Aba­jo el Plan del ajus­te: que paguen los ricos;Hace fal­ta ya una Huel­ga gene­ral – Co.bas


El Pre­si­den­te del Gobierno anun­ció en el Par­la­men­to el paque­te de medi­das para “redu­cir el défi­cit públi­co”. Duran­te meses han veni­do anun­cia­do otras medi­das de recor­te del gas­to públi­co para “evi­tar el camino de Gre­cia”, pero todas las medi­das anun­cia­das no son otra cosa que el camino de Gre­cia: un plan de ajus­te dra­co­niano para hacer pagar la cri­sis a los tra­ba­ja­do­res y a los sec­to­res popu­la­res, en medio del aplau­so entu­sias­ta de los ban­que­ros, la patro­nal, la UE y el FMI.
El Gobierno habla de que el défi­cit públi­co y el des­em­pleo son las dos varia­bles a corre­gir pero las medi­das anun­cia­das nada dicen de crear empleo y sólo ahon­dan en nue­vos vara­pa­los a los tra­ba­ja­do­res.
En un país con 4,6 millo­nes de parados/​as, ya las pri­me­ras medi­das de reduc­ción del gas­to públi­co anun­cia­ron más des­em­pleo, por la vía de no cubrir las bajas en los pues­tos de tra­ba­jo de la Admi­nis­tra­ción Públi­ca. Más pér­di­da de empleos y dere­chos vía las pri­va­ti­za­cio­nes de los ser­vi­cios públi­cos. Aho­ra anun­cia ade­más baja­da direc­ta de los sala­rios y con­ge­la­ción para el 2011 de unos sala­rios mise­ra­bles pac­ta­dos con la buro­cra­cia sin­di­cal mien­tras se enri­que­cían ban­que­ros, patro­nal y espe­cu­la­do­res, a los que ade­más se les exi­mía de pagar impues­tos.
Las pen­sio­nes, cuyo poder adqui­si­ti­vo fue ban­de­ra del PSOE pese a ser pen­sio­nes mise­ra­bles, se verán con­ge­la­das. Ale­gan que no se con­ge­la­rán las míni­mas y las no con­tri­bu­ti­vas, pero eso no sig­ni­fi­ca otra cosa que sí verán con­ge­la­das sus pen­sio­nes el 70% de las 8,6 millo­nes de pen­sio­nis­tas, cuya pen­sión media es de 856 Euros.
Se anun­cian más recor­tes a la inver­sión de infra­es­truc­tu­ras y 1200 millo­nes de euros menos para los Ayun­ta­mien­tos y Comu­ni­da­des Autó­no­mas, lo que sig­ni­fi­ca más recor­tes a las pres­ta­cio­nes socia­les, más dete­rio­ro de los ser­vi­cios públi­cos y más Ayun­ta­mien­tos que no paga­rán los sala­rios de los tra­ba­ja­do­res o anun­cia­rán nue­vos EREs.
Des­pués de los dis­cur­sos inter­mi­na­bles sobre la polí­ti­ca demo­grá­fi­ca y el fomen­to de la nata­li­dad, aho­ra se supri­me el che­que- bebé. Estas medi­das se suman a las ya anun­cia­das de jubi­la­ción a los 67 años, de subi­da del IVA para el 1 de julio y de anun­cio de una nue­va refor­ma labo­ral, que aba­ra­ta­rá el des­pi­do y aca­rrea­rá una nue­va baja­da de sala­rios vía la gene­ra­li­za­ción de los con­tra­tos a tiem­po par­cial.
Hemos dicho muchas veces que esta gen­te habla de diá­lo­go y paz pero nos han decla­ra­do la gue­rra a los tra­ba­ja­do­res. Hoy, ante las nue­vas medi­das anun­cia­das, no nos que­da más que repe­tir lo que ya dicen los tra­ba­ja­do­res grie­gos: “quie­ren con­ver­tir­nos en pobres”, quie­ren impo­ner un retro­ce­so social de déca­das.
Los que se han esta­do dan­do gol­pes de pecho sobre su patrio­tis­mo, los que dije­ron que hablar de cri­sis era “anti­pa­trió­ti­co”, vie­nen aho­ra con un Plan de ajus­te que, como en Gre­cia, es dic­ta­do por las poten­cias fuer­tes de la Unión Euro­pea (Ale­ma­nia y Fran­cia) y por el Fon­do Mone­ta­rio Inter­na­cio­nal al dic­ta­do de EEUU. En vís­pe­ras de la com­pa­re­cen­cia par­la­men­ta­ria de Zapa­te­ro, bas­ta­ba ver las por­ta­das de algu­nos dia­rios para saber quién man­da­ba y qué se iba a anun­ciar: “Oba­ma apre­mia a Zapa­te­ro para que adop­te medi­das reso­lu­ti­vas” (El Pais).
Tan­to Zapa­te­ro como Papan­dreu (dos pre­si­den­tes lla­ma­dos socia­lis­tas), van camino de ser los “patrió­ti­cos” pre­si­den­tes… de un pro­tec­to­ra­do. Indig­na escu­char­les decir que se hace un fon­do para “ayu­dar a Gre­cia” (o cuan­do toque “ayu­dar a Espa­ña”). Los tra­ba­ja­do­res grie­gos no verán un solo euro de esa “ayu­da”, por el con­tra­rio a ellos, como a noso­tros, nos van a desan­grar con estas medi­das para que los ban­cos ale­ma­nes y fran­ce­ses y otros bui­tres finan­cie­ros, sigan lucrán­do­se con el gran nego­cio de la deu­da públi­ca.
Hay que parar­les los pies, y como en Gre­cia: Huel­ga gene­ral
Los diri­gen­tes de CCOO y UGT se han vis­to sor­pren­di­dos por la viru­len­cia de las medi­das y dicen que “hay un cam­bio de esce­na­rio en las rela­cio­nes con las orga­ni­za­cio­nes sin­di­ca­les” (Mén­dez, UGT). Afir­man que esto es un ”ajus­te duro”. Duran­te todo el perio­do de cri­sis, estas direc­cio­nes sin­di­ca­les han veni­do apo­yan­do las ayu­das a los ban­cos, fir­man­do la mode­ra­ción sala­rial y ais­lan­do las luchas con­tra los EREs o des­pi­dos, sos­te­nien­do que no había razo­nes para una huel­ga gene­ral, que “las huel­gas gene­ra­les solo se con­vo­can cuan­do se recor­tan dere­chos”. Por lo que se ve 4,6 millo­nes de tra­ba­ja­do­res sin empleo, 1,2 sin per­cep­ción sala­rial algu­na, la pre­ca­rie­dad gene­ra­li­za­da… no eran sufi­cien­tes recor­tes de dere­chos. Pero ¿y aho­ra? Lle­ga­ron los recor­tes san­gran­tes, sin disi­mu­lo alguno, ¿qué excu­sa van a poner aho­ra para seguir apo­yan­do al Gobierno, “nego­ciar” la refor­ma labo­ral y no con­vo­car una huel­ga gene­ral?.
No hay ya jus­ti­fi­ca­ción para no con­vo­car una huel­ga gene­ral que eche atrás el pen­sio­na­zo y el plan de ajus­te e impon­ga ver­da­de­ras medi­das con­tra el paro y la cri­sis, con impues­tos direc­tos (no el IVA) a los ricos eje­cu­ti­vos, a la ban­ca y a las mul­ti­na­cio­na­les, a todos los que se forra­ron con la espe­cu­la­ción y aho­ra invier­ten en otros pai­ses.
La situa­ción de Gre­cia mues­tra que se ha lle­ga­do a un pun­to don­de no se pue­de hacer fren­te a la cri­sis más que hacién­do­se­la pagar a sus res­pon­sa­bles, a los capi­ta­lis­tas. No se pue­de hacer fren­te a la catás­tro­fe social que nos ame­na­za sin decla­rar el no reco­no­ci­mien­to de la frau­du­len­ta deu­da públi­ca, sin impo­ner res­tric­cio­nes a los movi­mien­tos de capi­tal, sin some­ter las finan­zas inter­na­cio­na­les a la sobe­ra­nía de los Esta­dos nacio­na­les, sin rom­per con el euro y con la UE. Es urgen­te adop­tar medi­das drás­ti­cas y urgen­tes para reor­ga­ni­zar la eco­no­mía al ser­vi­cio de la gran mayo­ría, expro­pian­do a la ban­ca, nacio­na­li­zan­do las empre­sas estra­té­gi­cas, repar­tien­do el tra­ba­jo, etc… No hay sali­da para los tra­ba­ja­do­res al dic­ta­do de la UE y el FMI. El plan de ajus­te, con todo lo dra­co­niano que es, pre­anun­cia nue­vos y más dra­co­nia­nos pla­nes si no les para­mos los pies.
Agru­par en la acción a todo el sin­di­ca­lis­mo de cla­se y com­ba­ti­vo
Des­de dis­tin­tas opcio­nes de la izquier­da sin­di­cal hemos veni­do denun­cian­do y lla­man­do a enfren­tar los pla­nes del Gobierno, la patro­nal, la dere­cha polí­ti­ca y la buro­cra­cia sin­di­cal. Hemos defen­di­do la lucha por una sali­da obre­ra a la cri­sis (ver mani­fies­to uni­ta­rio Hay que parar­les los pies), y defen­de­mos la nece­si­dad de empren­der el camino de los tra­ba­ja­do­res grie­gos, pre­pa­ran­do las con­di­cio­nes para una huel­ga gene­ral y una pre­sión sos­te­ni­da has­ta que rec­ti­fi­quen. En muchos casos ese empe­ño se ha tra­du­ci­do en accio­nes uni­ta­rias comu­nes como el recien­te 1º de Mayo en algu­nas capi­ta­les. Sin embar­go, des­gra­cia­da­men­te, la dis­per­sión entre el sin­di­ca­lis­mo alter­na­ti­vo sigue sien­do la tóni­ca domi­nan­te.
La actual situa­ción de emer­gen­cia exi­ge de todos/​as un esfuer­zo por agru­par fuer­zas, obli­ga a defen­der con empe­ño y gene­ro­si­dad ini­cia­ti­vas que hagan posi­ble ir unien­do esas fuer­zas, para que los tra­ba­ja­do­res ten­gan un refe­ren­te de acción uni­ta­ria, aun­que sea modes­to, pero un refe­ren­te de cla­se, com­ba­ti­vo y alter­na­ti­vo al sin­di­ca­lis­mo sub­ven­cio­na­do del sis­te­ma. Un agru­pa­mien­to de esta natu­ra­le­za será a la vez un fac­tor de exi­gen­cia y pre­sión a la hoy des­con­cer­ta­da buro­cra­cia sin­di­cal, que les obli­gue, como en Gre­cia, a lle­gar mucho más allá de sus pro­pó­si­tos por­que eso faci­li­ta­rá la entra­da en acción de millo­nes de tra­ba­ja­do­res.
Des­de Co.bas, jun­to con otras fuer­zas con las que veni­mos tra­ba­jan­do fra­ter­nal­men­te, redo­bla­re­mos esfuer­zos para hacer posi­ble con la máxi­ma cele­ri­dad un Encuen­tro de las orga­ni­za­cio­nes del sin­di­ca­lis­mo de cla­se y com­ba­ti­vo, que plan­te cara a este bru­tal plan de ajus­te, acor­dan­do un plan de accio­nes y medi­das obre­ras de urgen­cia con­tra la cri­sis y pre­pa­re las con­di­cio­nes para una huel­ga gene­ral.


Medi­das anun­cia­das



Redu­cir las retri­bu­cio­nes de per­so­nal del sec­tor públi­co en un 5% en 2010 y con­ge­lar­las en 2011. Con­ger­lar las pen­sio­nes, para el 2011 exclu­yen­do las no con­tri­bu­ti­vas y las pen­sio­nes míni­mas. Eli­mi­nar el régi­men tran­si­to­rio para la jubi­la­ción par­cial pre­vis­to en la Ley 402007. Eli­mi­nar la pres­ta­ción por naci­mien­to de 2.500 euros a par­tir del 1 de enero de 2011. Redu­cir el gas­to far­ma­céu­ti­co. Eli­mi­nar la retro­ac­ti­vi­dad en las pres­ta­cio­nes de Depen­den­cia. Redu­cir en 600 M €, la ayu­da al desa­rro­llo


Anun­cia­das ya con ante­rio­ri­dad



Pro­lon­ga­ción de la edad de jubi­la­ción has­ta los 67 años y reduc­ción de las pen­sio­nes a tra­vés del aumen­to del perio­do de cálcu­lo Subi­da del IVA en dos pun­tos a par­tir del 1 de julio. Refor­ma labo­ral, con aba­ra­ta­mien­to del des­pi­do (33 días) gene­ra­li­za­ció

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *