Indig­na­ción por vio­len­cia con­tra la mujer en la ULA… – Caro­li­na Gutiérrez

Nue­va­men­te un ope­ra­dor del Rec­tor Mario Bonuc­ci gene­ra indig­na­ción en la comu­ni­dad uni­ver­si­ta­ria de la Uni­ver­si­dad de Los Andes, en este caso la exi­gen­cia de res­pues­ta a las exi­gen­cias de las estu­dian­tas y los estu­dian­tes, tie­ne como úni­ca res­pues­ta la sis­te­má­ti­ca vio­len­cia físi­ca y sico­ló­gi­ca. El pasa­do mar­tes 14 de abril fue agre­di­da físi­ca­men­te Davia­na Muñoz Con­se­je­ra Uni­ver­si­ta­ria y es estu­dian­te de Cien­cias Polí­ti­cas, su agre­sor res­pon­de al nom­bre de Fran­cis­co Carrera.
Los hechos ocu­rrie­ron en horas de la maña­na cuan­do la estu­dian­te soli­ci­ta­ba ante La secre­ta­ría del rec­to­ra­do copia del audio del Con­se­jo Uni­ver­si­ta­rio del pasa­do lunes 12 de abril del pre­sen­te año, a lo cual con­si­guió nega­ti­vas sin argu­men­tos, la estu­dian­te tal, y como otros tan­tos estu­dian­tes, se encon­tró nue­va­men­te víc­ti­ma de los eter­nos pro­ce­sos dila­to­rios a la que son some­ti­dos todos los estu­dian­tes al momen­to de tener un reque­ri­mien­to, una vez expre­sa la no volun­tad de entre­gár­se­le siquie­ra una fir­ma de reci­bi­do de la soli­ci­tud de mane­ra expe­di­ta (tal y como es el caso en estos casos) sin nin­gu­na expli­ca­ción para negár­se­la, la estu­dian­te soli­ci­tó hablar con El Secre­ta­rio José María Ande­rez, quien se encon­tra­ba en la habi­ta­ción con­ti­gua (escu­chán­do­lo todo) es enton­ces cuan­do el pro­fe­sor Fran­cis­co Carre­ra la agre­dió físi­ca­men­te dicién­do­le que se fue­ra, que ya se le había dicho lo que le tenía que decir, la estu­dian­te ante la impo­ten­cia e indig­na­ción que pro­du­ce una situa­ción tan degra­dan­te en con­tra de la Mujer y del res­pe­to a los Dere­chos Huma­nos minu­tos des­pués pro­ce­dió a hacer denun­cia for­mal ante los orga­nis­mos corres­pon­dien­tes (CICPC y Fis­ca­lía de la Mujer y Con­se­jo Uni­ver­si­ta­rio de la ULA). 
Para los estu­dian­tes de esta uni­ver­si­dad, his­tó­ri­ca­men­te secues­tra­da por su estruc­tu­ra anti­de­mo­crá­ti­ca y buro­crá­ti­ca, es un lugar común que a los estu­dian­tes le sean vio­len­ta­dos sus dere­chos, lo que es más gra­ve es que esta situa­ción se inten­si­fi­ca si se tra­ta de quie­nes defien­den una visión de mun­do dife­ren­te en esta oca­sión ya fue­ron vio­len­ta­dos de la mane­ra más bur­da los dere­chos de Davia­na Muñoz como mujer, como estu­dian­te, como ser humano, es per­ti­nen­te recor­dar que no es la pri­me­ra vez que esta com­pa­ñe­ra ha denun­cia­do la vio­len­cia ver­bal y sico­ló­gi­ca de la que es víc­ti­ma cons­tan­te­men­te en el Con­se­jo Uni­ver­si­ta­rio espe­cí­fi­ca­men­te por par­te del Rec­tor Mario Bonucci.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.