La rebe­lión estu­dian­til de Puer­to Rico – Angel Gue­rra Cabrera

La huel­ga gene­ral en la Uni­ver­si­dad de Puer­to Rico cul­mi­na su sép­ti­ma sema­na y es ya el enfren­ta­mien­to más pro­lon­ga­do y agu­do de un sec­tor de la socie­dad puer­to­rri­que­ña con la impo­pu­lar admi­nis­tra­ción del gober­na­dor Luis For­tu­ño. Este ha ofen­di­do y menos­pre­cia­do a una casa de estu­dios cuyos 11 plan­te­les se espar­cen por toda la geo­gra­fía isle­ña, con fuer­tes lazos en la socie­dad y la fami­lia, enrai­za­da en el ima­gi­na­rio colec­ti­vo como depo­si­ta­ria del acer­vo de la nación: la pre­ser­va­ción y enri­que­ci­mien­to de la cul­tu­ra nacio­nal y del ideal inde­pen­den­tis­ta; el deba­te demo­crá­ti­co de ideas y el ejer­ci­cio del pen­sa­mien­to crí­ti­co, el impul­so a la inves­ti­ga­ción cien­tí­fi­ca, y la defen­sa de la edu­ca­ción públi­ca y gra­tui­ta, médu­la de la actual lucha estudiantil.

La huel­ga uni­ver­si­ta­ria se inser­ta en la resis­ten­cia del pue­blo puer­to­rri­que­ño con­tra las dra­co­nia­nas medi­das neo­li­be­ra­les de For­tu­ño, pero se des­ta­ca por la vibran­te soli­da­ri­dad nacio­nal e inter­na­cio­nal que ha con­ci­ta­do, en pri­mer lugar por­que defien­de una cau­sa noble y jus­ta pero tam­bién por su crea­ti­vi­dad polí­ti­ca, madu­rez, dis­cur­so reno­va­dor y nove­do­sos méto­dos de comu­ni­ca­ción den­tro del movi­mien­to estu­dian­til y de este con la socie­dad, entre los cua­les Radio Huel­ga, que con míni­mos recur­sos y mucho inge­nio se ha implan­ta­do como voce­ra ofi­cial de los huelguistas.

Las medi­das de For­tu­ño han impli­ca­do pri­var al pre­su­pues­to de una par­te impor­tan­te de los fon­dos des­ti­na­dos a la edu­ca­ción, la salud, la cul­tu­ra y la asis­ten­cia social en lo que cons­ti­tu­ye una abdi­ca­ción de la fun­ción del Esta­do como garan­te de estos ser­vi­cios. Como con­se­cuen­cia el gober­na­dor ha echa­do a la calle a más de 15 000 emplea­dos públi­cos y con­ge­la­do los sala­rios del sec­tor. Pero su pro­yec­to estre­lla son las lla­ma­das alian­zas públi­co-pri­va­das, que no son más que una for­ma enmas­ca­ra­da de pri­va­ti­zar muchas acti­vi­da­des del Estado.

Cuan­do anun­ció las medi­das, For­tu­ño dijo que la Uni­ver­si­dad no esta­ba inclui­da pero meses más tar­de se fue con­tra la casa de estu­dios adu­cien­do lo cos­to­so que resul­ta­ba para el pre­su­pues­to el “pri­vi­le­gio” de estu­diar, lo que pro­vo­có la indig­na­ción de los estu­dian­tes. La reali­dad es que suce­si­vos gobier­nos neo­li­be­ra­les han des­fon­da­do deli­be­ra­da­men­te a la Uni­ver­si­dad de Puer­to Rico con el obje­ti­vo de pri­va­ti­zar­la. La han pri­va­do de ingre­sos sobre los nue­vos impues­tos basán­do­se en una ley maño­sa y la han endeu­da­do en cien­tos de millo­nes de dóla­res a tra­vés de la cons­truc­ción de obras fas­tuo­sas, que con fre­cuen­cia han ter­mi­na­do en manos pri­va­das. Ya en 2005 los estu­dian­tes se fue­ron a la huel­ga con­tra este esta­do de cosas y en el gobierno de For­tu­ño han denun­cia­do la gra­ve situa­ción en que se está colo­can­do a la casa de estu­dios y pre­sen­tan­do pro­pues­tas para solu­cio­nar­la sin que las auto­ri­da­des de la ins­ti­tu­ción se hayan dado por ente­ra­das. Así esta­ban las cosas cuan­do el pre­si­den­te de la uni­ver­si­dad anun­cia públi­ca­men­te que habrá una reduc­ción de 100 millo­nes de dóla­res en el pre­su­pues­to para 2011, la eli­mi­na­ción de las exen­cio­nes de matrí­cu­la y un aumen­to de esta. Fue la gota que col­mó la copa y lle­vó a la con­vo­ca­to­ria de un paro estu­dian­til de 48 horas por una asam­blea gene­ral, que des­em­bo­có final­men­te en la huel­ga gene­ral inde­fi­ni­da ante la cerra­zón de las auto­ri­da­des para escu­char las pro­pues­tas de los estudiantes.

Duran­te este pro­ce­so ha con­tras­ta­do la volun­tad nego­cia­do­ra de los alum­nos con el áni­mo repre­si­vo e intran­si­gen­te del gober­na­dor y las auto­ri­da­des uni­ver­si­ta­rias. La poli­cía puso bajo sitio a varios recin­tos impi­dien­do la entra­da de agua y ali­men­tos a los estu­dian­tes en resis­ten­cia. Esto hizo que a la gran sim­pa­tía por el movi­mien­to se suma­ra la indig­na­ción y que la coa­li­ción Todo Puer­to Rico por Puer­to Rico, los prin­ci­pa­les sin­di­ca­tos y orga­ni­za­cio­nes popu­la­res y la comu­ni­dad artís­ti­ca con­vo­ca­ran a un día de paro en soli­da­ri­dad con los estu­dian­tes que pre­sen­ció a dece­nas de miles de per­so­nas mani­fes­tar­se ante los muros de Río Pie­dras mien­tras un juez con decen­cia orde­na­ba a la poli­cía faci­li­tar el acce­so de suministros.

Los estu­dian­tes se nie­gan a levan­tar la huel­ga has­ta lograr un com­pro­mi­so de la otra par­te que ase­gu­re la exen­ción de matrí­cu­la y la no pri­va­ti­za­ción de las ins­ta­la­cio­nes y segu­ra­men­te con­ti­nua­rán reci­bien­do la cre­cien­te soli­da­ri­dad de la inte­lec­tua­li­dad isle­ña, lati­no­ame­ri­ca­na y de todos los que abo­gan en el mun­do por el dere­cho a la edu­ca­ción públi­ca, gra­tui­ta y uni­ver­sal de cali­dad. Una lucha admirable.

Fuen­te: Cuba Debate

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.