El FMI: ¿cam­bió de rece­ta? – Ati­lio Boron

Los líde­res del G‑20 hace un tiem­po vie­nen dicien­do que el FMI ha cam­bia­do des­pués de la cri­sis, que se hizo su auto­crí­ti­ca y que aho­ra tie­nen otro enfo­que y otras rece­tas. Lo mis­mo repi­ten los des­pres­ti­gia­dos «gurúes» y los publi­cis­tas e ideó­lo­gos del neo­li­be­ra­lis­mo. Lea este infor­me que hicie­ron los ami­gos del CADTM y juz­gue por su cuen­ta. ¿Cam­bia­ron?¡Apo­ye­mos al pue­blo grie­go en su resis­ten­cia a la dic­ta­du­ra de los pres­ta­mis­tas!<! – [if !vml] – ><! – [endif] – >
<! – [if !sup­portLi­ne­Break­New­Li­ne] – >
<! – [endif] – >

AUTOR: CADTM

Comi­té por la Anu­la­ción de la Deu­da del Ter­cer Mundo

Lie­ja, Bélgica

El nue­vo plan de aus­te­ri­dad anun­cia­do el domin­go 2 de mayo es una ver­da­de­ra catás­tro­fe para la pobla­ción grie­ga, para los asa­la­ria­dos tan­to del sec­tor pri­va­do como del públi­co, para los pen­sio­nis­tas y los desempleados.

Ø Con­ge­la­ción de sala­rios y pen­sio­nes de la fun­ción públi­ca duran­te 5 años.

Ø Supre­sión del equi­va­len­te a dos meses de sala­rio a los funcionarios.

Ø Aumen­to del tipo prin­ci­pal del IVA, que, des­pués de haber pasa­do del 19 al 21 %, aho­ra será del 23 %. El aumen­to de los tipos redu­ci­dos serán del 5 al 5,5 %, y del 10 al 11 %.

Ø Los impues­tos sobre los com­bus­ti­bles, alcohol y taba­co aumen­tan un 10 % por segun­da vez en un mes.

Ø Las jubi­la­cio­nes anti­ci­pa­das (debi­das a con­di­cio­nes de tra­ba­jo espe­cial­men­te duras) esta­rán prohi­bi­das antes de los 60 años.

Ø La edad legal para la jubi­la­ción de las muje­res pasa de los 60 a los 65 años, de aquí a 2013.

Ø Para los hom­bres, la edad legal para la jubi­la­ción depen­de­rá de la espe­ran­za de vida.

Ø Se nece­si­ta­rá 40 años de tra­ba­jo coti­za­dos (y no los 37 años de aho­ra, apar­te de los años de estu­dio y des­em­pleo) para obte­ner la jubi­la­ción completa.

Ø Esta jubi­la­ción esta­rá cal­cu­la­da sobre el sala­rio medio de la tota­li­dad de los años tra­ba­ja­dos, y no en fun­ción del últi­mo sala­rio, como es has­ta aho­ra (en gene­ral, una dis­mi­nu­ción del mon­to per­ci­bi­do de entre el 45 al 60 %.)

Ø El Esta­do redu­ci­rá los gas­tos de sus fun­cio­nes (salud, edu­ca­ción, etc.) en 1.500 millo­nes de euros.

Ø Las inver­sio­nes públi­cas tam­bién serán redu­ci­das en 1.500 millo­nes de euros.

Ø Se esta­ble un nue­vo sala­rio míni­mo para los jóve­nes y los des­em­plea­dos de lar­ga dura­ción (o sea, el equi­va­len­te al CPE recha­za­do en Fran­cia por la juven­tud y los sindicatos).

¡Qué gan­ga para los mer­ca­dos finan­cie­ros y para el capital!

Ø Los trans­por­tes, la ener­gía y algu­nas pro­fe­sio­nes reser­va­das al Esta­do serán libe­ra­li­za­das y abier­tas al sec­tor pri­va­do (es decir, privatizaciones).

Ø El sec­tor finan­cie­ro (prin­ci­pal­men­te los ban­cos) se bene­fi­cia­rá de un fon­do de ayu­da imple­men­ta­do con la ayu­da del FMI y la Unión Europea.

Ø La fle­xi­bi­li­dad en el tra­ba­jo será reforzada.

Ø Se faci­li­ta­rá el despido.

Ø La eco­no­mía grie­ga que­da­rá some­ti­da al con­trol del FMI.

Gre­cia, que per­ma­ne­ce­rá en la zona euro, no podrá deva­luar su mone­da, ni jugar con los tipos de inte­rés. Tam­po­co podrá rees­truc­tu­ra la deu­da, pues­to que las ins­ti­tu­cio­nes finan­cie­ras euro­peas poseen 23 de la mis­ma. Estos mis­mos ban­cos con­ti­nua­rán gozan­do de prés­ta­mos del Ban­co Cen­tral Euro­peo a un tipo de inte­rés del 1 % , y así podrán pres­tar ese dine­ro a los Esta­dos (median­te remu­ne­ra­ción). Como con­tra­par­ti­da a estas medi­das, los paí­ses de la zona euro pres­ta­rán a Gre­cia entre 100.000 millo­nes y 135.000 millo­nes de euros, como ayu­da y este prés­ta­mo debe­rá ser devuel­to en 3 años, con un tipo de inte­rés del 5 % (este mis­mo año debe­rá devol­ver 45.000 millo­nes de euros). Los Esta­dos ricos y los ban­cos gana­rán por lo tan­to dine­ro a cos­ta del pue­blo grie­go. Chris­ti­ne Lagar­de, minis­tra de Finan­zas fran­ce­sa pre­vé un bene­fi­cio de 150 millo­nes de euros por año. De este modo, acre­cien­tan la deu­da públi­ca grie­ga para per­mi­tir que el Esta­do grie­go pue­da pagar a sus acree­do­res privados.

La cri­sis grie­ga es la demos­tra­ción en esca­la natu­ral de la tri­ple peli­gro­si­dad del FMI, la Unión Euro­pea y los mer­ca­dos financieros.

El FMI, jus­ta­men­te des­pres­ti­gia­do por sus catas­tró­fi­cos «pla­nes de ajus­te estruc­tu­ral», reapa­re­ce en la zona euro, des­pués de haber hecho estra­gos en varios paí­ses del este euro­peo. Aho­ra uti­li­za los mis­mos pro­ce­di­mien­tos que antes, adap­ta­dos a los mis­mos coman­di­ta­rios: los mer­ca­dos finan­cie­ros y las trans­na­cio­na­les. Hoy como ayer, es su ver­da­de­ra natu­ra­le­za de bom­be­ro piró­mano que se reve­la sin tapujos.

La Unión Euro­pea y su Comi­sión tam­bién reafir­man sus para­dig­mas al ser­vi­cio de la «com­pe­ten­cia libre y no fal­sea­da». El Ban­co Cen­tral Euro­peo no está al ser­vi­cio de las pobla­cio­nes euro­peas sino sólo al ser­vi­cio de los ban­cos y de los orga­nis­mos finan­cie­ros. Los mer­ca­dos finan­cie­ros, des­pués de haber pro­vo­ca­do y pre­ci­pi­ta­do la cri­sis grie­ga, a tra­vés de las agen­cias de cali­fi­ca­ción paga­das por los gran­des ban­cos esta­dou­ni­den­ses, quie­ren obte­ner aún más bene­fi­cios de sus estra­te­gias espe­cu­la­ti­vas. El gobierno del PASOK, la UE y el FMI se lo sir­ven en bandeja.

Detrás de la indus­tria finan­cie­ra están las mul­ti­na­cio­na­les de la indus­tria, del comer­cio y de los servicios

Si estig­ma­ti­za­mos con toda jus­ti­cia a los fon­dos espe­cu­la­ti­vos, a las agen­cias de cali­fi­ca­ción y a la indus­tria finan­cie­ra, tam­po­co per­de­mos de vis­ta que es sólo el árbol que impi­de ver el bos­que. Esta espe­cu­la­ción desen­fre­na­da que estran­gu­la la pobla­ción pobre sólo es posi­ble debi­do a dos razo­nes principales:

► Las suce­si­vas des­re­gla­men­ta­cio­nes de los mer­ca­dos finan­cie­ros a par­tir de los años ochen­ta del siglo pasado.

Ø La deci­sión volun­ta­ria y cons­cien­te de la gran patro­nal de dedi­car sus nue­vos bene­fi­cios a la espe­cu­la­ción en lugar de dedi­car­los a la pro­duc­ción y al empleo. Esta acu­mu­la­ción de nue­vos bene­fi­cios tie­ne su ori­gen en un nue­vo repar­to de las rique­zas a favor de los bene­fi­cios y en detri­men­to de la par­te que corres­pon­de a los asa­la­ria­dos. Esta par­te dis­mi­nu­yó en cer­ca del 10 % del PIB en 25 años, en el con­jun­to de los paí­ses desa­rro­lla­dos. Esta orien­ta­ción eco­nó­mi­ca, lide­ra­da por la ideo­lo­gía neo­li­be­ral, es la cau­sa prin­ci­pal de la cri­sis eco­nó­mi­ca y finan­cie­ra que sufri­mos actualmente.

Los dife­ren­tes gobier­nos que, duran­te 30 años, se suce­die­ron en Gre­cia así como en otros paí­ses del Nor­te, tie­ne tam­bién una gran res­pon­sa­bi­li­dad en el aumen­to de la deu­da públi­ca. Las polí­ti­cas fis­ca­les, que favo­re­cen a las fami­lias más ricas y a las gran­des empre­sas (impues­to sobre la ren­ta, el patri­mo­nio y el de socie­da­des) dis­mi­nu­ye­ron con­si­de­ra­ble­men­te los ingre­sos pre­su­pues­ta­rios y agra­va­ron el défi­cit públi­co, obli­gan­do a los Esta­dos a aumen­tar su endeudamiento.

Se evi­ta que paguen los res­pon­sa­bles de la cri­sis y en cam­bio es al pue­blo al que se pre­sen­ta la cuenta

En el plan de aus­te­ri­dad PASOK-UE-FMI impues­to al pue­blo grie­go hay sólo peque­ñas medi­das, inefi­ca­ces, para esta­ble­cer un comien­zo de jus­ti­cia fis­cal y no hay abso­lu­ta­men­te nada para luchar con­tra la eva­sión fis­cal de los bene­fi­cios de las gran­des empre­sas. Las «solu­cio­nes» del PASOK, de la UE y del FMI pre­ci­pi­tan a Gre­cia hacia una pro­fun­di­za­ción de su cri­sis. Una rece­sión míni­ma de 4 pun­tos en el PIB esta­ba ya pro­gra­ma­da para 2010. Los peque­ños arte­sa­nos y comer­cian­tes, las peque­ñas empre­sas sufri­rán una lar­ga serie de quie­bras y de aban­dono de acti­vi­da­des. El des­em­pleo aumen­ta­rá enor­me­men­te y las cla­ses popu­la­res y medias verán cómo su nivel de vida cae­rá libre­men­te. Cre­ce­rán las des­igual­da­des mien­tras los dere­chos huma­nos fun­da­men­ta­les (acce­so a la ener­gía, al agua, a la sani­dad, a la edu­ca­ción, etc.) están ame­na­za­dos para la par­te más pobre de la población.

La rabia del pue­blo grie­go es tam­bién la nues­tra. El CADTM apo­ya, sin nin­gu­na reser­va, las movi­li­za­cio­nes con­tra el plan de austeridad.

Exis­ten solu­cio­nes alternativas

Ø El pago de la deu­da públi­ca de Gre­cia debe ser sus­pen­di­do de inme­dia­to y debe lle­var­se a cabo una audi­to­ría públi­ca para deci­dir sobre la legi­ti­mi­dad o ile­gi­ti­mi­dad de dicha deuda.

Ø Deben tomar­se medi­das de anu­la­ción y los bene­fi­cios finan­cie­ros de la deu­da deben gra­var­se en ori­gen, con el tipo de inte­rés máxi­mo del impues­to a la renta.

Ø Se deben tomar medi­das fis­ca­les, de for­ma inme­dia­ta, para res­ta­ble­cer la jus­ti­cia fis­cal y luchar con­tra el frau­de. En este momen­to, según las cuen­tas del Teso­ro grie­go, los fun­cio­na­rios (desig­na­dos como chi­vo emi­sa­rio) y los obre­ros decla­ran unos ingre­sos mayo­res que los pro­fe­sio­na­les libe­ra­les (médi­cos, far­ma­céu­ti­cos, abo­ga­dos) e inclu­so que los eje­cu­ti­vos de los ban­cos. La casi tota­li­dad de las gran­des empre­sas (arma­do­res,…) decla­ran sus bene­fi­cios en los paí­ses con la fis­ca­li­dad más ven­ta­jo­sa (espe­cial­men­te en Chi­pre) o los escon­den en los paraí­sos fis­ca­les. La igle­sia orto­do­xa con­ti­núa bene­fi­cián­do­se de unas exo­ne­ra­cio­nes fis­ca­les exor­bi­tan­tes sobre el patri­mo­nio en gene­ral y sobre el inmo­bi­lia­rio en par­ti­cu­lar. Hay dine­ro en Gre­cia pero no don­de el plan de aus­te­ri­dad quie­re coger­lo. En el CADTM somos soli­da­rios con el pue­blo grie­go, que hará una huel­ga gene­ral el miér­co­les 5 de mayo. En todos lados, en Gre­cia así como en los otros paí­ses euro­peos, la soli­da­ri­dad con la movi­li­za­ción debe aumen­tar. Hoy es Gre­cia pero todos sabe­mos que maña­na será Por­tu­gal, Irlan­da o Espa­ña. Pasa­do maña­na, toda la zona euro pue­de tam­ba­lear, inclui­dos sus paí­ses más «ricos».

Nos con­gra­tu­la­mos de las pri­me­ras decla­ra­cio­nes de soli­da­ri­dad y del comien­zo de las movi­li­za­cio­nes de apo­yo ante las emba­ja­das grie­gas. ¡Pero es nece­sa­rio ir más lejos! El movi­mien­to social euro­peo en su con­jun­to debe estar al lado del pue­blo grie­go. La pobla­ción de toda Euro­pa tie­ne todas las de ganar. El CADTM , en su nivel, con­tri­bui­rá a ello. 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.