Rom­pa­mos con el fran­quis­mo: Dero­ga­ción de la ley de amnis­tia y la ley de par­ti­dos- Corrien­te Roja

COMUNICADO DE CORRIENTE ROJA

ROMPAMOS CON EL FRANQUISMO: DEROGACIÓN DE LA LEY DE AMNISTIA Y LA LEY DE PARTIDOS

Sin rup­tu­ra, no hay demo­cra­cia

Han teni­do que pasar 74 años para que se empie­ce a recla­mar la inves­ti­ga­ción de de los crí­me­nes con­tra la huma­ni­dad come­ti­dos por el fran­quis­mo. El hecho de que haya trans­cu­rri­do tan­to tiem­po se debe a que en el año 2010 aún no ha habi­do una rup­tu­ra con el orden eco­nó­mi­co y polí­ti­co sur­gi­do del gol­pe mili­tar fas­cis­ta ocu­rri­do el 18 de julio de 1936 que tuvo como obje­ti­vo derro­car a la II repú­bli­ca sur­gi­da de las urnas y fun­da­men­tal­men­te exter­mi­nar –inclu­so físi­ca­men­te- la orga­ni­za­ción obre­ra y popu­lar que en aque­llos años cre­cía y avan­za­ba en la lucha por lograr pro­fun­das trans­for­ma­cio­nes socia­les.

El gol­pe mili­tar fran­quis­ta alia­do al nazis­mo ale­mán y al fas­cis­mo ita­liano des­ató la gue­rra civil y una feroz repre­sión inclu­so en los luga­res don­de nun­ca hubo fren­te de gue­rra, oca­sio­nan­do cien­tos de miles de muer­tos, des­apa­re­ci­dos, exi­lia­dos y dete­ni­dos, fun­da­men­tal­men­te mili­tan­tes de las orga­ni­za­cio­nes popu­la­res pero tam­bién a tra­ba­ja­do­res sin filia­ción con el fin de expo­liar sus esca­sas per­te­nen­cias o de no pagar el jor­nal por el día tra­ba­ja­do.

Los casi cua­ren­ta años de dic­ta­du­ra con­ti­nua­ron con una repre­sión don­de los fusi­la­mien­tos en masa esta­ban al orden del día así como las tor­tu­ras y las con­de­nas a tra­ba­jos for­za­dos con los que muchas empre­sas aún exis­ten­tes ama­sa­ron sus for­tu­nas.

A la muer­te del dic­ta­dor, lejos de pro­du­cir­se una rup­tu­ra con el régi­men se pac­tó una “tran­si­ción” que no fue sino una gigan­tes­ca ope­ra­ción esté­ti­ca para que todo per­ma­ne­cie­ra en su sitio. Las con­se­cuen­cias fue­ron per­ma­ne­cer con toda la estruc­tu­ra esta­tal del fran­quis­mo: una res­tau­ra­ción de la monar­quía bor­bó­ni­ca impues­ta direc­ta­men­te por Fran­co en la figu­ra de Juan Car­los I, los mis­mos jue­ces, los mis­mos poli­cías y mili­ta­res que tor­tu­ra­ron y ase­si­na­ron, los mis­mos ban­que­ros y gran­des empre­sa­rios que se bene­fi­cia­ron eco­nó­mi­ca­men­te del régi­men fran­quis­ta. Para la cla­se obre­ra supu­so una segun­da derro­ta gra­cias a la clau­di­ca­ción de los diri­gen­tes de las orga­ni­za­cio­nes de izquier­das y popu­la­res que con su polí­ti­ca de “recon­ci­lia­ción” die­ron la pun­ti­lla al movi­mien­to de resis­ten­cia anti­fran­quis­ta y con ella a las aspi­ra­cio­nes de cam­bio demo­crá­ti­co y por tan­to de rup­tu­ra con el régi­men. Muchas de estas per­so­nas y sus orga­ni­za­cio­nes (PSOE, PCE, CC.OO., UGT…), hoy pare­cen escan­da­li­zar­se ante el hecho de que el par­ti­do fran­quis­ta por anto­no­ma­sia (La Falan­ge) ten­ga la capa­ci­dad para fre­nar cual­quier inten­to de lle­var a los tri­bu­na­les la aper­tu­ra de la inves­ti­ga­ción de los crí­me­nes de la dic­ta­du­ra y de que los mis­mos jue­ces de enton­ces admi­tan dicha acción. Pare­ce que hubie­ran olvi­da­do que fue­ron par­te de aque­lla ope­ra­ción y que tra­ga­ron entre otras muchas cosas con la ley de amnis­tía que dejó impu­nes los crí­me­nes e into­ca­bles a los cri­mi­na­les.

Noso­tros no apo­ya­mos a Gar­zón

Muchos de los “pro­gre­sis­tas” que en su día clau­di­ca­ron, asu­mie­ron al enemi­go y deja­ron en la esta­ca­da a miles de lucha­do­res han que­ri­do hoy con­ver­tir los deseos de miles de fami­lia­res de víc­ti­mas del fran­quis­mo y de orga­ni­za­cio­nes para la memo­ria his­tó­ri­ca en un mero “apo­yo a Gar­zón” por haber sido que­re­lla­do por sus com­pa­ñe­ros de judi­ca­tu­ra por pre­ten­der abrir un pro­ce­so de inves­ti­ga­ción sobre los crí­me­nes fran­quis­tas. Cree­mos que esto es solo el inten­to de des­pis­te por par­te del gobierno sobre la situa­ción eco­nó­mi­ca actual y el inten­to de con­trol de un movi­mien­to que sobre­pa­sa con cre­ces las aspi­ra­cio­nes del juez. En tan­to que el régi­men actual es con­ti­nui­dad de la dic­ta­du­ra enten­de­mos que Gar­zón for­ma par­te de ese entra­ma­do esta­tal crea­do para la repre­sión polí­ti­ca, tan­to es así que la Audien­cia Nacio­nal de la que es juez ins­truc­tor es un tri­bu­nal de excep­ción here­de­ro direc­to del Tri­bu­nal de Orden Públi­co fran­quis­ta des­de don­de ha dic­ta­do orde­nes de deten­ción de dece­nas de mili­tan­tes comu­nis­tas, anar­quis­tas e inde­pen­den­tis­tas, ha orde­na­do el cie­rre de perió­di­cos la ile­ga­li­za­ción de par­ti­dos y ha pasa­do por alto evi­den­cias de tor­tu­ras en sus rue­das de decla­ra­cio­nes. El juez apli­ca con mano de hie­rro la ley anti­te­rro­ris­ta de 1987 con la que el gobierno de Feli­pe Gon­zá­lez deci­dió lega­li­zar las prác­ti­cas ile­ga­les come­ti­das has­ta enton­ces por los GAL y la ley de par­ti­dos de Aznar median­te la cual se repri­men los dere­chos polí­ti­cos de cual­quier tipo de disi­den­cia moles­ta para el régi­men.

Recu­pe­rar la memo­ria para con­ti­nuar la lucha…

Des­de corrien­te Roja valo­ra­mos posi­ti­va­men­te la labor empren­di­da por las orga­ni­za­cio­nes de la memo­ria, es impres­cin­di­ble para la his­to­ria de la cla­se obre­ra recor­dar y reto­mar la lucha que pre­ten­die­ron eli­mi­nar del patri­mo­nio colec­ti­vo ani­qui­lan­do a sus acto­res para poder con­ti­nuar­la.

Eli­mi­nar dis­trac­cio­nes de aque­llos que siguen ges­tio­nan­do el régi­men des­de posi­cio­nes supues­ta­men­te “pro­gre­sis­tas” y que inten­tar vaciar al movi­mien­to redu­cién­do­lo a la mera defen­sa de un juez cuan­do las aspi­ra­cio­nes van enca­mi­na­das a la repa­ra­ción de las víc­ti­mas y el cas­ti­go a los ver­du­gos empe­zan­do por el actual jefe del esta­do.

La dimen­sión polí­ti­ca de estos acon­te­ci­mien­tos lle­ga has­ta el pun­to en que que­da al des­cu­bier­to la ver­da­de­ra natu­ra­le­za del esta­do espa­ñol en sus dife­ren­tes for­mas pero con idén­ti­cos fon­dos, como ins­tru­men­to de domi­na­ción capi­ta­lis­ta sobre los pue­blos y la cla­se obre­ra.

Corrien­te Roja, des­de su posi­ción anti­ca­pi­ta­lis­ta, se reite­ra en su lucha con­tra el régi­men espa­ñol des­de la movi­li­za­ción por la nece­sa­ria recons­truc­ción de las orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas y sin­di­ca­les de cla­se que reto­men el hilo rojo de la his­to­ria. En este camino segui­re­mos impul­san­do la lucha por la repú­bli­ca indi­so­cia­ble de la defen­sa del dere­cho de los pue­blos a su inde­pen­den­cia como ele­men­to fun­da­men­tal de rup­tu­ra con el régi­men de la monar­quía impues­ta por la dic­ta­du­ra y repre­sen­ta­do en la cons­ti­tu­ción de 1978. La nece­sa­ria amplia­ción de la ley de la Memo­ria que plan­tee la nuli­dad de la legis­la­ción fran­quis­ta y el cas­ti­go a los cul­pa­bles así como la rei­vin­di­ca­ción inme­dia­ta de la dero­ga­ción de la ley de amnis­tía (46÷77), de la legis­la­ción anti­te­rro­ris­ta y de la ley de par­ti­dos son bue­nos pun­tos de par­ti­da para poder res­ti­tuir el míni­mo demo­crá­ti­co nece­sa­rio para con­ti­nuar reco­rrien­do este camino.

Corrien­te Roja. Mayo de 2010

http://​www​.corrien​te​ro​ja​.net/

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *