El PNV exi­ge que el plan reco­ja la voz de víc­ti­mas de la tor­tu­ra y del Esta­do – Iña­ki Irion­do

El docu­men­to entre­ga­do por el PNV a Lakua sobre el «plan de con­vi­ven­cia» cues­tio­na su pro­pio carác­ter, pide que se reti­re del títu­lo la men­ción a la «des­le­gi­ti­ma­ción de la vio­len­cia» y deman­da que se dé tam­bién voz en las aulas a los tor­tu­ra­dos y a las víc­ti­mas del Esta­do.

A la vis­ta del docu­men­to entre­ga­do por el PNV al Gobierno de López sobre la «Refor­mu­la­ción del Plan de Edu­ca­ción para la Paz y los Dere­chos Huma­nos», resul­ta muy difí­cil enten­der dón­de pue­den estar los pun­tos de acuer­do. La for­ma­ción jel­tza­le cues­tio­na ejes fun­da­men­ta­les del pro­yec­to guber­na­men­tal, comen­zan­do por­que el pun­to de par­ti­da no pue­de ser, como entien­de que ha hecho el Eje­cu­ti­vo, lle­var a las aulas «un acom­pa­ña­mien­to de la repre­sión del terro­ris­mo».
El tex­to del PNV, al que ha teni­do acce­so GARA, des­ca­li­fi­ca el «docu­men­to con­so­li­da­do» que le entre­gó el Gobierno por ser un mero «cor­ta y pega» del borra­dor ini­cial y de par­tes del plan ante­rior «lle­van­do a un resul­ta­do incohe­ren­te, caó­ti­co y difí­cil de com­pren­der». De hecho, lle­ga a cues­tio­nar inclu­so que en su nom­bre se inclu­ya la refe­ren­cia a la «des­le­gi­ti­ma­ción de la vio­len­cia», por con­si­de­rar­lo «inade­cua­do y des­acon­se­ja­ble si no que­da cla­ra su subor­di­na­ción a la edu­ca­ción para la paz, los dere­chos huma­nos y la con­vi­ven­cia».
Ade­más, el PNV con­si­de­ra que el docu­men­to del Eje­cu­ti­vo «sigue care­cien­do de carác­ter inte­gral», pues­to que «no se pue­den prio­ri­zar unos sufri­mien­tos sobre otros». En esto, los jel­tza­les se apo­yan en las reco­men­da­cio­nes del Alto Comi­sio­na­do de Dere­chos Huma­nos de la ONU.
La pro­pues­ta del PNV es que la Refor­mu­la­ción plan­tea­da por el Gabi­ne­te de López debie­ra inte­grar­se «como un sub­pro­gra­ma» del plan del ante­rior Eje­cu­ti­vo tri­par­ti­to.
Aun­que el Gobierno ha eli­mi­na­do las refe­ren­cias al «Esta­do Cons­ti­tu­cio­nal», el PNV entien­de que debe reti­rar­se tam­bién toda rei­vin­di­ca­ción de las «ins­ti­tu­cio­nes demo­crá­ti­cas» y de que su cues­tio­na­mien­to pue­de lle­var a posi­cio­nes «jus­ti­fi­ca­do­ras de la vio­len­cia». La edu­ca­ción debe basar­se en la defen­sa de los dere­chos, entre ellos el de liber­tad de pen­sa­mien­to. Y, ade­más, el tex­to jel­tza­le defien­de que la con­vi­ven­cia demo­crá­ti­ca es com­pa­ti­ble con «opcio­nes alter­na­ti­vas al mar­co jurí­di­co-polí­ti­co vigen­te, inclui­das las posi­cio­nes y/​o accio­nes no legi­ti­ma­do­ras de las ins­ti­tu­cio­nes, siem­pre que se defien­dan pací­fi­ca y demo­crá­ti­ca­men­te».
«La víc­ti­ma no es el eje»
El PNV reto­ma la refle­xión del Con­se­jo Esco­lar de que «las víc­ti­mas no deben ser el eje ver­te­bra­dor» de un plan edu­ca­ti­vo, que debe girar sobre el alumno. Y no es el pro­yec­to edu­ca­ti­vo el que se pone al ser­vi­cio de los tes­ti­mo­nios de las víc­ti­mas, sino que los tes­ti­mo­nios deben ser­vir par refor­zar el pro­yec­to edu­ca­ti­vo.
En este apar­ta­do, el PNV sos­tie­ne lite­ral­men­te que «una inter­ven­ción en serio que vaya a poner sobre la mesa las víc­ti­mas del terro­ris­mo no pue­de obviar la exis­ten­cia de víc­ti­mas de la tor­tu­ra. Esta reali­dad, de difi­ci­lí­si­mo mane­jo polí­ti­co y social, es, sin embar­go, inne­ga­ble al mar­gen de cuá­les sean sus cifras reales»,
Tam­bién resal­ta que «si es gra­ve el que una orga­ni­za­ción como ETA uti­li­ce el terro­ris­mo, no lo es menos que los pode­res públi­cos cedan a la ten­ta­ción de hacer uso ile­gí­ti­mo de la vio­len­cia terro­ris­ta y de las vul­ne­ra­cio­nes de dere­chos huma­nos», com ha ocu­rri­do y se debe evi­tar que pase en el futu­ro.
Mien­tras el Gobierno quie­re apro­bar el plan el pró­xi­mo 8 de junio para poner­lo en mar­cha a par­tir de setiem­bre, el PNV pide la aper­tu­ra de un nue­vo pro­ce­so de par­ti­ci­pa­ción y con­tras­te con los agen­tes estra­té­gi­cos impli­ca­dos en la pues­ta en mar­cha del mis­mo.
 
fuen­te: gara

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *