El Rey entró en una clí­ni­ca ‘vip’ del Clí­nic de Bar­ce­lo­na denun­cia­da a ins­pec­ción de tra­ba­jo- CAS Madrid

reina

La fuen­te antes cita­da aña­de que “el que va por la Segu­ri­dad Social, ha de espe­rar meses a que le hagan prue­bas. Y no diga­mos si le han de ope­rar. Pero a tra­vés del sis­te­ma que se han mon­ta­do algu­nos médi­cos, los vips siem­pre ten­drán habi­ta­ción y ser­vi­cio, aun­que el res­to del hos­pi­tal esté colap­sa­do”.

Se tra­ta, en defi­ni­ti­va, de la pri­va­ti­za­ción de una par­te del hos­pi­tal.La empre­sa Bar­na­cli­nic tie­ne la voca­ción de desa­rro­llar acti­vi­da­des asis­ten­cia­les para los pacien­tes no finan­cia­dos por el sis­te­ma públi­co de salud”, dice el pro­pio Hos­pi­tal Clí­nic en su web. Pero ahí es don­de exis­te un “lado oscu­ro”, según un miem­bro del comi­té de empre­sa.

“Se están dan­do ser­vi­cios pri­va­dos pero el per­so­nal, la asis­ten­cia o los uten­si­lios son los del hos­pi­tal Clí­nic; es decir, los paga la sani­dad públi­ca. Eso es lo que hemos veni­do denun­cian­do reite­ra­da­men­te. No se pue­den uti­li­zar medios públi­cos para una ins­ti­tu­ción pri­va­da”.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *