Para superar la crisis: ¡soberanía!- Ezker Abertzalea

Hego Eus­kal Herria se encuen­tra some­ti­da al mode­lo eco­nó­mi­co del Esta­do espa­ñol. Éste nos impo­ne a la fuer­za su mode­lo eco­nó­mi­co, polí­ti­co y social. La eco­no­mía del esta­do espa­ñol siem­pre ha sido débil y depen­dien­te. La cla­se empre­sa­rial no ha sido empren­de­do­ra, no han sido más que caci­ques y espe­cu­la­do­res dedi­ca­dos a hacer nego­cios al ampa­ro del esta­do. En las últi­mas déca­das apro­ve­chán­do­se de los fon­dos de Euro­pa y del poder del euro, se han encar­ga­do de espe­cu­lar con las infra­es­truc­tu­ras, la vivien­da y el sue­lo. Han infla­do la bur­bu­ja inmo­bi­lia­ria y cuan­do ésta ha reven­ta­do las con­se­cuen­cias han sido terri­bles: el des­plo­me de la eco­no­mía, el aumen­to del paro y la acu­mu­la­ción de deu­da.

En el esta­do espa­ñol, las empre­sas, las fami­lias y la admi­nis­tra­ción están endeu­da­das has­ta el cue­llo. Mien­tras no se paguen todas estas deu­das, difí­cil­men­te se pro­du­ci­rán nue­vas inver­sio­nes, no se crea­rán nue­vos pues­tos de tra­ba­jo y la eco­no­mía no se revi­ta­li­za­rá.

El Esta­do espa­ñol ha que­bra­do eco­nó­mi­ca­men­te. En mucho tiem­po no levan­ta­rá cabe­za, no al menos has­ta que liqui­de las deu­das que tie­ne. Y las quie­re liqui­dar car­gán­do­las sobre las espal­das de los y las tra­ba­ja­do­ras. Para ello uti­li­zan argu­men­tos fal­sos. Tene­mos muy cla­ro que en vez de dis­cu­tir sobre la con­ten­ción y reduc­ción del gas­to hay que poner sobre la mesa la polí­ti­ca fis­cal: cómo se recau­da y cómo se repar­te.

Es evi­den­te que para Eus­kal Herria seguir vin­cu­la­da al Esta­do espa­ñol supo­ne tener una pie­dra ata­da al cue­llo. En la medi­da que el esta­do espa­ñol se aho­gue, Eus­kal Herria tam­bién lo hará. Así de cla­ro.

Por tan­to, para la ciu­da­da­nía de Eus­kal Herria es impres­cin­di­ble rom­per con las ata­du­ras que nos impo­ne el Esta­do espa­ñol. Tene­mos que recu­pe­rar la sobe­ra­nía polí­ti­ca y empe­zar a hacer nues­tro pro­pio camino. De la mano del Esta­do espa­ñol la úni­ca pers­pec­ti­va que tene­mos es el pre­ci­pi­cio.

¡DIFERENTES ADMINISTRACIONES, LAS MISMAS POLITICAS!
Hemos seña­la­do que el mode­lo eco­nó­mi­co del esta­do espa­ñol ha que­bra­do pero ¿cuál es la situa­ción en Hego Eus­kal Herria?. Por des­gra­cia, las polí­ti­cas eco­nó­mi­cas de los gobier­nos auto­nó­mi­cos beben de las fuen­tes del gobierno cen­tral debi­do a la fal­ta de com­pe­ten­cias pro­pias y a la apues­ta de las admi­nis­tra­cio­nes fora­les y auto­nó­mi­cas por un mode­lo libe­ral. De esta mane­ra pode­mos ase­gu­rar que a pesar de ser dife­ren­tes admi­nis­tra­cio­nes, ponen en prác­ti­ca una mis­ma polí­ti­ca eco­nó­mi­ca. Esa polí­ti­ca eco­nó­mi­ca no da res­pues­ta a las nece­si­da­des de la mayo­ría. Por eso mis­mo exi­gi­mos un cam­bio radi­cal.

EL INJUSTO SISTEMA ACTUAL
En estos momen­tos en el cen­tro de la lucha socio-eco­nó­mi­ca se encuen­tra el deba­te sobre el camino a tomar para salir de la cri­sis. La apues­ta de las admi­nis­tra­cio­nes y de la cla­se empre­sa­rial es cla­ra: echar sobre las espal­das de la ciu­da­da­nía todo el peso de la cri­sis. Para ello se valen del actual injus­to sis­te­ma para recau­dar los impues­tos y para repar­tir el dine­ro.

A tra­vés de este sis­te­ma, el dine­ro de las y los con­tri­bu­yen­tes una vez recau­da­do se diri­ge hacia arri­ba: pri­me­ro se paga el cupo, con lo que que­da se finan­cia el gobierno vas­con­ga­do y lue­go las dipu­tacio­nes. Des­pués del repar­to, con los res­tos se finan­cia las enti­da­des loca­les. Sin embar­go, el repar­to de com­pe­ten­cias va en direc­ción con­tra­ria: los pro­ble­mas se deri­van des­de arri­ba hacia aba­jo por todo el entra­ma­do ins­ti­tu­cio­nal, des­de los gobier­nos auto­nó­mi­cos hacia los ayun­ta­mien­tos. Los ayun­ta­mien­tos tie­nen cada vez más com­pe­ten­cias y cada vez menos finan­cia­ción.

En Nafa­rroa la situa­ción no es dife­ren­te. Las enti­da­des están aho­ga­das eco­nó­mi­ca­men­te en manos del gobierno foral pre­ci­sa­men­te cuan­do los recur­sos eco­nó­mi­cos y la auto­no­mía muni­ci­pal son indis­pen­sa­bles para hacer fren­te a las nece­si­da­des socia­les del terri­to­rio.

El dine­ro que se acu­mu­la en las arcas de las admi­nis­tra­cio­nes auto­nó­mi­ca y foral se uti­li­za para seguir espe­cu­lan­do con el sue­lo y las gran­des infra­es­truc­tu­ras. En Hego Eus­kal Herria la lis­ta de pro­yec­tos cons­truc­ti­vos es inaca­ba­ble: Tren de Alta Velo­ci­dad, auto­vías, super­puer­to de Pasaia, nue­vo Gug­gen­heim en Urdai­bai, nue­vas urba­ni­za­cio­nes, sote­rra­mien­tos de trans­por­tes públi­cos, etc.

¡AUMENTAR EL GASTO SOCIAL!!
Hay en cam­bio, otro camino para salir de la cri­sis y reac­ti­var la eco­no­mía. Ese camino es pre­ci­sa­men­te aumen­tar el gas­to social. Invir­tien­do en sani­dad, edu­ca­ción, ser­vi­cios socia­les como escue­las infan­ti­les, asis­ten­cia domi­ci­lia­ria, come­do­res públi­cos, etc., se crea­rán nue­vos pues­tos de tra­ba­jo públi­cos

Sin duda, ese es el camino a reco­rrer. En esa apues­ta, el papel de las enti­da­des loca­les es fun­da­men­tal; pre­ci­sa­men­te son las enti­da­des loca­les sobre las que ha caí­do una gran par­te de las fun­cio­nes socia­les. Es cier­to, como seña­lá­ba­mos ante­rior­men­te, que las enti­da­des loca­les debi­do a lo injus­to del sis­te­ma de repar­to del dine­ro recau­da­do por los impues­tos, se encuen­tran colap­sa­das eco­nó­mi­ca­men­te. Pero tene­mos muy cla­ro que inver­tir en ser­vi­cios socia­les es el camino efi­caz para salir de la cri­sis.

Para redu­cir el défi­cit social hay que inver­tir en ser­vi­cios socia­les. Para ello, soli­ci­ta­mos la mora­to­ria de los macro pro­yec­tos que inten­tan poner en mar­cha y defen­de­mos que toda esa can­ti­dad de dine­ro sea des­ti­na­da a las enti­da­des loca­les para que pue­dan sufra­gar los ser­vi­cios socia­les nece­sa­rios.

¡A FAVOR DE LOS SERVICIOS PUBLICOS!
La crea­ción de un Sec­tor Públi­co Vas­co es una herra­mien­ta fun­da­men­tal para la Izquier­da Aber­tza­le. Un Sec­tor Públi­co Vas­co que trans­for­ma­rá la reali­dad socio-eco­nó­mi­ca a tra­vés de la cons­truc­ción nacio­nal y el desa­rro­llo social, ayu­dan­do a con­se­guir el mode­lo de socie­dad por el que lucha­mos: soli­da­rio, demo­crá­ti­co, no patriar­cal y al ser­vi­cio de los y las más des­fa­vo­re­ci­dos.

En un mode­lo de cons­truc­ción nacio­nal como el nues­tro, basa­do en la trans­for­ma­ción nacio­nal y social de Eus­kal Herria, el sec­tor públi­co debe dar res­pues­tas a las nece­si­dad de la comu­ni­dad; para ello es nece­sa­rio que las admi­nis­tra­cio­nes se impli­quen en esa apues­ta, par­ti­ci­pan­do en el pro­ce­so. La ges­tión de lo públi­co es una herra­mien­ta bási­ca para con­se­guir la iden­ti­dad nacio­nal y la trans­for­ma­ción social.

Para ello, adop­ta­mos los siguien­tes com­pro­mi­sos:

1.- En defen­sa de unos pre­su­pues­tos públi­cos de izquier­das, aber­tza­les y par­ti­ci­pa­ti­vos
Los pre­su­pues­tos son una herra­mien­ta impres­cin­di­ble para repar­tir la rique­za. Des­de el momen­to que se tra­ta de dis­tri­buir el dine­ro para hacer fren­te a las nece­si­da­des de la socie­dad, es total­men­te nece­sa­rio que en la ela­bo­ra­ción, dis­cu­sión y apro­ba­ción de los pre­su­pues­tos, se garan­ti­ce la par­ti­ci­pa­ción lo más direc­ta posi­ble de la ciu­da­da­nía.

2.- Reivin­di­car unas fuen­tes de finan­cia­ción fuer­tes y segu­ras.
Exi­gi­mos una finan­cia­ción muni­ci­pal jus­ta, dig­na y sufi­cien­te.

3. – Hacer fren­te a la pri­va­ti­za­ción de los ser­vi­cios socia­les y garan­ti­zar por par­te de los ayun­ta­mien­tos los ser­vi­cios socia­les públi­cos bási­cos.
Hoy en día en Eus­kal Herria, a con­se­cuen­cia de la polí­ti­ca neo­li­be­ral que se está apli­can­do des­de las dis­tin­tas admi­nis­tra­cio­nes se esta poten­cian­do la pri­va­ti­za­ción de los ser­vi­cios socia­les, ponien­do en peli­gro los ser­vi­cios uni­ver­sa­les.

Esto tie­ne con­se­cuen­cias gra­ves y pro­vo­ca­rá que sólo las per­so­nas con recur­sos eco­nó­mi­cos pue­dan tener opción a bene­fi­ciar­se de los ser­vi­cios socia­les bási­cos.

4.- Apues­ta por el repar­to de rique­za
El repar­to de la rique­za sig­ni­fi­ca tra­ba­jar y luchar a favor de una polí­ti­ca fis­cal pro­gre­si­va y una polí­ti­ca pre­su­pues­ta­ria redis­tri­bu­ti­va.
En esta línea de inter­ven­ción socio­eco­nó­mi­ca, que­re­mos mos­trar nues­tro apo­yo al la huel­ga con­vo­ca­da por la mayo­ría social vas­ca en defen­sa de los ser­vi­cios públi­cos y el aumen­to del gas­to social.

LA CONSTRUCCIÓN NACIONAL, AL SERVICIO DEL CAMBIO POLÍTICO Y SOCIAL.
La Izquier­da Aber­tza­le en el camino hacia la cons­truc­ción nacio­nal y la trans­for­ma­ción social defen­de­rá en las ins­ti­tu­cio­nes las reivin­di­ca­cio­nes socia­les pro­mo­vi­das por el movi­mien­to popu­lar, social y sin­di­cal.

Y es que para pro­mo­ver cam­bios estruc­tu­ra­les ade­más de las con­di­cio­nes socio­po­lí­ti­cas crea­das por las movi­li­za­cio­nes y la pre­sión social es nece­sa­rio poner los medios ins­ti­tu­cio­na­les al ser­vi­cio de la cons­truc­ción nacio­nal y de la trans­for­ma­ción social.

En este sen­ti­do, el pro­gra­ma socio-eco­nó­mi­co de la Izquier­da Aber­tza­le bus­ca­rá poner los medios de las ins­ti­tu­cio­nes al ser­vi­cio del cam­bio social.

El cam­bio social y el cam­bio polí­ti­co están ínti­ma­men­te rela­cio­na­dos, cada avan­ce social ali­men­ta el cam­bio polí­ti­co y cada cam­bio polí­ti­co pro­mue­ve la trans­for­ma­ción social. Es por ello que a las reivin­di­ca­cio­nes socia­les hay que aña­dir­les el obje­ti­vo de la actual fase polí­ti­ca que no es otro que abor­dar un pro­ce­so demo­crá­ti­co que abra las puer­tas al reco­no­ci­mien­to de los dere­chos que le corres­pon­den a Eus­kal Herria.

2010.05.21

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: