El Rey entró en una clí­ni­ca ‘vip’ del Clí­nic de Bar­ce­lo­na denun­cia­da a ins­pec­ción de tra­ba­jo- CAS Madrid

reina

La fuen­te antes cita­da aña­de que “el que va por la Segu­ri­dad Social, ha de espe­rar meses a que le hagan prue­bas. Y no diga­mos si le han de ope­rar. Pero a tra­vés del sis­te­ma que se han mon­ta­do algu­nos médi­cos, los vips siem­pre ten­drán habi­ta­ción y ser­vi­cio, aun­que el res­to del hos­pi­tal esté colapsado”.

Se tra­ta, en defi­ni­ti­va, de la pri­va­ti­za­ción de una par­te del hos­pi­tal.La empre­sa Bar­na­cli­nic tie­ne la voca­ción de desa­rro­llar acti­vi­da­des asis­ten­cia­les para los pacien­tes no finan­cia­dos por el sis­te­ma públi­co de salud”, dice el pro­pio Hos­pi­tal Clí­nic en su web. Pero ahí es don­de exis­te un “lado oscu­ro”, según un miem­bro del comi­té de empresa.

“Se están dan­do ser­vi­cios pri­va­dos pero el per­so­nal, la asis­ten­cia o los uten­si­lios son los del hos­pi­tal Clí­nic; es decir, los paga la sani­dad públi­ca. Eso es lo que hemos veni­do denun­cian­do reite­ra­da­men­te. No se pue­den uti­li­zar medios públi­cos para una ins­ti­tu­ción privada”.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.