La izquier­da aber­tza­le exi­ge el cese de Eneko Goya tras el escán­da­lo de Glass- Ezker Abertzalea

Eneko Goya fue ase­sor del Dipu­tado Foral de Hacien­da, Ant­ton Mar­ket, duran­te la legis­la­tu­ra 19992003, cuan­do el Direc­tor Gene­ral de Hacien­da era Vic­tor Bra­vo, y su her­mano el jefe de la Agen­cia Eje­cu­ti­va de Irun. El tam­bién esta­ba en esa Admi­nis­tra­ción corrup­ta, que aho­ra pare­ce todo el mun­do reco­no­cer que fun­cio­na­ba mal. ¿O es que se le ha olvi­da­do? Des­co­no­ce­mos en qué se con­cre­tó enton­ces la labor de ase­sor del actual Dipu­tado Foral de Infra­es­truc­tu­ras Via­rias, des­de lue­go que no en trans­pa­ren­cia fis­cal ni en lucha con­tra el fraude.

Las res­pon­sa­bi­li­da­des polí­ti­cas son evi­den­tes, y no vale escu­rrir el bul­to. Nos pare­ce into­le­ra­ble y un des­cré­di­to para la Ins­ti­tu­ción Foral, que per­so­nas, como es el caso de Eneko Goya, que ocu­pa­ron car­gos de con­fian­za en Hacien­da en los años negros del frau­de, de los que la Hacien­da de Irún y el caso Glass son sólo un ejem­plo, sigan man­te­nien­do hoy en día, res­pon­sa­bi­li­da­des al máxi­mo nivel en el Gobierno Foral.

No espe­ra­mos gran cosa de las con­clu­sio­nes de la Comi­sión de Inves­ti­ga­ción crea­da en Jun­tas Gene­ra­les sobre la empre­sa Glass, ya que con­si­de­rar esta inves­ti­ga­ción, al igual que se hizo ante­rior­men­te con el caso de la ofi­ci­na de Irun, sepa­ra­da del con­jun­to del frau­de come­ti­do en la Hacien­da de Gipuz­koa nos reafir­ma en nues­tra preo­cu­pa­ción por el nulo inte­rés en abor­dar de mane­ra inte­gral el frau­de come­ti­do. Es nece­sa­ria una inves­ti­ga­ción inte­gral para escla­re­cer lo suce­di­do y resar­cir a la Hacien­da Públi­ca del daño oca­sio­na­do. Tro­cear las res­pon­sa­bi­li­da­des y la inves­ti­ga­ción es un camino equi­vo­ca­do para des­cu­brir el alcan­ce y la com­ple­ji­dad de la trama.
Difí­cil­men­te se pue­de espe­rar nada de la Comi­sión de Inves­ti­ga­ción de unas Jun­tas Gene­ra­les cons­ti­tui­das des­de el apartheid polí­ti­co por el que 72.000 gui­puz­coa­nos y gui­puz­coa­nas siguen sin repre­sen­ta­ción. Es pre­ci­sa­men­te esta exclu­sión de la izquier­da aber­tza­le la que favo­re­ce que prác­ti­cas corrup­tas tan gra­ves como las inves­ti­ga­das con­clu­yan sin la exi­gen­cia de res­pon­sa­bi­li­da­des polí­ti­cas y per­so­na­les y sin con­se­cuen­cias. No vale con reco­no­cer que se hizo mal y a otra cosa. Apar­te de la des­con­fian­za y des­cré­di­to que gene­ra entre la ciu­da­da­nía de Gipuz­koa, las res­pon­sa­bi­li­da­des polí­ti­cas sin con­se­cuen­cias sólo sir­ven para impe­dir un plan efec­ti­vo y efi­caz de con­trol del frau­de, tan­to en el ámbi­to fis­cal como en el ámbi­to del lucro per­so­nal y/​o par­ti­da­rio de la ges­tión de las ins­ti­tu­cio­nes públicas.

Como repre­sen­tan­tes de una par­te impor­tan­te de la socie­dad gui­puz­coa­na, apo­ya­mos la soli­ci­tud de LAB a los Gru­pos Jun­te­ros por la que se exi­ge entre otras medi­das, la aper­tu­ra de expe­dien­te san­cio­na­dor por incum­pli­mien­to del prin­ci­pio de com­pa­ti­bi­li­dad a los impu­tados en los expe­dien­tes abier­tos en el ámbi­to penal, el cese de per­so­nas, como Eneko Goya, que por razo­nes de res­pon­sa­bi­li­dad fun­cio­nal o ase­so­ra en la Dipu­tación Foral en el tiem­po que se pro­du­jo el frau­de, hoy siguen ocu­pan­do car­gos de res­pon­sa­bi­li­dad, y la ins­pec­ción de toda la acti­vi­dad del enton­ces Direc­tor de Hacien­da Vic­tor Bravo.

Gipuz­koa­ko Ezker Abertzalea

Digg!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.