En la gue­rra mediá­ti­ca mun­dial, está ganan­do la ver­dad- Román Valente

Esta­mos sien­do par­tí­ci­pes de una gue­rra con la plu­ma y la pala­bra. Entre otros casos his­tó­ri­cos, ¿cómo podía con­ce­bir el dic­ta­dor cubano Ful­gen­cio Batis­ta, que cator­ce bar­bu­dos mal­tre­chos, con unas pocas metra­lle­tas, y en esca­so tiem­po, lo iban a obli­gar a dejar el poder y pedir asi­lo polí­ti­co fue­ra de Cuba? En for­ma increí­ble para él, para el impe­ria­lis­mo “tío­sa­mes­co” y para la dere­cha mun­dial, así fue. El 1º de enero de 1959 triun­fó el Pue­blo humil­de y la Revo­lu­ción en la isla. Lo mis­mo le suce­dió en Viet­nam al bru­tal impe­ria­lis­mo. La his­to­ria se repi­tió en Nica­ra­gua en 1979. El gran hilo con­duc­tor de todos estos triun­fos fue uno sólo, gana­ron siem­pre los que lucha­ban por la ver­dad, los que decían la ver­dad y los que poseían argu­men­tos sos­te­ni­bles en el tiem­po, para la socie­dad mundial.

Hoy más allá que exis­ten gue­rras con armas que dis­pa­ran pro­yec­ti­les de plo­mo, don­de tam­bién esta per­dien­do el impe­ria­lis­mo. Millo­nes de mili­tan­tes de la ver­dad, esta­mos sien­do par­tí­ci­pes de una gue­rra con otro tipo de armas, que por suer­te no matan pero dan una lucha impres­cin­di­ble en la socie­dad actual. Las armas son la plu­ma y la palabra.

Una gue­rra en la que se enfren­tan los siguien­tes ban­dos: los gran­des medios mono­pó­li­cos de infor­ma­ción. Y los más peque­ños medios de comu­ni­ca­ción alternativa.

En el pri­mer ban­do están agru­pa­dos, con sus inmen­sas sumas de dine­ro la gran mayo­ría de las monu­men­ta­les cade­nas tele­vi­si­vas y radio­fó­ni­cas, los dia­rios y revis­tas de más tira­je en cada país y de tras de ellos gigan­tes mul­ti­na­cio­na­les que poseen todo tipo de nego­cios millo­na­rios. Orga­ni­za­dos en Amé­ri­ca con la famo­sa S.I.P. (Socie­dad Inter­ame­ri­ca­na de Pren­sa). Cabe des­ta­car que la S.I.P. se auto­de­no­mi­na como el equi­va­len­te de la ins­ti­tu­ción lla­ma­da Nacio­nes Uni­das, cosa que es una inmen­sa fala­cia, por­que no es más que una socie­dad don­de sus miem­bros no son otra cosa que empre­sa­rios posee­do­res de gran­des medios de comu­ni­ca­ción, defen­so­res de la glo­ba­li­za­ción y el neo­li­be­ra­lis­mo con­ser­va­dor capi­ta­lis­ta inter­na­cio­nal y crea­ron esta socie­dad, supues­ta­men­te trans­pa­ren­te, para defen­der sus pro­pios intereses.

Indu­da­ble­men­te esta­mos ante la pre­sen­cia de un ver­da­de­ro ejer­ci­to mediá­ti­co, que si lo com­pa­ra­mos con ejér­ci­tos mili­ta­res, es muy simi­lar al de EE UU. Dine­ro y poder es lo que les sobra. Pero tie­nen un gra­ve pro­ble­ma y es que de algo se olvidaron…

El segun­do ban­do es muy pare­ci­do al de los bar­bu­dos que des­em­bar­ca­ron con el humil­de Gran­ma en las pla­yas de Cuba, del cual for­mo par­te. Tene­mos sólo un medio impor­tan­te que es Tele­Sur, cen­su­ra­do en muchos paí­ses, peque­ñas radios comu­ni­ta­rias, otras que emi­ten sólo por Inter­net, unas pocas agen­cias de noti­cias alter­na­ti­vas, sitios de Inter­net con direc­ción pro­pia, blogs, peque­ñas publi­ca­cio­nes y pan­fle­tos. Y nues­tras posi­bi­li­da­des eco­nó­mi­cas están a la altu­ra de la indi­gen­cia. Pero lle­va­mos ade­lan­te un gran acier­to y día a día lo pone­mos en práctica…

Si has­ta aquí medi­mos fuer­zas, como se pue­de hoy con­ce­bir que el pri­mer ban­do, pudie­ra per­der esta gue­rra. Sería sólo una quimera…

Sin embar­go en estos últi­mos tiem­pos esta­mos notan­do des­de nues­tra ópti­ca, que los acon­te­ci­mien­tos le están dan­do la vic­to­ria, al segun­do ban­do, es decir, a noso­tros los bar­bu­dos mediáticos.

Con­ven­ga­mos que el cen­tro de la bata­lla en estos días es Cuba. Ya que a ese que­ri­do y her­mano país, lo están bom­bar­dean­do des­de todos los medios de comu­ni­ca­ción pode­ro­sos del mun­do, es decir los del pri­mer ban­do, con todas sus armas. Tra­tan­do a sus gober­nan­tes de tira­nos, acu­sán­do­lo que vio­lan los DDHH, que deja­ron morir a un “pre­so polí­ti­co o de con­cien­cia”, ponien­do en la pri­me­ras pla­nas y en todas las pan­ta­llas de TV a las “pobres y sufri­das damas de blan­co“, etc., etc.

Para argu­men­tar mi ante­rior afir­ma­ción don­de digo que esta­mos ganan­do la gue­rra, ten­go para decir que no por casua­li­dad, días atrás des­de el mis­mo bas­tión impe­ria­lis­ta, se hayan gene­ra­do las siguien­tes infor­ma­cio­nes. La pri­me­ra del riñón de la jus­ti­cia de EEUU, y la segun­da del mis­mo Cena­do yan­qui. Las cua­les los gran­des medios ocul­ta­ron sis­te­má­ti­ca­men­te y sólo la levan­ta­mos unos pocos medios alter­na­ti­vos, que dicen:

1) (AW) Natio­nal Law­yers Guild ‑NLG- (nom­bre en inglés del Gre­mio de Letra­dos nor­te­ame­ri­cano) publi­có una soli­ci­ta­da con­tun­den­te y cla­ra, en lo que se ha trans­for­ma­do en otra demos­tra­ción del apo­yo que tie­ne Cuba por una par­te impor­tan­te del pue­blo Esta­doou­ni­den­se (es el país que más casas de soli­da­ri­dad con Cuba posee) y en pos del fin del boi­cot político/​comunicacional…

2) Las trans­mi­sio­nes radia­les y tele­vi­si­vas de Esta­dos Uni­dos hacia Cuba no con­si­guie­ron más que una audien­cia raquí­ti­ca y un efec­to polí­ti­co nulo en la isla de régi­men socia­lis­ta. Eso sí, se comie­ron casi 700 millo­nes de dóla­res en 27 años. Ese es el diag­nós­ti­co estam­pa­do en un infor­me del Comi­té de Rela­cio­nes Exte­rio­res del Sena­do de Esta­dos Uni­dos. “Radio y TV Mar­tí no logra­ron avan­ces dis­cer­ni­bles ni en la socie­dad cuba­na ni en mate­ria de influen­cia sobre el gobierno”, afir­ma el docu­men­to redac­ta­do por los miem­bros del gober­nan­te Par­ti­do Demócrata…

Por otra par­te y fue­ra de la bata­lla mediá­ti­ca inter­na­cio­nal espe­cí­fi­ca­men­te en Cuba. Por pri­me­ra vez en su his­to­ria el canal de nom­bre TN (Todo Noti­cias) TV por cable per­te­ne­cien­te al Gru­po Cla­rín de Argen­ti­na, que es mono­pó­li­co y uno de los socios de la S.I.P. haya pues­to en el aire en direc­to y le dedi­ca­ra más de cua­ren­ta minu­tos en vivo a la cum­bre de la U.N.A.S.U.R, don­de entre otros, los ora­do­res fue­ron Hugo Chá­vez, Evo Mora­les y Cris­ti­na Fer­nán­dez, pre­si­den­tes res­pec­ti­vos de Vene­zue­la, Boli­via y Argen­ti­na, acé­rri­mos enemi­gos de los gene­ra­les del ejer­ci­to mediá­ti­co de la S.I.P.

Por otra par­te en Colom­bia según nos infor­ma nues­tro com­pa­ñe­ro bar­bu­do José Manuel Aran­go (Direc­tor de Cla­rín de Colom­bia y de la Red inde­pen­dien­te de comu­ni­ca­ción alter­na­ti­va) dice en una nota refi­rién­do­se a los medios mono­pó­li­cos en Colombia:

Aho­ra, esos que ver­tían balas de fusil por la boca y por los ojos cuan­do de hablar de las her­ma­nas Repú­bli­cas de Vene­zue­la, Ecua­dor, Cuba o Nica­ra­gua.., habi­li­do­sa­men­te, cuan­do mues­tran como las encues­tas ya no defien­den a San­tos como can­di­da­to a la pre­si­den­cia de la Repú­bli­ca de Colom­bia, colo­can el audio o un video del Pre­si­den­te Correa o del Fis­cal pidien­do cap­tu­ra con­tra San­tos por haber rati­fi­ca­do –des­pués de haber dicho todo lo con­tra­rio antes- que ordeno y que orde­na­ría vol­ver hacer el bom­bar­deo –caso Raúl reyes- o el de Chá­vez, afir­man­do que con San­tos, ni con Uri­be nor­ma­li­za­rá las rela­cio­nes con Colom­bia, pasan­do enton­ces por conveniencia…

Estos casos cita­dos, que sólo son algu­nos ejem­plos, se demues­tran cla­ra­men­te que los gran­des medios están hacien­do agua por todos lados, al igual que un bar­co que le pega­ron con un torpe­do en el cen­tro de su cas­co. Y que el gra­ve pro­ble­ma que tie­ne el pri­mer ban­do, al que ante­rior­men­te me refe­ría, es que mien­ten y/​u ocul­tan las ver­da­de­ras noti­cias y des­in­for­man en el cien por cien­to de las por­ta­das de TV, radio y escri­tas. Y es que se olvi­da­ron que la ver­dad tar­de o tem­prano siem­pre triunfa.

Por cuan­to tiem­po más TN u otros gran­des medios pue­den ocul­tar que exis­te U.N.A.S.U.R; que el pre­so que murió, por pro­pia deci­sión en una huel­ga de ham­bre en una cár­cel cuba­na, no era más que un delin­cuen­te común y lo qui­sie­ron hacer pasar por un pre­so de con­cien­cia; que las damas de blan­co de Cuba son un fan­to­che paga­do por los gusa­nos cuba­nos de Mia­mi; o defen­der a un gobierno geno­ci­da en Colom­bia, que hoy posee en su haber más de vein­tio­cho mil denun­cias en la jus­ti­cia, sobre ciu­da­da­nos des­apa­re­ci­dos y asesinados.

Cuán­do los medios empre­sa­ria­les mono­pó­li­cos, ven que ya per­die­ron toda posi­bi­li­dad de ser creí­bles para los recep­to­res tie­nen que cam­biar el dis­cur­so, para tra­tar de reaco­mo­dar­se en la socie­dad que ya no cree fala­cias. Pero ya es dema­sia­do tar­de. Por­que ésta inde­fen­sa socie­dad vic­ti­ma de la men­ti­ra mediá­ti­ca de los gigan­tes, nos tie­ne a su alcan­ce a noso­tros, los bar­bu­dos de la comu­ni­ca­ción, que des­de muchos pues­tos de lucha nun­ca nos olvi­da­mos de decir la ver­dad. Tene­mos memo­ria y no borra­mos con el codo hoy, lo que escri­bi­mos e infor­ma­mos ayer con nues­tras manos. Estas mis­mas socie­da­des que se movi­li­zan en Espa­ña a favor de cuba. Que rea­li­za­ron un sitio en Inter­net don­de fir­ma­mos ya, más de diez y ocho mil per­so­nas de todo el mun­do en apo­yo a Cuba. Que sale a las calles de Bue­nos Aires para exi­gir que se pon­ga en vigen­cia la nue­va ley de Medios Audio­vi­sua­les, entor­pe­ci­da sin argu­men­tos sos­te­ni­bles, por una jue­za con intere­ses en un medio y cade­na de pseu­do comu­ni­ca­ción. Esta ley se reali­zó y se voto por mayo­ría en ambas cáma­ras legis­la­ti­vas de Argen­ti­na, para dejar atrás una nefas­ta legis­la­ción ofi­cia­li­za­da por la últi­ma y geno­ci­da tira­nía de Vide­la, por­que ese mis­mo pue­blo quie­re una ley demo­crá­ti­ca para que los medios en ese país estén en manos plu­ra­les y no de la S.I.P.

En defi­ni­ti­va, hoy ya la mayo­ría de las per­so­nas per­di­mos la cate­go­ría de estú­pi­dos, don­de nos pusie­ron los due­ños del poder. Y sim­ple­men­te apren­di­mos a pen­sar y a deci­dir, y por lo gene­ral a nadie le agra­da que le estén min­tien­do todo el tiem­po des­de la TV, las radios y los dia­rios y por eso eli­gen infor­mar­se en carác­ter alter­na­ti­vo con los bar­bu­dos, por­que la men­ti­ra nun­ca pudo, ni pue­de ser eter­na y la ver­dad siem­pre triun­fa, tar­da­rá un poco más de tiem­po, pero en el final del camino… triunfa.

Y enton­ces por eso con­si­de­ro humil­de­men­te que noso­tros los des­arra­pa­dos bar­bu­dos le esta­mos ganan­do la gue­rra al ejér­ci­to impe­ria­lis­ta mediático.

http://​www​.colum​nao​pues​ta​.info

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.