Trau­ma y Memo­ria en Pales­ti­na

Comu­ni­ca­do de la Red Soli­da­ria con Pales­ti­na con moti­vo de la obs­ce­na reu­nión deno­mi­na­da Pri­mer Con­gre­so Inter­na­cio­nal de Psi­co­trau­ma­to­lo­gía «Trau­ma y Memo­ria» orga­ni­za­do por Casa Sefa­rad-Israel

En cuan­to a Memo­ria se refiere,quisiéramos des­ta­car tam­bién a esca­sas sema­nas de la con­me­mo­ra­ción de la Naq­ba, la catás­tro­fe pales­ti­na, cómo el gobierno de Israel prohi­bió el uso de dicha pala­bra en sus libros de tex­to y repri­me dura­men­te, según sus pro­pias leyes, a todo aquel que expre­se luto o dolor en el día de su con­me­mo­ra­ción, el 15 de Mayo, pre­ci­sa­men­te en la mis­ma sema­na en que se cele­bra­rá el con­gre­so. De nue­vo el dile­ma de un Esta­do al que se invi­ta a hablar de memo­ria, pero repri­me el recuer­do de las masa­cres que fue­ron y siguen sien­do nece­sa­rias para la crea­ción y con­so­li­da­ción de sí mis­mo

Red Soli­da­ria con­tra la Ocu­pa­ción de Pales­ti­na, RESCOP

exodo 1948

El con­jun­to de orga­ni­za­cio­nes socia­les miem­bro de la Red Soli­da­ria Con­tra la Ocu­pa­ción de Pales­ti­na (RESCOP) que­re­mos mos­trar nues­tro pro­fun­do males­tar ante la cele­bra­ción del Pri­mer Con­gre­so Inter­na­cio­nal de Psi­co­trau­ma­to­lo­gía «Trau­ma y Memo­ria» orga­ni­za­do por Casa Sefa­rad-Israel jun­to con dos aso­cia­cio­nes de vic­ti­mo­lo­gía asen­ta­das en Israel y Fran­cia, que se cele­bra­rá en Madrid, del 10 al 12 de mayo de 2010 con el apo­yo del Minis­te­rio de Sani­dad y polí­ti­ca social del esta­do espa­ñol.

Nues­tro des­acuer­do se basa en las siguien­tes razo­nes:

Israel vio­la impu­ne­men­te los prin­ci­pios y valo­res de los Dere­chos Huma­nos e incum­ple por sis­te­ma las reso­lu­cio­nes de NNUU, la V Con­ven­ción de Gine­bra y las sen­ten­cias del Tri­bu­nal de la Haya. En ínti­ma rela­ción tam­bién con las con­se­cuen­cias trau­má­ti­cas, Israel igno­ra las con­ven­cio­nes inter­na­cio­na­les con­tra la tor­tu­ra como la CAT (Com­mit­tee Against Tor­tu­re); estu­dios1 reve­la­ron que a lo lar­go de más de 4 déca­das de ocu­pa­ción, el 25% de la pobla­ción pales­ti­na fue dete­ni­da al menos una vez; el 40% de la pobla­ción mas­cu­li­na fue dete­ni­da al menos una vez; el 85% de los dete­ni­dos fue­ron tor­tu­ra­dos duran­te su perío­do de deten­ción y el 40% de las per­so­nas que fue­ron tor­tu­ra­das sufren de tras­torno de estrés pos­trau­má­ti­co (PTSD).
A esto hay que aña­dir las per­ma­nen­tes y cono­ci­das ope­ra­cio­nes de expul­sión de pales­ti­nos des­de el ini­cio de la ocu­pa­ción pro­vo­can­do el des­pla­za­mien­to for­zo­so de al menos 7,6 millo­nes de per­so­nas cons­ti­tu­yen­do la mayor pobla­ción refu­gia­da en el mun­do2 o la per­ma­nen­te agre­sión sobre la pobla­ción civil que ha cau­sa­do la muer­te de cien­tos de miles de per­so­nas, en ata­ques san­gui­na­rios como el per­pe­tra­do entre diciem­bre de 2008 y enero de 2009 en Gaza, terri­to­rio que debe­mos recor­dar sigue blo­quea­do des­de ini­cios del año 2006 y sos­te­ni­do con cuen­ta­go­tas.

El 95% de los niños y niñas de la Fran­ja de Gaza y el 68% de los meno­res de Cis­jor­da­nia sufren estrés post-trau­má­ti­co des­de la ofen­si­va israe­lí sobre la zona, según los resul­ta­dos de un estu­dio ela­bo­ra­do por el Doc­tor en Psi­quia­tría Mah­mud Seh­wail con una mues­tra alea­to­ria de 2.331 meno­res de edad resi­den­tes en los Terri­to­rios Pales­ti­nos. Antes de esta incur­sión de Israel que dejó más de 1.400 muer­tos y 5.000 heri­dos, el por­cen­ta­je de niños que sufrían estrés post-trau­má­ti­co en Cis­jor­da­nia era del 32%, y alcan­za­ba al 69% de los meno­res de Gaza. En ambas regio­nes, la cifra se ha mul­ti­pli­ca­do «por el impac­to de la vio­len­cia sobre la pobla­ción», expli­có She­wail. Esta bru­tal agre­sión, jun­to con los ase­si­na­tos selec­ti­vos, las res­tric­cio­nes a la movi­li­dad huma­na, los mal­tra­tos y humi­lla­cio­nes en los chek points, las demo­li­cio­nes de casas, los toques de que­da de lar­ga dura­ción, el muro del apartheid que encie­rra a la pobla­ción, las deten­cio­nes arbi­tra­rias inclu­so de meno­res son sólo un par­te de la lar­ga lis­ta de tro­pe­lías come­ti­das por Israel que impac­tan y gene­ran trau­ma en la pobla­ción pales­ti­na.

Otra inves­ti­ga­ción recien­te hecha por el TRC4 (Treath­ment Reha­bi­li­ta­tion Cen­ter) sobre una mues­tra de 2.331 esco­la­res de dife­ren­tes loca­li­da­des de Cis­jor­da­nia. reve­ló que el 10% de la mues­tra fue­ron arres­ta­dos por el ejér­ci­to israe­lí al menos una vez; el 68% de la mues­tra expe­ri­men­tó la vio­len­cia psi­co­ló­gi­ca en algún momen­to de su vida; el 36% per­dió a un ser que­ri­do y el 38% tie­ne al menos un miem­bro de la fami­lia dete­ni­do. La pre­va­len­cia de PTSD entre meno­res se encuen­tra en cifras his­tó­ri­cas y difí­cil­men­te asu­mi­bles.

Las orga­ni­za­cio­nes que tra­tan con el trau­ma en Pales­ti­na no pue­den abar­car tal can­ti­dad de poten­cial trau­má­ti­co en su pobla­ción. Ade­más, diag­nós­ti­cos úti­les para el tra­ta­mien­to como el Tras­torno de Estrés Pos­trau­má­ti­co, dejan de tener vali­dez y requie­ren rede­fi­nir­se, al no poder con­si­de­rar los tras­tor­nos detec­ta­dos como”post-traumáticos” mien­tras que la pobla­ción con­ti­núe re-expues­ta al trau­ma a dia­rio y los per­pe­tra­do­res sigan trau­ma­ti­zan­do impu­ne­men­te.

Por otra par­te, en el caso de que el con­gre­so se tra­ta­ra de un mero inter­cam­bio de pro­fe­sio­na­les exper­tos en el ámbi­to como se pre­sen­ta en la intro­duc­ción del mis­mo, nos sor­pren­de muchí­si­mo ver como por ejem­plo en apar­ta­dos dedi­ca­dos a “Per­se­cu­cio­nes Migra­cio­nes y Exi­lios” se obvie el dra­ma de los refugiados/​desplazados pales­ti­nos así como el alto por­cen­ta­je de pobla­ción que viven en cam­pos de refu­gia­dos en los paí­ses ára­bes limí­tro­fes e inclu­so den­tro de su pro­pio terri­to­rio. Asu­mi­mos pues, que o bien no exis­te un rigor pro­fe­sio­nal en la pla­ni­fi­ca­ción del con­gre­so, tenien­do en cuen­ta la par­ti­ci­pa­ción de exper­tos invi­ta­dos que resi­den y tra­ba­jan en los terri­to­rios ocu­pa­dos y que aún así pre­fie­ren igno­rar los múl­ti­ples ejem­plos trau­má­ti­cos ana­li­za­bles entre la pobla­ción pales­ti­na, o bien enten­de­mos una cla­ra inten­cio­na­li­dad en la omi­sión, lo que nos aler­ta de un ries­go de sen­si­bi­li­za­ción y acu­ña­ción selec­ti­va en lo refe­ri­do al tér­mino TRAUMA.

En cuan­to a Memo­ria se refie­re, qui­sié­ra­mos des­ta­car tam­bién a esca­sas sema­nas de la con­me­mo­ra­ción de la NAKBA (la catás­tro­fe pales­ti­na), como el gobierno de Israel prohi­bió el uso de dicha pala­bra en sus libros de tex­to y repri­me dura­men­te (según sus pro­pias leyes) a todo aquel que expre­se luto o dolor en el día de su con­me­mo­ra­ción, el 15 de Mayo, pre­ci­sa­men­te en la mis­ma sema­na en que se cele­bra­rá el con­gre­so. De nue­vo el dile­ma de un Esta­do al que se invi­ta a hablar de memo­ria, pero repri­me el recuer­do de las masa­cres que fue­ron y siguen sien­do nece­sa­rias para la crea­ción y con­so­li­da­ción de sí mis­mo.
Nadie duda del fuer­te con­te­ni­do trau­má­ti­co en la his­to­ria del pue­blo judío y en la expe­rien­cia que han podi­do acu­mu­lar al res­pec­to, pero asun­to apar­te, e inelu­di­ble, es el papel pro­ta­go­nis­ta del Esta­do de Israel en la pro­mo­ción del trau­ma en los terri­to­rios Ocu­pa­dos en los que se asien­ta. El reco­no­ci­mien­to del trau­ma y la narra­ti­va mne­mó­ni­ca aso­cia­da a su recuer­do, son fac­to­res de vital impor­tan­cia en el pro­nós­ti­co trau­má­ti­co de un indi­vi­duo o de una socie­dad ente­ra; el pue­blo judío siem­pre ha goza­do y goza­rá indis­cu­ti­ble­men­te de ese apo­yo en el pro­ce­so de ela­bo­ra­ción de su trau­ma his­tó­ri­co, y por eso mis­mo no pode­mos olvi­dar que, ocul­tan­do y negan­do las con­se­cuen­cias trau­má­ti­cas de la polí­ti­ca expan­sio­nis­ta de un esta­do ocu­pan­te como el de Israel, agra­va­mos explí­ci­ta­men­te las nece­si­da­des tera­péu­ti­cas de toda una pobla­ción, la pales­ti­na.

De lo que sí duda­mos por tan­to, es de la auto­ri­dad moral para hablar de trau­ma de un Esta­do con más de 60 años de currícu­lo como per­pe­tra­dor en la mate­ria.

La casa Sefa­rad se nos pre­sen­ta de nue­vo, como herra­mien­ta de inte­gra­ción del esta­do de Israel según lo que decla­ran en su pro­pia web: «Su crea­ción per­mi­ti­rá invo­lu­crar en la coope­ra­ción con la comu­ni­dad judía, sus orga­ni­za­cio­nes y con el pro­pio Esta­do de Israel, no sólo a las ins­ti­tu­cio­nes públi­cas, sino tam­bién a la socie­dad civil», sir­vien­do al mis­mo tiem­po para mos­trar el lado ama­ble de la coope­ra­ción del Esta­do Espa­ñol con el israe­lí, mien­tras que se con­ti­núan blin­dan­do los acuer­dos arma­men­tís­ti­cos entre ambos paí­ses; en los últi­mos años, el Esta­do espa­ñol ha expor­ta­do “mate­rial de Defen­sa” y armas cor­tas a Israel valo­ra­das en más de 25 millo­nes de euros, ade­más de otras expor­ta­cio­nes de mate­rial de doble uso (civil-mili­tar) que supe­ran los 8,6 millo­nes de euros. Estas armas han mata­do a pobla­ción civil pales­ti­na. No qui­sié­ra­mos dejar de poner de mani­fies­to esta para­do­ja, pues ¿aca­so alguien cono­ce un obje­to más poten­cial­men­te trau­ma­ti­zan­te que un arma?.

Nos diri­gi­mos a usted como pro­fe­sio­nal reco­no­ci­do en el ámbi­to del trau­ma y con­ven­ci­dos de su con­cien­cia crí­ti­ca al res­pec­to y le ins­ta­mos a no par­ti­ci­par en el con­gre­so, con el fin de no con­tri­buir a la nor­ma­li­za­ción de un esta­do que vio­la sis­te­má­ti­ca­men­te los Dere­chos Huma­nos.

Red Soli­da­ria con­tra la Ocu­pa­ción de Pales­ti­na
(RESCOP)

Orga­ni­za­cio­nes miem­bro de la RESCOP:

  • ACSUR (Con­fe­de­ral)
  • Aso­cia­ción Al-Quds de Soli­da­ri­dad con los Pue­blos del Mun­do Ára­be y ASPA – Aso­cia­ción Anda­lu­za por la Soli­da­ri­dad y Paz (Anda­lu­cía)
  • Aso­cia­ción His­pano Pales­ti­na Jeru­sa­lén (Madrid)
  • Aso­cia­ción Pro-Dere­chos Huma­nos de Anda­lu­cía (Anda­lu­cía)
  • Boi­cot Pre­ven­tiu (Cata­lun­ya)
  • Comu­ni­tat Pales­ti­na de Cata­lun­ya (Cata­lun­ya)
  • CSCA (Madrid, Astu­rias)
  • Eco­lo­gis­tas en Acción (Con­fe­de­ral)
  • INTERPUEBLOS – Comi­té de Soli­da­ri­dad con los Pue­blos (Can­ta­bria)
  • Iepa­la (Madrid)
  • Komi­te Inter­na­zio­na­lis­tak (Eus­ka­di)
  • MEWANDO (Eus­ka­di)
  • Movi­mien­to de Soli­da­ri­dad Inter­na­cio­nal (Cata­lun­ya)
  • Muje­res por la Paz – Acción soli­da­ria con Pales­ti­na (Cana­rias)
  • Mun­du­bat (Eus­ka­di)
  • Paz Aho­ra (Con­fe­de­ral)
  • Paz con Dig­ni­dad (Con­fe­de­ral)
  • Pla­ta­for­ma de Soli­da­ri­dad con Pales­ti­na (Anda­lu­cía)
  • Red de Jóve­nes Pales­ti­nos (Con­fe­de­ral)
  • Red Euro­me­di­te­rra­nea de Coope­ra­ción al Desa­rro­llo (Madrid)
  • Sode­paz (Con­fe­de­ral)
  • Sode­paz Bala­mil – Pla­ta­for­ma Soli­da­ria con Pales­ti­na de Valla­do­lid (Cas­ti­lla León)
  • Tau­la per Pales­ti­na (Illes Balears)
  • Xar­xa d’Enllaç amb Pales­ti­na (Cata­lun­ya)
  • Xar­xa de Soli­da­ri­tat amb Pales­ti­na de Valen­cia (Comu­ni­dad Valen­cia­na)
  • Coor­di­na­do­ra de apo­yo a Pales­ti­na de Logro­ño (La Rio­ja)
  • Red de Judios Anti­sio­nis­tas (Madrid)
  • Pla­ta­for­ma por Pales­ti­na de Ibi­za (Illes Balears)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *