Rom­pa­mos con el fran­quis­mo: Dero­ga­ción de la ley de amnis­tia y la ley de par­ti­dos- Corrien­te Roja

COMUNICADO DE CORRIENTE ROJA

ROMPAMOS CON EL FRANQUISMO: DEROGACIÓN DE LA LEY DE AMNISTIA Y LA LEY DE PARTIDOS

Sin rup­tu­ra, no hay democracia

Han teni­do que pasar 74 años para que se empie­ce a recla­mar la inves­ti­ga­ción de de los crí­me­nes con­tra la huma­ni­dad come­ti­dos por el fran­quis­mo. El hecho de que haya trans­cu­rri­do tan­to tiem­po se debe a que en el año 2010 aún no ha habi­do una rup­tu­ra con el orden eco­nó­mi­co y polí­ti­co sur­gi­do del gol­pe mili­tar fas­cis­ta ocu­rri­do el 18 de julio de 1936 que tuvo como obje­ti­vo derro­car a la II repú­bli­ca sur­gi­da de las urnas y fun­da­men­tal­men­te exter­mi­nar –inclu­so físi­ca­men­te- la orga­ni­za­ción obre­ra y popu­lar que en aque­llos años cre­cía y avan­za­ba en la lucha por lograr pro­fun­das trans­for­ma­cio­nes sociales.

El gol­pe mili­tar fran­quis­ta alia­do al nazis­mo ale­mán y al fas­cis­mo ita­liano des­ató la gue­rra civil y una feroz repre­sión inclu­so en los luga­res don­de nun­ca hubo fren­te de gue­rra, oca­sio­nan­do cien­tos de miles de muer­tos, des­apa­re­ci­dos, exi­lia­dos y dete­ni­dos, fun­da­men­tal­men­te mili­tan­tes de las orga­ni­za­cio­nes popu­la­res pero tam­bién a tra­ba­ja­do­res sin filia­ción con el fin de expo­liar sus esca­sas per­te­nen­cias o de no pagar el jor­nal por el día trabajado.

Los casi cua­ren­ta años de dic­ta­du­ra con­ti­nua­ron con una repre­sión don­de los fusi­la­mien­tos en masa esta­ban al orden del día así como las tor­tu­ras y las con­de­nas a tra­ba­jos for­za­dos con los que muchas empre­sas aún exis­ten­tes ama­sa­ron sus fortunas.

A la muer­te del dic­ta­dor, lejos de pro­du­cir­se una rup­tu­ra con el régi­men se pac­tó una “tran­si­ción” que no fue sino una gigan­tes­ca ope­ra­ción esté­ti­ca para que todo per­ma­ne­cie­ra en su sitio. Las con­se­cuen­cias fue­ron per­ma­ne­cer con toda la estruc­tu­ra esta­tal del fran­quis­mo: una res­tau­ra­ción de la monar­quía bor­bó­ni­ca impues­ta direc­ta­men­te por Fran­co en la figu­ra de Juan Car­los I, los mis­mos jue­ces, los mis­mos poli­cías y mili­ta­res que tor­tu­ra­ron y ase­si­na­ron, los mis­mos ban­que­ros y gran­des empre­sa­rios que se bene­fi­cia­ron eco­nó­mi­ca­men­te del régi­men fran­quis­ta. Para la cla­se obre­ra supu­so una segun­da derro­ta gra­cias a la clau­di­ca­ción de los diri­gen­tes de las orga­ni­za­cio­nes de izquier­das y popu­la­res que con su polí­ti­ca de “recon­ci­lia­ción” die­ron la pun­ti­lla al movi­mien­to de resis­ten­cia anti­fran­quis­ta y con ella a las aspi­ra­cio­nes de cam­bio demo­crá­ti­co y por tan­to de rup­tu­ra con el régi­men. Muchas de estas per­so­nas y sus orga­ni­za­cio­nes (PSOE, PCE, CC.OO., UGT…), hoy pare­cen escan­da­li­zar­se ante el hecho de que el par­ti­do fran­quis­ta por anto­no­ma­sia (La Falan­ge) ten­ga la capa­ci­dad para fre­nar cual­quier inten­to de lle­var a los tri­bu­na­les la aper­tu­ra de la inves­ti­ga­ción de los crí­me­nes de la dic­ta­du­ra y de que los mis­mos jue­ces de enton­ces admi­tan dicha acción. Pare­ce que hubie­ran olvi­da­do que fue­ron par­te de aque­lla ope­ra­ción y que tra­ga­ron entre otras muchas cosas con la ley de amnis­tía que dejó impu­nes los crí­me­nes e into­ca­bles a los criminales.

Noso­tros no apo­ya­mos a Garzón

Muchos de los “pro­gre­sis­tas” que en su día clau­di­ca­ron, asu­mie­ron al enemi­go y deja­ron en la esta­ca­da a miles de lucha­do­res han que­ri­do hoy con­ver­tir los deseos de miles de fami­lia­res de víc­ti­mas del fran­quis­mo y de orga­ni­za­cio­nes para la memo­ria his­tó­ri­ca en un mero “apo­yo a Gar­zón” por haber sido que­re­lla­do por sus com­pa­ñe­ros de judi­ca­tu­ra por pre­ten­der abrir un pro­ce­so de inves­ti­ga­ción sobre los crí­me­nes fran­quis­tas. Cree­mos que esto es solo el inten­to de des­pis­te por par­te del gobierno sobre la situa­ción eco­nó­mi­ca actual y el inten­to de con­trol de un movi­mien­to que sobre­pa­sa con cre­ces las aspi­ra­cio­nes del juez. En tan­to que el régi­men actual es con­ti­nui­dad de la dic­ta­du­ra enten­de­mos que Gar­zón for­ma par­te de ese entra­ma­do esta­tal crea­do para la repre­sión polí­ti­ca, tan­to es así que la Audien­cia Nacio­nal de la que es juez ins­truc­tor es un tri­bu­nal de excep­ción here­de­ro direc­to del Tri­bu­nal de Orden Públi­co fran­quis­ta des­de don­de ha dic­ta­do orde­nes de deten­ción de dece­nas de mili­tan­tes comu­nis­tas, anar­quis­tas e inde­pen­den­tis­tas, ha orde­na­do el cie­rre de perió­di­cos la ile­ga­li­za­ción de par­ti­dos y ha pasa­do por alto evi­den­cias de tor­tu­ras en sus rue­das de decla­ra­cio­nes. El juez apli­ca con mano de hie­rro la ley anti­te­rro­ris­ta de 1987 con la que el gobierno de Feli­pe Gon­zá­lez deci­dió lega­li­zar las prác­ti­cas ile­ga­les come­ti­das has­ta enton­ces por los GAL y la ley de par­ti­dos de Aznar median­te la cual se repri­men los dere­chos polí­ti­cos de cual­quier tipo de disi­den­cia moles­ta para el régimen.

Recu­pe­rar la memo­ria para con­ti­nuar la lucha…

Des­de corrien­te Roja valo­ra­mos posi­ti­va­men­te la labor empren­di­da por las orga­ni­za­cio­nes de la memo­ria, es impres­cin­di­ble para la his­to­ria de la cla­se obre­ra recor­dar y reto­mar la lucha que pre­ten­die­ron eli­mi­nar del patri­mo­nio colec­ti­vo ani­qui­lan­do a sus acto­res para poder continuarla.

Eli­mi­nar dis­trac­cio­nes de aque­llos que siguen ges­tio­nan­do el régi­men des­de posi­cio­nes supues­ta­men­te “pro­gre­sis­tas” y que inten­tar vaciar al movi­mien­to redu­cién­do­lo a la mera defen­sa de un juez cuan­do las aspi­ra­cio­nes van enca­mi­na­das a la repa­ra­ción de las víc­ti­mas y el cas­ti­go a los ver­du­gos empe­zan­do por el actual jefe del estado.

La dimen­sión polí­ti­ca de estos acon­te­ci­mien­tos lle­ga has­ta el pun­to en que que­da al des­cu­bier­to la ver­da­de­ra natu­ra­le­za del esta­do espa­ñol en sus dife­ren­tes for­mas pero con idén­ti­cos fon­dos, como ins­tru­men­to de domi­na­ción capi­ta­lis­ta sobre los pue­blos y la cla­se obrera.

Corrien­te Roja, des­de su posi­ción anti­ca­pi­ta­lis­ta, se reite­ra en su lucha con­tra el régi­men espa­ñol des­de la movi­li­za­ción por la nece­sa­ria recons­truc­ción de las orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas y sin­di­ca­les de cla­se que reto­men el hilo rojo de la his­to­ria. En este camino segui­re­mos impul­san­do la lucha por la repú­bli­ca indi­so­cia­ble de la defen­sa del dere­cho de los pue­blos a su inde­pen­den­cia como ele­men­to fun­da­men­tal de rup­tu­ra con el régi­men de la monar­quía impues­ta por la dic­ta­du­ra y repre­sen­ta­do en la cons­ti­tu­ción de 1978. La nece­sa­ria amplia­ción de la ley de la Memo­ria que plan­tee la nuli­dad de la legis­la­ción fran­quis­ta y el cas­ti­go a los cul­pa­bles así como la rei­vin­di­ca­ción inme­dia­ta de la dero­ga­ción de la ley de amnis­tía (46÷77), de la legis­la­ción anti­te­rro­ris­ta y de la ley de par­ti­dos son bue­nos pun­tos de par­ti­da para poder res­ti­tuir el míni­mo demo­crá­ti­co nece­sa­rio para con­ti­nuar reco­rrien­do este camino.

Corrien­te Roja. Mayo de 2010

http://​www​.corrien​te​ro​ja​.net/

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.