Indig­na­ción por vio­len­cia con­tra la mujer en la ULA… – Caro­li­na Gutié­rrez

Nue­va­men­te un ope­ra­dor del Rec­tor Mario Bonuc­ci gene­ra indig­na­ción en la comu­ni­dad uni­ver­si­ta­ria de la Uni­ver­si­dad de Los Andes, en este caso la exi­gen­cia de res­pues­ta a las exi­gen­cias de las estu­dian­tas y los estu­dian­tes, tie­ne como úni­ca res­pues­ta la sis­te­má­ti­ca vio­len­cia físi­ca y sico­ló­gi­ca. El pasa­do mar­tes 14 de abril fue agre­di­da físi­ca­men­te Davia­na Muñoz Con­se­je­ra Uni­ver­si­ta­ria y es estu­dian­te de Cien­cias Polí­ti­cas, su agre­sor res­pon­de al nom­bre de Fran­cis­co Carre­ra.
Los hechos ocu­rrie­ron en horas de la maña­na cuan­do la estu­dian­te soli­ci­ta­ba ante La secre­ta­ría del rec­to­ra­do copia del audio del Con­se­jo Uni­ver­si­ta­rio del pasa­do lunes 12 de abril del pre­sen­te año, a lo cual con­si­guió nega­ti­vas sin argu­men­tos, la estu­dian­te tal, y como otros tan­tos estu­dian­tes, se encon­tró nue­va­men­te víc­ti­ma de los eter­nos pro­ce­sos dila­to­rios a la que son some­ti­dos todos los estu­dian­tes al momen­to de tener un reque­ri­mien­to, una vez expre­sa la no volun­tad de entre­gár­se­le siquie­ra una fir­ma de reci­bi­do de la soli­ci­tud de mane­ra expe­di­ta (tal y como es el caso en estos casos) sin nin­gu­na expli­ca­ción para negár­se­la, la estu­dian­te soli­ci­tó hablar con El Secre­ta­rio José María Ande­rez, quien se encon­tra­ba en la habi­ta­ción con­ti­gua (escu­chán­do­lo todo) es enton­ces cuan­do el pro­fe­sor Fran­cis­co Carre­ra la agre­dió físi­ca­men­te dicién­do­le que se fue­ra, que ya se le había dicho lo que le tenía que decir, la estu­dian­te ante la impo­ten­cia e indig­na­ción que pro­du­ce una situa­ción tan degra­dan­te en con­tra de la Mujer y del res­pe­to a los Dere­chos Huma­nos minu­tos des­pués pro­ce­dió a hacer denun­cia for­mal ante los orga­nis­mos corres­pon­dien­tes (CICPC y Fis­ca­lía de la Mujer y Con­se­jo Uni­ver­si­ta­rio de la ULA).
Para los estu­dian­tes de esta uni­ver­si­dad, his­tó­ri­ca­men­te secues­tra­da por su estruc­tu­ra anti­de­mo­crá­ti­ca y buro­crá­ti­ca, es un lugar común que a los estu­dian­tes le sean vio­len­ta­dos sus dere­chos, lo que es más gra­ve es que esta situa­ción se inten­si­fi­ca si se tra­ta de quie­nes defien­den una visión de mun­do dife­ren­te en esta oca­sión ya fue­ron vio­len­ta­dos de la mane­ra más bur­da los dere­chos de Davia­na Muñoz como mujer, como estu­dian­te, como ser humano, es per­ti­nen­te recor­dar que no es la pri­me­ra vez que esta com­pa­ñe­ra ha denun­cia­do la vio­len­cia ver­bal y sico­ló­gi­ca de la que es víc­ti­ma cons­tan­te­men­te en el Con­se­jo Uni­ver­si­ta­rio espe­cí­fi­ca­men­te por par­te del Rec­tor Mario Bonuc­ci.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *