Cuba y Vene­zue­la denun­cian en ONU que EE.UU. pro­te­ge a terro­ris­ta Posa­da Carriles

Luis Posada Carriles en MiamiCuba y Vene­zue­la deja­ron hoy al des­cu­bier­to en el Con­se­jo de Segu­ri­dad la con­ti­nua­da pro­tec­ción que el gobierno de Esta­dos Uni­dos brin­da al terro­ris­ta inter­na­cio­nal Luis Posa­da Carriles.

El asun­to fue expues­to ante ese órgano de la ONU por los repre­sen­tan­tes per­ma­nen­tes de Cuba, Pedro Núñez Mos­que­ra, y Vene­zue­la, Jor­ge Vale­ro, al hablar en un deba­te rela­cio­na­do con el tema del terrorismo.

Ambos emba­ja­do­res reite­ra­ron las denun­cias de sus res­pec­ti­vos gobier­nos por el ampa­ro que reci­be Posa­da Carri­les en terri­to­rio nor­te­ame­ri­cano y recor­da­ron su lar­ga lis­ta de actos cri­mi­na­les, entre ellos el sabo­ta­je a un avión cubano en pleno vue­lo en 1976.

Las expo­si­cio­nes de los diplo­má­ti­cos cubano y vene­zo­lano fue­ron res­pon­di­das por un fun­cio­na­rio de Esta­dos Uni­dos que argu­men­tó diver­sos pro­ce­di­mien­tos judi­cia­les empren­di­dos sobre Posa­da Carri­les por deli­tos migratorios.

En su dere­cho a la répli­ca, María del Car­men Ore­lla­na, con­se­je­ra de la misión cuba­na ante la ONU, des­ta­có que nun­ca las auto­ri­da­des nor­te­ame­ri­ca­nas acu­sa­ron a ese cri­mi­nal por accio­nes terro­ris­tas, sino por sim­ples deli­tos de inmi­gra­ción ilegal.

Ase­gu­ró que el gobierno esta­dou­ni­den­se tie­ne todas las prue­bas e infor­ma­ción sobre la cul­pa­bi­li­dad de Posa­da Carri­les en la vola­du­ra del avión cubano y los aten­ta­dos con bom­bas con­tra varios hote­les en La Haba­na en 1997.

Ore­lla­na sos­tu­vo que si el pro­pio terro­ris­ta con­fe­só sus horri­bles crí­me­nes, qué más se nece­si­ta para actuar y exi­gió que sea juz­ga­do en Esta­dos Uni­dos o envia­do a Vene­zue­la, país que soli­ci­tó su extradición.

La diplo­má­ti­ca cuba­na denun­ció el doble rase­ro nor­te­ame­ri­cano en el pro­ble­ma del terro­ris­mo e ins­tó a Washing­ton a libe­rar a los cin­co lucha­do­res anti­te­rro­ris­tas cuba­nos pre­sos injus­ta­men­te en este país y a avan­zar por el camino de la cooperación.

Poco des­pués, al ejer­cer su dere­cho de con­tra­rré­pli­ca, Núñez Mos­que­ra insis­tió en que se tra­ta del caso de un con­no­ta­do terro­ris­ta inter­na­cio­nal con­fe­so que es pro­ce­sa­do sólo por hechos meno­res en mate­ria de inmigración.

El repre­sen­tan­te cubano pre­gun­tó cuán­do se va a juz­gar a ese indi­vi­duo por crí­me­nes de terro­ris­mo que él mis­mo ha con­fe­sa­do y reafir­mó la dis­po­si­ción de Cuba para pre­sen­tar ante el comi­té de terro­ris­mo de la ONU toda la infor­ma­ción sobre el caso.

Por su par­te, el emba­ja­dor de Vene­zue­la rati­fi­có la soli­ci­tud de su país para que las auto­ri­da­des nor­te­ame­ri­ca­nas extra­di­ten a Posa­da Carri­les, si no va a ser juz­ga­do en Esta­dos Unidos.

Vale­ro insis­tió en que ese hom­bre come­tió el aten­ta­do al avión cubano, fue arres­ta­do y juz­ga­do en Vene­zue­la y esca­pó de pri­sión para eva­dir el peso de la justicia.

Ade­más de ser un cri­mi­nal, es un pró­fu­go de la ley vene­zo­la­na que debe reci­bir el cas­ti­go de la ley y Vene­zue­la garan­ti­za todas las pre­rro­ga­ti­vas para un jui­cio trans­pa­ren­te, agregó.

Nos preo­cu­pa que se ale­guen deli­tos meno­res y se obvien los mayo­res come­ti­dos en Vene­zue­la y otros paí­ses de Cen­troa­mé­ri­ca cuan­do tra­ba­ja­ba como agen­te de la Agen­cia Cen­tral de Inte­li­gen­cia de Esta­dos Uni­dos, expre­só Valero.

(Con infor­ma­ción de Pren­sa Latina)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.