Hace 65 años, la URSS derro­ta al fas­cis­mo ale­man y libe­ra Euro­pa de la pes­te nazi

El Ejército Rojo liberó Berlín

Des­de Boltxe Kolek­ti­boa, que­re­mos recor­dar la enor­me ges­ta del pue­blo sovie­ti­co y agra­de­cer su esfuer­zo, por la libertad. 

Hace 65 años, un 9 de mayo de 1945, el man­do mili­tar ale­mán, derro­ta­do en la bata­lla de Ber­lín, fir­mó la capi­tu­la­ción que puso vir­tual­men­te fin a la Segun­da Gue­rra Mun­dial. La foto del recuer­da nos mues­tra al gene­ra­la­to de la Wehr­macht con ros­tros adus­tos sus­cri­bien­do un docu­men­to ante los Maris­ca­les Soviéticos.

Días antes, en las pri­me­ras horas del 30 de abril ‑en medio de una ciu­dad derruida‑, una patru­lla mili­tar sovié­ti­ca había iza­do la ban­de­ra roja con la Hoz y el Mar­ti­llo en el prin­ci­pal edi­fi­cio ger­mano ‑el Reichs­tag- que sobre­vi­vía a la hecatombe.

CRÓNICA DE LO QUE FUE LA GRAN GUERRA PATRIA

La Gran Gue­rra Patria (en ruso: Великая Отечественная война, Velí­ka­ya Oté­chest­ven­na­ya Voy­ná) es el tér­mino dado por los sovié­ti­cos a la gue­rra con­tra la Ale­ma­nia nazi duran­te la Segun­da Gue­rra Mun­dial.

Las repú­bli­cas sovié­ti­cas per­die­ron apro­xi­ma­da­men­te 27 millo­nes de per­so­nas, en una gue­rra que ini­ció con la inva­sión nazi de la Unión Sovié­ti­ca el 22 de junio de 1941, y cul­mi­nó con la caí­da de Ber­lín el 3 de mayo de 1945 a manos del Ejér­ci­to Rojo.

La Bata­lla de Sta­lin­gra­do cons­ti­tu­yó el pun­to de infle­xión de la Segun­da Gue­rra Mun­dial, el momen­to en que las tro­pas sovié­ti­cas, tras las derro­tas ini­cia­les de la Ope­ra­ción Bar­ba­rro­ja, pasan a la ofen­si­va con­tra las fuer­zas nazis del Eje, de hecho, la impor­tan­cia de esta bata­lla se apre­cia en la can­ti­dad enor­me de bajas de ambas par­tes, la des­truc­ción total de una ciu­dad sovié­ti­ca y las enor­mes pér­di­das de hom­bres y mate­rial sufri­das por la Wehr­macht, por ello la crí­ti­ca his­tó­ri­ca con­si­de­ra que la Bata­lla de Sta­lin­gra­do fue la derro­ta mili­tar más seve­ra (y más deci­si­va) de la Ale­ma­nia hitle­ria­na, tras la cual la ini­cia­ti­va en com­ba­te corres­pon­dió al Ejér­ci­to Rojo. La Unión Sovié­ti­ca fue el país com­ba­tien­te que sopor­tó casi el 80% del ata­que de los paí­se Eje en Euro­pa, por lo que la vic­to­ria en la Bata­lla de Sta­lin­gra­do y la con­si­guien­te con­tra­ofen­si­va sig­ni­fi­có el comien­zo del des­mo­ro­na­mien­to de la máqui­na de gue­rra alemana.

La maqui­na­ria de pro­pa­gan­da de los alia­dos occi­den­ta­les espe­ró que se capi­tu­la­se pri­me­ro en la ciu­dad fran­ce­sa de Reims el 8 de mayo de 1945 ante el alto man­do mili­tar alia­do, y sólo al día siguien­te, el 9 de mayo de 1945, se pro­ce­dió a la TOTAL ren­di­ción ger­ma­na en Ber­lín fren­te al man­do mili­tar sovié­ti­co, por lo cual la Unión Sovié­ti­ca deci­dió fes­te­jar ofi­cial­men­te el Día de la Vic­to­ria el 9 de mayo.

El tér­mino de «Gran Gue­rra Patria» fue ela­bo­ra­do por el gobierno sovié­ti­co poco des­pués de empe­zar la inva­sión ale­ma­na en junio de 1941, se eli­gió por­que evo­ca a la Gue­rra Patria que enfren­tó a la Rusia zaris­ta con Fran­cia en la épo­ca de Napo­león en 1812, con el obje­ti­vo de mos­trar a la pobla­ción sovié­ti­ca un para­le­lis­mo entre ambas luchas, refor­zar el patrio­tis­mo de las masas con un men­sa­je muy nacio­na­lis­ta y reite­rar el gra­ve peli­gro que para la Unión Sovié­ti­ca y sus habi­tan­tes sig­ni­fi­ca­ba el ata­que nazi.

La his­to­rio­gra­fía sovié­ti­ca dife­ren­ció cla­ra­men­te des­pués de 1945 a la «Gran Gue­rra Patria» del con­flic­to deno­mi­na­do en Euro­pa como «Segun­da Gue­rra Mun­dial». En par­te se ale­ga que con ello la Unión Sovié­ti­ca recha­za­ba tener víncu­lo alguno con la Pri­me­ra Gue­rra Mun­dial con­si­de­ra­da como sim­ple gue­rra impe­ria­lis­ta don­de había par­ti­ci­pa­do la Rusia zaris­ta. Asi­mis­mo refor­za­ba a nivel de his­to­ria­do­res el con­cep­to que la Unión Sovié­ti­ca era un Esta­do total­men­te nue­vo cuyas tra­di­cio­nes mili­ta­res no corres­pon­dían a las de Rusia zaris­ta aun­que se res­ca­ta­ba el hecho que ambos regí­me­nes habían lucha­do por defen­der el mis­mo terri­to­rio con­tra pode­ro­sos inva­so­res lle­ga­dos de Occi­den­te, lo cual refor­za­ba el sen­ti­mien­to nacio­na­lis­ta (no cla­sis­ta) de las masas soviéticas.

Archivo

Mar­cha de los ale­ma­nes cap­tu­ra­dos en la ope­ra­ción Bagra­tión. Mos­cú. 17 de julio de 1944.

Final­men­te, otra expli­ca­ción era que la Unión Sovié­ti­ca en ver­dad no había expe­ri­men­ta­do ata­que extran­je­ro alguno has­ta junio de 1941, en con­se­cuen­cia la inva­sión de Ale­ma­niaPolo­nia el 1 de sep­tiem­bre de 1939 era un even­to que no corres­pon­día a la «defen­sa del Esta­do sovié­ti­co», con­si­de­ran­do ade­más que duran­te y des­pués de dicha inva­sión la Unión Sovié­ti­ca había man­te­ni­do la paz con el Ter­cer Reich has­ta 1941 en vir­tud del Pac­to Molo­tov-Rib­ben­trop (a dife­ren­cia de Gran Bre­ta­ñaFran­cia, que al cono­cer la inva­sión a Polo­nia decla­ra­ron la gue­rra a Alemania).

Los his­to­ria­do­res sovié­ti­cos desig­na­ron como «Gran Gue­rra Patria» a sólo al enfren­ta­mien­to entre la Unión Sovié­ti­ca y la Ale­ma­nia nazi para dar­le un sig­ni­fi­ca­do de cho­que de ideo­lo­gías don­de el comu­nis­mo había derro­ta­do al fas­cis­mo, se pre­fe­ría uti­li­zar este últi­mo tér­mino (en vez de nazis­mo) pues per­mi­tía al gobierno sovié­ti­co abar­car en la lis­ta de agre­so­res ven­ci­dos a paí­ses alia­dos del Ter­cer Reich como la Ita­lia fas­cis­ta, Ruma­nia, Fin­lan­dia, Hun­gría, etc., que habían par­ti­ci­pa­do con tro­pas en el ata­que a la Unión Soviética.

Por ese mis­mo moti­vo las ope­ra­cio­nes béli­cas de Esta­dos Uni­dosGran Bre­ta­ña con­tra Ale­ma­nia o Japón que­da­ron lógi­ca­men­te como hechos aje­nos a la Gran Gue­rra Patria, inclu­si­ve el fac­tor ideo­ló­gi­co impli­có reti­rar de este con­cep­to a los com­ba­tes entre la Unión Sovié­ti­ca y Japón con moti­vo de la recu­pe­ra­ción sovié­ti­ca de Man­chu­ria, ante las fuer­zas japo­ne­sas en agos­to de 1945.

Infor­me Wikipedia

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *