7.000 pre­sos y pre­sas polí­ti­cos pales­ti­nos en Israel

“Mi mari­do lle­va en la cár­cel más de 5 meses y aún no sabe­mos si ten­drá que estar uno o dos años más. La últi­ma vez que le vi fue de lejos, en el jui­cio. No me dejan visi­tar­le por­que me con­si­de­ran peli­gro­sa, tan solo pue­de via­jar mi hija peque­ña una vez al mes como mucho”. Así rela­ta­ba a DIAGONAL, Moyas­ser, el caso de su mari­do acu­sa­do por las fuer­zas de ocu­pa­ción israe­líes de orga­ni­zar mani­fes­ta­cio­nes ante los asen­ta­mien­tos de colo­nos de Nablús. Mos­sa­yer no sabe por qué la con­si­de­ran peligrosa.

El 17 de abril se cele­bró el Día inter­na­cio­nal de la soli­da­ri­dad con los pre­sos y pre­sas polí­ti­cos de Pales­ti­na. Miles de per­so­nas se reu­nie­ron en las prin­ci­pa­les ciu­da­des de los terri­to­rios ocu­pa­dos para rei­vin­di­car la liber­tad de los y las ence­rra­das: “Mien­tras haya ocu­pa­ción habrá pri­sio­ne­ros polí­ti­cos” se afir­ma­ba en la con­cen­tra­ción de Nablús.

Aun­que las cifras osci­lan a dia­rio, según la orga­ni­za­ción Addam­merDefen­ce for Chil­dren Inter­na­tio­nal más de 7.000 pre­sos y pre­sas polí­ti­cos pales­ti­nos están ence­rra­dos en pri­sio­nes israe­líes, entre ellos 63 muje­res, 340 niños y una niña. Se esti­ma que en los últi­mos 42 años de ocu­pa­ción unos 700.000 pales­ti­nos y pales­ti­nas han sido dete­ni­dos. Tri­bu­na­les mili­ta­res, deten­cio­nes admi­nis­tra­ti­vas inde­fi­ni­das (sin car­gos, ni jui­cios), abu­sos, tor­tu­ras y coac­cio­nes son los méto­dos habi­tua­les que las fuer­zas de ocu­pa­ción emplean con los y las arres­ta­das sin dis­tin­ción de sexo o edad. De hecho, según la orga­ni­za­ción israe­lí de dere­chos huma­nos B’Tselem, más del 85% son torturados.

Las fami­lias tam­bién pade­cen las fuer­tes res­tric­cio­nes del sis­te­ma de visi­tas. Así lo con­fir­man las decla­ra­cio­nes para DIAGONAL del Comi­té Inter­na­cio­nal de la Cruz Roja de Nablús, que se encar­ga de ges­tio­nar per­mi­sos para los fami­lia­res. “La auto­ri­dad israe­lí deci­de si la visi­ta pue­de ser men­sual o tri­mes­tral en fun­ción del gra­do de segu­ri­dad que impon­gan”. Las ges­tio­nes de estos per­mi­sos, sin embar­go, pue­den ser pro­lon­ga­das duran­te meses. A lo que hay que sumar la difi­cul­tad de cru­zar los con­tro­les mili­ta­res israe­líes (check point), que son arbi­tra­rios o pue­den estar cerra­dos, y que los fami­la­res de segun­do gra­do, como tíos o tías no tie­nen dere­cho a visitas.

En los hoga­res pales­ti­nos miles de muje­res se han que­da­do solas al fren­te de la eco­no­mía fami­liar. Así lo cuen­ta Moyas­ser: “Ten­go cua­tro hijas y un hijo. Estoy sufrien­do mucho. Mi mari­do está en la cár­cel y ade­más ten­go que encar­gar­me yo sola de la casa y de la edu­ca­ción de mis hijas. La vida es muy cara, me man­ten­go con un peque­ño tra­ba­jo que no me da mucho dinero”.


soli­da­ri­dad con los pre­sos políticos

El 17 de abril se cele­bro el Día Inter­na­cio­nal de soli­da­ri­dad con las pre­sas y pre­sos polí­ti­cos. En Pales­ti­na muchas de las exi­gen­cias gira­ron en torno al dere­cho de visi­ta de los fami­lia­res, que son some­ti­dos a con­ti­nuas humi­lla­cio­nes y con­tro­les. En Gaza des­de hace cua­tro años el acce­so a las pri­sio­nes israe­líes en régi­men de visi­ta está prohi­bi­do, una res­tric­ción que se extien­de a muchos ciu­da­da­nos y ciu­da­da­nas de Jeru­sa­lén este y Cis­jor­da­nia. Según la orga­ni­za­ción DCI, cada año 9000 pales­ti­nos y pales­ti­nas son pro­ce­sa­dos en dos tri­bu­na­les mili­ta­res israe­líes ubi­ca­dos en Cis­jor­da­nia, entre ellos hay 700 meno­res la mayo­ría acu­sa­dos de lan­zar pie­dras. La pena máxi­ma en estos casos, es de 20 años de pri­sión. La fian­za casi siem­pre es denegada.

Fuen­te:https://​www​.dia​go​nal​pe​rio​di​co​.net/7 – 000-presos-y-presas-politicos.html

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.