Sanz podrá san­cio­nar a quie­nes no quie­ran víc­ti­mas en las aulas – Ramón Sola

El anun­cio de un plan de adoc­tri­na­mien­to con­tra ETA en las aulas de la CAV está pro­vo­can­do gran con­tro­ver­sia. Sin embar­go, ha pasa­do des­aper­ci­bi­do que en Nafa­rroa el Par­la­men­to apro­bó algo simi­lar, toda­vía sin defi­nir, la pasa­da sema­na. En este caso, el «pro­gra­ma edu­ca­ti­vo» se impo­ne a tra­vés de la Ley de Víc­ti­mas, y deja todas las manos libres al Gobierno de UPN: no sólo defi­ni­rá su con­te­ni­do, sino que podrá reti­rar las ayu­das a los cen­tros que no lo apliquen.

El Gobierno de Lakua pien­sa implan­tar su plan de adoc­tri­na­mien­to en las aulas sin pasar por el Par­la­men­to. Sin embar­go, en el caso de Nafa­rroa esta mis­ma medi­da ya tie­ne aval por par­te de la Cáma­ra, dado que la pasa­da sema­na fue inclui­da den­tro de la deno­mi­na­da Ley Foral de Ayu­da a Víc­ti­mas del Terro­ris­mo que fue apro­ba­da por UPN, PSN, CDN, IUN y el par­la­men­ta­rio de Nafa­rroa Bai Jose­ba Eceo­la­za (Batza­rre).

Mien­tras en Ara­ba, Biz­kaia y Gipuz­koa se está pro­du­cien­do una inten­sa con­tro­ver­sia al res­pec­to, en la que des­ta­ca como últi­mo ele­men­to el recha­zo fron­tal de la mayo­ría sin­di­cal, en Nafa­rroa ha pasa­do casi des­aper­ci­bi­do que el Gobierno de UPN tie­ne luz ver­de para tomar una ini­cia­ti­va similar.

Agra­van­tes

Exis­ten ade­más varias cir­cuns­tan­cias agra­van­tes. Por un lado, la Ley de Víc­ti­mas apro­ba­da en Nafa­rroa, que sir­ve de mar­co a un futu­ro plan de adoc­tri­na­mien­to, está enfo­ca­da expre­sa­men­te «con espe­cial aten­ción» con­tra los aten­ta­dos come­ti­dos por ETA. En para­le­lo, ese pro­gra­ma edu­ca­ti­vo no se con­cre­ta en la Ley de Víc­ti­mas, sino que su ela­bo­ra­ción se deja total­men­te en manos del Gobierno nava­rro, aho­ra lide­ra­do por UPN, que se ha mos­tra­do muy viru­len­to en este tema.

Pero, sobre todo, la gran dife­ren­cia estri­ba en que se ha inclui­do una dis­po­si­ción adi­cio­nal en la que se esta­ble­ce que «la nega­ti­va de los cen­tros de Edu­ca­ción Secun­da­ria que reci­ben finan­cia­ción de la Admi­nis­tra­ción de la Comu­ni­dad Foral de Nava­rra a difun­dir en sus cen­tros el pro­gra­ma podrá aca­rrear la pér­di­da de subvenciones».

Por lo tan­to, UPN tie­ne aho­ra total liber­tad para ela­bo­rar el dise­ño que quie­ra ‑y evi­den­te­men­te no se va que­dar cor­to res­pec­to al que aprue­be el Gobierno de Lakua‑, y tam­bién para inten­tar impo­ner­lo en todos los cen­tros edu­ca­ti­vos con la ame­na­za de reti­ra­da de los con­cier­tos correspondientes.

Patxi Zaba­le­ta (Nafa­rroa Bai) afir­mó en el Pleno cele­bra­do el pasa­do jue­ves que esta medi­da es «raya­na en el fas­cis­mo», aun­que lue­go su com­pa­ñe­ro Eceo­la­za votó a favor de la Ley. Para Zaba­le­ta, «en los tiem­pos de Fran­co se sus­pen­día a los maes­tros por no ser afec­tos al régi­men, y aho­ra se va a hacer lo mis­mo con los cen­tros no afec­tos». Des­de fue­ra de la Cáma­ra, la izquier­da aber­tza­le se opu­so de modo radi­cal y dijo sobre esta nor­ma que «está dise­ña­da y diri­gi­da por los sec­to­res más retró­gra­dos, sin opo­si­ción algu­na», y que «des­vir­túa el con­flic- to» al mar­gi­nar a otro tipo de víctimas.

Ini­cia­ti­va del PSN

La ame­na­za de la reti­ra­da de sub­ven­cio­nes lle­va la fir­ma del PSN, ya que fue este par­ti­do el que impul­só esta Ley. La dis­po­si­ción tran­si­to­ria se ha man­te­ni­do lue­go en el paso por la ponen­cia y en la vota­ción final que tuvo lugar en el Pleno.

Rober­to Jimé­nez (PSN) ale­gó des­de la tri­bu­na que la Ley no sólo hace refe­ren­cia a ETA, ya que en uno de sus artícu­los se alu­de tam­bién de modo muy gené­ri­co a «aten­ta­dos terro­ris­tas come­ti­dos por per­so­nas inte­gra­das en ban­das o gru­pos orga­ni­za­dos y arma­dos». En cual­quier caso, la defi­ni­ción del pro­gra­ma edu­ca­ti­vo se enco­mien­da exclu­si­va­men­te al Gobierno de UPN, para quien está cla­ro que esta ley sólo se refie­re a las víc­ti­mas de ETA.

El Gobierno de Nafa­rroa no da pis­tas por el momen­to sobre cuá­les son sus inten­cio­nes. Pro­ba­ble­men­te mire de reo­jo a sus homó­lo­gos de Gasteiz.

PLANES ANUALES

La Ley apro­ba­da la pasa­da sema­na dice que «el Gobierno de Nava­rra impul­sa­rá un pro­gra­ma anual de Edu­ca­ción para la Paz y los Dere­chos Huma­nos» que ten­drá como des­ti­na­ta­rio «al con­jun­to de la socie­dad navarra».

EN EDUCACIÓN

En el ámbi­to edu­ca­ti­vo, el plan será ela­bo­ra­do por el Depar­ta­men­to de Alber­to Cata­lán, ten­drá como obje­ti­vo «refle­jar valo­res con­tra el terro­ris­mo» y se apli­ca­rá «con la dura­ción que se esti­me conveniente».

Las pro­pues­tas del PNV pare­cen tener cabi­da en el Plan

«Dejar de lado la defen­sa del mode­lo cons­ti­tu­cio­nal; tomar en cuen­ta la opi­nión de la comu­ni­dad edu­ca­ti­va res­pec­to a cómo lle­var el tes­ti­mo­nio de las víc­ti­mas a las aulas y res­pe­tar el carác­ter inte­gral del plan». Son las tres apor­ta­cio­nes que el PNV ha tras­la­da­do al Eje­cu­ti­vo de López y que todo apun­ta a que serán inte­gra­das en el Plan, tal y como lo anti­ci­pa­ba ayer el dia­rio «El Mundo».

La agen­cia Efe daba cuen­ta tam­bién del con­tac­to tele­fó­ni­co man­te­ni­do entre el líder del PNV, Iñi­go Urku­llu, y Patxi López. Una con­ver­sa­ción que coin­ci­día en el tiem­po con las decla­ra­cio­nes rea­li­za­das por la por­ta­voz de Lakua, Idoia Men­dia, afir­man­do que hay «mar­gen sufi­cien­te para el acuerdo».

El rota­ti­vo madri­le­ño indi­ca­ba ayer que el equi­po de López esta­ría dis­pues­to a apli­car los tres cam­bios. Men­dia ya con­fir­ma­ba el mar­tes que el gabi­ne­te no tenía pro­ble­mas para variar las fra­ses del tex­to que refie­ren al «Esta­do Cons­ti­tu­cio­nal». El lunes era Rodol­fo Ares el que ase­gu­ra­ba que el Gobierno man­ten­dría vigen­tes las medi­das al mar­gen de la «des­le­gi­ti­ma­ción de la vio­len­cia». Pero tam­bién que­da por ver aún cómo se con­sen­sua­rá el plan con el ámbi­to educativo.

www​.gara​.net

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.