De Pasaia al 1º de Mayo, a la calle con LAB en Bil­bo – EHK, Iskra, Eki­men Komu­nis­ta, Boltxe Kolektiboa.

Esta es la meta de la mili­tan­cia comu­nis­ta hoy en Eus­kal Herria. Y no es fácil, ya que son muchos los obs­tácu­los, tan­tos como los pre­jui­cios o las ten­sio­nes que hayan podi­do pro­du­cir­se en las últi­mas déca­das. No habla­mos de la uni­dad estruc­tu­ral en un Par­ti­do Comu­nis­ta de Eus­kal Herria, habla­mos del tra­ba­jo común que cada colec­ti­vo desa­rro­lle­mos des­de nues­tra inde­pen­den­cia y siem­pre en fun­ción de que los obje­ti­vos comu­nes sean asu­mi­dos por todos los gru­pos, habla­mos de un blo­que de comu­nis­tas, en comu­ni­ca­ción cons­tan­te, con la voca­ción fun­da­men­tal de fomen­tar la uni­dad de acción, res­pes­tuo­sa con la sobe­ra­nía de cada colec­ti­vo que la con­for­ma, y siem­pre abier­ta a per­so­nas y colec­ti­vos que la quie­ran ampliar.

Y el pri­mer paso lo dimos en Pasaia. Allí varios cien­tos de per­so­nas con­vi­vi­mos a lo lar­go del día en home­na­je a Larra­ña­ga y en él a todos los hom­bres y muje­res com­ba­tien­tes que han caí­do en la lucha de cla­ses de Eus­kal Herria y de cual­quier lugar del mundo.

Ser comu­nis­ta sig­ni­fi­ca ser anti­im­pe­ria­lis­ta, sig­ni­fi­ca sen­tir en lo más hon­do cada agre­sión que cada día sufre cada ser humano, cada ser vivo. La deri­va des­truc­ti­va del impe­ria­lis­mo lla­ma a la gue­rra y los pue­blos ata­ca­dos se defien­den. Las per­so­nas comu­nis­tas de Eus­kal Herria no pode­mos per­ma­ne­cer indi­fe­ren­tes a estos hechos un día más, de ahí que sumar fuer­zas se nos haga imprescindible.

Comen­za­mos a aglu­ti­nar fuer­zas entorno a Larra­ña­ga con un obje­ti­vo modes­to: cum­plir el calen­da­rio y desa­rro­llar todos loa actos. Pasaia, San­tur­tzi, Bil­bo, Otxar­koa­ga, fue­ron los esce­na­rios y se cum­plió. En la comi­da, nos fui­mos cono­cien­do, inclu­yen­do a las com­pa­ñe­ras y com­pa­ñe­ros que lle­ga­ron de Cata­lun­ya, de Corrien­te Roja y Nos – UP. Tene­mos una deu­da con la His­to­ria de Eus­kal Herria des­de las posi­cio­nes comu­nis­tas y que­re­mos una Eus­kal Herria Roja, Socia­lis­ta, fren­te a los ata­ques semi-fas­cis­tas y neo­li­be­ra­les con­tra el pre­sen­te y el futu­ro del pue­blo Tra­ba­ja­dor Vasco.

El Esta­do espa­ñol se cae a peda­zos día a día, solo le que­da la vía repre­si­va para evi­tar el des­plo­me del rei­no que el Dic­ta­dor Fran­co nos impu­so y al que se han inte­gra­do des­gra­cia­da­men­te una bue­na par­te de las orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas antes anti-franquistas.

El régi­men del 18 de julio de 1936 tra­ves­ti­do solo en las for­mas el 6 de Diciem­bre de 1978 ya no pue­de ofre­cer nada a los pue­blos y a las cla­ses popu­la­res, solo pue­de ofre­cer legis­la­cio­nes espe­cia­les, vio­len­cia de esta­do, des­apa­ri­cio­nes y ata­ques a los mili­tan­tes anti­ca­pi­ta­lis­tas y cárcel.Sabemos per­fec­ta­men­te que esto es así y lla­ma­mos a las Con­ver­gen­cia en uni­dad de Acción de las per­so­nas y peque­ños gru­pos que sin ambi­güe­dad algu­na defen­de­mos en Eus­kal Herria el lega­do del mar­xis­mo y de Lenin.

Y lo hace­mos sien­do ple­na­men­te cons­cien­tes de que toma­mos esta opción en uno de los momen­tos más gra­ves de la His­to­ria de la Huma­ni­dad, en ple­na ofen­si­va mediá­ti­ca, polí­ti­ca, poli­cial y mili­tar del impe­ria­lis­mo y sus alia­dos inter­nos del PNV con­tra los pue­blos del ter­cer Mun­do y con­tra los Pro­yec­tos Nacio­na­les y de Cla­se en la cíni­ca y cama­leó­ni­ca Unión Europea.

Quie­nes defen­de­mos estos pos­tu­la­dos vamos a mar­char jun­tas y jun­tos el 1º de mayo con LAB en Bilbo. 

EHK

Iskra

Eki­men Komunista

Boltxe Kolek­ti­boa

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.