Ajuste salvaje: Los estallidos sociales pueden colapsar a Europa- IAR Noticias

El bru­tal ajus­te fis­cal en Gre­cia, exi­gi­do por el capi­ta­lis­mo usu­ra­rio para "refi­nan­ciar" su deu­da (en reali­dad, solo un macro nego­cia­do con la cri­sis) ya se pre­sen­ta como la mecha de un poten­cial esta­lli­do social en cade­na que podría, como emer­gen­te prin­ci­pal, des­en­ca­de­nar un pro­ce­so de cri­sis polí­ti­ca y de per­di­da de la gober­na­bi­li­dad que se pro­yec­te de la euro­zo­na a toda la peri­fe­ria euro­pea.

Por Manuel Frey­tas (*)
[email protected]​iarnoticias.​com

El feroz ajus­te fis­cal de Gre­cia está demos­tran­do como, de una for­ma sal­va­je, el sis­te­ma capi­ta­lis­ta euro­peo (Esta­do y empre­sas pri­va­das) des­car­ga el cos­to del colap­so finan­cie­ro eco­nó­mi­co (la cri­sis) sobre el sec­tor asa­la­ria­do (fuer­za labo­ral masi­va) y la masa más des­pro­te­gi­da y mayo­ri­ta­ria de la socie­dad (pobla­ción pobre con limi­ta­dos recur­sos de super­vi­ven­cia), por medio de los des­pi­dos labo­ra­les y la reduc­ción del gas­to social ("ajus­tes"), que incre­men­tan los nive­les socia­les de pre­ca­rie­dad eco­nó­mi­ca y de exclu­sión masi­va del mer­ca­do labo­ral".

El sal­va­je plan de ajus­te fis­cal apro­ba­do por el gobierno grie­go, por exi­gen­cias de la Unión Euro­pea y el FMI, es una catás­tro­fe que se aba­te sobre los tra­ba­ja­do­res y los sec­to­res más des­pro­te­gi­dos, sobre todo para los emplea­dos públi­cos, que verán caer sus ingre­sos a la mitad.

"Vamos a res­pon­der con un vigo­ro­so plan de pro­tes­tas que comen­za­rá este mar­tes y cul­mi­na­rá, en una pri­me­ra eta­pa, con una huel­ga gene­ral". Elias Vetra­kos es uno de los prin­ci­pa­les diri­gen­tes del sin­di­ca­to de emplea­dos públi­cos, el más impor­tan­te y nume­ro­so de Gre­cia.

Por otra par­te, y como con­se­cuen­cia de la debi­li­dad de su recu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca y del efec­to con­ta­gio de la cri­sis fis­cal que atra­vie­san algu­nos de sus inte­gran­tes, la Unión Euro­pea tran­si­ta por el peor momen­to his­tó­ri­co des­de su crea­ción y los peli­gros de des­mem­bra­mien­to y de rup­tu­ra de su mone­da ya ocu­pan el cen­tro del deba­te.

En gene­ral, la som­bra de una insol­ven­cia de pago gene­ra­li­za­da (pro­du­ci­da por los défi­cit y la baja de recau­da­ción ) ya desató una cri­sis finan­cie­ra, deve­ni­da en cri­sis fis­cal fis­cal, que pre­ci­pi­ta una embes­ti­da del dólar con­tra el euro crean­do un esce­na­rio de rup­tu­ra de la uni­dad polí­ti­ca y eco­nó­mi­ca de la Unión Euro­pea.

En este esce­na­rio, el áni­mo de los espe­cu­la­do­res inter­na­cio­na­les pasó del pesi­mis­mo fren­te al dólar al pesi­mis­mo sobre el euro, cuya deba­cle se suma al cua­dro de deba­cle finan­cie­ra en que se encuen­tra sumi­da la segun­da eco­no­mía mun­dial (en blo­que) detrás de EEUU.

El euro, la mone­da úni­ca, for­ja­da en el seno de la anti­gua Comu­ni­dad Eco­nó­mi­ca Euro­pea, afron­ta su examen más crí­ti­co fren­te a la embes­ti­da del dólar, como vati­ci­nan los espe­cia­lis­tas.

Los pro­ble­mas de Gre­cia deja­ron de mani­fies­to la fra­gi­li­dad de la recu­pe­ra­ción de la zona euro y cual­quier "ner­vio­sis­mo" sobre la eco­no­mía y el enor­me défi­cit fis­cal esta­dou­ni­den­se que­dó rele­ga­do a un segun­do plano.

En este mar­co, Gre­cia, coin­ci­den todos los ana­lis­tas, es la mecha de un poten­cial esta­lli­do eco­nó­mi­co finan­cie­ro en cade­na que podría, como emer­gen­te prin­ci­pal, des­en­ca­de­nar un pro­ce­so de cri­sis social y polí­ti­ca en toda la euro­zo­na.

El esta­lli­do en núme­ros

Las pro­yec­cio­nes de un impac­to social de la cri­sis en la euro­zo­na, no se ali­men­ta de espe­cu­la­cio­nes sino de núme­ros.

La Con­fe­de­ra­ción Euro­pea de Sin­di­ca­tos (CES) esti­mó en 19 millo­nes los tra­ba­ja­do­res que viven bajo el umbral de la pobre­za en el con­ti­nen­te y recla­mó más empleo y de mayor cali­dad ante la evi­den­cia de que tener tra­ba­jo remu­ne­ra­do no garan­ti­za que­dar a sal­vo de la exclu­sión social en Euro­pa.

Los cálcu­los de las orga­ni­za­cio­nes sin­di­ca­les apun­tan a que las per­so­nas en ries­go de exclu­sión social en Euro­pa reba­san los 80 millo­nes, por lo que llam­ron a las admi­nis­tra­cio­nes de los dis­tin­tos Esta­dos a “refor­zar el papel de los ser­vi­cios públi­cos”.

Uno de los res­pon­sa­bles del CES, Geor­ges Sch­nell, afir­mó que la estra­te­gia euro­pea de lucha con­tra la pobre­za “ya pre­sen­ta­ba pro­ble­mas antes de la cri­sis”, pero que la actual situa­ción obli­ga a “reorien­tar” las polí­ti­cas.

La secre­ta­ria de Igual­dad de UGT de Cata­lu­ña, Raquel Gil, recor­dó que en Cata­lu­ña un 42% de los tra­ba­ja­do­res tie­ne un sala­rio infe­rior a los 1.000 euros men­sua­les, y que esta pre­ca­rie­dad se con­cen­tra prin­ci­pal­men­te en el sec­tor de los ser­vi­cios y la aten­ción a las per­so­nas.

Por otro lado, la con­ta­gio­sa cri­sis fis­cal, y el ajus­te sal­va­je, que deto­na como emer­gen­te resis­ten­cia sin­di­cal y esta­lli­dos socia­les, se ali­men­ta a su vez con los datos nega­ti­vos de la recu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca en la euro­zo­na.

Según el últi­mo infor­me de la Comi­sión Euro­pea, las expec­ta­ti­vas eco­nó­mi­cas en los 16 paí­ses de la zona del euro empeo­ra­ron en febre­ro por pri­me­ra vez en casi un año, un indi­cio más de que ha per­di­do fuer­za la recu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca.

José Manuel Durao Barro­so, pre­si­den­te de la Comi­sión Euro­pea, pre­sen­tó en fre­bre­ro a los diri­gen­tes de los 27 miem­bros de la Casa Euro­pea un infor­me que mues­tra las debi­li­da­des de la UE en núme­ros con­cre­tos.

La eco­no­mía de la UE cayó en 2009 4%, es el peor dato des­de la Segun­da Gue­rra Mun­dial.

La pro­duc­ción indus­trial se des­mo­ro­nó un 20%, con­du­cien­do a la estruc­tu­ra indus­trial euro­pea a la situa­ción que se encon­tra­ba a media­dos de los 90 del pasa­do siglo.

Actual­men­te hay 23 millo­nes de euro­peos sin tra­ba­jo, 7 millo­nes más que hace 20 meses, y la desocu­pa­ción segui­rá cre­cien­do según todas las esti­ma­cio­nes.

Un 8% de la pobla­ción euro­pea tie­ne un empleo que no le per­mi­te salir de la pobre­za, y 80 millo­nes viven jus­to en el umbral que mar­ca la pobre­za.

No obs­tan­te los anun­cios de "recu­pe­ra­ción", la pro­duc­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca es famé­li­ca y hace que el cre­ci­mien­to estruc­tu­ral euro­peo sea dos ter­cios menor que el esta­dou­ni­den­se.

Los défi­cits públi­cos regio­na­les ya alcan­zan una media de 7% del PBI con­tra el lími­te de 3% que había impues­to el Tra­ta­do de Maas­trich. Y la deu­da sube has­ta el 80%. Los ban­cos, siguen sin pres­tar dine­ro como antes de la cri­sis, impi­dien­do el fun­cio­na­mien­to nor­mal de las empre­sas.

En cuan­to a las expor­ta­cio­nes, las expor­ta­cio­nes se redu­cen año a año ante el empu­je de las poten­cias emer­gen­tes. Ale­ma­nia pelea con Chi­na el lugar como segun­do expor­ta­dor mun­dial, pero el 60 por cien­to de las expor­ta­cio­nes ale­ma­nas se hacen a la Euro­zo­na.

Menos de un ter­cio de los euro­peos entre 25 y 34 años tie­ne un títu­lo uni­ver­si­ta­rio. En EEUU esa fran­ja de la pobla­ción alcan­za 40% y en Japón 50%. Uno de cada sie­te niños deja el sis­te­ma esco­lar sin títu­lo alguno. Euro­pa nece­si­ta­rá, en 2020 ,16 millo­nes de tra­ba­ja­do­res alta­men­te cua­li­fi­ca­dos, que a este rit­mo no crea­rá, pero sigue cerran­do puer­tas a la inmi­gra­ción.

Sólo tra­ba­ja el 66% de los euro­peos en edad para ello, fren­te al 70% de EEUU y Japón. Entre los mayo­res de 55 años, ese por­cen­ta­je cae al 46%.

Estos núme­ros ilus­tran más que nada sobre el decli­ve y el colap­so gene­ra­li­za­do en la que pare­ce haber ingre­sa­do la Unión Euro­pea.

A cam­bio de los "prés­ta­mos" (fon­dos usu­ra­rios para man­te­ner la ren­ta­bi­li­dad espe­cu­la­ti­va con las deu­das) de la UE y el FMI, los Esta­dos de la Euro­zo­na debe­rán eje­cu­tar un durí­si­mo plan de ajus­te para redu­cir su défi­cit públi­co.

Espa­ña, este miér­co­les ya siguió el camino de Gre­cia lan­zan­do un durí­si­mo plan de ajus­te de su eco­no­mía que baja los sala­rios públi­cos, recor­ta drás­ti­ca­men­te las pen­sio­nes, e ins­ta­la una drás­ti­ca dis­ci­pli­na fis­cal que degra­da todo todo el esce­na­rio de las con­quis­tas socia­les.

Detrás de Gre­cia y Espa­ña, a su vez, se encuen­tran los Esta­dos en "zona de ries­go" (como Irlan­da y Por­tu­gal, o la mis­ma Ita­lia por ejem­plo) que ali­men­tan un poten­cial esce­na­rio de esca­la­da inde­te­ni­ble de huel­gas y esta­lli­dos socia­les con­ta­gián­do­se por toda la geo­gra­fía euro­pea, inclui­da Euro­pa del Este.


(*) Manuel Frey­tas es perio­dis­ta, inves­ti­ga­dor, ana­lis­ta de estruc­tu­ras del poder, espe­cia­lis­ta en inte­li­gen­cia y comu­ni­ca­ción estra­té­gi­ca. Es uno de los auto­res más difun­di­dos y refe­ren­cia­dos en la Web.
Ver sus tra­ba­jos en Goo­gle y en IAR Noti­cias

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: