Edi­ción boli­via­na del Dia­rio del Che

Como no podía ser de otra mane­ra, la pre­sen­cia del Che en Boli­via dejó una hue­lla remar­ca­ble en este país ubi­ca­do al cen­tro de Suda­mé­ri­ca. Impac­tó en varias gene­ra­cio­nes de boli­via­nos y de cier­ta for­ma sigue pre­sen­te en los ámbi­tos polí­ti­cos y cul­tu­ra­les. Su ima­gen apa­re­ce en sitios públi­cos, medios de trans­por­te, cami­se­tas, gorras, en las pan­car­tas de muchas orga­ni­za­cio­nes socia­les y en los cora­zo­nes y men­tes de muchos boli­via­nos. El actual pre­si­den­te Evo Mora­les lo men­cio­nó en su dis­cur­so de pose­sión en el Con­gre­so, asis­tió a los actos con­me­mo­ra­ti­vos de los cua­ren­ta años de su caí­da y ha colo­ca­do un inmen­so retra­to de él en el pro­pio Pala­cio de Gobierno en la ciu­dad de La Paz.


<! – [if !sup­portLi­ne­Break­New­Li­ne] – >VER EL DIARIO EN PDF


En una publi­ca­ción impre­sa de cir­cu­la­ción toda­vía muy res­trin­gi­da, el Minis­te­rio de Cul­tu­ras de Boli­via dio a cono­cer en octu­bre de 2009 una répli­ca del famo­so dia­rio de cam­pa­ña del Che.

Sin embar­go, esta edi­ción no con­tie­ne la tras­crip­ción (del manus­cri­to a las letras de impren­ta) tal como era el dise­ño ori­gi­nal del pro­yec­to, con­ce­bi­do hace más de dos años en el mar­co de la con­me­mo­ra­ción del 40 ani­ver­sa­rio de la caí­da del Che.

Por ello, la tras­crip­ción labo­rio­sa­men­te ela­bo­ra­da que debía acom­pa­ñar a la publi­ca­ción fac­si­mi­lar impre­sa, está aquí al alcan­ce de todos.

Se tra­ta de una ver­da­de­ra y úni­ca edi­ción boli­via­na del Dia­rio del Che que ade­más de ser com­ple­ta (inclu­ye docu­men­tos no publi­ca­dos en edi­cio­nes ante­rio­res) posee un sig­ni­fi­ca­ti­vo valor agre­ga­do: ha sido rigu­ro­sa­men­te cote­ja­da con la ima­gen digi­tal de los ori­gi­na­les eli­mi­nan­do erro­res tipo­grá­fi­cos y otras alte­ra­cio­nes; lle­va una intro­duc­ción sobre la aza­ro­sa his­to­ria del dia­rio; incor­po­ra dos cen­te­na­res de pies de pági­na acla­ra­to­rios com­ple­men­ta­dos con 127 fichas bio­grá­fi­cas de los per­so­na­jes men­cio­na­dos.

Por otra par­te, esta edi­ción inclu­ye herra­mien­tas faci­li­ta­do­ras de hiper­tex­to y un for­ma­to acce­si­ble para cual­quier usua­rio. En sín­te­sis, ha sido pen­sa­da para los lec­to­res con­tem­po­rá­neos y pue­de ser baja­da de la web sin cos­to alguno, como corres­pon­de a la inva­ria­ble posi­ción éti­ca del Che que dejó su obra a la huma­ni­dad ente­ra, un lega­do cuya mer­can­ti­li­za­ción es inad­mi­si­ble.


Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *