Bochor­no­sa Ley Foral de Víc­ti­mas del Terro­ris­mo- Ezker Aber­tza­lea

Resul­ta bochor­no­so obser­var como la polí­ti­ca ins­ti­tu­cio­nal en Nava­rra está dise­ña­da y diri­gi­da por los sec­to­res más retró­gra­dos sin opo­si­ción algu­na. En un tema de tan­to cala­do como el del reco­no­ci­mien­to y la repa­ra­ción a todas las vic­ti­mas del con­flic­to, la dere­cha y social­de­mo­cra­cia espa­ño­la han pre­ten­di­do una vez más des­vir­tuar las bases del con­flic­to.

Lo nove­do­so en este caso es el apo­yo públi­co e ins­ti­tu­cio­nal de for­ma­cio­nes como IUN y Batza­rre e inclu­so la abs­ten­ción del res­to de car­gos de NaBai. Que la enmien­da “in voce” ni siquie­ra reco­ja reali­da­des tan espe­luz­nan­tes como las tor­tu­ras, encar­ce­la­mien­tos injus­tos, sabo­ta­jes y des­apa­ri­cio­nes de per­so­nas de Eus­kal Herria con­cuer­da con lo men­cio­na­do ante­rior­men­te: “la Ley tie­ne como preo­cu­pa­ción prio­ri­ta­ria reco­no­cer a las víc­ti­mas del terro­ris­mo de ETA, sin menos­pre­ciar otras reali­da­des como el terro­ris­mo inter­na­cio­nal u olvi­dar situa­cio­nes de vio­len­cia terro­ris­ta afor­tu­na­da­men­te des­apa­re­ci­das hoy en día como la del GAL y gru­pos de extre­ma dere­cha”.

Tal vez habría que pre­gun­tar a Iose­ba Eceo­la­za a IUN y al res­to de for­ma­cio­nes polí­ti­cas, si con­si­de­ran situa­cio­nes des­apa­re­ci­das hoy en día actua­cio­nes como las impul­sa­das por el Esta­do espa­ñol y la Audien­cia Nacio­nal en con­tra de Egun­ka­ria.

Es ver­gon­zo­so obser­var la deri­va ideo­ló­gi­ca de cier­tos per­so­na­jes y for­ma­cio­nes. La izquier­da aber­tza­le con­si­de­ra que el tema de la repa­ra­ción de daños a las vic­ti­mas es una cues­tión impres­cin­di­ble a resol­ver. Pero para ello debe exis­tir volun­tad polí­ti­ca de reco­no­ci­mien­to de dere­chos a una par­te de la pobla­ción.

La reso­lu­ción del con­flic­to debe faci­li­tar y poner los medios nece­sa­rios para una recon­ci­lia­ción entre las par­tes. Para todo ello el deba­te sobre las víc­ti­mas debe­rá desa­rro­llar­se con abso­lu­ta neu­tra­li­dad y exqui­si­tez y ale­ja­do de los intere­ses par­ti­dis­tas de unos y otros.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *