La hora de la Ver­dad lle­ga a Deie­rri- Ahaz­tuak 1936 – 1977

Cró­ni­ca de la jor­na­da home­na­je Deie­rri-1936
(29−05−2010. Ibi­ri­cu de Yerri /​Ibi­ri­ku-Deie­rri)


“Por fin ha lle­ga­do al Valle la hora de la Ver­dad”, esas fue­ron las pala­bras de Iker Gar­cía de Eula­te, por­ta­voz de la ini­cia­ti­va Deie­rri 1936, con las que se ini­ció la jor­na­da home­na­je a las víc­ti­mas de la repre­sión fran­quis­ta de este valle nava­rro de la comar­ca de Liza­rral­dea /​Tie­rra Este­lla.

La jor­na­da cele­bra­da en Ibi­ri­ku-Deie­rri ha sido un autén­ti­co pun­to de infle­xión para supe­rar tan­tos años de silen­cio, mie­do, ocul­ta­ción y olvi­do. Tras un año de tra­ba­jo, docu­men­ta­ción e inves­ti­ga­ción, superan­do todos los impe­di­men­tos; para la ini­cia­ti­va popu­lar Deie­rri 1936 lle­ga­ba el momen­to de pre­sen­tar los resul­ta­dos y sacar a la luz la trá­gi­ca his­to­ria de la repre­sión fran­quis­ta y de las con­se­cuen­cias del gol­pe de Esta­do fas­cis­ta en la zona. Un pro­yec­to valien­te y nece­sa­rio que des­de Ahaz­tuak 1936 – 1977 hemos apo­ya­do des­de el pri­mer momen­to y en el que tam­bién hemos pues­to nues­tro gra­ni­to de are­na. El aspec­to que pre­sen­ta­ba el local habi­li­ta­do y bau­ti­za­do para la oca­sión como Antzo­kia de Ibi­ri­ku no defrau­da­ba a la espec­ta­ción crea­da en el Valle, y es que el lugar se que­dó peque­ño para aco­ger des­de pri­me­ra hora de la tar­de a cer­ca de 200 per­so­nas que pro­ce­dían mayo­ri­ta­ria­men­te de las loca­li­da­des de Deie­rri. Una asis­ten­cia con­si­de­ra­ble para un pue­blo de 60 habi­tan­tes como Ibi­ri­ku en un valle que cuen­ta con una pobla­ción total de apro­xi­ma­da­men­te 1500 veci­nos. Pero es que la heri­da abier­ta en Deie­rri en 1936 tam­bién tie­ne unas dimen­sio­nes espe­luz­nan­tes:

10 veci­nos de Deie­rri murie­ron a con­se­cuen­cia de la repre­sión del ban­do gol­pis­ta y más de 70 mili­tan­tes de izquier­das de loca­li­da­des cer­ca­nas (Larra­ga, Dicas­ti­llo, Lerín, Liza­rra, Allo, San Adrián, Los Arcos…) fue­ron ase­si­na­dos en este Valle. La jor­na­da-home­na­je cele­bra­da en memo­ria de todas esas per­so­nas con­tó con un varia­do y com­ple­to pro­gra­ma. Duran­te 2 horas y media el tiem­po se paró en Ibi­ri­ku-Deie­rri, el valle se detu­vo a leer esa pági­na que el mode­lo de impu­ni­dad esta­ble­ci­do por los res­pon­sa­bles de tan­to sufri­mien­to han tra­ta­do de arran­car.

La pro­yec­ción del docu­men­tal Deie­rri 1936 y la pre­sen­ta­ción del libro con el mis­mo títu­lo die­ron paso a las inter­ven­cio­nes de Jose Mari Espar­za (autor de la obra impres­cin­di­ble “Nava­rra 1936: De la espe­ran­za al terror”) y Car­los Otxoa (miem­bro de Ahaz­tuak 1936 – 1977), acom­pa­ña­dos en la mesa por Iker Gar­cía de Eula­te que habla­ba en nom­bre de la ini­cia­ti­va popu­lar Deie­rri 1936. Entre los tres ponen­tes expli­ca­ron las cla­ves de la situa­ción polí­ti­ca y social que se daba en el Valle del Yerri, en el con­jun­to de Nafa­rroa y el res­to de Eus­kal Herria, así como el con­tex­to gene­ral en el Esta­do espa­ñol duran­te la IIª Repú­bli­ca, el alza­mien­to fas­cis­ta con­tra este sis­te­ma demo­crá­ti­co, la gue­rra y la dic­ta­du­ra que se impu­so tras ella. Sin olvi­dar el papel que jugó el cle­ro del Valle, la impor­tan­cia del car­lis­mo en la zona y la cru­da reali­dad de lo acon­te­ci­do, fue­ron ana­li­za­dos los aspec­tos prin­ci­pa­les de la repre­sión fran­quis­ta en la zona. Tam­bién fue­ron recor­da­dos los veci­nos de Deie­rri que, en par­te obli­ga­dos por las cir­cuns­tan­cias y en par­te enga­ña­dos por el cle­ro, acu­die­ron al fren­te en los ter­cios de reque­tés y que fue­ron ase­si­na­dos por deser­to­res cuan­do inten­ta­ron huir de la gue­rra y vol­ver a sus casas. Espe­cial pre­sen­cia duran­te todo el acto tuvo la memo­ria de Mara­vi­llas Lam­ber­to, joven de Larra­ga vio­la­da y ase­si­na­da en Ibi­ri­ku. Mara­vi­llas es el sím­bo­lo de la repre­sión fas­cis­ta con­tra las muje­res en Nafa­rroa y es una de las dece­nas de per­so­nas fusi­la­das en Deie­rri. El valle se con­vir­tió en un autén­ti­co ver­te­de­ro humano, en gran par­te debi­do a las nume­ro­sas sacas de la cer­ca­na cár­cel de Este­lla que pro­ta­go­ni­za­ban los escua­dro­nes de la muer­te lle­van­do el paseo mor­tal de los mili­tan­tes de izquier­das dete­ni­dos en Liza­rra has­ta estas tie­rras. Tras la mesa redon­da en la que tam­bién hubo momen­to para denun­ciar la pos­tu­ra de los con­ce­ja­les de UPN y PSOE en el Valle que con sus votos han recha­za­do en el Ayun­ta­mien­to­una moción que pre­ten­día impli­car a esta ins­ti­tu­ción en la inves­ti­ga­ción y exhu­ma­ción de las fosas comu­nes de Deie­rri, lle­gó el momen­to de Las jote­ras de Larra­ga y del can­tau­tor Fer­min Balen­tzia. Sus­can­cio­nes pusie­ron el bro­che per­fec­to a una jor­na­da his­tó­ri­ca que mar­ca sin duda un antes y un des­pués en la recu­pe­ra­ción de la memo­ria his­tó­ri­ca y polí­ti­ca del Valle del Yerri.

Qué mejor resu­men para la jor­na­da-home­na­je cele­bra­da en Ibi­ri­ku-Deie­rri en memo­ria de todas las víc­ti­mas de la repre­sión fran­quis­ta en el Valle, que la letra de esta jota que fue de las más aplau­di­das:

“Se lle­va­ron vues­tra vida

y tam­bién vues­tra ilu­sión,

pero toda Eus­kal Herria

os lle­va en el cora­zón”.

Y qué mejor home­na­je a todas esas per­so­nas que sufrie­ron la repre­sión fran­quis­ta que con­ti­nuar tra­ba­jan­do por sus ideas, por su memo­ria, por la liber­tad y por la jus­ti­cia social, día a día y pue­blo a pue­blo.

Por eso des­de Ahaz­tuak 1936 – 1977 sólo pode­mos aña­dir que la lucha sigue.

Eske­rrik asko Deie­rri 1936 herri eki­me­na­ri.

Oroi­me­nak bizi­rik dirau!

Ahaz­tuak 1936 – 1977

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *