Para supe­rar la cri­sis: ¡sobe­ra­nía!- Ezker Aber­tza­lea

Hego Eus­kal Herria se encuen­tra some­ti­da al mode­lo eco­nó­mi­co del Esta­do espa­ñol. Éste nos impo­ne a la fuer­za su mode­lo eco­nó­mi­co, polí­ti­co y social. La eco­no­mía del esta­do espa­ñol siem­pre ha sido débil y depen­dien­te. La cla­se empre­sa­rial no ha sido empren­de­do­ra, no han sido más que caci­ques y espe­cu­la­do­res dedi­ca­dos a hacer nego­cios al ampa­ro del esta­do. En las últi­mas déca­das apro­ve­chán­do­se de los fon­dos de Euro­pa y del poder del euro, se han encar­ga­do de espe­cu­lar con las infra­es­truc­tu­ras, la vivien­da y el sue­lo. Han infla­do la bur­bu­ja inmo­bi­lia­ria y cuan­do ésta ha reven­ta­do las con­se­cuen­cias han sido terri­bles: el des­plo­me de la eco­no­mía, el aumen­to del paro y la acu­mu­la­ción de deu­da.

En el esta­do espa­ñol, las empre­sas, las fami­lias y la admi­nis­tra­ción están endeu­da­das has­ta el cue­llo. Mien­tras no se paguen todas estas deu­das, difí­cil­men­te se pro­du­ci­rán nue­vas inver­sio­nes, no se crea­rán nue­vos pues­tos de tra­ba­jo y la eco­no­mía no se revi­ta­li­za­rá.

El Esta­do espa­ñol ha que­bra­do eco­nó­mi­ca­men­te. En mucho tiem­po no levan­ta­rá cabe­za, no al menos has­ta que liqui­de las deu­das que tie­ne. Y las quie­re liqui­dar car­gán­do­las sobre las espal­das de los y las tra­ba­ja­do­ras. Para ello uti­li­zan argu­men­tos fal­sos. Tene­mos muy cla­ro que en vez de dis­cu­tir sobre la con­ten­ción y reduc­ción del gas­to hay que poner sobre la mesa la polí­ti­ca fis­cal: cómo se recau­da y cómo se repar­te.

Es evi­den­te que para Eus­kal Herria seguir vin­cu­la­da al Esta­do espa­ñol supo­ne tener una pie­dra ata­da al cue­llo. En la medi­da que el esta­do espa­ñol se aho­gue, Eus­kal Herria tam­bién lo hará. Así de cla­ro.

Por tan­to, para la ciu­da­da­nía de Eus­kal Herria es impres­cin­di­ble rom­per con las ata­du­ras que nos impo­ne el Esta­do espa­ñol. Tene­mos que recu­pe­rar la sobe­ra­nía polí­ti­ca y empe­zar a hacer nues­tro pro­pio camino. De la mano del Esta­do espa­ñol la úni­ca pers­pec­ti­va que tene­mos es el pre­ci­pi­cio.

¡DIFERENTES ADMINISTRACIONES, LAS MISMAS POLITICAS!
Hemos seña­la­do que el mode­lo eco­nó­mi­co del esta­do espa­ñol ha que­bra­do pero ¿cuál es la situa­ción en Hego Eus­kal Herria?. Por des­gra­cia, las polí­ti­cas eco­nó­mi­cas de los gobier­nos auto­nó­mi­cos beben de las fuen­tes del gobierno cen­tral debi­do a la fal­ta de com­pe­ten­cias pro­pias y a la apues­ta de las admi­nis­tra­cio­nes fora­les y auto­nó­mi­cas por un mode­lo libe­ral. De esta mane­ra pode­mos ase­gu­rar que a pesar de ser dife­ren­tes admi­nis­tra­cio­nes, ponen en prác­ti­ca una mis­ma polí­ti­ca eco­nó­mi­ca. Esa polí­ti­ca eco­nó­mi­ca no da res­pues­ta a las nece­si­da­des de la mayo­ría. Por eso mis­mo exi­gi­mos un cam­bio radi­cal.

EL INJUSTO SISTEMA ACTUAL
En estos momen­tos en el cen­tro de la lucha socio-eco­nó­mi­ca se encuen­tra el deba­te sobre el camino a tomar para salir de la cri­sis. La apues­ta de las admi­nis­tra­cio­nes y de la cla­se empre­sa­rial es cla­ra: echar sobre las espal­das de la ciu­da­da­nía todo el peso de la cri­sis. Para ello se valen del actual injus­to sis­te­ma para recau­dar los impues­tos y para repar­tir el dine­ro.

A tra­vés de este sis­te­ma, el dine­ro de las y los con­tri­bu­yen­tes una vez recau­da­do se diri­ge hacia arri­ba: pri­me­ro se paga el cupo, con lo que que­da se finan­cia el gobierno vas­con­ga­do y lue­go las dipu­tacio­nes. Des­pués del repar­to, con los res­tos se finan­cia las enti­da­des loca­les. Sin embar­go, el repar­to de com­pe­ten­cias va en direc­ción con­tra­ria: los pro­ble­mas se deri­van des­de arri­ba hacia aba­jo por todo el entra­ma­do ins­ti­tu­cio­nal, des­de los gobier­nos auto­nó­mi­cos hacia los ayun­ta­mien­tos. Los ayun­ta­mien­tos tie­nen cada vez más com­pe­ten­cias y cada vez menos finan­cia­ción.

En Nafa­rroa la situa­ción no es dife­ren­te. Las enti­da­des están aho­ga­das eco­nó­mi­ca­men­te en manos del gobierno foral pre­ci­sa­men­te cuan­do los recur­sos eco­nó­mi­cos y la auto­no­mía muni­ci­pal son indis­pen­sa­bles para hacer fren­te a las nece­si­da­des socia­les del terri­to­rio.

El dine­ro que se acu­mu­la en las arcas de las admi­nis­tra­cio­nes auto­nó­mi­ca y foral se uti­li­za para seguir espe­cu­lan­do con el sue­lo y las gran­des infra­es­truc­tu­ras. En Hego Eus­kal Herria la lis­ta de pro­yec­tos cons­truc­ti­vos es inaca­ba­ble: Tren de Alta Velo­ci­dad, auto­vías, super­puer­to de Pasaia, nue­vo Gug­genheim en Urdai­bai, nue­vas urba­ni­za­cio­nes, sote­rra­mien­tos de trans­por­tes públi­cos, etc.

¡AUMENTAR EL GASTO SOCIAL!!
Hay en cam­bio, otro camino para salir de la cri­sis y reac­ti­var la eco­no­mía. Ese camino es pre­ci­sa­men­te aumen­tar el gas­to social. Invir­tien­do en sani­dad, edu­ca­ción, ser­vi­cios socia­les como escue­las infan­ti­les, asis­ten­cia domi­ci­lia­ria, come­do­res públi­cos, etc., se crea­rán nue­vos pues­tos de tra­ba­jo públi­cos

Sin duda, ese es el camino a reco­rrer. En esa apues­ta, el papel de las enti­da­des loca­les es fun­da­men­tal; pre­ci­sa­men­te son las enti­da­des loca­les sobre las que ha caí­do una gran par­te de las fun­cio­nes socia­les. Es cier­to, como seña­lá­ba­mos ante­rior­men­te, que las enti­da­des loca­les debi­do a lo injus­to del sis­te­ma de repar­to del dine­ro recau­da­do por los impues­tos, se encuen­tran colap­sa­das eco­nó­mi­ca­men­te. Pero tene­mos muy cla­ro que inver­tir en ser­vi­cios socia­les es el camino efi­caz para salir de la cri­sis.

Para redu­cir el défi­cit social hay que inver­tir en ser­vi­cios socia­les. Para ello, soli­ci­ta­mos la mora­to­ria de los macro pro­yec­tos que inten­tan poner en mar­cha y defen­de­mos que toda esa can­ti­dad de dine­ro sea des­ti­na­da a las enti­da­des loca­les para que pue­dan sufra­gar los ser­vi­cios socia­les nece­sa­rios.

¡A FAVOR DE LOS SERVICIOS PUBLICOS!
La crea­ción de un Sec­tor Públi­co Vas­co es una herra­mien­ta fun­da­men­tal para la Izquier­da Aber­tza­le. Un Sec­tor Públi­co Vas­co que trans­for­ma­rá la reali­dad socio-eco­nó­mi­ca a tra­vés de la cons­truc­ción nacio­nal y el desa­rro­llo social, ayu­dan­do a con­se­guir el mode­lo de socie­dad por el que lucha­mos: soli­da­rio, demo­crá­ti­co, no patriar­cal y al ser­vi­cio de los y las más des­fa­vo­re­ci­dos.

En un mode­lo de cons­truc­ción nacio­nal como el nues­tro, basa­do en la trans­for­ma­ción nacio­nal y social de Eus­kal Herria, el sec­tor públi­co debe dar res­pues­tas a las nece­si­dad de la comu­ni­dad; para ello es nece­sa­rio que las admi­nis­tra­cio­nes se impli­quen en esa apues­ta, par­ti­ci­pan­do en el pro­ce­so. La ges­tión de lo públi­co es una herra­mien­ta bási­ca para con­se­guir la iden­ti­dad nacio­nal y la trans­for­ma­ción social.

Para ello, adop­ta­mos los siguien­tes com­pro­mi­sos:

1.- En defen­sa de unos pre­su­pues­tos públi­cos de izquier­das, aber­tza­les y par­ti­ci­pa­ti­vos
Los pre­su­pues­tos son una herra­mien­ta impres­cin­di­ble para repar­tir la rique­za. Des­de el momen­to que se tra­ta de dis­tri­buir el dine­ro para hacer fren­te a las nece­si­da­des de la socie­dad, es total­men­te nece­sa­rio que en la ela­bo­ra­ción, dis­cu­sión y apro­ba­ción de los pre­su­pues­tos, se garan­ti­ce la par­ti­ci­pa­ción lo más direc­ta posi­ble de la ciu­da­da­nía.

2.- Rei­vin­di­car unas fuen­tes de finan­cia­ción fuer­tes y segu­ras.
Exi­gi­mos una finan­cia­ción muni­ci­pal jus­ta, dig­na y sufi­cien­te.

3. – Hacer fren­te a la pri­va­ti­za­ción de los ser­vi­cios socia­les y garan­ti­zar por par­te de los ayun­ta­mien­tos los ser­vi­cios socia­les públi­cos bási­cos.
Hoy en día en Eus­kal Herria, a con­se­cuen­cia de la polí­ti­ca neo­li­be­ral que se está apli­can­do des­de las dis­tin­tas admi­nis­tra­cio­nes se esta poten­cian­do la pri­va­ti­za­ción de los ser­vi­cios socia­les, ponien­do en peli­gro los ser­vi­cios uni­ver­sa­les.

Esto tie­ne con­se­cuen­cias gra­ves y pro­vo­ca­rá que sólo las per­so­nas con recur­sos eco­nó­mi­cos pue­dan tener opción a bene­fi­ciar­se de los ser­vi­cios socia­les bási­cos.

4.- Apues­ta por el repar­to de rique­za
El repar­to de la rique­za sig­ni­fi­ca tra­ba­jar y luchar a favor de una polí­ti­ca fis­cal pro­gre­si­va y una polí­ti­ca pre­su­pues­ta­ria redis­tri­bu­ti­va.
En esta línea de inter­ven­ción socio­eco­nó­mi­ca, que­re­mos mos­trar nues­tro apo­yo al la huel­ga con­vo­ca­da por la mayo­ría social vas­ca en defen­sa de los ser­vi­cios públi­cos y el aumen­to del gas­to social.

LA CONSTRUCCIÓN NACIONAL, AL SERVICIO DEL CAMBIO POLÍTICO Y SOCIAL.
La Izquier­da Aber­tza­le en el camino hacia la cons­truc­ción nacio­nal y la trans­for­ma­ción social defen­de­rá en las ins­ti­tu­cio­nes las rei­vin­di­ca­cio­nes socia­les pro­mo­vi­das por el movi­mien­to popu­lar, social y sin­di­cal.

Y es que para pro­mo­ver cam­bios estruc­tu­ra­les ade­más de las con­di­cio­nes socio­po­lí­ti­cas crea­das por las movi­li­za­cio­nes y la pre­sión social es nece­sa­rio poner los medios ins­ti­tu­cio­na­les al ser­vi­cio de la cons­truc­ción nacio­nal y de la trans­for­ma­ción social.

En este sen­ti­do, el pro­gra­ma socio-eco­nó­mi­co de la Izquier­da Aber­tza­le bus­ca­rá poner los medios de las ins­ti­tu­cio­nes al ser­vi­cio del cam­bio social.

El cam­bio social y el cam­bio polí­ti­co están ínti­ma­men­te rela­cio­na­dos, cada avan­ce social ali­men­ta el cam­bio polí­ti­co y cada cam­bio polí­ti­co pro­mue­ve la trans­for­ma­ción social. Es por ello que a las rei­vin­di­ca­cio­nes socia­les hay que aña­dir­les el obje­ti­vo de la actual fase polí­ti­ca que no es otro que abor­dar un pro­ce­so demo­crá­ti­co que abra las puer­tas al reco­no­ci­mien­to de los dere­chos que le corres­pon­den a Eus­kal Herria.

2010.05.21

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *