En la gue­rra mediá­ti­ca mun­dial, está ganan­do la ver­dad- Román Valen­te

Esta­mos sien­do par­tí­ci­pes de una gue­rra con la plu­ma y la pala­bra. Entre otros casos his­tó­ri­cos, ¿cómo podía con­ce­bir el dic­ta­dor cubano Ful­gen­cio Batis­ta, que cator­ce bar­bu­dos mal­tre­chos, con unas pocas metra­lle­tas, y en esca­so tiem­po, lo iban a obli­gar a dejar el poder y pedir asi­lo polí­ti­co fue­ra de Cuba? En for­ma increí­ble para él, para el impe­ria­lis­mo “tío­sa­mes­co” y para la dere­cha mun­dial, así fue. El 1º de enero de 1959 triun­fó el Pue­blo humil­de y la Revo­lu­ción en la isla. Lo mis­mo le suce­dió en Viet­nam al bru­tal impe­ria­lis­mo. La his­to­ria se repi­tió en Nica­ra­gua en 1979. El gran hilo con­duc­tor de todos estos triun­fos fue uno sólo, gana­ron siem­pre los que lucha­ban por la ver­dad, los que decían la ver­dad y los que poseían argu­men­tos sos­te­ni­bles en el tiem­po, para la socie­dad mun­dial.

Hoy más allá que exis­ten gue­rras con armas que dis­pa­ran pro­yec­ti­les de plo­mo, don­de tam­bién esta per­dien­do el impe­ria­lis­mo. Millo­nes de mili­tan­tes de la ver­dad, esta­mos sien­do par­tí­ci­pes de una gue­rra con otro tipo de armas, que por suer­te no matan pero dan una lucha impres­cin­di­ble en la socie­dad actual. Las armas son la plu­ma y la pala­bra.

Una gue­rra en la que se enfren­tan los siguien­tes ban­dos: los gran­des medios mono­pó­li­cos de infor­ma­ción. Y los más peque­ños medios de comu­ni­ca­ción alter­na­ti­va.

En el pri­mer ban­do están agru­pa­dos, con sus inmen­sas sumas de dine­ro la gran mayo­ría de las monu­men­ta­les cade­nas tele­vi­si­vas y radio­fó­ni­cas, los dia­rios y revis­tas de más tira­je en cada país y de tras de ellos gigan­tes mul­ti­na­cio­na­les que poseen todo tipo de nego­cios millo­na­rios. Orga­ni­za­dos en Amé­ri­ca con la famo­sa S.I.P. (Socie­dad Inter­ame­ri­ca­na de Pren­sa). Cabe des­ta­car que la S.I.P. se auto­de­no­mi­na como el equi­va­len­te de la ins­ti­tu­ción lla­ma­da Nacio­nes Uni­das, cosa que es una inmen­sa fala­cia, por­que no es más que una socie­dad don­de sus miem­bros no son otra cosa que empre­sa­rios posee­do­res de gran­des medios de comu­ni­ca­ción, defen­so­res de la glo­ba­li­za­ción y el neo­li­be­ra­lis­mo con­ser­va­dor capi­ta­lis­ta inter­na­cio­nal y crea­ron esta socie­dad, supues­ta­men­te trans­pa­ren­te, para defen­der sus pro­pios intere­ses.

Indu­da­ble­men­te esta­mos ante la pre­sen­cia de un ver­da­de­ro ejer­ci­to mediá­ti­co, que si lo com­pa­ra­mos con ejér­ci­tos mili­ta­res, es muy simi­lar al de EE UU. Dine­ro y poder es lo que les sobra. Pero tie­nen un gra­ve pro­ble­ma y es que de algo se olvi­da­ron…

El segun­do ban­do es muy pare­ci­do al de los bar­bu­dos que des­em­bar­ca­ron con el humil­de Gran­ma en las pla­yas de Cuba, del cual for­mo par­te. Tene­mos sólo un medio impor­tan­te que es Tele­Sur, cen­su­ra­do en muchos paí­ses, peque­ñas radios comu­ni­ta­rias, otras que emi­ten sólo por Inter­net, unas pocas agen­cias de noti­cias alter­na­ti­vas, sitios de Inter­net con direc­ción pro­pia, blogs, peque­ñas publi­ca­cio­nes y pan­fle­tos. Y nues­tras posi­bi­li­da­des eco­nó­mi­cas están a la altu­ra de la indi­gen­cia. Pero lle­va­mos ade­lan­te un gran acier­to y día a día lo pone­mos en prác­ti­ca…

Si has­ta aquí medi­mos fuer­zas, como se pue­de hoy con­ce­bir que el pri­mer ban­do, pudie­ra per­der esta gue­rra. Sería sólo una qui­me­ra…

Sin embar­go en estos últi­mos tiem­pos esta­mos notan­do des­de nues­tra ópti­ca, que los acon­te­ci­mien­tos le están dan­do la vic­to­ria, al segun­do ban­do, es decir, a noso­tros los bar­bu­dos mediá­ti­cos.

Con­ven­ga­mos que el cen­tro de la bata­lla en estos días es Cuba. Ya que a ese que­ri­do y her­mano país, lo están bom­bar­dean­do des­de todos los medios de comu­ni­ca­ción pode­ro­sos del mun­do, es decir los del pri­mer ban­do, con todas sus armas. Tra­tan­do a sus gober­nan­tes de tira­nos, acu­sán­do­lo que vio­lan los DDHH, que deja­ron morir a un “pre­so polí­ti­co o de con­cien­cia”, ponien­do en la pri­me­ras pla­nas y en todas las pan­ta­llas de TV a las “pobres y sufri­das damas de blan­co“, etc., etc.

Para argu­men­tar mi ante­rior afir­ma­ción don­de digo que esta­mos ganan­do la gue­rra, ten­go para decir que no por casua­li­dad, días atrás des­de el mis­mo bas­tión impe­ria­lis­ta, se hayan gene­ra­do las siguien­tes infor­ma­cio­nes. La pri­me­ra del riñón de la jus­ti­cia de EEUU, y la segun­da del mis­mo Cena­do yan­qui. Las cua­les los gran­des medios ocul­ta­ron sis­te­má­ti­ca­men­te y sólo la levan­ta­mos unos pocos medios alter­na­ti­vos, que dicen:

1) (AW) Natio­nal Law­yers Guild ‑NLG- (nom­bre en inglés del Gre­mio de Letra­dos nor­te­ame­ri­cano) publi­có una soli­ci­ta­da con­tun­den­te y cla­ra, en lo que se ha trans­for­ma­do en otra demos­tra­ción del apo­yo que tie­ne Cuba por una par­te impor­tan­te del pue­blo Esta­doou­ni­den­se (es el país que más casas de soli­da­ri­dad con Cuba posee) y en pos del fin del boi­cot político/​comunicacional…

2) Las trans­mi­sio­nes radia­les y tele­vi­si­vas de Esta­dos Uni­dos hacia Cuba no con­si­guie­ron más que una audien­cia raquí­ti­ca y un efec­to polí­ti­co nulo en la isla de régi­men socia­lis­ta. Eso sí, se comie­ron casi 700 millo­nes de dóla­res en 27 años. Ese es el diag­nós­ti­co estam­pa­do en un infor­me del Comi­té de Rela­cio­nes Exte­rio­res del Sena­do de Esta­dos Uni­dos. “Radio y TV Mar­tí no logra­ron avan­ces dis­cer­ni­bles ni en la socie­dad cuba­na ni en mate­ria de influen­cia sobre el gobierno”, afir­ma el docu­men­to redac­ta­do por los miem­bros del gober­nan­te Par­ti­do Demó­cra­ta…

Por otra par­te y fue­ra de la bata­lla mediá­ti­ca inter­na­cio­nal espe­cí­fi­ca­men­te en Cuba. Por pri­me­ra vez en su his­to­ria el canal de nom­bre TN (Todo Noti­cias) TV por cable per­te­ne­cien­te al Gru­po Cla­rín de Argen­ti­na, que es mono­pó­li­co y uno de los socios de la S.I.P. haya pues­to en el aire en direc­to y le dedi­ca­ra más de cua­ren­ta minu­tos en vivo a la cum­bre de la U.N.A.S.U.R, don­de entre otros, los ora­do­res fue­ron Hugo Chá­vez, Evo Mora­les y Cris­ti­na Fer­nán­dez, pre­si­den­tes res­pec­ti­vos de Vene­zue­la, Boli­via y Argen­ti­na, acé­rri­mos enemi­gos de los gene­ra­les del ejer­ci­to mediá­ti­co de la S.I.P.

Por otra par­te en Colom­bia según nos infor­ma nues­tro com­pa­ñe­ro bar­bu­do José Manuel Aran­go (Direc­tor de Cla­rín de Colom­bia y de la Red inde­pen­dien­te de comu­ni­ca­ción alter­na­ti­va) dice en una nota refi­rién­do­se a los medios mono­pó­li­cos en Colom­bia:

Aho­ra, esos que ver­tían balas de fusil por la boca y por los ojos cuan­do de hablar de las her­ma­nas Repú­bli­cas de Vene­zue­la, Ecua­dor, Cuba o Nica­ra­gua.., habi­li­do­sa­men­te, cuan­do mues­tran como las encues­tas ya no defien­den a San­tos como can­di­da­to a la pre­si­den­cia de la Repú­bli­ca de Colom­bia, colo­can el audio o un video del Pre­si­den­te Correa o del Fis­cal pidien­do cap­tu­ra con­tra San­tos por haber rati­fi­ca­do –des­pués de haber dicho todo lo con­tra­rio antes- que ordeno y que orde­na­ría vol­ver hacer el bom­bar­deo –caso Raúl reyes- o el de Chá­vez, afir­man­do que con San­tos, ni con Uri­be nor­ma­li­za­rá las rela­cio­nes con Colom­bia, pasan­do enton­ces por con­ve­nien­cia…

Estos casos cita­dos, que sólo son algu­nos ejem­plos, se demues­tran cla­ra­men­te que los gran­des medios están hacien­do agua por todos lados, al igual que un bar­co que le pega­ron con un torpe­do en el cen­tro de su cas­co. Y que el gra­ve pro­ble­ma que tie­ne el pri­mer ban­do, al que ante­rior­men­te me refe­ría, es que mien­ten y/​u ocul­tan las ver­da­de­ras noti­cias y des­in­for­man en el cien por cien­to de las por­ta­das de TV, radio y escri­tas. Y es que se olvi­da­ron que la ver­dad tar­de o tem­prano siem­pre triun­fa.

Por cuan­to tiem­po más TN u otros gran­des medios pue­den ocul­tar que exis­te U.N.A.S.U.R; que el pre­so que murió, por pro­pia deci­sión en una huel­ga de ham­bre en una cár­cel cuba­na, no era más que un delin­cuen­te común y lo qui­sie­ron hacer pasar por un pre­so de con­cien­cia; que las damas de blan­co de Cuba son un fan­to­che paga­do por los gusa­nos cuba­nos de Mia­mi; o defen­der a un gobierno geno­ci­da en Colom­bia, que hoy posee en su haber más de vein­tio­cho mil denun­cias en la jus­ti­cia, sobre ciu­da­da­nos des­apa­re­ci­dos y ase­si­na­dos.

Cuán­do los medios empre­sa­ria­les mono­pó­li­cos, ven que ya per­die­ron toda posi­bi­li­dad de ser creí­bles para los recep­to­res tie­nen que cam­biar el dis­cur­so, para tra­tar de reaco­mo­dar­se en la socie­dad que ya no cree fala­cias. Pero ya es dema­sia­do tar­de. Por­que ésta inde­fen­sa socie­dad vic­ti­ma de la men­ti­ra mediá­ti­ca de los gigan­tes, nos tie­ne a su alcan­ce a noso­tros, los bar­bu­dos de la comu­ni­ca­ción, que des­de muchos pues­tos de lucha nun­ca nos olvi­da­mos de decir la ver­dad. Tene­mos memo­ria y no borra­mos con el codo hoy, lo que escri­bi­mos e infor­ma­mos ayer con nues­tras manos. Estas mis­mas socie­da­des que se movi­li­zan en Espa­ña a favor de cuba. Que rea­li­za­ron un sitio en Inter­net don­de fir­ma­mos ya, más de diez y ocho mil per­so­nas de todo el mun­do en apo­yo a Cuba. Que sale a las calles de Bue­nos Aires para exi­gir que se pon­ga en vigen­cia la nue­va ley de Medios Audio­vi­sua­les, entor­pe­ci­da sin argu­men­tos sos­te­ni­bles, por una jue­za con intere­ses en un medio y cade­na de pseu­do comu­ni­ca­ción. Esta ley se reali­zó y se voto por mayo­ría en ambas cáma­ras legis­la­ti­vas de Argen­ti­na, para dejar atrás una nefas­ta legis­la­ción ofi­cia­li­za­da por la últi­ma y geno­ci­da tira­nía de Vide­la, por­que ese mis­mo pue­blo quie­re una ley demo­crá­ti­ca para que los medios en ese país estén en manos plu­ra­les y no de la S.I.P.

En defi­ni­ti­va, hoy ya la mayo­ría de las per­so­nas per­di­mos la cate­go­ría de estú­pi­dos, don­de nos pusie­ron los due­ños del poder. Y sim­ple­men­te apren­di­mos a pen­sar y a deci­dir, y por lo gene­ral a nadie le agra­da que le estén min­tien­do todo el tiem­po des­de la TV, las radios y los dia­rios y por eso eli­gen infor­mar­se en carác­ter alter­na­ti­vo con los bar­bu­dos, por­que la men­ti­ra nun­ca pudo, ni pue­de ser eter­na y la ver­dad siem­pre triun­fa, tar­da­rá un poco más de tiem­po, pero en el final del camino… triun­fa.

Y enton­ces por eso con­si­de­ro humil­de­men­te que noso­tros los des­arra­pa­dos bar­bu­dos le esta­mos ganan­do la gue­rra al ejér­ci­to impe­ria­lis­ta mediá­ti­co.

http://​www​.colum​nao​pues​ta​.info

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *