¡Mayo, lle­gó Mayo!- Hugo Chavez

I

Domin­go 2 de mayo: un día de fies­ta popu­lar para cele­brar que esta­mos for­jan­do la Patria sobe­ra­na, como bien lo expre­sa la letra del himno del PSUV.

Cuan­do se publi­que esta nue­va entre­ga de Las líneas de Chá­vez, millo­nes de com­pa­trio­tas en toda Vene­zue­la esta­rán eli­gien­do, en elec­cio­nes pri­ma­rias de base, a sus can­di­da­tos y can­di­da­tas para las elec­cio­nes legis­la­ti­vas del 26 de sep­tiem­bre: un hecho iné­di­to en la his­to­ria polí­ti­ca de Venezuela.

Yo me la jue­go, lo reite­ro, con las bases del par­ti­do; nos la juga­mos, por­que no soy yo, somos todos noso­tros. Me la jue­go con el pue­blo: con la con­cien­cia de un pue­blo que ha veni­do —para­fra­sean­do al Padre Liber­ta­dor— dán­do­nos prue­bas irre­fra­ga­bles de su gran tino en las gran­des reso­lu­cio­nes, por lo que yo tam­bién pre­fie­ro sus opi­nio­nes a las de los sabios. Un pue­blo que posee en gra­do emi­nen­te, y lo está demos­tran­do, la con­cien­cia de su bien y la medi­da de su inde­pen­den­cia. Hoy más que nun­ca, sigo con Bolí­var, su jui­cio es puro, su volun­tad fuer­te y, por con­si­guien­te, nadie pue­de corrom­per­lo ni menos intimidarlo.

El acon­te­ci­mien­to del 2 de mayo, más allá de lo pura­men­te elec­to­ral, tie­ne que con­ver­tir­se en otro gran paso para hacer del PSUV un par­ti­do de nue­vo tipo, capaz de con­ver­tir­se en una pode­ro­sa orga­ni­za­ción, no ya por el núme­ro gran­de de mili­tan­tes y sim­pa­ti­zan­tes que lo com­po­nen, sino por la soli­dez de la con­cien­cia y de la fibra éti­ca de sus bases.

¿Que hubo ven­ta­jis­mo y abu­so de poder de par­te de algu­nos can­di­da­tos o de los gru­pos o ten­den­cias que los apo­ya­ban? En la mano movi­da por la con­cien­cia más ínti­ma de cada uno de uste­des, com­pa­trio­tas, que­da la sagra­da deci­sión de hacer jus­ti­cia don­de fue­re nece­sa­rio, votan­do por quien mejor encar­ne la con­cien­cia de nues­tro bien colec­ti­vo y la medi­da exac­ta de nues­tra inde­pen­den­cia y de nues­tras más altas aspi­ra­cio­nes como pue­blo, ase­gu­ra­das por la con­ti­nui­dad de nues­tro pro­yec­to boli­va­riano y socialista.

Me la jue­go por la calle par­la­men­ta­ria y, como que­ría Robin­son, por el pue­blo legislador.

A ti, com­pa­trio­ta que me lees, me diri­jo: tu par­ti­ci­pa­ción es cla­ve y tú mejor que nadie lo sabes; vota y acom­pa­ña al can­di­da­to o la can­di­da­ta de tu pre­fe­ren­cia para que siga­mos for­jan­do la Patria soberana.

II

El miér­co­les 28 de abril vola­mos a Bra­si­lia para cele­brar con el pre­si­den­te de la Repú­bli­ca Fede­ra­ti­va de Bra­sil, nues­tro que­ri­do com­pa­ñe­ro Luiz Inácio Lula Da Sil­va, nues­tra Reu­nión Tri­mes­tral de Tra­ba­jo: la nove­na des­de que deci­di­mos afian­zar el eje Cara­cas-Bra­si­lia, como par­te estra­té­gi­ca de las diver­sas líneas de inte­gra­ción y uni­dad nuestramericana.

En el Pala­cio de Ita­ma­raty, sede de la Can­ci­lle­ría bra­si­le­ña, fir­ma­mos un total de 22 acuer­dos para ace­le­rar el desa­rro­llo de los sec­to­res eléc­tri­co, petro­quí­mi­co, finan­cie­ro y ali­men­ta­rio, amplian­do y for­ta­le­cien­do así la coope­ra­ción y com­ple­men­ta­ción entre nues­tras naciones.

Las rela­cio­nes entre Bra­sil y Vene­zue­la han lle­ga­do a un pun­to ópti­mo de soli­dez y de for­ta­le­za ins­ti­tu­cio­nal, que las hace, real y ver­da­de­ra­men­te, irreversibles.

Es la Tesis del Sur que se impo­ne y se consolida.

III

Y al día siguien­te, estu­vo de visi­ta en Vene­zue­la el Pre­si­den­te del Alti­plano mile­na­rio, el Pre­si­den­te de ese “amor desen­fre­na­do por la liber­tad” que es Boli­via: nues­tro her­mano Evo Mora­les Ayma.

Para noso­tros son deter­mi­nan­tes los orí­ge­nes, la raíz pro­fun­da, la madre tie­rra dado­ra de vida y ante la cual ren­di­re­mos cuen­tas al final de nues­tros días, hechos tie­rra de nue­vo. No podía ser más sim­bó­li­co, enton­ces, el reci­bir a Evo en mi Saba­ne­ta natal, este jue­ves 29 de abril. No podía ser más sim­bó­li­co, tam­bién, que sem­brá­ra­mos dos árbo­les en el humil­de patio de la casi­ta que me vio cre­cer: el “Revo­lu­ción” y el “Rebe­lión”, como los lla­mó Evo; tenía que ser un ayma­ra a quien se le ocu­rrie­ra la mara­vi­llo­sa idea de nom­brar y per­so­na­li­zar a dos árbo­les. Lue­go estu­vi­mos com­par­tien­do con gran can­ti­dad de niños y niñas ‑en un mis­mo sen­ti­mien­to de amor, de ale­gría, de pure­za- con moti­vo de inau­gu­rar la Escue­la para niños espe­cia­les “Ceci­lio Acos­ta”. Tem­prano, ya había­mos inau­gu­ra­do el Núcleo Pro­duc­ti­vo Socia­lis­ta Fun­da­ción Ara­gua­ney, allá en las saba­nas de La Mar­que­se­ña, como par­te de los pro­yec­tos uni­ta­rios de la Alian­za Boli­va­ria­na de los Pue­blos de Nues­tra Amé­ri­ca (ALBA), que tie­ne como obje­ti­vo impul­sar la pro­duc­ción agrí­co­la y pecua­ria, espe­cí­fi­ca­men­te en lo refe­ren­te a la pro­duc­ción de leche y de carne.

El vier­nes 30 en el Tea­tro “Ela­dio Tari­fe” de Bari­nas, sus­cri­bi­mos 15 acuer­dos con el Esta­do Plu­ri­na­cio­nal de Boli­via en las áreas de petró­leo, indus­trias bási­cas y mine­ría, agri­cul­tu­ra, turis­mo, ali­men­ta­ción, comer­cio, defen­sa, cul­tu­ra, infor­ma­ción y tele­co­mu­ni­ca­cio­nes, entre otros ámbitos.

A par­tir de esta visi­ta de Evo, nues­tras reunio­nes de tra­ba­jo serán tri­mes­tra­les. Así lo exi­ge el rit­mo que lle­va la diná­mi­ca de inte­gra­ción y uni­dad entre Boli­via y Vene­zue­la. Hemos, sin duda, con­so­li­da­do el mapa de la Uni­dad Boli­viano-Vene­zo­la­na, el eje revo­lu­cio­na­rio sur­ame­ri­cano que par­te de Cara­cas y lle­ga has­ta las altu­ras de Sucre, esa his­tó­ri­ca capi­tal de Bolivia.

IV

1° de mayo, Día Inter­na­cio­nal del Tra­ba­ja­dor, con­me­mo­ra­ción de aque­lla jor­na­da his­tó­ri­ca pro­ta­go­ni­za­da por los már­ti­res de Chica­go. En Vene­zue­la ha rena­ci­do defi­ni­ti­va­men­te el espí­ri­tu del Pri­me­ro de Mayo que es un espí­ri­tu de com­ba­te, radi­cal­men­te anti­ca­pi­ta­lis­ta. ¡Los már­ti­res de Chica­go viven en la vic­to­ria de la Revo­lu­ción Bolivariana!

Nues­tro com­pro­mi­so es seguir sien­do, cada vez con mayor radi­ca­li­dad, un Gobierno obre­ris­ta, de todos los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras, en el pen­sa­mien­to y en la acción.

El vier­nes 30, en horas de la noche, asis­ti­mos a un her­mo­so acto de reco­no­ci­mien­to a los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras de Vene­zue­la en el Tere­sa Carre­ño. En un mar­co tan pro­pi­cio, hice un con­jun­to de anun­cios que no tie­nen otro pro­pó­si­to que la cons­truc­ción de una socie­dad carac­te­ri­za­da por la mayor suma de feli­ci­dad posi­ble. Quie­ro des­ta­car­los de la for­ma más sin­té­ti­ca posi­ble: el impul­so al Plan Gua­ya­na Socia­lis­ta, con la asig­na­ción de recur­sos para la inver­sión, pero bajo la pla­ni­fi­ca­ción, con­trol y deci­sión obre­ra y jun­to a la par­ti­ci­pa­ción coor­di­na­da del eje­cu­ti­vo nacio­nal y demás auto­ri­da­des; el ade­lan­to del incre­men­to del 15% para el sala­rio míni­mo —iba a pagar­se des­de sep­tiem­bre— para este mis­mo 1° de mayo; la homo­lo­ga­ción de los suel­dos de los médi­cos y las médi­cas del Segu­ro Social, en rela­ción con el aumen­to del 40% que reci­bie­ron sus cole­gas del Minis­te­rio del Poder Popu­lar para la Salud. Igual­men­te, por la vía del sub­si­dio, vamos a com­ple­tar el núme­ro nece­sa­rio de las coti­za­cio­nes para la segu­ri­dad social en el caso de los adul­tos mayo­res, para garan­ti­zar­les el dere­cho a la segu­ri­dad social, a la pen­sión; en el mis­mo sen­ti­do, va el otor­ga­mien­to de la pen­sión espe­cial de vejez a cam­pe­si­nos y pes­ca­do­res. Y, gra­cias a Dios, por­que esta­mos en revo­lu­ción y por­que con­ta­mos con mayo­ría en la Asam­blea Nacio­nal, quie­ro sub­ra­yar­lo, en tiem­po récord se ha apro­ba­do una Refor­ma Par­cial de la Ley del Segu­ro Social, que per­mi­te que la pen­sión de sobre­vi­vien­te se incre­men­te en un 100 %.

Todos estos anun­cios apun­tan en una direc­ción muy cla­ra que ya Bolí­var, con cla­ri­dad meri­dia­na, defi­nie­ra en su tiem­po: la igual­dad esta­ble­ci­da y prac­ti­ca­da. Esta­mos hacien­do jus­ti­cia y la segui­re­mos haciendo.

Para fina­li­zar por aho­ra: recuer­da, com­pa­trio­ta, que con Hugo Chá­vez @chavezcandanga, el Twit­ter comien­za a ser tam­bién espa­cio libe­ra­do para la ver­dad y la dig­ni­dad de todos. Can­dan­gue­ras y can­dan­gue­ros: man­ten­gá­mo­nos en contacto.

Bueno, cama­ra­das, vamos pues: A votar todos y todas…
¡Viva la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na! Venceremos !!

Domin­go 2 de mayo 2010

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.