Las locu­ras de nues­tra épo­ca- Fidel Castro

No que­da más reme­dio que lla­mar las cosas por su nom­bre. Los que con­ser­van un míni­mo de sen­ti­do común pue­den obser­var sin gran esfuer­zo cuán poco va que­dan­do de rea­lis­mo en el mun­do actual.

Cuan­do el Pre­si­den­te de Esta­dos Uni­dos Barack Oba­ma fue nomi­na­do Pre­mio Nobel de la Paz, Michael Moo­re decla­ró: “aho­ra gáne­se­lo”. El inge­nio­so comen­ta­rio gus­tó a muchas per­so­nas por la agu­de­za de esa fra­se, aun­que muchos no vie­ron otra cosa en la deci­sión del Comi­té norue­go más que dema­go­gia y la exal­ta­ción a la apa­ren­te­men­te ino­fen­si­va poli­ti­que­ría del nue­vo Pre­si­den­te de Esta­dos Uni­dos, un ciu­da­dano afro­nor­te­ame­ri­cano, buen ora­dor, e inte­li­gen­te polí­ti­co al fren­te de un impe­rio pode­ro­so envuel­to en pro­fun­da cri­sis económica.

La reu­nión mun­dial de Copenha­gue esta­ba a pun­to de cele­brar­se y Oba­ma des­per­tó las espe­ran­zas de un acuer­do vin­cu­lan­te en el que Esta­dos Uni­dos se suma­ría a un con­sen­so mun­dial para evi­tar la catás­tro­fe eco­ló­gi­ca que ame­na­za a la espe­cie huma­na. Lo ocu­rri­do allí fue decep­cio­nan­te, la opi­nión públi­ca inter­na­cio­nal había sido víc­ti­ma de un dolo­ro­so engaño.

En la recien­te Con­fe­ren­cia Mun­dial de los Pue­blos sobre el Cam­bio Cli­má­ti­co y los Dere­chos de la Madre Tie­rra, que tuvo lugar en Boli­via, se esgri­mie­ron res­pues­tas lle­nas de sabi­du­ría de las anti­guas nacio­na­li­da­des indí­ge­nas, inva­di­das y vir­tual­men­te des­trui­das por los con­quis­ta­do­res euro­peos que, en bus­ca de oro y rique­zas fáci­les, impu­sie­ron duran­te siglos sus cul­tu­ras egoís­tas e incom­pa­ti­bles con los intere­ses más sagra­dos de la humanidad.

Dos noti­cias lle­ga­das ayer expre­san la filo­so­fía del impe­rio pre­ten­dien­do hacer­nos creer en su carác­ter “demo­crá­ti­co”, “pací­fi­co”, “desin­te­re­sa­do” y “hones­to”. Bas­ta leer el tex­to de dichos des­pa­chos pro­ce­den­tes de la capi­tal de Esta­dos Unidos.

“WASHINGTON, 23 abr 2010 – El pre­si­den­te de Esta­dos Uni­dos, Barack Oba­ma, está eva­luan­do la posi­bi­li­dad de des­ple­gar un arse­nal de misi­les de cabe­zas con­ven­cio­na­les, no nuclea­res pero capa­ces de alcan­zar blan­cos en cual­quier lugar del mun­do en alre­de­dor de una hora y con una capa­ci­dad explo­si­va potentísima.

“Si bien la nue­va super bom­ba, mon­ta­da sobre misi­les del tipo Minu­te­man, no ten­drá cabe­zas ató­mi­cas, su capa­ci­dad des­truc­ti­va será equi­va­len­te, tal como lo con­fir­ma el hecho de que su des­plie­gue está pre­vis­to en el recien­te­men­te fir­ma­do acuer­do START 2 con Rusia.

“Las auto­ri­da­des de Mos­cú recla­ma­ron, y logra­ron hacer figu­rar en el acuer­do, que por cada uno de estos misi­les, Esta­dos Uni­dos eli­mi­ne uno de sus cohe­tes con cabe­zas nucleares.

“Según los repor­tes del New York Times y de la cade­na tele­vi­si­va CBS, la nue­va bom­ba, bau­ti­za­da PGS (Prompt Glo­bal Stri­ke), debe­rá ser capaz de matar al líder de Al Qae­da, Osa­ma Bin Laden, en una cue­va en Afga­nis­tán, des­truir un misil nor­co­reano en ple­na pre­pa­ra­ción o ata­car un sitio nuclear ira­ní, ‘todo ello sin tras­pa­sar el umbral atómico’.

“La ven­ta­ja de dis­po­ner como opción mili­tar de un arma no nuclear que ten­ga los mis­mos efec­tos de impac­to loca­li­za­do de una bom­ba ató­mi­ca es juz­ga­da intere­san­te por el gobierno de Obama.

