La rebe­lión estu­dian­til de Puer­to Rico – Angel Gue­rra Cabre­ra

La huel­ga gene­ral en la Uni­ver­si­dad de Puer­to Rico cul­mi­na su sép­ti­ma sema­na y es ya el enfren­ta­mien­to más pro­lon­ga­do y agu­do de un sec­tor de la socie­dad puer­to­rri­que­ña con la impo­pu­lar admi­nis­tra­ción del gober­na­dor Luis For­tu­ño. Este ha ofen­di­do y menos­pre­cia­do a una casa de estu­dios cuyos 11 plan­te­les se espar­cen por toda la geo­gra­fía isle­ña, con fuer­tes lazos en la socie­dad y la fami­lia, enrai­za­da en el ima­gi­na­rio colec­ti­vo como depo­si­ta­ria del acer­vo de la nación: la pre­ser­va­ción y enri­que­ci­mien­to de la cul­tu­ra nacio­nal y del ideal inde­pen­den­tis­ta; el deba­te demo­crá­ti­co de ideas y el ejer­ci­cio del pen­sa­mien­to crí­ti­co, el impul­so a la inves­ti­ga­ción cien­tí­fi­ca, y la defen­sa de la edu­ca­ción públi­ca y gra­tui­ta, médu­la de la actual lucha estu­dian­til.

La huel­ga uni­ver­si­ta­ria se inser­ta en la resis­ten­cia del pue­blo puer­to­rri­que­ño con­tra las dra­co­nia­nas medi­das neo­li­be­ra­les de For­tu­ño, pero se des­ta­ca por la vibran­te soli­da­ri­dad nacio­nal e inter­na­cio­nal que ha con­ci­ta­do, en pri­mer lugar por­que defien­de una cau­sa noble y jus­ta pero tam­bién por su crea­ti­vi­dad polí­ti­ca, madu­rez, dis­cur­so reno­va­dor y nove­do­sos méto­dos de comu­ni­ca­ción den­tro del movi­mien­to estu­dian­til y de este con la socie­dad, entre los cua­les Radio Huel­ga, que con míni­mos recur­sos y mucho inge­nio se ha implan­ta­do como voce­ra ofi­cial de los huel­guis­tas.

Las medi­das de For­tu­ño han impli­ca­do pri­var al pre­su­pues­to de una par­te impor­tan­te de los fon­dos des­ti­na­dos a la edu­ca­ción, la salud, la cul­tu­ra y la asis­ten­cia social en lo que cons­ti­tu­ye una abdi­ca­ción de la fun­ción del Esta­do como garan­te de estos ser­vi­cios. Como con­se­cuen­cia el gober­na­dor ha echa­do a la calle a más de 15 000 emplea­dos públi­cos y con­ge­la­do los sala­rios del sec­tor. Pero su pro­yec­to estre­lla son las lla­ma­das alian­zas públi­co-pri­va­das, que no son más que una for­ma enmas­ca­ra­da de pri­va­ti­zar muchas acti­vi­da­des del Esta­do.

Cuan­do anun­ció las medi­das, For­tu­ño dijo que la Uni­ver­si­dad no esta­ba inclui­da pero meses más tar­de se fue con­tra la casa de estu­dios adu­cien­do lo cos­to­so que resul­ta­ba para el pre­su­pues­to el “pri­vi­le­gio” de estu­diar, lo que pro­vo­có la indig­na­ción de los estu­dian­tes. La reali­dad es que suce­si­vos gobier­nos neo­li­be­ra­les han des­fon­da­do deli­be­ra­da­men­te a la Uni­ver­si­dad de Puer­to Rico con el obje­ti­vo de pri­va­ti­zar­la. La han pri­va­do de ingre­sos sobre los nue­vos impues­tos basán­do­se en una ley maño­sa y la han endeu­da­do en cien­tos de millo­nes de dóla­res a tra­vés de la cons­truc­ción de obras fas­tuo­sas, que con fre­cuen­cia han ter­mi­na­do en manos pri­va­das. Ya en 2005 los estu­dian­tes se fue­ron a la huel­ga con­tra este esta­do de cosas y en el gobierno de For­tu­ño han denun­cia­do la gra­ve situa­ción en que se está colo­can­do a la casa de estu­dios y pre­sen­tan­do pro­pues­tas para solu­cio­nar­la sin que las auto­ri­da­des de la ins­ti­tu­ción se hayan dado por ente­ra­das. Así esta­ban las cosas cuan­do el pre­si­den­te de la uni­ver­si­dad anun­cia públi­ca­men­te que habrá una reduc­ción de 100 millo­nes de dóla­res en el pre­su­pues­to para 2011, la eli­mi­na­ción de las exen­cio­nes de matrí­cu­la y un aumen­to de esta. Fue la gota que col­mó la copa y lle­vó a la con­vo­ca­to­ria de un paro estu­dian­til de 48 horas por una asam­blea gene­ral, que des­em­bo­có final­men­te en la huel­ga gene­ral inde­fi­ni­da ante la cerra­zón de las auto­ri­da­des para escu­char las pro­pues­tas de los estu­dian­tes.

Duran­te este pro­ce­so ha con­tras­ta­do la volun­tad nego­cia­do­ra de los alum­nos con el áni­mo repre­si­vo e intran­si­gen­te del gober­na­dor y las auto­ri­da­des uni­ver­si­ta­rias. La poli­cía puso bajo sitio a varios recin­tos impi­dien­do la entra­da de agua y ali­men­tos a los estu­dian­tes en resis­ten­cia. Esto hizo que a la gran sim­pa­tía por el movi­mien­to se suma­ra la indig­na­ción y que la coa­li­ción Todo Puer­to Rico por Puer­to Rico, los prin­ci­pa­les sin­di­ca­tos y orga­ni­za­cio­nes popu­la­res y la comu­ni­dad artís­ti­ca con­vo­ca­ran a un día de paro en soli­da­ri­dad con los estu­dian­tes que pre­sen­ció a dece­nas de miles de per­so­nas mani­fes­tar­se ante los muros de Río Pie­dras mien­tras un juez con decen­cia orde­na­ba a la poli­cía faci­li­tar el acce­so de sumi­nis­tros.

Los estu­dian­tes se nie­gan a levan­tar la huel­ga has­ta lograr un com­pro­mi­so de la otra par­te que ase­gu­re la exen­ción de matrí­cu­la y la no pri­va­ti­za­ción de las ins­ta­la­cio­nes y segu­ra­men­te con­ti­nua­rán reci­bien­do la cre­cien­te soli­da­ri­dad de la inte­lec­tua­li­dad isle­ña, lati­no­ame­ri­ca­na y de todos los que abo­gan en el mun­do por el dere­cho a la edu­ca­ción públi­ca, gra­tui­ta y uni­ver­sal de cali­dad. Una lucha admi­ra­ble.

Fuen­te: Cuba Deba­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *