La Audien­cia de Valla­do­lid revo­ca la abso­lu­ción de Ocam­po y le con­de­na

  • Boltxe Kolek­ti­boa denun­cia la con­de­na de Luis Ocam­po por par­te de la Audien­cia de Valla­do­lid. En esta con­de­na el esta­do pasa fac­tu­ra a un com­pa­ñe­ro de IzCa por sus posi­cio­nes polí­ti­cas y las de la for­ma­ción en que mili­ta por la denun­cia impla­ca­ble del neo­fran­quis­mo en el que esta­mos ins­ta­la­dos y de su defen­sa de las liber­ta­des demo­crá­ti­cas. Como en el más duro perío­do fran­quis­ta, la judi­ca­tu­ra es pun­ta de lan­za de la nega­ción del dere­cho nun­ca exis­ten­te en el Esta­do Espa­ñol a la Liber­tad de Expre­sión.
  • Soli­da­ri­dad con Luis Ocam­po y con IzCa
    Nota de Luis Ocam­po
    Ante la sen­ten­cia de la Sec­ción Cuar­ta de la Audien­cia Pro­vin­cial de Valla­do­lid com­pues­ta por los seño­res magis­tra­dos: Don Jose Luis Ruiz Moreno; Don Angel San­tia­go Mar­ti­nez Gar­cía; y Doña Maria Tere­sa Gon­za­lez Cuar­te­ro que revo­ca la ante­rior sen­ten­cia del juz­ga­do de lo Penal nº2 de Valla­do­lid en la que se me absol­vía de un deli­to de inju­rias y/​o calum­nias hacia el alcal­de de Valla­do­lid, León de la Riva y se me con­de­na por un deli­to de inju­rias gra­ves, hechas con publi­ci­dad, a la pena de mul­ta de seis meses con una cuo­ta dia­ria de diez euros y a una indem­ni­za­ción a León de la Riva con mil euros quie­ro expre­sar las siguien­tes cues­tio­nes:
    1º. Que me rati­fi­co en las con­si­de­ra­cio­nes hechas en la rue­da de pren­sa juz­ga­da y con­de­na­da por la Audien­cia Pro­vin­cial, rea­li­za­das den­tro de lo que es el ejer­ci­cio demo­crá­ti­co de la liber­tad de opi­nión y expre­sión.
    2 º Esta sen­ten­cia de la sec­ción cuar­ta de la Audien­cia Pro­vin­cial que final­men­te da satis­fac­ción a las pre­ten­sio­nes ven­ga­ti­vas del alcal­de , acti­tud habi­tual en él, pone de mani­fies­to como den­tro de los miem­bros de la admi­nis­tra­ción de jus­ti­cia hay dos for­mas muy dis­tin­tas de enten­der esta: la jus­ti­cia como un ser­vi­cio públi­co o la jus­ti­cia como un ejer­ci­cio de ser­vi­cio al poder.
    3º. Creo que esta sen­ten­cia, así como otras deci­sio­nes judi­cia­les toma­das en los últi­mos tiem­pos en este Esta­do, no hacen sino soca­var la ima­gen de la pro­pia jus­ti­cia y su cre­di­bi­li­dad ante amplios sec­to­res de la opi­nión públi­ca.
    4º. Esta sen­ten­cia con­de­na­to­ria y revo­ca­to­ria de una sen­ten­cia ante­rior abso­lu­to­ria, pare­ce espe­cial­men­te gra­ve por­que limi­ta de hecho un dere­cho demo­crá­ti­co ele­men­tal y cons­ti­tu­cio­nal tal como es la liber­tad de expre­sión.
    5. Creo que todo este pro­ce­di­mien­to ins­ti­ga­do por el ante­rior fis­cal jefe de Valla­do­lid está lleno de irre­gu­la­ri­da­des entre las cua­les no es la menor el negar­nos el uso del pro­ce­di­mien­to pre­vis­to para este tipo de situa­cio­nes, »la excep­tio veri­ta­tis».
    6º. Por supues­to recu­rri­ré la sen­ten­cia ante el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal por con­si­de­rar que se vul­ne­ra, como ya he dicho un dere­cho fun­da­men­tal cons­ti­tu­cio­nal­men­te pro­te­gi­do, tal cual es la liber­tad de expre­sión.
    Escán­da­lo­sa sen­ten­cia con­tra mili­tan­te comu­ne­ro
    La Audien­cia de Valla­do­lid acor­dó revo­car la abso­lu­ción del por­ta­voz de la Coor­di­na­do­ra de Paja­ri­llos, Luis Ocam­po, res­pec­to de las decla­ra­cio­nes efec­tua­das en 2006 con­tra el alcal­de de la ciu­dad, a quien acu­só de ampa­rar al eco­no­mía negra y el nar­co­trá­fi­co, y con­de­nó al pri­me­ro al con­si­de­rar que sus decla­ra­cio­nes son cons­ti­tu­ti­vas de un deli­to de inju­rias gra­ves hechas con publi­ci­dad, de los artícu­los 208, 209 y 211 del Códi­go Penal.
    Por tal moti­vo, la Sec­ción Cuar­ta de lo Penal de la Audien­cia valli­so­le­ta­na esti­mó el recur­so pre­sen­ta­do por el Minis­te­rio Fis­cal, dejó sin efec­to la sen­ten­cia abso­lu­to­ria del Juz­ga­do de lo Penal núme­ro 2 y resol­vió con­de­nar a Luis Ocam­po al pago de una mul­ta de 1.800 euros, jun­to con la obli­ga­ción de indem­ni­zar al inju­ria­do, en con­cep­to de res­pon­sa­bi­li­dad civil, en la can­ti­dad de mil euros, según infor­ma­ron a Euro­pa Press fuen­tes jurí­di­cas.
    En este nue­vo fallo, que inclu­ye la impo­si­ción a Ocam­po de las cos­tas deri­va­das del jui­cio cele­bra­do en pri­me­ra ins­tan­cia, la Audien­cia valli­so­le­ta­na entien­de que las impu­tacio­nes ver­ti­das con­tra el alcal­de por hechos rela­cio­na­dos con la espe­cu­la­ción urba­nís­ti­ca pue­den estar ampa­ra­das por el dere­cho a la liber­tad de infor­ma­ción, dado que el acu­sa­do lo que hace es sumar­se a lo que han dicho otras per­so­nas, si bien no entien­de lo mis­mo en lo rela­ti­vo a las acu­sa­cio­nes de que León de la Riva se encuen­tra vin­cu­la­do con el nar­co­trá­fi­co y el blan­queo de dine­ro.
    «El acu­sa­do no apor­ta nin­gún dato de que el señor alcal­de de la ciu­dad de Valla­do­lid esté invo­lu­cra­do en acti­vi­da­des delic­ti­vas vin­cu­la­das con el blan­queo de dine­ro pro­ce­den­te del nar­co­trá­fi­co, ni con acti­vi­da­des delic­ti­vas rela­cio­na­das con el nar­co­trá­fi­co, y lo que hace es infor­mar a la opi­nión públi­ca de un hecho que es fal­so», con lo que la Sala entien­de que se tra­ta de expre­sio­nes que por sí mis­mas encar­nan el «dolo de inju­riar».
    Ade­más, la nue­va sen­ten­cia inci­de en que el pro­pio Ocam­po reco­no­ció en el jui­cio su inten­ción de que con tales impu­tacio­nes el alcal­de no vol­vie­ra a salir reele­gi­do en las siguien­tes elec­cio­nes, «lo que corro­bo­ra el áni­mo delic­ti­vo de su con­duc­ta: lo que pre­ten­día era lesio­nar la dig­ni­dad de la per­so­na a la que se le efec­tua­ban tan gra­ves y fal­sas impu­tacio­nes para menos­ca­bar su fama ante la opi­nión públi­ca y así lograr que no vol­vie­ra a salir como alcal­de de la ciu­dad».

    Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

    Share on facebook
    Share on Facebook
    Share on twitter
    Share on Twitter

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *