Bochor­no­sa Ley Foral de Víc­ti­mas del Terro­ris­mo- Ezker Abertzalea

Resul­ta bochor­no­so obser­var como la polí­ti­ca ins­ti­tu­cio­nal en Nava­rra está dise­ña­da y diri­gi­da por los sec­to­res más retró­gra­dos sin opo­si­ción algu­na. En un tema de tan­to cala­do como el del reco­no­ci­mien­to y la repa­ra­ción a todas las vic­ti­mas del con­flic­to, la dere­cha y social­de­mo­cra­cia espa­ño­la han pre­ten­di­do una vez más des­vir­tuar las bases del conflicto.

Lo nove­do­so en este caso es el apo­yo públi­co e ins­ti­tu­cio­nal de for­ma­cio­nes como IUN y Batza­rre e inclu­so la abs­ten­ción del res­to de car­gos de NaBai. Que la enmien­da “in voce” ni siquie­ra reco­ja reali­da­des tan espe­luz­nan­tes como las tor­tu­ras, encar­ce­la­mien­tos injus­tos, sabo­ta­jes y des­apa­ri­cio­nes de per­so­nas de Eus­kal Herria con­cuer­da con lo men­cio­na­do ante­rior­men­te: “la Ley tie­ne como preo­cu­pa­ción prio­ri­ta­ria reco­no­cer a las víc­ti­mas del terro­ris­mo de ETA, sin menos­pre­ciar otras reali­da­des como el terro­ris­mo inter­na­cio­nal u olvi­dar situa­cio­nes de vio­len­cia terro­ris­ta afor­tu­na­da­men­te des­apa­re­ci­das hoy en día como la del GAL y gru­pos de extre­ma derecha”.

Tal vez habría que pre­gun­tar a Iose­ba Eceo­la­za a IUN y al res­to de for­ma­cio­nes polí­ti­cas, si con­si­de­ran situa­cio­nes des­apa­re­ci­das hoy en día actua­cio­nes como las impul­sa­das por el Esta­do espa­ñol y la Audien­cia Nacio­nal en con­tra de Egunkaria.

Es ver­gon­zo­so obser­var la deri­va ideo­ló­gi­ca de cier­tos per­so­na­jes y for­ma­cio­nes. La izquier­da aber­tza­le con­si­de­ra que el tema de la repa­ra­ción de daños a las vic­ti­mas es una cues­tión impres­cin­di­ble a resol­ver. Pero para ello debe exis­tir volun­tad polí­ti­ca de reco­no­ci­mien­to de dere­chos a una par­te de la población.

La reso­lu­ción del con­flic­to debe faci­li­tar y poner los medios nece­sa­rios para una recon­ci­lia­ción entre las par­tes. Para todo ello el deba­te sobre las víc­ti­mas debe­rá desa­rro­llar­se con abso­lu­ta neu­tra­li­dad y exqui­si­tez y ale­ja­do de los intere­ses par­ti­dis­tas de unos y otros.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.