Con­gre­so nava­rro de Ara­lar- Ezker Abertzalea

La direc­ción de Ara­lar per­sis­te en su inten­ción de cerrar un acuer­do inme­dia­to sobre la arti­cu­la­ción de NaBai para el perio­do 2011 – 2015. Los movi­mien­tos polí­ti­cos cre­cien­tes en el país han acen­tua­do cier­tos teje­ma­ne­jes, sobre todo aque­llos que se ligan a la per­vi­ven­cia e intere­ses par­ti­cu­la­res de cier­tos suje­tos.

NaBai, a día de hoy, sigue sien­do un con­glo­me­ra­do de intere­ses. Dos par­ti­dos, un mece­nas y un perió­di­co, todos ellos nece­sa­rios a par­tes igua­les para su remodelación.

El PNV, suje­to polí­ti­co sin arrai­go elec­to­ral en Nava­rra (está por ver el bene­fi­cio que pue­da reco­ger de la rup­tu­ra en EA a tra­vés de Hamai­ka­bat), apor­ta capi­tal eco­nó­mi­co y pre­sión mediá­ti­ca a tra­vés del Dia­rio de Noti­cias. No es menos esti­ma­ble la línea polí­ti­ca que impul­san en la coa­li­ción sec­to­res inde­pen­dien­tes abso­lu­ta­men­te afi­nes a los jeltzales.

Ara­lar es impor­tan­te por dos cues­tio­nes: ayu­da a pro­yec­tar una fal­sa ima­gen de izquier­das de NaBai, impres­cin­di­ble para su engan­che elec­to­ral con sec­to­res pro­gre­sis­tas; y reco­ge sen­si­bi­li­da­des de izquier­da y aber­tza­les huér­fa­nas (elec­to­ral­men­te hablan­do) tras la ile­ga­li­za­ción de la izquier­da abertzale.

En este sen­ti­do debe enten­der­se la pro­pues­ta de repar­to de poder para NaBai hecha por Ara­lar. La enten­te PNV-Ara­lar copa la mayo­ría abso­lu­ta en todos y cada uno de los órga­nos de la futu­ra com­po­si­ción de NaBai; a nivel ins­ti­tu­cio­nal y orgá­ni­co (Ara­lar 42,3 %, EA 25,2%, Batza­rre 12,7%, PNV 9,8%, No afi­lia­dos 10%). De esta mane­ra ase­gu­ran, para satis­fac­ción de cier­tos pode­res eco­nó­mi­cos y polí­ti­cos, el mane­jo dis­cre­cio­nal de la línea polí­ti­ca de la coalición.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.