La soli­da­ri­dad con EH un vez más pre­sen­te en la con­me­mo­ra­ción de la revo­lu­ción de los cla­ve­les – Askapena

La mis­ma sema­na pasa­da un medio por­tu­gues (el dia­rio DN-Por­tu­gal), avi­sa­ba de que los ser­vi­cios de “inte­li­gen­cia” de los esta­dos espa­ñol y por­tu­gués esta­ban aten­tos a la posi­ble pre­sen­cia de terro­ris­tas en el desfile.

Terro­ris­tas no hubo que se sepa, pero lo que sí hubo fue­ron soli­da­rios por­tu­gue­ses con la lucha del pue­blo vas­co por la auto­de­ter­mi­na­ción y el socia­lis­mo; y segun la cró­ni­ca que nos ha envía­do ASEH (a con­ti­nua­ción podéis leer­la) un mon­tón de per­so­nas que aplau­die­ron a su paso y se acer­ca­ron a pedir información.

El Domin­go 25 de Abril, la Aso­cia­ción de Soli­da­ri­dad con Eus­kal Herria (ASEH) tuvo el honor de par­ti­ci­par, como lo ha hecho duran­te muchos años, en el des­fi­le para con­me­mo­rar la revo­lu­ción del 25 de abril de 1974 en Lis­boa, en la defen­sa de los valo­res de la liber­tad, la inde­pen­den­cia, la sobe­ra­nía las per­so­nas y el socialismo.
Sólo pode­mos agra­de­cer la pre­sen­cia y el apo­yo de todos y, sobre todo en el con­tex­to actual para poner de relie­ve los aplau­sos, víto­res y pala­bras de alien­to de muchas per­so­nas, algu­nas de ellas se acer­có a noso­tros para soli­ci­tar más infor­ma­ción. Par­ti­cu­lar­men­te sig­ni­fi­ca­ti­vo, cuan­do levan­ta­mos los car­te­les y las iku­rri­ñas que toma­mos fren­te a la Emba­ja­da de Espa­ña, en medio de una tor­men­ta de aplausos.
Que­re­mos hacer hin­ca­pié en este apo­yo y alien­to, no por­que él ha expre­sa­do en años ante­rio­res, sino por­que se pro­du­ce en un con­tex­to don­de la basu­ra se ha ver­ba­li­za­do y vie­ne con­tra­rres­tar el silen­cio gene­ral en el enfo­que de los medios de comu­ni­ca­ción a la mal llam­da cues­tión vas­ca (que no lo es! ), mani­pu­lan­do y dis­tor­sio­nan­do la infor­ma­ción sobre lo que está suce­dien­do en el País Vas­co y sus alre­de­do­res (con pocas excep­cio­nes, don­de pare­ce que los malos ejem­plos veni­dos del extran­je­ro no han cola­do), y en algu­nos casos, tra­tan­do de deni­grar el acti­vis­mo de soli­da­ri­dad ASEH criminalizándolo.
Por nues­tra par­te, la soli­da­ri­dad con­ti­núa y se for­ta­le­ce. Recor­da­mos, una vez más, y lo lle­va­mos a la prác­ti­ca: el País Vas­co no cami­na solo!
http://​www​.aska​pe​na​.org

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.