

Por eso des­de Ahaz­tuak 1936–1977 sólo pode­mos aña­dir que la lucha sigue.

Eske­rrik asko Deie­rri 1936 herri eki­me­na­ri.

Oroi­me­nak bizi­rik dirau!

Ahaz­tuak 1936–1977

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: