La izquier­da aber­tza­le exi­ge el cese de Eneko Goya tras el escán­da­lo de Glass- Ezker Aber­tza­lea

Eneko Goya fue ase­sor del Dipu­tado Foral de Hacien­da, Ant­ton Mar­ket, duran­te la legis­la­tu­ra 19992003, cuan­do el Direc­tor Gene­ral de Hacien­da era Vic­tor Bra­vo, y su her­mano el jefe de la Agen­cia Eje­cu­ti­va de Irun. El tam­bién esta­ba en esa Admi­nis­tra­ción corrup­ta, que aho­ra pare­ce todo el mun­do reco­no­cer que fun­cio­na­ba mal. ¿O es que se le ha olvi­da­do? Des­co­no­ce­mos en qué se con­cre­tó enton­ces la labor de ase­sor del actual Dipu­tado Foral de Infra­es­truc­tu­ras Via­rias, des­de lue­go que no en trans­pa­ren­cia fis­cal ni en lucha con­tra el frau­de.

Las res­pon­sa­bi­li­da­des polí­ti­cas son evi­den­tes, y no vale escu­rrir el bul­to. Nos pare­ce into­le­ra­ble y un des­cré­di­to para la Ins­ti­tu­ción Foral, que per­so­nas, como es el caso de Eneko Goya, que ocu­pa­ron car­gos de con­fian­za en Hacien­da en los años negros del frau­de, de los que la Hacien­da de Irún y el caso Glass son sólo un ejem­plo, sigan man­te­nien­do hoy en día, res­pon­sa­bi­li­da­des al máxi­mo nivel en el Gobierno Foral.

No espe­ra­mos gran cosa de las con­clu­sio­nes de la Comi­sión de Inves­ti­ga­ción crea­da en Jun­tas Gene­ra­les sobre la empre­sa Glass, ya que con­si­de­rar esta inves­ti­ga­ción, al igual que se hizo ante­rior­men­te con el caso de la ofi­ci­na de Irun, sepa­ra­da del con­jun­to del frau­de come­ti­do en la Hacien­da de Gipuz­koa nos reafir­ma en nues­tra preo­cu­pa­ción por el nulo inte­rés en abor­dar de mane­ra inte­gral el frau­de come­ti­do. Es nece­sa­ria una inves­ti­ga­ción inte­gral para escla­re­cer lo suce­di­do y resar­cir a la Hacien­da Públi­ca del daño oca­sio­na­do. Tro­cear las res­pon­sa­bi­li­da­des y la inves­ti­ga­ción es un camino equi­vo­ca­do para des­cu­brir el alcan­ce y la com­ple­ji­dad de la tra­ma.
Difí­cil­men­te se pue­de espe­rar nada de la Comi­sión de Inves­ti­ga­ción de unas Jun­tas Gene­ra­les cons­ti­tui­das des­de el apartheid polí­ti­co por el que 72.000 gui­puz­coa­nos y gui­puz­coa­nas siguen sin repre­sen­ta­ción. Es pre­ci­sa­men­te esta exclu­sión de la izquier­da aber­tza­le la que favo­re­ce que prác­ti­cas corrup­tas tan gra­ves como las inves­ti­ga­das con­clu­yan sin la exi­gen­cia de res­pon­sa­bi­li­da­des polí­ti­cas y per­so­na­les y sin con­se­cuen­cias. No vale con reco­no­cer que se hizo mal y a otra cosa. Apar­te de la des­con­fian­za y des­cré­di­to que gene­ra entre la ciu­da­da­nía de Gipuz­koa, las res­pon­sa­bi­li­da­des polí­ti­cas sin con­se­cuen­cias sólo sir­ven para impe­dir un plan efec­ti­vo y efi­caz de con­trol del frau­de, tan­to en el ámbi­to fis­cal como en el ámbi­to del lucro per­so­nal y/​o par­ti­da­rio de la ges­tión de las ins­ti­tu­cio­nes públi­cas.

Como repre­sen­tan­tes de una par­te impor­tan­te de la socie­dad gui­puz­coa­na, apo­ya­mos la soli­ci­tud de LAB a los Gru­pos Jun­te­ros por la que se exi­ge entre otras medi­das, la aper­tu­ra de expe­dien­te san­cio­na­dor por incum­pli­mien­to del prin­ci­pio de com­pa­ti­bi­li­dad a los impu­tados en los expe­dien­tes abier­tos en el ámbi­to penal, el cese de per­so­nas, como Eneko Goya, que por razo­nes de res­pon­sa­bi­li­dad fun­cio­nal o ase­so­ra en la Dipu­tación Foral en el tiem­po que se pro­du­jo el frau­de, hoy siguen ocu­pan­do car­gos de res­pon­sa­bi­li­dad, y la ins­pec­ción de toda la acti­vi­dad del enton­ces Direc­tor de Hacien­da Vic­tor Bra­vo.

Gipuz­koa­ko Ezker Aber­tza­lea

Digg!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *