Regre­sa la «bur­bu­ja»: Wall Street vuel­ve a jugar con fue­go – IAR Noti­cias

En un artícu­lo titu­la­do «Wall Street vuel­ve a jugar con fue­go» el voce­ro más emble­má­ti­co del poder finan­cie­ro esta­dou­ni­den­se, The Wall Street Jour­nal, advier­te que la espe­cu­la­ción con los bonos que des­ató la «bur­bu­ja» y pre­ci­pi­tó la cri­sis finan­cie­ra, y que deri­vó lue­go en cri­sis rece­si­va con des­ocu­pa­ción en masa, regre­só a Wall Street.

Según el dia­rio, «Algu­nos de los ins­tru­men­tos de mayor ries­go que abun­da­ron duran­te el apo­geo de la bur­bu­ja cre­di­ti­cia han vuel­to a encon­trar com­pra­do­res. Un bono, por ejem­plo, le per­mi­te a las empre­sas emi­tir deu­da como for­ma de pago de los intere­ses, en lugar de pagar en efec­ti­vo. Las com­pa­ñías tam­bién están emi­tien­do deu­da para finan­ciar la dis­tri­bu­ción de divi­den­dos a sus due­ños».
Los mer­ca­dos de cré­di­to resu­ci­ta­ron en EEUU, y aho­ra algu­nos de los valo­res exó­ti­cos que lle­ga­ron a sim­bo­li­zar la «bur­bu­ja finan­cie­ra» acu­mu­lan un leve repun­te, apun­ta el Jour­nal.
Para el finan­cie­ro, la recu­pe­ra­ción del mer­ca­do de bonos cor­po­ra­ti­vos y el fácil acce­so al cré­di­to, cor­te­sía de la Reser­va Fede­ral, han fomen­tan­do una mayor tole­ran­cia al ries­go entre los inver­sio­nis­tas (espe­cu­la­do­res).

La sema­na pasa­da, seña­la, Cre­dit Suis­se colo­có una obli­ga­ción de deu­da cola­te­ra­li­za­da (CDO por su siglas en inglés), un valor com­pues­to por una serie de prés­ta­mos que es ven­di­do a los inver­sio­nis­tas. Algu­nas fir­mas tam­bién están tra­tan­do de crear bonos res­pal­da­dos por hipo­te­cas que no son garan­ti­za­dos por el gobierno esta­dou­ni­den­se.

«Hemos atra­ve­sa­do por un perío­do en el cual no se hizo nada ambi­cio­so», dice Ste­ven Miller, direc­tor del gru­po Leve­ra­ged Com­men­tary and Data de Stan­dard & Poo­r’s. «Aho­ra, esta­mos entran­do en una eta­pa de recu­pe­ra­ción, simi­lar a la de 2004-05 o 1995 – 96, don­de empe­za­mos a ver inver­sio­nis­tas que quie­ren algo un poco más arries­ga­do».

De acuer­do con el Jour­nal, la resu­rrec­ción de estos ins­tru­men­tos y méto­dos alter­na­ti­vos de cré­di­to (espe­cu­la­ti­vo) sugie­re, en el mejor de los casos, que los inver­sio­nis­tas (espe­cu­la­do­res) están dis­pues­tos a asu­mir más ries­gos y otor­gar­le a las com­pa­ñías más for­mas de finan­cia­ción.

Estas prác­ti­cas, asi­mis­mo, no son lo sufi­cien­te­men­te gene­ra­li­za­das como para insi­nuar que un nue­vo colap­so es inmi­nen­te, pun­tua­li­za el dia­rio.
No obs­tan­te, aña­de, en momen­tos en que la Fed man­tie­ne una polí­ti­ca mone­ta­ria laxa y los inver­sio­nis­tas salen en bus­ca de opcio­nes más ries­go­sas y lucra­ti­vas, vale la pena seguir de cer­ca esta ten­den­cia por si sur­gen seña­les de aler­ta.
En el pri­mer tri­mes­tre, los valo­res res­pal­da­dos por hipo­te­cas de bie­nes raí­ces comer­cia­les ascen­die­ron a US$2.900 millo­nes, fren­te a US$693 millo­nes del mis­mo perío­do del año pre­vio, según los datos de Dea­lo­gic. La emi­sión de prés­ta­mos apa­lan­ca­dos (peda­leo finan­cie­ro), es decir prés­ta­mos con­ce­di­dos a empre­sas que ya tie­nen un alto nivel de deu­da, sumó US$120.000 millo­nes en el pri­mer tri­mes­tre, un sal­to de 56% res­pec­to al mis­mo lap­so del año ante­rior, según Dea­lo­gic, pre­ci­sa el Jour­nal.

En este esce­na­rio de regre­so a la «bur­bu­ja», las accio­nes esta­dou­ni­den­ses subie­ron el vier­nes y el Dow Jones alcan­zó bre­ve­men­te los 11.000 pun­tos, por pri­me­ra vez des­de sep­tiem­bre de 2008, por un pro­nós­ti­co opti­mis­ta de la petro­le­ra Che­vron y datos de inven­ta­rios que apun­ta­ban a una recu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca.
Según cifras extra­ofi­cia­les, el pro­me­dio indus­trial Dow Jones subió 70,28 pun­tos, o un 0,64 por cien­to, a 10.997,35 uni­da­des. El índi­ce Stan­dard & Poo­r’s 500 avan­zó 7,93 pun­tos, o un 0,67 por cien­to, a 1.194,37 uni­da­des.
El índi­ce tec­no­ló­gi­co Nas­daq Com­po­si­te ganó 17,24 pun­tos, o un 0,71 por cien­to, a 2.454,05 uni­da­des.

En la sema­na, el Dow Jones sumó un 0,6 por cien­to y el S&P 500 avan­zó un 1,4 por cien­to, mien­tras que el Nas­daq ganó un 2,1 por cien­to. Los índi­ces cerra­ron su sex­ta sema­na con­se­cu­ti­va de alzas.

La «fies­ta» bis

Esta ten­den­cia de nue­va «fies­ta bur­sá­til» no hace nada más que pro­bar lo que vie­nen ade­lan­tan­do los espe­cia­lis­tas.

Los billo­na­rios fon­dos públi­cos uti­li­za­dos para sal­var a los mega­con­sor­cios ban­ca­rios e indus­tria­les ter­mi­na­ron gene­ran­do una nue­va esca­la­da espe­cu­la­ti­va que vuel­ve a «apa­lan­car» la eco­no­mía (pagar con endeu­da­mien­to).

La con­se­cuen­cia es la gene­ra­ción de una deu­da impa­ga­ble y un rojo cró­ni­co en las cuen­tas fis­ca­les de las nacio­nes capi­ta­lis­tas cen­tra­les (prin­ci­pal­men­te EEUU y la UE).

La nue­va cri­sis, como lo seña­la The Finan­cial Times, ya está sien­do expor­ta­da des­de EEUU median­te el endeu­da­mien­to sin res­pal­do que explo­ta el dólar como «refu­gio segu­ro» para los espe­cu­la­do­res inter­na­cio­na­les

Este cua­dro se com­pli­ca por el alto des­em­pleo, el difí­cil acce­so al cré­di­to y el estan­ca­mien­to (o reduc­ción) de los sala­rios, que resul­tan la prin­ci­pal ame­na­za a la sos­te­ni­bi­li­dad de una débil recu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca.

Y esta situa­ción ali­men­ta los datos ofi­cia­les que siguen mos­tran­do ten­den­cias nega­ti­vas, o una recu­pe­ra­ción débil, que no alcan­za ‑según los espe­cia­lis­tas- para una recu­pe­ra­ción ple­na de la eco­no­mía en varia­bles cla­ves como el con­su­mo, el cré­di­to y el empleo.

Las paque­tes de estí­mu­lo y otros pro­gra­mas que han imple­men­ta­do para reac­ti­var sus eco­no­mías son increí­ble­men­te cos­to­sos y dejan tras de sí défi­cit fis­ca­les que redu­cen y len­ti­fi­can el cre­ci­mien­to.

Si man­tie­nen los pla­nes de ayu­da a empre­sas y ban­cos, en espe­cial los pro­gra­mas de estí­mu­lo fis­cal, corren el ries­go de impul­sar la infla­ción, y si los reti­ran dema­sia­do pron­to, podrían des­ca­rri­lar la recu­pe­ra­ción, seña­lan los espe­cia­lis­tas.

El regre­so de la «bur­bu­ja» apun­ta­da por The Wall Street Jour­nal refuer­za la posi­bi­li­dad de una recaí­da de la cri­sis, empe­zan­do por EEUU y las nacio­nes cen­tra­les euro­peas.

IAR Noti­cias

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *