Puer­to Rico: “Cam­bia­mos las pie­dras y la vio­len­cia, por infor­ma­ción y medios digi­ta­les” – Cuba­de­ba­te

universidad-tomada¿Cuán­do y por qué comen­zó la huel­ga?

La huel­ga actual comien­za como un paro de 48 horas efec­tua­do des­de las 5:00 AM del miér­co­les 21 de abril. Este paro se con­vir­tió en huel­ga a par­tir de las 6:00 PM del jue­ves 22 de abril, lue­go de que el comi­té nego­cia­dor de estu­dian­tes no lle­ga­ra a nin­gún acuer­do con la admi­nis­tra­ción.

Es impor­tan­te des­ta­car que este paro fue acor­da­do por los estu­dian­tes en una asam­blea gene­ral, efec­tua­da el mar­tes, 13 de abril, don­de tam­bién se cons­ti­tu­yó un comi­té nego­cia­dor que habla­ría con la admi­nis­tra­ción y varios comi­tés de acción en las diver­sas facul­ta­des, para dise­ñar las acti­vi­da­des y pro­yec­tos que se lle­va­rían a cabo en la huel­ga. La admi­nis­tra­ción tuvo más de una sema­na para comen­zar un diá­lo­go con los estu­dian­tes y, sin embar­go, no hubo ni una sola pala­bra por par­te de la admi­nis­tra­ción duran­te ese perio­do.

La deci­sión de lle­var a cabo un paro y des­pués una huel­ga lle­ga lue­go de que el pre­si­den­te de la UPR, José Ramón de la Torre, hizo unas decla­ra­cio­nes acer­ca de la reduc­ción del pre­su­pues­to de la uni­ver­si­dad por más de 100 millo­nes de dóla­res y entre las pro­pues­tas para redu­cir el défi­cit esta­ba la eli­mi­na­ción de las exen­cio­nes a los estu­dian­tes del recin­to y un posi­ble aumen­to de la matrí­cu­la.

Lo cier­to es que la cri­sis no comen­zó ese día, la cri­sis en la UPR exis­te des­de hace mucho tiem­po debi­do al mal­gas­to de fon­dos y la con­tra­ta­ción exce­si­va de ser­vi­cios exter­nos por par­te de la admi­nis­tra­ción; que es de pin­ta polí­ti­ca. En varias oca­sio­nes los estu­dian­tes han hecho lla­ma­dos de adver­ten­cia a las accio­nes del gobierno actual y la influen­cia que tie­ne sobre la admi­nis­tra­ción de la uni­ver­si­dad. Has­ta el momen­to, no se había cons­ti­tui­do una pro­tes­ta for­mal en con­tra de esas accio­nes, pero des­de el 21 de abril, el lla­ma­do se con­cre­tó en la huel­ga que hoy cele­bra­mos.

¿Cómo ha sido el diá­lo­go con las auto­ri­da­des de la uni­ver­si­dad y del país?

El diá­lo­go con la admi­nis­tra­ción ha sido muy difí­cil de lle­var a cabo. Des­de antes de la asam­blea gene­ral, varios estu­dian­tes de la facul­tad de dere­cho habían hecho pro­pues­tas para que la admi­nis­tra­ción las toma­ra en cuen­ta. Sin embar­go, nin­gu­na de las pro­pues­tas fue­ron siquie­ra con­si­de­ra­das o vis­tas por los admi­nis­tra­ti­vos.

A par­tir de esa pri­me­ra acti­tud de los admi­nis­tra­do­res es que se deci­de cons­ti­tuir una asam­blea. El lla­ma­do de los estu­dian­tes fue cla­ro, con una mayo­ría abru­ma­do­ra se deci­dió pla­ni­fi­car la huel­ga. A pesar de todo, la admi­nis­tra­ción siguió en su posi­ción con un dis­cur­so ya gas­ta­do en el que enfa­ti­za­ban que los estu­dian­tes que pedían la huel­ga era una peque­ña mino­ría de “revol­to­sos” que no quie­ren estu­diar.

Una vez efec­tua­do el paro la admi­nis­tra­ción deci­de tomar una medi­da radi­cal de orde­nar un cie­rre admi­nis­tra­ti­vo, con esa acción trans­mu­ta todo el movi­mien­to, dado que de repen­te los estu­dian­tes, de acti­vis­tas, se con­vier­ten en inva­so­res. La jus­ti­fi­ca­ción de la rec­to­ra del Recin­to de Río Pie­dras era que los estu­dian­tes esta­ban aten­tan­do con­tra la segu­ri­dad de la guar­dia uni­ver­si­ta­ria y per­so­nas en gene­ral. La reali­dad es que hubo una peque­ña con­fron­ta­ción con­tra una guar­dia uni­ver­si­ta­ria pri­va­da, dado que la rec­to­ra con­tra­tó (otra vez mal­gas­tan­do fon­dos) ser­vi­cios de una com­pa­ñía de segu­ri­dad pri­va­da para evi­tar que los estu­dian­tes se adue­ña­ran de los por­to­nes de la uni­ver­si­dad.

Los ver­da­de­ros guar­dias uni­ver­si­ta­rios están en total paz con los estu­dian­tes, no tie­nen nin­gún pro­ble­ma con los estu­dian­tes e inclu­si­ve han demos­tra­do su apo­yo en varias oca­sio­nes infor­mán­do­nos sobre posi­bles accio­nes que se lle­va­rán a cabo por par­te de la admi­nis­tra­ción. Ya que la admi­nis­tra­ción logra efec­tuar el rece­so aca­dé­mi­co, se con­tra-ata­ca a los estu­dian­tes con las auto­ri­da­des poli­cia­cas esta­ta­les que se esta­ble­cie­ron en todos los por­to­nes del recin­to.

En un men­sa­je nefas­to que decla­ró el gober­na­dor, Luis For­tu­ño, ins­tó a la vio­len­cia indi­can­do que la edu­ca­ción no es un dere­cho, sino un pri­vi­le­gio y que por lo tan­to la “mino­ría” que está en los por­to­nes debe ser remo­vi­da lo más pron­to posi­ble. Dijo que esta­ba espe­ran­do el lla­ma­do de la admi­nis­tra­ción para usar todos los meca­nis­mos posi­bles para sacar esa “mino­ría”, por­que supues­ta­men­te una “mayo­ría silen­te” que apre­cia­ba el pri­vi­le­gio de estu­diar en una uni­ver­si­dad de renom­bre sí que­ría estu­diar.

Como estu­dian­te de comu­ni­ca­ción me per­ca­té de que el dis­cur­so que esta­ba efec­tuan­do el gober­na­dor era de anta­ño y a la vez era muy peli­gro­so. Me per­ca­té de que los medios tra­di­cio­na­les no serían sufi­cien­tes para for­ta­le­cer un dis­cur­so nue­vo, un dis­cur­so que con­tra­rres­ta­ra las ver­da­de­ras posi­cio­nes dis­cur­si­vas del siglo XXI.

De esta mane­ra me vi envuel­to con un gru­po de ami­gos que deci­di­mos crear una esta­ción de radio que estu­vie­ra fue­ra de las regu­la­cio­nes fede­ra­les que impo­ne el gobierno de Esta­dos Uni­dos sobre Puer­to Rico y a la vez pudie­ra alcan­zar la masa estu­dian­til y de esta mane­ra con­cen­trar el dis­cur­so uni­ver­si­ta­rio en un foro dife­ren­te a los medios tra­di­cio­na­les. Con la ayu­da de unos com­pa­ñe­ros de dere­cho nos ente­ra­mos de que había una ante­na de cor­to alcan­ce que podía uti­li­zar­se sin nece­si­dad de la auto­ri­za­ción de la FCC. Usan­do esa ante­na jun­to con el web­si­te de strea­ming, Ustream​.com, deci­di­mos crear Radio Huel­ga. Una vez se esta­ble­ció la pro­pues­ta, el equi­po comen­zó a lle­gar, muchas per­so­nas dona­ron dife­ren­tes cosas para poder fun­dar la emi­so­ra.

Radio Huel­ga sólo tie­ne una sema­na de fun­da­da y ya hemos teni­do más de 40.000 visi­tas al web­si­te y una audien­cia pro­me­dio de 500 per­so­nas en todo momen­to.

En tan poco tiem­po, hemos logra­do con­ver­tir­nos en el medio ofi­cial de los estu­dian­tes de todos los recin­tos del sis­te­ma UPR. Lo más tras­cen­den­tal que ocu­rrió fue que pudi­mos lograr hacer strea­ming de lla­ma­das tele­fó­ni­cas, lo que logró que pudié­ra­mos enviar corres­pon­sa­les a cada por­tón de la ins­ti­tu­ción y a cada recin­to de la UPR para que nos infor­ma­ran sobre lo que pasa en direc­to y sin inte­rrup­cio­nes edi­to­ria­les.

Ya todos los medios tra­di­cio­na­les han hecho repor­ta­jes sobre Radio Huel­ga e inclu­si­ve han rese­ña­do noti­cias que sur­gen de aquí. Nos hemos con­ver­ti­do en un órgano ofi­cial de la resis­ten­cia en todas las dimen­sio­nes de la socie­dad puer­to­rri­que­ña, hemos des­tro­na­do el dis­cur­so ofi­cial de los polí­ti­cos y los admi­nis­tra­do­res de la uni­ver­si­dad. Inclu­si­ve hemos logra­do que la direc­ción del “diá­lo­go” de la admi­nis­tra­ción cam­bie gra­cias a que el dis­cur­so de Radio Huel­ga ha sido escu­cha­do y ava­la­do por el pue­blo de Puer­to Rico.

Aho­ra mis­mo, las cosas están en una situa­ción deli­ca­da, las auto­ri­da­des quie­ren por todas las for­mas posi­bles de rom­per el movi­mien­to estu­dian­til, inclu­si­ve se ha escu­cha­do que quie­re cam­biar la polí­ti­ca de no-con­fron­ta­ción por medios legis­la­ti­vos o judi­cia­les. Des­pués de todos estos son rumo­res, pero si así lo hacen podría­mos tener la cer­te­za de que Radio Huel­ga ha des­trui­do todos los dis­cur­sos ofi­cia­les y que la admi­nis­tra­ción y el gobierno no están vien­do más esca­pa­to­ria que la vio­len­cia.

Es impor­tan­te que en la esfe­ra inter­na­cio­nal estén al tan­to de lo que pasa en Puer­to Rico, los estu­dian­tes hemos con­cre­ta­do un movi­mien­to mucho más fuer­te que otros en la his­to­ria. Me gus­ta hacer la ana­lo­gía de que cam­bia­mos las pie­dras y la vio­len­cia, por infor­ma­ción, pala­bras y medios digi­ta­les. Hemos glo­ba­li­za­do nues­tra huel­ga.

En Radio Huel­ga hemos logra­do visi­bi­li­zar un men­sa­je que en muchas otras oca­sio­nes his­tó­ri­cas han sido invi­si­bi­li­za­do. Des­de este nue­vo para­dig­ma, hemos vis­to un cam­bio radi­cal en el movi­mien­to estu­dian­til, aho­ra los estu­dian­tes que no esta­ban de acuer­do con la huel­ga se sien­ten tan uni­dos y tan en con­cor­dan­cia con lo que en la emi­so­ra se expo­ne que han cam­bia­do de opi­nión e inclu­so se han acti­va­do en favor a la huel­ga. ¡Así se cons­tru­yen los movi­mien­tos!

¿Cómo han sido los enfren­ta­mien­tos con las fuer­zas poli­cia­les?

A tra­vés del pro­ce­so la vio­len­cia ha explo­ta­do en dife­ren­tes oca­sio­nes, pero ha sido míni­ma, apar­te del pep­per spray y uno que otro maca­na­zo, no ha pasa­do gran cosa. Los polí­ti­cos, espe­cial­men­te el gober­na­dor, se han expre­sa­do a favor de la vio­len­cia, sin embar­go cada vez que este dis­cur­so aflo­ra, las opi­nio­nes públi­cas cada vez se ale­jan más de él.

En el siglo XXI las per­so­nas saben ya que la vio­len­cia no es la alter­na­ti­va a una pro­tes­ta. Sin embar­go, es impor­tan­te recal­car que sí ha habi­do una vio­len­cia psi­co­ló­gi­ca, don­de se ame­dren­ta con la ame­na­za pero sin la acción vio­len­ta. Me refie­ro a que por ejem­plo, cau­san estrés a los estu­dian­tes sobre­vo­lan­do el recin­to con heli­cóp­te­ros de la poli­cía, de repen­te traen can­ti­da­des ridí­cu­las de poli­cías a cier­tos por­to­nes como si fue­ran a entrar, pero sin embar­go no entran y no hacen nada.

Otro tipo de vio­len­cia psi­co­ló­gi­ca que han lle­va­do a cabo es la del doble dis­cur­so, dicien­do que hay diá­lo­go cuan­do no lo hay y dicien­do que hay vio­len­cia de par­te de los estu­dian­tes cuan­do no la hay. En esta coyun­tu­ra es que Radio Huel­ga ha sido suma­men­te nece­sa­ria, des­de que esta­mos trans­mi­tien­do, el poder psi­co­ló­gi­co que tenían las auto­ri­da­des se ha men­gua­do dado que siem­pre esta­mos infor­man­do sobre lo que pasa en los por­to­nes y en los dife­ren­tes recin­tos, así los estu­dian­tes que están en los cam­pa­men­tos se tran­qui­li­zan y se sien­ten en paz, dado que le pone­mos bue­na músi­ca, bue­nos noti­cie­ros y entre­vis­tas.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *