Publi­can infor­me que prue­ba incre­men­to de mili­ta­ri­za­ción de EEUU en Amé­ri­ca Lati­na

bases-militares-colombiaEl gobierno de Barack Oba­ma ha con­ti­nua­do con la “ten­den­cia a la mili­ta­ri­za­ción” de la polí­ti­ca de Esta­dos Uni­dos hacia Amé­ri­ca Lati­na y sigue con­ce­dién­do­le una aten­ción “insu­fi­cien­te” a los dere­chos huma­nos, afir­ma un infor­me sobre las rela­cio­nes hemis­fé­ri­cas dado a cono­cer hoy en Washing­ton.

En su infor­me “Espe­ran­do el cam­bio: ten­den­cias de la asis­ten­cia en segu­ri­dad de Esta­dos Uni­dos para Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be”, tres influ­yen­tes orga­ni­za­cio­nes esta­dou­ni­den­ses espe­cia­li­za­das en la región coin­ci­den en que las “poco rea­lis­tas” expec­ta­ti­vas lati­no­ame­ri­ca­nas de “reini­ciar” las rela­cio­nes con Oba­ma “se han ate­nua­do bas­tan­te”, en bue­na par­te por este pro­ce­so de mili­ta­ri­za­ción.

“Esta­mos decep­cio­na­dos de que el gobierno de Oba­ma no ha toma­do accio­nes fuer­tes e iden­ti­fi­ca­bles para mejo­rar las rela­cio­nes con Amé­ri­ca Lati­na”, decla­ran la Ofi­ci­na en Washing­ton para Amé­ri­ca Lati­na (WOLA), el Cen­tro para Polí­ti­ca Inter­na­cio­nal (CIP) y el Latin Ame­ri­ca Wor­king Group Edu­ca­tion Fund.

Espe­cial “preo­cu­pa­ción” en la región han sus­ci­ta­do los acuer­dos mili­ta­res que la admi­nis­tra­ción Oba­ma fir­mó con Colom­bia para el uso de has­ta sie­te bases mili­ta­res, seña­lan los auto­res del infor­me.

“Colom­bia es el caso per­fec­to para eva­luar si la admi­nis­tra­ción de Oba­ma, a difer­fen­cia de sus pre­de­ce­so­res, defen­de­rá los dere­chos huma­nos cuan­do sus alia­dos más cer­ca­nos come­ten serios abu­sos”, sos­tie­nen y agre­gan: “El jura­do aún no se ha pro­nun­cia­do al res­pec­to”.

Para los auto­res del infor­me, ade­más “sigue habien­do con­fu­sión y preo­cu­pa­ción en la región sobre por qué era nece­sa­rio vol­ver a esta­ble­cer la IV Flo­ta”, en acti­vo de nue­vo des­de 2008, así como con la Ini­cia­ti­va Méri­da con Méxi­co, en la que, sub­ra­yan, “el Depar­ta­men­to de Esta­do no mos­tró mucho inte­rés en la ela­bo­ra­ción de un infor­me míni­ma­men­te obje­ti­vo sobre el cum­pli­mien­to por par­te de Méxi­co de los requi­si­tos de dere­chos huma­nos apli­ca­bles al paque­te de asis­ten­cia mili­tar” del plan.

Tam­bién la “res­pues­ta con­tra­dic­to­ria” de Washing­ton al gol­pe de Esta­do en Hon­du­ras ha sido un ele­men­to que ha con­tri­bui­do a “ate­nuar” el entu­sias­mo lati­no­ame­ri­cano con el nue­vo gobierno esta­dou­ni­den­se, ya que “envió al res­to del hemis­fe­rio la señal de que la nue­va admi­nis­tra­ción de Esta­dos Uni­dos es ambi­va­len­te res­pec­to a las vio­la­cio­nes al orden demo­crá­ti­co y a los dere­chos huma­nos”, agre­ga el infor­me.

“La prin­ci­pal cara que la mayor par­te de la región está vien­do de la admi­nis­tra­ción Oba­ma es una mili­tar”, aler­tó Adam Isac­son, miem­bro de WOLA y uno de los auto­res del infor­me, en un comu­ni­ca­do sobre el mis­mo.

“La polí­ti­ca de dere­chos huma­nos de la admi­nis­tra­ción Oba­ma está des­apa­re­ci­da en acción”, coin­ci­dió la direc­to­ra eje­cu­ti­va del Latin Ame­ri­ca Wor­king Group Edu­ca­tion Fund, Lisa Hau­gaard.

“El gobierno de Oba­ma debe mos­trar­se fuer­te en mate­ria de dere­chos huma­nos, espe­cial­men­te con gobier­nos alia­dos que están reci­bien­do gran­des can­ti­da­des de ayu­da en segu­ri­dad”, recla­mó.
Con todo, las orga­ni­za­cio­nes sos­tie­nen que “toda­vía no es dema­sia­do tar­de” para que el gobierno de Oba­ma “impul­se un nue­vo rum­bo” en las rela­cio­nes con Amé­ri­ca Lati­na.

Para cum­plir con sus “pro­me­sas de espe­ran­za y cam­bio”, con­ti­núan, el gobierno de Oba­ma debe­ría adop­tar varias medi­das:

De un lado, debe­ría “demos­trar que Esta­dos Uni­dos se preo­cu­pa por la pro­tec­ción de los dere­chos huma­nos en los paí­ses per­ci­bi­dos como socios cer­ca­nos, como Colom­bia y Méxi­co”, ade­más de “ase­gu­rar” que “el prin­ci­pal actor y la prin­ci­pal voz en la polí­ti­ca de Esta­dos Uni­dos hacia la región es el Depar­ta­men­to de Esta­do y las emba­ja­das y no el Coman­do Sur”.
Las orga­ni­za­cio­nes recla­man ade­más un mayor apo­yo a los esfuer­zos de Amé­ri­ca Lati­na para “adop­tar un enfo­que más amplio sobre segu­ri­dad ciu­da­da­na” y “cen­trar los esfuer­zos anti­nar­có­ti­cos” den­tro del pro­pio Esta­dos Uni­dos, ade­más de “balan­cear” la ayu­da “dis­mi­nu­yen­do los gas­tos mili­ta­res a favor de mayor asis­ten­cia a la salud, edu­ca­ción o ayu­da en desas­tres natu­ra­les”, entre otros.

En este sen­ti­do, recla­man tam­bién que Washing­ton asig­ne un “gene­ro­so paque­te asis­ten­cial de lar­go pla­zo” para la recons­truc­ción de Hai­tí y que, en mate­ria domés­ti­ca, “pon­ga la refor­ma migra­to­ria de nue­vo en la agen­da”.

Los espe­cia­lis­tas piden asi­mis­mo que Esta­dos Uni­dos “man­ten­ga sus­pen­di­da la asis­ten­cia mili­tar y con­di­cio­ne toda otra asis­ten­cia a Hon­du­ras has­ta que ver­da­de­ros pasos sean toma­dos para lograr jus­ti­cia por los abu­sos en dere­chos huma­nos” y, final­men­te, que per­mi­ta el “libre inter­cam­bio de per­so­nas e ideas con Cuba”, con­si­de­ran­do que “nada podría res­ta­ble­cer mejor las rela­cio­nes con toda la región como el fin total a las arcai­cas res­tric­cio­nes sobre los via­jes” a la isla.

(Con infor­ma­ción de la pági­na de WOLA y Agen­cias)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *