Anti­fas­cis­tas, [email protected], defen­da­mos nues­tra tie­rra. (Cró­ni­ca acti­vi­da­des cie­rre cam­pa­ña Madrid es Castilla)-IZCA, YESCA

Anti­fas­cis­tas, [email protected], defen­da­mos nues­tra tie­rra.

(Cami­na­ta por la línea de bun­kers repu­bli­ca­nos de Los Moli­nos)

El 2 de mayo comen­za­ba la Cam­pa­ña Madrid es Cas­ti­lla 2010, con un Ron­da­ca­ñas par­te de las fies­tas de Mala­sa­ña, y se cerró el 15 de mayo, con un sali­da duran­te el día por los Bun­kers de Los Moli­nos y a la noche un con­cier­to en el CSOA La Fábri­ka.

La visi­ta por varios bun­kers (casa­ma­tas) que se hayan en la sie­rra de Gua­da­rra­ma, en el tér­mino muni­ci­pal de Los Moli­nos, pre­ten­día acer­car­nos y ayu­dar­nos a cono­cer esa par­te más cer­ca­na de la memo­ria his­tó­ri­ca de nues­tro pue­blo.

Sin duda, toda visi­ta por líneas del fren­te, bun­kers, trin­che­ras, es mucho más que una excur­sión, que ver “res­tos”. No con­sis­te en ejer­ci­tar la melan­co­lía, en vagar por el pasa­do, ni situar­se fue­ra de la reali­dad… a la que hoy, más que nun­ca, debe­mos hacer fren­te.

Como en otras acti­vi­da­des par­te de la Cam­pa­ña “ Cons­tru­yen­do Cas­ti­lla”, el home­na­je a Maria Pache­co y la resis­ten­cia comu­ne­ra en Tole­do, a la soli­da­ri­dad del pue­blo de Medi­na con Sego­via fren­te al pro­yec­to Impe­rial, Villa­lar de los Comu­ne­ros, o la con­me­mo­ra­ción den­tro de poco del Pac­to Fede­ral Cas­te­llano de la I Repú­bli­ca, esta visi­ta por líneas del fren­te de la Gue­rra Civil, es sobre todo un com­pro­mi­so con el pre­sen­te y con el futu­ro, un com­pro­mi­so de lucha que hecha raí­ces en lo hon­do de nues­tro pue­blo, en todas y todos aque­llos que han defen­di­do y entre­ga­do su vida a la jus­ti­cia social, a unos valo­res anti­fas­cis­tas, de sobe­ra­nía popu­lar, de soli­da­ri­dad, de rebel­día, a una prác­ti­ca revo­lu­cio­na­ria.

La arti­cu­la­ción de un pro­yec­to polí­ti­co, que ten­ga por obje­to una trans­for­ma­ción revo­lu­cio­na­ria, que pasa por ele­var la con­cien­cia, gene­rar movi­mien­to popu­lar e ir más allá de res­pon­der a las medi­das eco­nó­mi­cas es la tarea a cuyo desa­rro­llo esta­mos [email protected]

La mar­cha con­tie­ne así una par­te de cono­ci­mien­to de las posi­cio­nes y evo­lu­ción de la gue­rra en esta zona del fren­te, par­te de la impor­tan­te defen­sa del Madrid del ¡No pasa­rán!, del Madrid anti­fas­cis­ta que fue y con­ti­nua sien­do.

Des­de La Peño­ta has­ta el cerro Mata­la­fuen­te, haya­mos en estas posi­cio­nes repu­bli­ca­nas, anar­quis­tas, comu­nis­tas, al menos 10 casa­ma­tas o bun­kers, diver­sas trin­che­ras, inclu­so algún petro­gli­fo en el que hoces y mar­ti­llos, o las ins­crip­cio­nes de CNT y JSU están talla­das en pie­dra.

En la mar­cha irre­me­dia­ble­men­te no sólo la his­to­ria sino la refle­xión sobre ella y sus con­se­cuen­cias sobre el pre­sen­te, estu­vie­ron con­ti­nua­men­te acom­pa­ñán­do­nos:

-La dedi­ca­ción, esfuer­zo y entre­ga de las per­so­nas que allí lucha­ron

-La muer­te, exi­lio y repre­sión des­pués de la gue­rra.

-El silen­cio, el hablar en voz baja, que se impu­so en “[email protected] [email protected]”, y que acti­vi­da­des como ésta, y aque­llas vin­cu­la­das al ejer­ci­cio de la memo­ria his­tó­ri­ca, hacen rom­per.

“Es lo bueno del mie­do, cuan­do deci­des dejar de tener­lo se aca­ba,” dijo al comien­zo de la cami­na­ta el com­pa­ñe­ro del Foro Social de la Sie­rra que nos fue hacien­do de guía.

-El aná­li­sis de la acti­tud que adop­ta­ron cier­tas orga­ni­za­cio­nes de izquier­da, aban­do­nan­do prin­ci­pios, trai­cio­nan­do inclu­so a sus pro­pias bases, más preo­cu­pa­das en sal­va­guar­dar­se a sí mis­mas, en solu­cio­nar su pro­pio futu­ro, crean­do con­fu­sión, hacien­do labor de “apa­ga­fue­gos”…

-La lec­tu­ra de la tran­si­ción, de la fal­ta de rup­tu­ra, en la que el fas­cis­mo se reco­lo­có y cier­ta lla­ma­da izquier­da se aco­mo­dó.

Lo que nos per­mi­te enten­der el pre­sen­te, sacar lec­cio­nes para el futu­ro y tra­zar líneas de tra­ba­jo para el ámbi­to de la memo­ria his­tó­ri­ca y el reto de una ver­da­de­ra rup­tu­ra demo­crá­ti­ca.

Lograr un cam­bio de mode­lo en lo polí­ti­co y lo social, ade­más de en lo eco­nó­mi­co, es impres­cin­di­ble.

Pero tam­bién, otro tipo de lec­cio­nes, el encuen­tro con otra reali­dad, conec­ta­da con todo lo ante­rior, nos salió al encuen­tro a cada paso que dába­mos por nues­tra sie­rra, ejem­plos de la “eco­no­mía a la espa­ño­la” y del mode­lo que cali­fi­ca­mos como “Madri­le­ñi­za­ción de Cas­ti­lla”:

-La eco­no­mía del ladri­llo y la espe­cu­la­ción, con múl­ti­ples urba­ni­za­cio­nes, hechas o a medio hacer, el avan­ce del asfal­to sobre la tie­rra, aun cuan­do se tra­te de zonas supues­ta­men­te pro­te­gi­das.

-La pri­va­ti­za­ción de lo colec­ti­vo, que tam­bién afec­ta a mon­te, cami­nos públi­cos…

-La fal­ta de un futu­ro digno, basa­do en una eco­no­mía pro­duc­ti­va y sos­te­ni­ble al ser­vi­cio de la gen­te.

-La colo­ca­ción de “auto­pis­tas” de ener­gía eléc­tri­ca, de líneas alta ten­sión, un ejem­plo más de la bar­ba­rie neo­li­be­ral con un mode­lo de con­su­mo sal­va­je.

-Los pro­yec­tos de gran­des infra­es­truc­tu­ras, como la línea de tre­nes de alta velo­ci­dad, detrás de los cua­les se supri­men otras líneas (ferro­via­rias, de auto­bu­ses) menos con­ta­mi­nan­tes, más ase­qui­bles eco­nó­mi­ca­men­te y que conec­tan ciu­da­des y pue­blos, que las líneas de alta velo­ci­dad no atien­den, sino que exclu­si­va­men­te atra­vie­san.

Gran­des tra­za­dos ferro­via­rios que arra­san mon­tes y cam­pos y sumen, aun más, en la inco­mu­ni­ca­ción, el aban­dono, la des­po­bla­ción, a un sin fin de pobla­cio­nes que sim­ple­men­te que­dan entre medias de gran­des núcleos urba­nos.

El encuen­tro con esta reali­dad no hizo sino reafir­ma­mos en nues­tros prin­ci­pios anti­fas­cis­tas, en nues­tras ansias de una Cas­ti­lla comu­ne­ra, en la nece­si­dad de defen­der la tie­rra, todo lo cual pasa por la orga­ni­za­ción, la for­ma­ción, el com­pro­mi­so, la lucha del día a día.

Para cerrar la jor­na­da, así como la cam­pa­ña Madrid es Cas­ti­lla de este año, tuvo lugar un con­cier­to en el CSOA La Fábri­ka, en Villal­ba.

Entre medias de los gru­pos, una inter­ven­ción des­de los orga­ni­za­do­res (Yes­ca e Izquier­da Cas­te­lla­na) refle­xio­nó sobre el momen­to actual en el que nos encon­tra­mos, ana­li­zan­do los por qué y los res­pon­sa­bles de la cri­sis, las medi­das que se están apro­ban­do, que no hacen sino pro­fun­di­zar en las polí­ti­cas neo­li­be­ra­les, cau­san­tes de la cri­sis, y sobre todo agra­var las con­di­cio­nes de vida en que el pue­blo tra­ba­ja­dor cas­te­llano se encuen­tra. Fren­te a esos “vam­pi­ros” – ima­gen con la que se les retra­ta­ba en el car­tel de la cam­pa­ña– tene­mos 2 opcio­nes: irnos a casa, y no hacer mas que que­jar­nos de lo mal que están las cosas, u orga­ni­zar­nos, aglu­ti­nar fuer­zas, luchar. Este camino, es sin duda en el que esta­mos y por el que apos­ta­mos.

Tam­bién se agra­de­ció tan­to a [email protected] compañ[email protected] del Foro Social de la Sie­rra, gra­cias a los cua­les fue posi­ble la mar­cha de la maña­na, así como a quie­nes sos­tie­nen el pro­yec­to del CSOA La Fábri­ka y nos lo cedie­ron para poder desa­rro­llar el con­cier­to, tam­bién se qui­so agra­de­cer a todos los gru­pos de músi­ca que actua­ron, apor­tan­do esa acti­vi­dad a la jor­na­da.

Des­de aquí, que­re­mos vol­ver a agra­de­cer­les.

Por ulti­mo resal­tar la ale­gría e impor­tan­cia de haber enta­bla­do o pro­fun­di­za­do ese con­tac­to con los com­pa­ñe­ros del Foro Social de la Sie­rra y de La Fábri­ka. Sin duda, y más en la situa­ción por la que atra­ve­sa­mos, tejer redes, ahon­dar en las rela­cio­nes entre las gen­tes que tra­ba­ja­mos, es un requi­si­to de futu­ro.

Una vez más deci­mos:

¡¡Pese a los intere­ses del capi­tal, Madrid es Cas­ti­lla!!

¡¡La cri­sis que la paguen los capi­ta­lis­tas!!

Ver fotos en : www​.cons​tru​yen​do​cas​ti​lla​.org

http://​www​.izca​.net

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *