El Día de la Memo­ria echa a andar olvi­dan­do a una víc­ti­ma del BVE – Iña­ki Irion­do

Repre­sen­tan­tes de ins­ti­tu­cio­nes de la CAV fir­ma­ron ayer la decla­ra­ción del 10 de noviem­bre como Día de la Memo­ria. En el docu­men­to sus­cri­to se dice tex­tual­men­te que «que­re­mos recor­dar a todas las víc­ti­mas del terro­ris­mo sin excep­ción. A las víc­ti­mas del terror de ETA, el úni­co gru­po terro­ris­ta que aún hoy ame­na­za la con­vi­ven­cia de los vas­cos. Y a las víc­ti­mas pro­vo­ca­das por otros gru­pos terro­ris­tas que si hoy son pasa­do, el sufri­mien­to que aque­llas pade­cie­ron mere­ce el mis­mo reco­no­ci­mien­to y con­si­de­ra­ción».

Cuan­do la deci­sión de sumar­se a esta decla­ra­ción pasó el vier­nes por el Par­la­men­to de Gas­teiz, los por­ta­vo­ces de Ara­lar y EA se abs­tu­vie­ron por enten­der que más allá de las pala­bras ofi­cia­les, en reali­dad sólo se pen­sa­ba en las víc­ti­mas de ETA y no en otras. Poco tiem­po ha hecho fal­ta para que lle­ga­ra la con­fir­ma­ción.

Los repre­sen­tan­tes del Gobierno de Lakua, el Par­la­men­to, las tres Jun­tas Gene­ra­les y Eudel rea­li­za­ron ayer el acto pro­to­co­la­rio de la fir­ma del tex­to. Tras una intro­duc­ción del con­se­je­ro de Inte­rior, Rodol­fo Ares, la direc­to­ra de Víc­ti­mas del Terro­ris­mo, Mari­xa­bel Lasa, pro­ce­dió a la lec­tu­ra del acuer­do. Des­pués toma­ron la pala­bra cada uno de los fir­man­tes.

El pri­me­ro fue el pre­si­den­te de Eudel, Jokin Bil­da­rratz. Y arran­có recor­dan­do que hace nue­ve años mata­ron al direc­tor finan­cie­ro de «El Dia­rio Vas­co», San­tia­go Olea­ga. Envió «un calu­ro­so recuer­do a su fami­lia y tam­bién a la fami­lia del Dia­rio Vas­co». Lue­go dijo que, «intu­yen­do que podría haber más víc­ti­mas» en un 24 de mayo había mira­do en Inter­net com­pro­ban­do que «en el 89 fue­ron ase­si­na­dos en Bil­bao dos guar­dias civi­les y un ertzai­na, cuan­do esta­ban des­ac­ti­van­do una bom­ba. Vaya tam­bién para ellos el calu­ro­so recuer­do y abra­zo».

La siguien­te en inter­ve­nir fue la pre­si­den­ta de las Jun­tas Gene­ra­les de Gipuz­koa, Rafae­la Rome­ro, quien des­ta­có que su ins­ti­tu­ción lle­va ya un tiem­po tra­ba­jan­do en esta mate­ria y qui­so tam­bién sumar­se al recuer­do que Bil­da­rratz había teni­do para San­tia­go Olea­ga y los agen­tes.

Mikel Mer­ke­lanz, taxis­ta

Suce­de que las cua­tro per­so­nas men­cio­na­das en el acto de crea­ción del Día de la Memo­ria son las úni­cas víc­ti­mas de ETA que hay en un 24 de mayo, pero no las úni­cas «víc­ti­mas del terro­ris­mo sin excep­ción». Bas­ta con­sul­tar el lis­ta­do de la pági­na web de la pro­pia Direc­ción de Víc­ti­mas del Terro­ris­mo del Gobierno de Lakua para obser­var que el 24 de mayo de 1978 el Bata­llón Vas­co Espa­ñol mató de dos tiros en la cabe­za a Mikel Mer­ke­lanz Sarrie­gi, taxis­ta de Irun, cuyo cuer­po fue encon­tra­do por sus com­pa­ñe­ros en las rui­nas de un barra­cón de los anti­guos cam­pa­men­tos mili­ta­res de Babi­lo­nia, en el tér­mino muni­ci­pal de Oiar­tzun.

Unos días des­pués, un comu­ni­can­te anó­ni­mo, que dijo hablar en nom­bre del BVE, rei­vin­di­có el aten­ta­do en una lla­ma­da tele­fó­ni­ca a «Deia». Ase­gu­ró que «al taxis­ta Mer­ke­lanz le hemos mata­do por­que ayu­dó a huir a un acti­vis­ta de ETA cuan­do ase­si­na­ron a Ezque­rro. Tene­mos una lis­ta de 54 aber­tza­les que mori­rán como Mer­ke­lanz. Viva la uni­dad de Espa­ña».

En el acto de ayer nin­guno de los repre­sen­tan­tes ins­ti­tu­cio­na­les tuvo memo­ria para recor­dar ni su nom­bre ni la fecha de su muer­te pese a que en su decla­ra­ción se ase­gu­ra que «la socie­dad vas­ca y sus ins­ti­tu­cio­nes esta­mos empe­ña­dos en con­ver­tir la memo­ria de las víc­ti­mas del terro­ris­mo en la seña de iden­ti­dad de un nue­vo tiem­po de con­vi­ven­cia basa­do en el res­pe­to, la liber­tad y la res­pon­sa­bi­li­dad».

La Ertzain­tza reti­ra un mono­li­to del mon­te Arno

La Ertzain­tza reti­ró el pasa­do vier­nes del mon­te Arno, por orden de la Fis­ca­lía de la Audien­cia Nacio­nal, un mono­li­to en memo­ria de los que fue­ran miem­bros de ETA Patxi Iri­zar, Iña­ki Ormaetxea y Jokin Leun­da, muer­tos por la Guar­dia Civil en 1991 en Mor­lans.

El movi­mien­to pro amnis­tía había denun­cia­do en una nota la des­apa­ri­ción de los sím­bo­los de recuer­do des­pués de que duran­te días agen­tes de la Poli­cía auto­nó­mi­ca hubie­ran esta­do por la zona, con la pre­sen­cia inclu­so del heli­cóp­te­ro de la Ertzain­tza, los días 19 y 20. El 21 por la maña­na el mono­li­to ya había sido arran­ca­do y reti­ra­do.

El Depar­ta­men­to de Inte­rior con­fir­mó la reti­ra­da a la agen­cia «Euro­pa Press» y expli­có que había sido «por orden de la Fis­ca­lía de la Audien­cia Nacio­nal».

fuen­te: Gara

Gobierno, Par­la­men­to, las Jun­tas Gene­ra­les y Eudel fir­ma­ron ayer la decla­ra­ción del 10 de noviem­bre como Día de la Memo­ria. El pre­si­den­te de Eudel, Jokin Bil­da­rratz, qui­so tener un recuer­do a las «víc­ti­mas del terro­ris­mo» de otros 24 de mayo como ayer. Y se refi­rió al direc­tor finan­cie­ro de «El Dia­rio Vas­co», San­tia­go Olea­ga, y a dos guar­dias civi­les y un ertzai­na. Se le unió Rafae­la Rome­ro, de las JJGG de Gipuz­koa. Nadie se acor­dó de Mikel Mer­ke­lanz, víc­ti­ma del BVE.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *