Edi­ción boli­via­na del Dia­rio del Che

Como no podía ser de otra mane­ra, la pre­sen­cia del Che en Boli­via dejó una hue­lla remar­ca­ble en este país ubi­ca­do al cen­tro de Suda­mé­ri­ca. Impac­tó en varias gene­ra­cio­nes de boli­via­nos y de cier­ta for­ma sigue pre­sen­te en los ámbi­tos polí­ti­cos y cul­tu­ra­les. Su ima­gen apa­re­ce en sitios públi­cos, medios de trans­por­te, cami­se­tas, gorras, en las pan­car­tas de muchas orga­ni­za­cio­nes socia­les y en los cora­zo­nes y men­tes de muchos boli­via­nos. El actual pre­si­den­te Evo Mora­les lo men­cio­nó en su dis­cur­so de pose­sión en el Con­gre­so, asis­tió a los actos con­me­mo­ra­ti­vos de los cua­ren­ta años de su caí­da y ha colo­ca­do un inmen­so retra­to de él en el pro­pio Pala­cio de Gobierno en la ciu­dad de La Paz.


<! – [if !sup­portLi­ne­Break­New­Li­ne] – >VER EL DIARIO EN PDF


En una publi­ca­ción impre­sa de cir­cu­la­ción toda­vía muy res­trin­gi­da, el Minis­te­rio de Cul­tu­ras de Boli­via dio a cono­cer en octu­bre de 2009 una répli­ca del famo­so dia­rio de cam­pa­ña del Che.

Sin embar­go, esta edi­ción no con­tie­ne la tras­crip­ción (del manus­cri­to a las letras de impren­ta) tal como era el dise­ño ori­gi­nal del pro­yec­to, con­ce­bi­do hace más de dos años en el mar­co de la con­me­mo­ra­ción del 40 ani­ver­sa­rio de la caí­da del Che.

Por ello, la tras­crip­ción labo­rio­sa­men­te ela­bo­ra­da que debía acom­pa­ñar a la publi­ca­ción fac­si­mi­lar impre­sa, está aquí al alcan­ce de todos.

Se tra­ta de una ver­da­de­ra y úni­ca edi­ción boli­via­na del Dia­rio del Che que ade­más de ser com­ple­ta (inclu­ye docu­men­tos no publi­ca­dos en edi­cio­nes ante­rio­res) posee un sig­ni­fi­ca­ti­vo valor agre­ga­do: ha sido rigu­ro­sa­men­te cote­ja­da con la ima­gen digi­tal de los ori­gi­na­les eli­mi­nan­do erro­res tipo­grá­fi­cos y otras alte­ra­cio­nes; lle­va una intro­duc­ción sobre la aza­ro­sa his­to­ria del dia­rio; incor­po­ra dos cen­te­na­res de pies de pági­na acla­ra­to­rios com­ple­men­ta­dos con 127 fichas bio­grá­fi­cas de los per­so­na­jes men­cio­na­dos.

Por otra par­te, esta edi­ción inclu­ye herra­mien­tas faci­li­ta­do­ras de hiper­tex­to y un for­ma­to acce­si­ble para cual­quier usua­rio. En sín­te­sis, ha sido pen­sa­da para los lec­to­res con­tem­po­rá­neos y pue­de ser baja­da de la web sin cos­to alguno, como corres­pon­de a la inva­ria­ble posi­ción éti­ca del Che que dejó su obra a la huma­ni­dad ente­ra, un lega­do cuya mer­can­ti­li­za­ción es inadmisible.


Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.