“El pro­yec­to había sido ini­cial­men­te lan­za­do por el pre­de­ce­sor de Oba­ma, el repu­bli­cano Geor­ge W. Bush, pero fue blo­quea­do por las pro­tes­tas de Mos­cú. Tenien­do en cuen­ta que los Minu­te­man tam­bién trans­por­tan cabe­zas nuclea­res, dije­ron las auto­ri­da­des de Mos­cú, era impo­si­ble esta­ble­cer que el lan­za­mien­to de un PGS no fue­ra el ini­cio de un ata­que atómico.

“Pero el gobierno de Oba­ma con­si­de­ra que pue­de dar a Rusia o a Chi­na las garan­tías nece­sa­rias para evi­tar malen­ten­di­dos. Los silos de los misi­les de la nue­va arma serán mon­ta­dos en sitios ale­ja­dos de los depó­si­tos de cabe­zas nuclea­res y podrán ser ins­pec­cio­na­dos perió­di­ca­men­te por exper­tos de Mos­cú o Pekín.

“La super bom­ba podría ser lan­za­da con un misil Minu­te­man capaz de volar a tra­vés de la atmós­fe­ra a la velo­ci­dad del soni­do y car­gan­do mil libras de explo­si­vos. Equi­pos ultra sofis­ti­ca­dos le per­mi­ti­rán al misil des­en­gan­char la bom­ba y hacer­la caer con extre­ma­da pre­ci­sión sobre los blan­cos elegidos.

“La res­pon­sa­bi­li­dad del pro­yec­to PGS ‑que se esti­ma cos­ta­rá 250 millo­nes de dóla­res sola­men­te en su pri­mer año, de expe­ri­men­ta­ción- fue encar­ga­da al gene­ral Kevin Chil­ton, al man­do del arse­nal nuclear nor­te­ame­ri­cano. Chil­ton expli­có que el PGS cubri­rá un hue­co en la gama de opcio­nes con las que actual­men­te cuen­ta el Pentágono.

“‘En estos momen­tos pode­mos gol­pear con armas no nuclea­res cual­quier lugar del mun­do, pero en un arco de tiem­po de no menos de cua­tro horas’, dijo el gene­ral. ‘Para una acción más rápi­da ‑reco­no­ció- sola­men­te con­ta­mos con opcio­nes nucleares’.

“En el futu­ro, con la nue­va bom­ba, Esta­dos Uni­dos podría actuar rápi­da­men­te y con recur­sos con­ven­cio­na­les, tan­to con­tra un gru­po terro­ris­ta como con­tra un país enemi­go, en un perío­do mucho más cor­to y sin des­per­tar la ira inter­na­cio­nal por el uso de armas nucleares.

“Se pre­vé que los pri­me­ros tests comen­za­rán en el 2014, y que para el 2017 esta­ría dis­po­ni­ble en el arse­nal esta­dou­ni­den­se. Oba­ma ya no esta­rá en el poder, pero la super bom­ba pue­de ser la heren­cia no nuclear de este pre­si­den­te, que ya ganó el pre­mio Nobel de la Paz.”

“WASHINGTON, 22 Abr 2010 – Una nave espa­cial no tri­pu­la­da de la Fuer­za Aérea de Esta­dos Uni­dos des­pe­gó este jue­ves de Flo­ri­da, en medio de un velo de secre­to sobre su misión militar.

“La nave espa­cial robo­ti­za­da, o X‑37B, fue lan­za­da des­de Cabo Caña­ve­ral en un cohe­te Atlas V a las 19H52 horas loca­les (23H52 GMT), según un video dis­tri­bui­do por el ejército.

“‘El lan­za­mien­to es inmi­nen­te’, dijo a AFP el mayor de la Fuer­za Aérea Angie Blair.

“Pare­ci­do a un trans­bor­da­dor espa­cial en minia­tu­ra, el avión tie­ne 8,9 metros de lar­go y 4,5 metros de envergadura.

“La fabri­ca­ción del vehícu­lo espa­cial reuti­li­za­ble ha toma­do años y el ejér­ci­to ha ofre­ci­do expli­ca­cio­nes vagas sobre su obje­ti­vo o su papel en el arse­nal militar.

“El vehícu­lo está dise­ña­do para ‘pro­por­cio­nar el medio ambien­te de un ‘labo­ra­to­rio en órbi­ta’ a fin de pro­bar nue­vas tec­no­lo­gías y com­po­nen­tes antes de que estas tec­no­lo­gías sean asig­na­das a pro­gra­mas de saté­li­tes en fun­cio­na­mien­to’, dijo la Fuer­za Aérea en un comu­ni­ca­do reciente.

“Fun­cio­na­rios han infor­ma­do que el X‑37B ate­rri­za­ría en la base de la Fuer­za Aérea Van­den­berg en Cali­for­nia, pero no dije­ron cuán­to dura­rá la misión inaugural.

“‘Para ser hones­tos, no sabe­mos cuán­do va a vol­ver’, dijo esta sema­na a perio­dis­tas Gary Pay­ton, segun­do sub­se­cre­ta­rio de pro­gra­mas espa­cia­les de la Fuer­za Aérea.

“Pay­ton seña­ló que la nave podría per­ma­ne­cer en el espa­cio has­ta nue­ve meses.

“El avión, fabri­ca­do por Boeing, comen­zó como un pro­yec­to de la agen­cia espa­cial esta­dou­ni­den­se (NASA) en 1999 y lue­go fue trans­fe­ri­do a la Fuer­za Aérea, que pla­nea lan­zar un segun­do X‑37B en 2011.”

¿Hace fal­ta aca­so algo más?

Hoy se encuen­tran con un colo­sal obs­tácu­lo: el cam­bio cli­má­ti­co ya incon­te­ni­ble. Se men­cio­na el inevi­ta­ble aumen­to de calor en más de dos gra­dos cen­tí­gra­dos. Sus con­se­cuen­cias serán catas­tró­fi­cas. La pobla­ción mun­dial en solo 40 años se incre­men­ta­rá en dos mil millo­nes de habi­tan­tes, y alcan­za­rá la cifra de nue­ve mil millo­nes de per­so­nas, en ese bre­ve tiem­po: mue­lles, hote­les, bal­nea­rios, vías de comu­ni­ca­ción, indus­trias e ins­ta­la­cio­nes cer­ca­nas a los puer­tos, que­da­rán bajo las aguas en menos tiem­po que el que requie­re para dis­fru­tar la mitad de su exis­ten­cia la gene­ra­ción de un país desa­rro­lla­do y rico, que hoy egoís­ta­men­te se nie­ga al menor sacri­fi­cio para pre­ser­var la super­vi­ven­cia de la espe­cie huma­na. Las tie­rras agrí­co­las y el agua pota­ble dis­mi­nui­rán con­si­de­ra­ble­men­te. Los mares se con­ta­mi­na­rán; muchas espe­cies mari­nas deja­rán de ser con­su­mi­bles y otras des­apa­re­ce­rán. No lo afir­ma la lógi­ca sino las inves­ti­ga­cio­nes científicas.

El ser humano había logra­do incre­men­tar, a tra­vés de la gené­ti­ca natu­ral y el tras­la­do de varie­da­des de espe­cies de un con­ti­nen­te a otro, la pro­duc­ción por hec­tá­rea de ali­men­tos y otros pro­duc­tos úti­les al hom­bre, que ali­via­ron duran­te un tiem­po la esca­sez de ali­men­tos como el maíz, la papa, el tri­go, las fibras y otros pro­duc­tos nece­sa­rios. Más tar­de, la mani­pu­la­ción gené­ti­ca y el uso de fer­ti­li­zan­tes quí­mi­cos con­tri­bu­ye­ron igual­men­te a la solu­ción de nece­si­da­des vita­les, pero están lle­gan­do ya al lími­te de sus posi­bi­li­da­des para pro­du­cir ali­men­tos sanos y aptos para el con­su­mo. En ape­nas dos siglos se están ago­tan­do, por otra par­te, los recur­sos de hidro­car­bu­ros que la natu­ra­le­za tar­dó 400 millo­nes de años en for­mar. Del mis­mo modo, recur­sos mine­ra­les vita­les no reno­va­bles que la eco­no­mía mun­dial requie­re, se están ago­tan­do. A su vez, la cien­cia creó la capa­ci­dad de auto­des­truir el pla­ne­ta varias veces en cues­tión de horas. La mayor con­tra­dic­ción en nues­tra épo­ca es, pre­ci­sa­men­te, la capa­ci­dad de la espe­cie para auto­des­truir­se y su inca­pa­ci­dad para gobernarse.

El ser humano logró ele­var sus posi­bi­li­da­des de vida has­ta lími­tes que reba­san su pro­pia capa­ci­dad de sobre­vi­vir. En esa bata­lla está con­su­mien­do ace­le­ra­da­men­te las mate­rias pri­mas al alcan­ce de sus manos. La cien­cia hizo fac­ti­ble con­ver­tir la mate­ria en ener­gía, como ocu­rrió con la reac­ción nuclear, al cos­to de enor­mes inver­sio­nes, pero no se vis­lum­bra siquie­ra la via­bi­li­dad de con­ver­tir la ener­gía en mate­ria. El infi­ni­to cos­te de las inver­sio­nes en las inves­ti­ga­cio­nes per­ti­nen­tes, está demos­tran­do la impo­si­bi­li­dad de lograr en unas pocas dece­nas de años lo que el uni­ver­so tar­dó dece­nas de miles de millo­nes de años en crear. ¿Será nece­sa­rio que el niño pro­di­gio Barack Oba­ma nos lo expli­que? La cien­cia ha cre­ci­do extra­or­di­na­ria­men­te, pero la igno­ran­cia y la pobre­za tam­bién cre­cen. ¿Pue­de alguien aca­so demos­trar lo contrario?

Fidel Cas­tro Ruz

Abril 25 de 2010

6 y 30 p.m.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.