«Quien dice que el eus­ke­ra es difí­cil lo dice por igno­ran­cia o por ene­mis­tad mani­fies­ta»- Car­los Cid

El filó­lo­go madri­le­ño Car­los Cid par­ti­ci­pó esta sema­na en una con­fe­ren­cia sobre el lugar del eus­ke­ra en el mun­do, que orga­ni­zó la ikas­to­la Paz de Ziganda.

¿Cómo des­cu­brió el euskera?

De peque­ño pasa­ba las vaca­cio­nes en Por­tu­ga­le­te por­que mi abue­lo era de allí, pero ni él ni nadie habla­ba eus­ke­ra. Me pare­ció raro y me puse a estu­diar­lo por mi cuen­ta. Tenía 15 años. Vol­ví a Madrid y entré en la Eus­kal Etxea y como me lo había toma­do tan a pecho me pusie­ron en 2º. Allí estu­dié cua­tro años, me saqué el títu­lo EGA y el de la Escue­la de Idio­mas y me puse de profesor.

Vamos que apren­dió rapidísimo…

Me entró a tope, como una pasión… Estu­diar eus­ke­ra ha sido la deci­sión más impor­tan­te de mi vida por­que me ha mar­ca­do todo. Estu­dié Filo­lo­gía His­pá­ni­ca y la tesis me per­mi­tió com­pa­rar el cas­te­llano con el che­co y el eus­ke­ra. Lo que más me apa­sio­na­ba era el eus­ke­ra, pero me pare­ció intere­san­te com­pa­rar­lo con las len­guas romá­ni­cas (cas­te­llano, fran­cés, ita­liano…) y las esla­vas (che­co, ruso, ucra­niano, búlgaro…)

¿Cuan­do lle­gó a Por­tu­ga­le­te cuán­tas len­guas hablaba?

Cas­te­llano y el poco inglés del cole.

¿Y aho­ra?

He tira­do por lo mino­ri­ta­rio y las len­guas que hablo bien son el che­co y el eus­ke­ra. Soy el úni­co tra­duc­tor de lite­ra­tu­ra che­ca al eus­ke­ra. Por ejem­plo La inso­por­ta­ble leve­dad del ser lo tra­du­je al eus­ke­ra. Mis tres len­guas mara­vi­llo­sas son el cas­te­llano, por ser mi len­gua mater­na, el eus­ke­ra y el che­co. Mi con­trol del che­co es infe­rior (empe­cé más tar­de), pero la tesis la hice en Pra­ga y allí o habla­bas che­co o te morías de hambre.

¿Cuál le pare­ce mas difícil?

Para un cas­te­lla­no­ha­blan­te el eus­ke­ra es mucho más fácil. Quien dice que el eus­ke­ra es difí­cil lo dice por igno­ran­cia o por ene­mis­tad mani­fies­ta con el eus­ke­ra y todo lo vas­co. Lin­güís­ti­ca­men­te no hay nin­gu­na razón para decir que es difí­cil. Tie­ne cin­co voca­les, no tie­ne géne­ro, algo que es un cho­llo, el ver­bo es muy regu­lar… Lle­vo 30 años estu­dian­do la gra­má­ti­ca vas­ca, es mi pasión.

¿En la tesis vio algu­na simi­li­tud entre el eus­ke­ra y las otras lenguas?

Hice la tesis sobre las ora­cio­nes de rela­ti­vo y la con­clu­sión que saqué fue que en las len­guas esla­vas y romá­ni­cas todas tie­nen pro­nom­bres rela­ti­vos (que, cuyo…) y en eus­ke­ra hay una n que no cam­bia. Pero en su for­ma oral las len­guas romá­ni­cas y las esla­vas se apro­xi­man a la fór­mu­la del eus­ke­ra. En defi­ni­ti­va, el eus­ke­ra no es más raro que otras len­guas. Hay muchas men­ti­ras en las faci­li­da­des y difi­cul­ta­des de los idiomas.

¿Cuán­tas cla­ses impar­te en Madrid? 

Pri­me­ro empe­cé en la Casa Vas­ca tres años, lue­go dos años en la Uni­ver­si­dad de Pra­ga y al vol­ver a Madrid estu­ve 14 años dan­do cla­ses de eus­ke­ra en la Escue­la de Idio­mas y los últi­mos 12 estoy en la Complutense.

¿Qué tipo de estu­dian­tes se apunta?

Hay gen­te de todo, eras­mus euro­peos y tam­bién esta­dou­ni­den­ses, y lue­go gen­te de todas par­tes de Espa­ña. De vez en cuan­do se cue­la algún eus­kal­dun que quie­re los créditos.

¿Qué lugar cree que ocu­pa el eus­ke­ra en el mun­do? Mucha gen­te cree que no es útil y apues­tan por len­guas mayoritarias…

Apli­ca­da a mi bio­gra­fía el eus­ke­ra ha sido mucho más útil que el inglés. En Madrid hay muchí­si­ma gen­te tra­ba­jan­do y sólo una milé­si­ma par­te nece­si­ta el inglés. Hay gen­te que cri­ti­ca que en Eus­kal Herria se exi­ja el eus­ke­ra en un tra­ba­jo, pero en Madrid te exi­gen inglés y nadie dice nada. Apren­der eus­ke­ra me ha ser­vi­do para dar cla­ses en la uni­ver­si­dad, para irme al extran­je­ro, para tra­ba­jar en publicidad…

¿Cree que las len­guas mino­ri­za­das están en peligro? 

Cada año des­apa­re­cen muchos idio­mas, es la lucha entre lo glo­bal y lo par­ti­cu­lar. En Madrid hay gen­te que cree que no tie­ne sen­ti­do estu­diar cata­lán, eus­ke­ra o galle­go por­que dicen que el cas­te­llano es una gran len­gua. Pero esa gen­te que defien­de la impor­tan­cia de un idio­ma cuan­do lo com­pa­ran con el inglés se pone a la defen­si­va. El obje­ti­vo es defen­der las len­guas en gene­ral. Cada una tie­ne su espa­cio y lo ideal es que una len­gua que ha sido mar­gi­na­da vaya recu­pe­ran­do espa­cios per­di­dos. Que el eus­ke­ra se pier­da, si se pier­de, es una tra­ge­dia no sólo para Eus­kal Herria sino para el mundo.

¿Cómo eli­mi­nar el las­tre de la poli­ti­za­ción que arras­tra el euskera?

Mez­clar la polí­ti­ca con las len­guas hace daño por­que no favo­re­ce para nada la armo­nía entre las len­guas, y las cul­tu­ras. Des­de Madrid sólo se habla de la poli­ti­za­ción por par­te de los que rei­vin­di­can el eus­ke­ra y se ve poco la del otro lado. Tener un cri­te­rio polí­ti­co que te haga defen­der a ultran­za el eus­ke­ra no tie­ne dema­sia­do ren­di­mien­to y pue­de ser cri­ti­ca­ble, pero quie­nes no hacen abso­lu­ta­men­te nada por el eus­ke­ra tam­bién usan cri­te­rios polí­ti­cos. Para mí están al mis­mo nivel aun­que los que defien­den al eus­ke­ra los veo más cer­ca. Yo en mis cla­ses me que­do con el com­po­nen­te lin­güís­ti­co y cultural.

No entien­do cómo el bilin­güis­mo en vez de ser­vir como una rique­za se con­vier­te en un foco de ten­sión. Hay gen­te que está muy con­ten­ta con el mono­lin­güis­mo pero se deben saber que cuan­tas más len­guas apren­dan mejor. En una zona como Nava­rra don­de hay dos len­guas es una pena ser mono­lin­güe y tam­bién es tris­te que los bilin­gües no pue­dan cana­li­zar su bilin­güis­mo, ya que si se encuen­tran con mono­lin­gües tie­nen que renun­ciar al euskera.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.