Pie­dad Cór­do­ba denun­cia la pasi­vi­dad inter­na­cio­nal y pide que se con­di­cio­ne el TLC con Euro­pa al inter­cam­bio humanitario

A pocas horas de fina­li­zar su estan­cia en Sui­za, la sena­do­ra fue reci­bi­da en la sede de la Comu­ni­dad gine­bri­na de acción sin­di­cal (CGAS), una entre las tan­tas orga­ni­za­cio­nes que par­ti­ci­pa­ron en la orga­ni­za­ción de su gira. En esta sede sin­di­cal se lle­vó a cabo su últi­mo encuen­tro con la prensa.

El sin­di­ca­lis­ta Luis Blan­co, en nom­bre de la CGAS, le dio la bien­ve­ni­da en la sede sin­di­cal y abrió la con­fe­ren­cia afir­man­do ante los medios de comu­ni­ca­ción pre­sen­tes, entre ellos ANNCOL, que la pren­sa en Colom­bia ocul­ta la reali­dad y agra­de­cía que la pren­sa inter­na­cio­nal se inte­re­sa­ra en la situa­ción colom­bia­na, ya que en Colom­bia no se da segui­mien­to a gra­ve situa­ción de DDHH, “en Colom­bia ser sin­di­ca­lis­ta es estar con­de­na­do a muer­te” afir­mó Blan­co, “Colom­bia es el cam­peón del ase­si­na­to se sin­di­ca­lis­tas”, “noso­tros tene­mos que vigilar/​denunciar tam­bién a las empre­sas sui­zas y otras empre­sas de facha­da que actúan en Colom­bia con méto­dos gans­te­ri­les fren­te a los tra­ba­ja­do­res y fren­te al medio ambiente.

“Ya no ten­go dudas de que en Colom­bia tene­mos un Esta­do paramilitar” 

Pre­gun­ta­da la sena­do­ra sobre las prue­bas exis­ten­tes, que demues­tran los lazos entre el Esta­do y los para­mi­li­ta­res, afir­mó; “Cuan­do comen­cé a pre­si­dir la comi­sión de DDHH del sena­do, a fina­les de los noven­ta, en esa épo­ca no me atre­vía a decir­lo, pero hoy en día ya no ten­go dudas, es más, estoy com­ple­ta­men­te segu­ra de que, des­de que Uri­be fue gober­na­dor de Antio­quía, cuan­do el gobierno pro­mul­gó el decre­to que creó las CONVIVIR, des­de esa épo­ca, la con­ni­ven­cia entre el Esta­do y los para­mi­li­ta­res se hizo evi­den­te. Es más, les cuen­to que hablan­do con el jefe para­mi­li­tar don Ber­na, nos con­tó que en una supues­ta repre­sa­lia por la muer­te de unos mili­ta­res, por par­te de la insur­gen­cia, mili­ta­res de alta gra­dua­ción le pidie­ron a don Ber­na el ase­si­na­to del sena­dor Manuel Cepe­da”. Otro caso, que se inves­ti­ga actual­men­te es el caso de Nar­váez, por ejem­plo, miem­bro del DAS, que siem­pre estu­vo impli­ca­do con los paramilitares.

“Un actual emba­ja­dor colom­biano en Repu­bli­ca Domi­ni­ca­na, el Gene­ral Mon­to­ya, está ínti­ma­men­te liga­do a los para­mi­li­ta­res. En este momen­to se le han abier­to ya varias inves­ti­ga­cio­nes, sobre todo por la ope­ra­ción ORIÓN. Todos estos hechos nos demues­tran que, fren­te al para­mi­li­ta­ris­mo, esta­mos ante una polí­ti­ca de Estado”.

Pero no sólo el Esta­do, noso­tros sabe­mos de muchos empre­sa­rios y empre­sas que finan­cia­ron el para­mi­li­ta­ris­mo, este fenó­meno ha sido fun­cio­nal a muchos de ellos, por ejemplo:

“El empre­sa­rio Her­nán Echa­va­rría Oló­za­ga, al fren­te del gru­po eco­nó­mi­co CORONA, lla­mó a Man­cu­so para que me fusilaran” 

“La pre­sión inter­na­cio­nal me sal­vó la vida duran­te el secues­tro. Como uste­des saben, mi secues­tro fue rea­li­za­do por los para­mi­li­ta­res y estu­ve a pun­to de ser fusi­la­da, pero la pre­sión inter­na­cio­nal, le repi­to, me sal­vó la vida, con el tiem­po me he dado cuen­ta, visi­tan­do a las dife­ren­tes dete­ni­das del Buen Pas­tor, por ejem­plo a las dos par­la­men­ta­rias con­de­na­das por lazos para­mi­li­ta­res (Rocío Arias y Eleo­no­ra Pine­da); ellas escri­bie­ron un libro que se lla­ma Las ale­gres coma­dres. En este libro con­fir­man que el empre­sa­rio Her­man Echa­va­rría Oló­za­ga lla­mó a Man­cu­so para que me fusi­la­ran. Man­cu­so mis­mo me pidió per­dón cuan­do lo visi­té en la cár­cel de los EEUU y me con­fir­mó que el empre­sa­rio Echa­va­rría Oló­za­ga lo lla­mó para que me fusilarán”.

[Nota de ANNCOL: La seño­ra Hele­na Echa­va­rría de Apa­ri­cio fue nom­bra­da emba­ja­do­ra en Sui­za, pues su her­mano, Her­nán Echa­va­rría, fue uno de los prin­ci­pa­les finan­cia­do­res de la cam­pa­ña de Uri­be Vélez a la pre­si­den­cia. En el acta de dona­do­res publi­ca­da por el regis­tro elec­to­ral figu­ran 300 millo­nes de pesos apor­ta­dos por la fami­lia Echa­va­rría a la cam­pa­ña. Uri­be devol­vió el favor nom­bran­do a Hele­na Echa­va­rría en este pues­to. Esta fami­lia ha crea­do una fun­da­ción lla­ma­da “Rena­ci­mien­to”, pre­si­día por el mis­mo Her­nán Echa­va­rría Oló­za­ga, para hacer obras de cari­dad. El que peca y reza empa­ta, dice el ada­gio popu­lar. Uri­be, según ha anun­cia­do, envia­rá a Gine­bra a su secre­ta­ria pri­va­da Ali­cia Aran­go como repre­sen­tan­te del gobierno en la misión per­ma­nen­te de Gine­bra. La Con­fe­de­ra­ción Hel­vé­ti­ca debe revi­sar con lupa las hojas de vida de los fun­cio­na­rios envia­dos por el gobierno colom­biano, pues todos, o casi todos, tie­nen com­pro­mi­so delic­ti­vo con el terro­ris­mo del Esta­do colom­biano. Ali­cia Aran­go hace par­te con José Obdu­lio Gavi­ria del ani­llo de con­fi­den­tes de Uri­be Vélez, y ANNCOL tie­ne infor­ma­ción según la cual esta fun­cio­na­ria ha par­ti­ci­pa­do en las inter­cep­ta­cio­nes del DAS.]

“El pro­ce­so jurí­di­co con­tra Sonia en los EEUU se caerá” 

En las impor­tan­tes reve­la­cio­nes que hizo la sena­do­ra opo­si­to­ra Pie­dad Cór­do­ba, pre­gun­ta­da sobre el inter­cam­bio huma­ni­ta­rio y la exi­gen­cia de las FARC-EP de incluir a los tres insur­gen­tes extra­di­ta­dos, (Sonia, Simón, Iván) afirmó:

“Los pro­ce­sos con­tra Simón Tri­ni­dad y Sonia son a todas luces polí­ti­cos, se uti­li­za­ron tes­ti­gos fal­sos, como que­dó demos­tra­do duran­te el jui­cio con­tra Simón, y aho­ra con Sonia pasa­rá lo mis­mo, el pro­ce­so jurí­di­ca­men­te se cae­rá, según la infor­ma­ción que ten­go”. “En el pro­ce­so con­tra Simón sabía­mos con ante­la­ción que sería con­de­na­do a 60 años”.

Las FARC-EP siguen con­si­de­ran­do el regre­so de los gue­rri­lle­ros extra­di­ta­dos, a pesar de que ellos mis­mos han decla­ra­do que no quie­ren ser un obs­tácu­lo para el inter­cam­bio. La situa­ción del con­flic­to colom­biano es todos los días cam­bian­te, las libe­ra­cio­nes recien­tes por par­te de la insur­gen­cia demues­tran que es posi­ble bus­car alter­na­ti­vas. Noso­tros tra­ba­ja­re­mos en Colom­bia­nos y Colom­bia­nas por la Paz para que este tema no se con­vier­ta en un ina­mo­vi­ble para las par­tes, y poda­mos avan­zar, sin aban­do­nar la pers­pec­ti­va de su regre­so al país para abrir cami­nos de paz.

Noso­tros lan­za­re­mos el 27 de abril en Colom­bia (Bogo­tá a las 11 de la maña­na) la Coor­di­na­do­ra Nacio­nal por el Inter­cam­bio Huma­ni­ta­rio, espe­ra­mos que a este esfuer­zo se sumen todas las fuer­zas socia­les para decir­le a las par­tes que se sien­ten a dialogar.

En la extra­di­ción de los jefes para­mi­li­ta­res y de insur­gen­tes, aun­que son pro­ce­sos dife­ren­tes, se demues­tra la ins­tru­men­ta­li­za­ción del gobierno para su con­ve­nien­cia par­ti­cu­lar. El gobierno extra­di­tó a los para­mi­li­ta­res para extra­di­tar la ver­dad, y a los insur­gen­tes para gol­pear polí­ti­ca­men­te a la insur­gen­cia, los deli­tos impu­tados a Sonia y a Simón no tie­nen nin­gún asi­de­ro jurídico».

La sena­do­ra rela­tó todos los esfuer­zos que se hacen para pro­te­ger la vida de los fami­lia­res de jefes para­mi­li­ta­res, lo cual per­mi­ti­rá que ellos cuen­ten la ver­dad, que es nece­sa­ria no solo para las víc­ti­mas y para el país sino para cons­truir una paz duradera.

«Debe­mos tra­ba­jar por cons­ti­tuir una comi­sión de la ver­dad que con­tem­ple la repa­tria­ción de los extra­di­ta­dos para recons­ti­tuir la ver­dad. Yo pre­sen­té en Gua­te­ma­la, en un even­to sobre la ver­dad, que exi­ja­mos la repa­tria­ción de los para­mi­li­ta­res para esta­ble­cer la ver­dad. En una reu­nión que tuvi­mos con el depar­ta­men­to de Esta­do, con el Fis­cal Hol­der, le diji­mos: «uste­des no pue­den ser cóm­pli­ces del ocul­ta­mien­to de la ver­dad sobre el con­flic­to, por­que ahí está la Cor­te Penal Internacional».

«El inter­cam­bio huma­ni­ta­rio, lograr la paz y recons­ti­tuir la ver­dad es más impor­tan­te que ser sena­dor o emba­ja­dor, o ser pre­si­den­te, por­que en el país no tie­ne sen­ti­do hacer polí­ti­ca si no somos capa­ces de luchar y cons­truir cami­nos de paz.

«La ver­dad la vamos a recons­ti­tuir, todos los polí­ti­cos que tuvie­ron lazos con los para­mi­li­ta­res, ahí están figu­ran en los libros, pues los para­mi­li­ta­res ano­ta­ron todo, muchas cosas me las he teni­do que callar para sacar ade­lan­te cier­tas ini­cia­ti­vas, pero todo eso debe saber­se. Todos los acuer­dos entre polí­ti­cos y para­mi­li­ta­res están regis­tra­dos minu­cio­sa­men­te, en algún momen­to lo con­ta­ré, para que las cosas se sepan».

Algún día sabre­mos toda la verdad 

«Por ejem­plo, el caso de las pre­sio­nes de pala­cio (de Nari­ño) con­tra el magis­tra­do Velás­quez. Noso­tros cono­ci­mos el acta de pala­cio, un acta manus­cri­ta don­de des­de Pala­cio se cons­pi­ra­ba con­tra los magis­tra­dos. Des­de ahí se le escri­bió la car­ta al para­mi­li­tar Tas­ma­nia para que se retrac­ta­ra de los seña­la­mien­tos con­tra el pre­si­den­te: él mis­mo (Uri­be) y su ase­sor José Obdu­lio Gavi­ria (el pri­mo de Pablo Esco­bar) par­ti­ci­pa­ron en esa reu­nión. El país va a saber la ver­dad por­que vamos a contarla.

Por eso, han hecho todo des­de el gobierno para que no nos encon­tre­mos con los jefes para­mi­li­ta­res. La con­fi­gu­ra­ción de la ver­dad pasa por recu­pe­rar toda la ver­sión paramilitar».

“El secues­tro no debe ser un méto­do de lucha de la insurgencia” 

Fren­te a este fla­ge­lo la sena­do­ra fue enfá­ti­ca en afir­mar que “la insur­gen­cia debe­ría borrar de sus méto­dos de lucha la prác­ti­ca del secues­tro. Las FARC-EP y el ELN debe­rían decla­rar­lo públi­ca­men­te, pues esto nos per­mi­ti­ría esta­ble­cer quié­nes están detrás de muchos secues­tros que se le adju­di­can a la insur­gen­cia”. Exis­ten ban­das de delin­cuen­tes que han hecho del secues­tro una empre­sa cri­mi­nal, pero todos son endil­ga­dos a la insurgencia.

Las FARC-EP y ELN no son extraterrestres 

«Des­co­no­cer la exis­ten­cia de la insur­gen­cia colom­bia­na y pen­sar que los gue­rri­lle­ros y gue­rri­lle­ras de las FARC-EP y ELN son extra­te­rres­tres, o que no son par­te de una reali­dad colom­bia­na es un sin­sen­ti­do. El mis­mo depar­ta­men­to de Jus­ti­cia supo que los dos abo­ga­dos de Simón Tri­ni­dad estu­vie­ron en los cam­pa­men­tos de las FARC-EP, esta­mos hablan­do de abo­ga­dos del depar­ta­men­to de Esta­do de los EEUU, nego­cian­do el can­je de los tres con­tra­tis­tas grin­gos por los insur­gen­tes extraditados.

«En ese momen­to se con­tem­pla­ba el tras­la­do de Simón y Sonia a Fran­cia por la libe­ra­ción de los tres con­tra­tis­tas grin­gos. Esos dos abo­ga­dos me acom­pa­ña­ron a visi­tar a Sonia a la cárcel.

«Acá todas las posi­bi­li­da­des están abier­tas. Y la insur­gen­cia está más viva que nun­ca. A mí me cons­ta que en las gran­des ciu­da­des mucha gen­te, ante la situa­ción de Colom­bia, está pen­san­do irse a mili­tar con la insur­gen­cia. Por eso, repi­to que las FARC-EP y ELN son una reali­dad que no se pue­de seguir desconociendo.»

“Arrin­co­nar el con­flic­to para que nos matemos” 

“No exis­te com­pro­mi­so de la comu­ni­dad inter­na­cio­nal fren­te al con­flic­to colom­biano. En la reu­nión que tuvi­mos con la ONU, nos que­dó el men­sa­je cla­ro, que es a noso­tros mis­mos a quie­nes nos corres­pon­de poner­le el pecho al con­flic­to. La ONU se ha que­da­do cor­ta fren­te al con­flic­to colom­biano. Yo estoy sor­pren­di­da de que Nacio­nes Uni­das docu­men­te des­de el 2003 los fal­sos posi­ti­vos y no haya dicho abso­lu­ta­men­te nada has­ta el 2007. Esto no tie­ne pre­sen­ta­ción y nos sorprende.

«La gra­ve­dad del con­flic­to ame­ri­ta que el CICR vaya más allá de reco­ger muer­tos, o ser­vir de garan­te en una libe­ra­ción. La gra­ve­dad de la situa­ción ame­ri­ta que el rol del CIRC se adap­te a la reali­dad del con­flic­to colom­biano. Esta­mos hablan­do de pobla­cio­nes que viven con un blo­queo total por par­te de la mari­na, blo­queo de los ali­men­tos. En el Pací­fi­co pro­fun­do las pobla­cio­nes están sien­do some­ti­das a morir de ham­bru­na ante la fumi­ga­ción de los pro­duc­tos de “pan coger”, per­se­cu­ción con­tra los peque­ños mine­ros por las mul­ti­na­cio­na­les, la situa­ción de los pre­sos polí­ti­cos en las cár­ce­les es deni­gran­te. Si el CICR y Nacio­nes Uni­das no visi­bi­li­zan esta tra­ge­dia, sim­ple­men­te son inope­ran­tes, sobre todo con las 7 nue­vas bases mili­ta­res de Esta­dos Uni­dos. Este rol pasi­vo de los orga­nis­mos inter­na­cio­na­les ayu­da más al gobierno a per­pe­tuar la gue­rra que a noso­tros para cons­truir la paz.”

«Colom­bia­nos y Colom­bia­nas como esfuer­zo de la socie­dad civil está ahí para ser­vir de puen­te e inter­lo­cu­ción, el CICR y Nacio­nes Uni­das esta­ba acos­tum­bra­dos a tra­ba­jar solos, pero no, aho­ra no, aho­ra esta­mos noso­tros ahí, noso­tros tene­mos un cono­ci­mien­to más cer­cano de la reali­dad del con­flic­to, el CIRC no pue­de hacer como el gobierno colom­biano, vivir de las encues­tas que miden la acep­ta­ción del público.

“La situa­ción ‑ilus­tra la sena­do­ra colom­bia­na- será agra­va­da por la influen­cia de las 7 bases mili­ta­res y la exten­sión del con­flic­to colom­biano más allá de las fron­te­ras, es por eso que noso­tros pedi­mos el apo­yo de Vene­zue­la, de Bra­sil, de Ecua­dor por­que la dimen­sión del con­flic­to colom­biano no se pue­de minimizar”.

Compu­tador biónico 

«Con el cuen­to del compu­tador de Reyes se redu­jo el apo­yo a todas las ini­cia­ti­vas de paz en Colom­bia. Noso­tros cree­mos que UNASUR debe tomar nota del mapa con­flic­tual de la región. La dere­cha inter­na­cio­nal sigue oca­sio­nan­do muchos pro­ble­mas a la uni­dad lati­no­ame­ri­ca­na. La diplo­ma­cia per­ver­sa del gobierno colom­biano, lo que ha oca­sio­na­do es ais­lar los apo­yos inter­na­cio­na­les para bus­car­le sali­das civi­li­za­das al conflicto.»

Rue­da de pren­sa con eurodiputados

Pala­bras del euro­dipu­tado espa­ñol, Raúl Rome­va en la aper­tu­ra de la rue­da de pren­sa, momen­tos antes de ceder la pala­bra a la Sena­do­ra Pie­dad Córdoba: 

Sola­men­te soli­ci­to un par de refle­xio­nes para salu­dar a la ami­ga Pie­dad Cór­do­ba, y para seña­lar la impor­tan­cia de su pre­sen­cia aquí. Para mí hay dos razo­nes que no sola­men­te jus­ti­fi­can, sino que recla­man de for­ma impe­rio­sa la pre­sen­cia de per­so­nas como Pie­dad Cór­do­ba en Euro­pa, y par­ti­cu­lar­men­te en Bruselas:

  • La pri­me­ra, expli­car cla­ra­men­te lo que está ocu­rrien­do en Colom­bia, el gran pro­ble­ma que tene­mos en Euro­pa es que se está ins­ta­lan­do una ima­gen fal­sa, equi­vo­ca­da, ter­gi­ver­sa­da de lo que está ocu­rrien­do en Colom­bia, una úni­ca ver­sión, una ver­sión ofi­cial, que es la que vie­ne de las auto­ri­da­des, no sola­men­te colom­bia­nas sino tam­bién por par­te de algu­nas emba­ja­das, y que dis­tor­sio­nan mucho lo que es la com­ple­ja pero tam­bién preo­cu­pan­te situa­ción de dere­chos huma­nos y otras cues­tio­nes en Colom­bia. Yo creo que esto es impor­tan­te, no sola­men­te denun­ciar­lo, sino expli­car­lo y argu­men­tar­lo, como está hacien­do de for­ma cons­tan­te e incan­sa­ble Pie­dad Cór­do­ba en sus viajes.
  • La segun­da; y esta es un poco más gra­ve… Sí, al menos es igual de gra­ve, es en qué medi­da la Unión Euro­pea está tam­bién, por acti­va o por pasi­va, con­tri­bu­yen­do a esta situa­ción. Hemos sabi­do estos últi­mos días, cues­tión de muy pocos días, que se ha des­cu­bier­to la impli­ca­ción direc­ta del ser­vi­cio de segu­ri­dad colom­biano en la ela­bo­ra­ción de dos­siers, no sola­men­te de per­se­cu­ción, sino cla­ra­men­te de crea­ción de mon­ta­jes polí­ti­cos a per­so­nas vin­cu­la­das a la opo­si­ción al pre­si­den­te Uri­be y que sola­men­te quie­ren cam­bios en este país. La impli­ca­ción direc­ta de los cuer­pos de segu­ri­dad del esta­do en ese tipo de mon­ta­jes es gra­ve, pero más gra­ve es aún cons­ta­tar que pue­de haber una vin­cu­la­ción direc­ta de ser­vi­cios de segu­ri­dad tam­bién euro­peos, en el segui­mien­to y en la per­se­cu­ción de per­so­nas colom­bia­nas que se encuen­tran fue­ra del país. Y esto, que es una denun­cia gra­ve, creo que mere­ce al menos una inves­ti­ga­ción, y evi­den­te­men­te es obli­ga­ción de quie­nes esta­mos en este Par­la­men­to Euro­peo exi­gir a las auto­ri­da­des euro­peas que abran una inves­ti­ga­ción cla­ra para saber si ha habi­do una com­pli­ci­dad en ese tipo de prác­ti­cas, y ello tie­ne que ser tam­bién un con­di­cio­nan­te cla­ve para deter­mi­nar en qué medi­da el acuer­do de comer­cio que se está en estos momen­tos a pun­to de con­cre­tar, tie­ne o no sen­ti­do en base al res­pe­to de los dere­chos huma­nos, por lo tan­to la pre­sen­cia de Pie­dad Cor­do­ba aquí es no sola­men­te opor­tu­na, nece­sa­ria y vital, a pesar del can­san­cio del via­je que supo­ne, sino que entien­do fun­da­men­tal para la demo­cra­cia en Euro­pa y en Colombia.

Sim­ple­men­te que­ría apun­tar estos dos ele­men­tos y en todo caso ceder­le la pala­bra por­que creo que su tes­ti­mo­nio es mucho más cla­ro y mucho más impor­tan­te que cual­quier otra cosa.

Pie­dad Córdoba:

Bue­nas tar­des a todos y a todas, y quie­ro agra­de­cer a los com­pa­ñe­ros de la Mesa del Par­la­men­to Euro­peo, que han teni­do la dili­gen­cia de acom­pa­ñar­me en esta rue­da de pren­sa, igual­men­te salu­dar a mis com­pa­ñe­ros colom­bia­nos que vie­nen con­mi­go en la comi­sión, y a quie­nes hacen par­te de la Liga De Refu­gia­dos de Amé­ri­ca Lati­na en Euro­pa, y de Colom­bia, quie­nes han posi­bi­li­ta­do ade­más, que noso­tros haya­mos podi­do hacer este reco­rri­do por par­te de Euro­pa, para visi­bi­li­zar des­de estos espa­cios, como el Par­la­men­to Euro­peo, la nece­si­dad de que en Colom­bia haya una serie de gru­pos que aspi­ra­mos a una demo­cra­cia real, a una demo­cra­cia pro­fun­da, que garan­ti­ce el ejer­ci­cio de la ciu­da­da­nía de hom­bres y de muje­res, que per­mi­ta ade­más, que se pue­da cons­truir una for­ma de gobierno que saque de la pobre­za, de la mise­ria y de la invi­si­bi­li­dad de los dere­chos a muchos colom­bia­nos y colombianas.

Le decía a uno de los par­la­men­ta­rios con quien tuve la opor­tu­ni­dad de reu­nir­me en la maña­na de hoy, que para mí hubie­ra sido más gra­ti­fi­can­te venir a decir que Colom­bia es un país don­de no exis­te ni la mise­ria, ni la pobre­za, y don­de ade­más, no hay nin­gu­na vio­la­ción de los dere­chos huma­nos, pero que tam­bién sería un país en don­de no se per­si­gue a la opo­si­ción por el solo hecho de hacer par­te de la opo­si­ción, y don­de quie­nes hace­mos par­te de una izquier­da demo­crá­ti­ca, que se ha ele­gi­do así sea en lo que es un reme­do de demo­cra­cia, no somos unos delin­cuen­tes, ni terro­ris­tas, ni un pro­ble­ma para el país, sino que hace­mos par­te de un sis­te­mas de pesos y con­tra­pe­sos que tie­ne que tener una sociedad.

Para mí hubie­ra sido muy impor­tan­te poder decir eso y poder­lo rati­fi­car en la rue­da de pren­sa de hoy, pero lo más lamen­ta­ble es que ten­ga que decir que en Colom­bia hay una cri­sis huma­ni­ta­ria de pro­fun­das y gran­des reper­cu­sio­nes; que es un país don­de hay 18 millo­nes de colom­bia­nos supre­ma­men­te pobres, don­de hay 8 millo­nes de colom­bia­nos indi­gen­tes, que no tie­nen nin­gu­na posi­bi­li­dad de acce­der si quie­ra a los míni­mos vita­les para man­te­ner­se como seres huma­nos, don­de hay 5 millo­nes de des­pla­za­dos o refu­gia­dos inter­nos, que nos per­mi­ten ocu­par el segun­do lugar de des­pla­za­mien­to, des­pués de Sudán, que hay 200 mil per­so­nas des­apa­re­ci­das, pro­duc­to del terro­ris­mo des­de el esta­do, que hay ade­más, lo que se cono­ce con el nom­bre de fal­sos posi­ti­vos que lle­gan al núme­ro de cin­co mil (5.000), y que entre otras cosas se ha veni­do incre­men­tan­do, pro­duc­to pre­ci­sa­men­te de una polí­ti­ca que se cono­ce con el nom­bre de segu­ri­dad demo­crá­ti­ca, que a tra­vés de recom­pen­sas per­mi­tió que mucha­chos y mucha­chas pobres, no sola­men­te de los barrios y cen­tros urba­nos, sino de luga­res más ale­ja­dos, hubie­ran sido enga­ña­dos con el obje­ti­vo de pro­me­ter­les empleo, en un país que tie­ne el indi­ca­dor de des­em­pleo más alto de toda la región, 16%, para garan­ti­zar­les que lo iban a obtener…Y des­pués ser encon­tra­dos ase­si­na­dos y ves­ti­dos con pren­das mili­ta­res de las FARC-EP.

En el com­pro­mi­so, ade­más, de que muchas de estas per­so­nas que han resul­ta­do ase­si­na­das, lo han sido por miem­bros de la fuer­za públi­ca, ex mili­ta­res y poli­cías. Que esta infor­ma­ción que yo aca­bo de dar­les se encuen­tra docu­men­ta­da en un infor­ma de las Nacio­nes Uni­das, que da cuen­ta de que des­de 2003 estu­vo insis­ten­te­men­te infor­mán­do­le al gobierno nacio­nal de esta prác­ti­ca que ya no era ais­la­da, sino que era una prác­ti­ca sis­te­má­ti­ca que con­ver­tía real­men­te esta deci­sión de ase­si­nar­los y de ase­si­nar­las en una polí­ti­ca de estado.

Los mis­mos infor­mes de las Nacio­nes Uni­das fue­ron des­aten­di­das por el gobierno. En más de una opor­tu­ni­dad el mis­mo pre­si­den­te de la repú­bli­ca ligó a quie­nes pro­du­cían los infor­mes como miem­bros del terro­ris­mo. Decir­les tam­bién que pro­duc­to de muchas de las inves­ti­ga­cio­nes que se han veni­do hacien­do en el país dan cuen­ta, ade­más, de la exis­ten­cia de fosas comu­nes, dos mil (2.000) fosas comu­nes, y fue encon­tra­da recien­te­men­te una de las fosas comu­nes más gran­des del país, con dos mil (2.000) cuer­pos de cam­pe­si­nos y de cam­pe­si­nas que fue­ron ase­si­na­dos a tra­vés de masa­cres, des­cuar­ti­za­mien­tos, tor­tu­ras… y meti­dos en esa fosa común que se encon­tró en el muni­ci­pio que se lla­ma Sie­rra de La Maca­re­na, depar­ta­men­to del Meta, y que fue decla­ra­da como fosa común, por par­te de la pro­cu­ra­du­ría gene­ral de la nación, quien se pro­nun­ció al res­pec­to, y don­de ya se han ini­cia­do las inves­ti­ga­cio­nes que vin­cu­lan a miem­bros de la fuer­za públi­ca y de la poli­cía, muchos de los cua­les fue­ron entre­na­dos por mili­ta­res espe­cia­li­za­dos de Ingla­te­rra, y que este gobierno ha toma­do la deci­sión de ir limi­tan­do pre­ci­sa­men­te las ayu­das que ha dado en la lucha supues­ta­men­te con­tra el terro­ris­mo, y la lucha con­tra la delin­cuen­cia orga­ni­za­da, y es por lo cual que Ingla­te­rra envía un gru­po de per­so­nas, entre ellos par­la­men­ta­rios, para docu­men­tar la exis­ten­cia de esta fosa común, que es ade­más, la más gran­de que se ha des­cu­bier­to últimamente.

Denun­ciar ade­más, para cono­ci­mien­to de muchos de uste­des, la exis­ten­cia de cin­co (5) hor­nos cre­ma­to­rios que fue­ron encon­tra­dos en una región que se cono­ce con el nom­bre de Nor­te de San­tan­der, un depar­ta­men­to muy impor­tan­te al noro­rien­te de país y que limi­ta con una zona rica en recur­sos natu­ra­les, sobre todo en aguas, es la zona del Cata­tum­bo, don­de uno de los jefes para­mi­li­ta­res que hoy se encuen­tra en la cár­cel, que se deno­mi­na “Iguano”, reco­no­ce ante la comi­sión acci­den­tal que hace segui­mien­to a los pro­ce­sos que se siguen a los para­mi­li­ta­res, entre ellos los extra­di­ta­dos a los EE.UU, de la cual yo for­mo par­te y pre­si­do como miem­bro que soy de dicha comi­sión, de que ellos cons­tru­ye­ron los hor­nos cre­ma­to­rios, que los cons­tru­ye­ron con el inte­rés y con el obje­to de des­apa­re­cer todos los res­tos de los des­cuar­ti­za­mien­tos y de las masa­cres que se come­tie­ron, y que ade­más dichos hor­nos cre­ma­to­rios fue­ron uti­li­za­dos para ate­mo­ri­zar a los cam­pe­si­nos y cam­pe­si­nas que no cola­bo­ra­ran con las inten­cio­nes de quie­nes coman­da­ban la región y que ade­más con­fie­sa que lis­ta en mano, ase­si­nó a diri­gen­tes polí­ti­cos, a perio­dis­tas, a defen­so­res de los dere­chos huma­nos, como pue­den dar­se cuen­ta en algu­nos medios de infor­ma­ción muy impor­tan­tes, como la revis­ta Sema­na, que dio a cono­cer por pri­me­ra vez, con fotos, y que uste­des pue­den acce­der a tra­vés de You­tu­be, de la mis­ma exis­ten­cia de esas fosas, que has­ta el momen­to están ahí, y que noso­tros como defen­so­res de dere­chos huma­nos y sobre todo en la bús­que­da de la ver­dad, para que haya jus­ti­cia y repa­ra­ción, esta­mos tra­tan­do de que no sean des­trui­dos, sino que que­den como tes­ti­mo­nio para la memo­ria y para la recu­pe­ra­ción de la dig­ni­dad en el país.

Final­men­te decir­les que para noso­tros tam­bién es muy preo­cu­pan­te que aquí en Euro­pa se ten­ga, sobre todo en el Par­la­men­to, la visión de que Colom­bia es un país don­de no pasa abso­lu­ta­men­te nada, don­de la lucha con­tra el terro­ris­mo ha sido com­ple­ta­men­te exi­to­sa, don­de ade­más de ello el pre­si­den­te goza de los más altos indi­ca­do­res de popu­la­ri­dad en el pue­blo, y que para­le­la­men­te a eso haya­mos des­cu­bier­to que se haya dado un infor­me a la opi­nión públi­ca en los tres días ante­rio­res, de la exis­ten­cia de todo un plan de des­ar­ti­cu­la­ción de la opo­si­ción, de la izquier­da, a tra­vés de lo que se cono­ce con el nom­bre de las escu­chas o inter­cep­ta­cio­nes tele­fó­ni­cas, que ya son obje­to de inves­ti­ga­ción de la fis­ca­lía gene­ral de la nación , que ade­más da a cono­cer un docu­men­to a tra­vés de alla­na­mien­tos que se hicie­ron a las ins­ta­la­cio­nes del DAS, que es EL DEPARTAMENTO O LA POLICÍA SECRETA, que depen­de direc­ta­men­te del gobierno.

A tra­vés de estas escu­chas, pues ya hay per­so­nas dete­ni­das que denun­cia­ron la comi­sión de estos hechos, que die­ron a cono­cer el docu­men­to, se esta­ble­ce que exis­ten ocho (8) estra­te­gias, entre las cua­les está la per­se­cu­ción a tres con­gre­sis­tas, de los cua­les for­mo par­te yo, a uno de los ex can­di­da­tos pre­si­den­cia­les, a magis­tra­dos de las cor­tes, sobre todo la Supre­ma y la Cons­ti­tu­cio­nal, a perio­dis­tas muy impor­tan­tes de la opo­si­ción, a la revis­ta Sema­na, e inclu­si­ve, a ins­tan­cias del gobierno que tra­ba­jan en lo que tie­ne que ver con la paz, y una estra­te­gia de divi­sión y ani­qui­la­mien­to de los par­ti­dos políticos.

Esto lo men­ciono por­que dio lugar, ade­más, a que el gobierno de los EE.UU., a tra­vés de su emba­ja­da en Colom­bia, toma­ra la deci­sión en el día de ayer de liqui­dar defi­ni­ti­va­men­te la ayu­da eco­nó­mi­ca, supues­ta­men­te que se apor­ta­ba para el apo­yo al segui­mien­to, pre­ci­sa­men­te de lo que indi­ca­ba que sería el terrorismo.

Mi inte­rés no es sim­ple­men­te dañar una ima­gen, por­que es una ima­gen que com­pro­me­te tam­bién a quie­nes hace­mos par­te de lo que es el lide­raz­go polí­ti­co del país, nues­tro inte­rés es que noso­tros cree­mos que es muy impor­tan­te que Colom­bia reco­noz­ca que tie­ne un con­flic­to social y arma­do interno, que impac­ta de mane­ra pro­fun­da la con­di­ción y la vida de los colom­bia­nos y de las colom­bia­nas, que esa gue­rra no per­mi­te pre­ci­sa­men­te la apli­ca­ción del dere­cho inter­na­cio­nal humanitario.

La razón de ser de noso­tros en Euro­pa, los que hace­mos par­te de Colom­bia­nos y Colom­bia­nas Por la Paz, obe­de­ce fun­da­men­tal­men­te a bus­car en uste­des todo el apo­yo y la cola­bo­ra­ción para que se exi­ja del gobierno y de las FARC, en este momen­to que es muy impor­tan­te, lo que es el inter­cam­bio huma­ni­ta­rio, inter­cam­bio de pri­sio­ne­ros del gobierno con las gue­rri­llas de las FARC, a fin de que esto sea un ele­men­to supre­ma­men­te impor­tan­te para avan­zar en lo que para noso­tros será defi­ni­ti­vo en la bús­que­da de la paz, que es la nego­cia­ción polí­ti­ca que le per­mi­ta a Colom­bia aca­bar con una gue­rra que ya lle­va cua­ren­ta o cin­cuen­ta años.

Con­di­cio­nar el TLC con Euro­pa al inter­cam­bio humanitario

Noso­tros somos muy cons­cien­tes, y yo como sena­do­ra, de que el tra­ta­do de libre comer­cio que se está pre­pa­ran­do en la Unión Euro­pea, Colom­bia ha veni­do pre­sen­tan­do unos infor­mes que en mi cri­te­rio son par­cia­les, por­que sería muy impor­tan­te que se hubie­ra escu­cha­do tam­bién a par­la­men­ta­rios que esta­mos en la opo­si­ción, para que se hubie­ra podi­do pro­du­cir un docu­men­to que garan­ti­za­ra efec­ti­va­men­te cuál es la con­di­ción real del pue­blo colom­biano. Sabe­mos lo ade­lan­ta­do que está este pro­ce­so, y por lo tan­to a noso­tros nos sería de mucha valía que ese tra­ta­do de libre comer­cio que se pien­sa apro­bar, pues con­lle­ve con­di­cio­nes que obli­guen al mejo­ra­mien­to de las con­di­cio­nes huma­ni­ta­rias del país, a la pre­ser­va­ción de los dere­chos huma­nos, pero fun­da­men­tal­men­te a un requi­si­to «sine qua non» sin el cual sería impo­si­ble pen­sar en la posi­bi­li­dad de la huma­ni­za­ción del con­flic­to, que es la apli­ca­ción del inter­cam­bio, y mucho más allá, a la for­mu­la­ción de esce­na­rios que con­tri­bu­yan a la nego­cia­ción de la sali­da polí­ti­ca del con­flic­to en Colom­bia, muchí­si­mas gracias.

Escu­che los audios de las decla­ra­cio­nes en los siguien­tes enlaces:
http://www.abpnoticias.com/media/conf%20prensa-P1.mp3
http://www.abpnoticias.com/media/conf%20prensa-P2.mp3
http://www.abpnoticias.com/media/conf%20prensa-P3.mp3

Fuen­tes: Ann­col /​Voz /​ABP

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.