Luces y som­bras de la agri­cul­tu­ra cuba­na- Manuel David Orrio

Ver­sión Com­ple­ta Luces y som­bras de la agri­cul­tu­ra cuba­na

Una intro­duc­ción nece­sa­ria

La Habana,10/05/21.-Publiqué la serie de artícu­los Luces y som­bras de la agri­cul­tu­ra cuba­na en el web­si­te con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rio Cuba­Net por diciem­bre del 2001 y prin­ci­pios del 2002.Por aque­llos días era ya un reco­no­ci­do perio­dis­ta “independendiente”,léase con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rio, bajo el cual se ocul­ta­ba el agen­te Miguel de la Segu­ri­dad del Esta­do de Cuba.

La deci­sión de escri­bir­la y publi­car­la no fue orden de mi Jefa­tu­ra– para enton­ces hacía años que no se moles­ta­ba en super­vi­sar mis escri­tos – ,sino una moti­va­da por mi deseo de explo­rar los pro­ce­sos enton­ces habien­tes en el agro de Cuba y ofre­cer con­clu­sio­nes y pro­po­si­cio­nes para mejo­rar la agri­cul­tu­ra nacio­nal.

Para mí repre­sen­ta­ba, ade­más, un ejer­ci­cio don­de ya con logra­da expe­rien­cia, debía solu­cio­nar el dile­ma éti­co-perio­dís­ti­co mayor que se me pre­sen­tó a lo lar­go de mi misión como agen­te encu­bier­to de la Segu­ri­dad cuba­na, ocul­to bajo la facha­da de uno de esos perio­dis­tas “inde­pen­dien­tes”: hacer perio­dis­mo revo­lu­cio­na­rio, pero dis­fra­za­do de con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rio. Defen­der a Cuba, pero hacien­do ver como que la ata­ca­ba.

Vis­ta en la dis­tan­cia, a la altu­ra de este 2010, con­si­de­ro que logré ple­na­men­te mis obje­ti­vos: des­cri­bí con vera­ci­dad el esta­do de la agri­cul­tu­ra en aquel momen­to, lla­mé la aten­ción sobre los pro­ce­sos y ten­den­cias habien­tes en ésta, pro­pu­se solu­cio­nes que des­pués se tor­na­ron o no en medi­das de Gobierno, y entre las cua­les des­ta­ca la refor­ma pro­fun­da que tuvo lugar en la agro­in­dus­tria azu­ca­re­ra, unos cin­co meses des­pués de publi­ca­da la serie,y ‚final­men­te, solu­cio­né como me pro­pu­se el dile­ma éti­co-perio­dís­ti­co men­cio­na­do, sobre la base de seguir el prin­ci­pio que aún obser­vo y pro­mue­vo como perio­dis­ta revo­lu­cio­na­rio cubano: ate­ner­me estric­ta­men­te a la ver­dad, pero en res­pe­to al len­gua­je del medio en el cual publi­co.

El recién con­cluí­do X Con­gre­so de la Aso­cia­ción Nacio­nal de Agri­cul­to­res Peque­ños de Cuba (ANAP) y su pro­nun­cia­mien­to gene­ral en el sen­ti­do de empren­der una refor­ma radi­cal de la agri­cul­tu­ra crio­lla, par­ti­cu­lar­men­te res­pec­to a la eli­mi­na­ción de las tra­bas buro­crá­ti­cas que entor­pe­cen el des­en­vol­vi­mien­to agrí­co­la cubano, me hizo releer Luces y som­bras… Para mi sor­pre­sa, y más allá del enve­je­ci­mien­to de las cifras emplea­das, des­cu­brí que un con­jun­to de ten­den­cias enton­ces seña­la­das man­tie­nen actua­li­dad.

Por ello, me pare­ció váli­do ofre­cer­la nue­va­men­te a los lec­to­res, aho­ra más como ensa­yo que como serie de artícu­los, al tiem­po que me aca­bo de plan­tear un reto: rees­cri­bir­la actua­li­za­da, en momen­to que me atre­vo a decir ha sido uno de los mejo­res ejer­ci­cios perio­dís­ti­cos de mi vida. Si la defen­sa de Cuba me obli­gó al dis­fraz con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rio, sabrá el lec­tor avi­sa­do des­po­jar­me de él en cada línea, así como hacer sus pro­pias con­clu­sio­nes. Por lo tan­to, sin más, Luces y som­bras de la agri­cul­tu­ra cuba­na.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *