Chomsky responde a Israel “A ningún gobierno le gusta lo que digo”. "El comportamiento de Israel me recuerda al de Sudáfrica en los años 60"

A sus 81 años, el renom­bra­do inte­lec­tual judío esta­du­ni­den­se Noam Chomsky, lin­güis­ta, filó­so­fo y ensa­yis­ta, se dijo sor­pren­di­do cuan­do el pasa­do domin­go 16 de mayo los guar­da­fron­te­ras israe­líes le impi­die­ron entrar de Jor­da­nia a Cis­jor­da­nia, don­de esta­ba invi­ta­do a dar una con­fe­ren­cia, el lunes, en la uni­ver­si­dad Bir Zeit, cer­ca de Rama­la.

“Lle­gué con mi hija y dos vie­jos ami­gos. Nos pre­sen­ta­mos nor­mal­men­te en la fron­te­ra don­de todos fui­mos inte­rro­ga­dos. Se intere­sa­ban en par­ti­cu­lar por mí”, dijo a la pren­sa el aca­dé­mi­co del Ins­ti­tu­to de Tec­no­lo­gía de Mas­sa­chu­setts, mun­dial­men­te cono­ci­do por sus crí­ti­cas a la polí­ti­ca exte­rior de EEUU y a la ocu­pa­ción israe­lí de los terri­to­rios pales­ti­nos.

Los guar­da­fron­te­ras, que “retrans­mi­tían las pre­gun­tas del minis­te­rio (israe­lí) del Inte­rior”, fue­ron “muy edu­ca­dos”, deta­lló Chomsky, pero igual le impi­die­ron pasar. “Al gobierno no le gus­ta el tipo de cosas que usted dice”, fue uno de los argu­men­tos esgri­mi­dos por la par­te israe­lí, reve­ló Chomsky quien, sin per­der su habi­tual sen­ti­do de la iro­nía, repli­có: “¿Aca­so uste­des cono­cen un solo gobierno en el mun­do al que le gus­te las cosas que yo digo?”. Ante la ola de crí­ti­cas por el hecho, el minis­te­rio israe­lí del Inte­rior cali­fi­có el inci­den­te de “malen­ten­di­do”, pero tam­po­co le per­mi­tió ingre­sar a Cis­jor­da­nia.

“El com­por­ta­mien­to de Israel —dijo Chomsky al dia­rio israe­lí Haa­retz— me recuer­da el de Sudá­fri­ca en los años de 1960, cuan­do com­pren­dió que ya esta­ba con­si­de­ra­do un paria [por el régi­men segre­ga­cio­nis­ta del apart­heid], pero pen­só que solu­cio­na­ría el pro­ble­ma con mejo­res rela­cio­nes públi­cas”. Pero si el lunes iban a escu­char su char­la un cen­te­nar de alum­nos en Bir Zeit, de regre­so a Ammán, la capi­tal jor­da­na, la cla­se se con­vir­tió en una video­con­fe­ren­cia trans­mi­ti­da en vivo por la cade­na ára­be Al-Jazi­ra, con repe­ti­do­ra tam­bién en Israel.

Con esto, Chomsky —padre de la gra­má­ti­ca gene­ra­ti­va trans­for­ma­cio­nal, un sis­te­ma para ana­li­zar la gra­má­ti­ca des­de la pers­pec­ti­va de la uni­ver­sa­li­dad del len­gua­je como facul­tad huma­na inna­ta—, ingre­sa en la lis­ta de los inte­lec­tua­les judíos a los que Israel impi­de entrar a los terri­to­rios pales­ti­nos, como recuer­da des­de Rama­la el perio­dis­ta Mel Fryk­berg. Los ante­rior­men­te expul­sa­dos son el renom­bra­do aca­dé­mi­co Nor­man Fin­kels­tein (EEUU); Richard Falk, pro­fe­sor emé­ri­to de dere­cho inter­na­cio­nal de la Uni­ver­si­dad de Prin­ce­ton y Rela­tor Espe­cial de la ONU sobre Dere­chos Huma­nos en Cis­jor­da­nia y Gaza; y el juez sud­afri­cano Richard Golds­to­ne, fis­cal prin­ci­pal de las cor­tes espe­cia­les para la ex Yugos­la­via y Ruan­da, y desig­na­do por la ONU para inves­ti­gar crí­me­nes de gue­rra en el ata­que de Israel a Gaza a fines de 2008.

Fuen­te: http://​impre​so​.mile​nio​.com/​n​o​d​e​/​8​7​7​0​228

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: