Per­so­na­li­da­des de la cul­tu­ra des­ta­can el valor de la decla­ra­ción de Bru­se­las – Gara

Un nutri­do gru­po de per­so­na­li­da­des de la cul­tu­ra de dis­tin­tas nacio­nes del Esta­do espa­ñol, así como de otros esta­dos, han hecho públi­co un escri­to en el que apues­tan «por las liber­ta­des y el diá­lo­go» para con­se­guir «una paz jus­ta y dura­de­ra» en Eus­kal Herria. En el tex­to des­ta­can el valor de la recien­te decla­ra­ción de Bru­se­las, ava­la­da por cua­tro pre­mios Nobel de la Paz y ex altos car­gos de diver­sos gobiernos.

Iña­ki IRIONDO

Cer­ca de cua­ren­ta per­so­na­li­da­des de la cul­tu­ra y la comu­ni­ca­ción han deci­di­do que «no pode­mos per­ma­ne­cer en silen­cio ante el cúmu­lo de fal­se­da­des, omi­sio­nes, ter­gi­ver­sa­cio­nes y medi­das repre­si­vas con que los pode­res esta­ble­ci­dos inten­tan ocul­tar la ver­da­de­ra natu­ra­le­za del deno­mi­na­do con­flic­to vas­co y elu­dir la úni­ca vía de reso­lu­ción posible».

Se tra­ta de escri­to­res, filó­so­fos, acto­res o juris­tas de dis­tin­tos pun­tos del Esta­do espa­ñol como Andrés Sorel, Car­los Tena, Javier Sáda­ba, Sara Rosen­berg, Oriol Mar­ti, Ánge­les Maes­tro, Car­men Lamar­ca, Car­lo Fra­bet­ti, Alfon­so Sas­tre, Iña­ki Erraz­kin, Vicen­te Cues­ta, Glo­ria Berro­cal, Anto­nio Álva­rez Solís, San­tia­go Alba Rico y Nao­mi Abad, a los que se han suma­do per­so­na­li­da­des de otros pun­tos del pla­ne­ta, como por ejem­plo, James Petras, pro­fe­sor de la Uni­ver­si­dad de Binghamtom.

Sos­tie­nen que «son cada vez más, tan­to a nivel esta­tal como inter­na­cio­nal, las voces que recla­man una solu­ción dia­lo­ga­da del con­flic­to, que pasa nece­sa­ria­men­te por la nego­cia­ción polí­ti­ca y por el reco­no­ci­mien­to del dere­cho de auto­de­ter­mi­na­ción del pue­blo vas­co, pues­to que el pleno ejer­ci­cio de los dere­chos civi­les y polí­ti­cos, sin tra­bas ni con­di­cio­na­mien­tos de nin­gún tipo, es un prin­ci­pio demo­crá­ti­co incuestionable».

Y aña­den que tam­bién «son cada vez más las voces que denun­cian la prác­ti­ca sis­te­má­ti­ca e impu­ne de la tor­tu­ra en el Esta­do espa­ñol, la incons­ti­tu­cio­na­li­dad de la Ley de Par­ti­dos o el carác­ter inqui­si­to­rial de la Audien­cia Nacio­nal, here­de­ra direc­ta del Tri­bu­nal de Orden Públi­co franquista».

A con­ti­nua­ción, los fir­man­tes des­ta­can la decla­ra­ción de Bru­se­las, «en la que se reco­no­ce de for­ma ine­quí­vo­ca el carác­ter polí­ti­co del con­flic­to, se seña­la la vía del diá­lo­go como úni­ca solu­ción posi­ble, se valo­ran posi­ti­va­men­te los pasos dados por la izquier­da aber­tza­le y se ins­ta al Gobierno espa­ñol a estar a la altu­ra de las circunstancias».

«Fin de la represión»

Cri­ti­can que «sólo los mez­qui­nos intere­ses elec­to­ra­lis­tas de un Gobierno pusi­lá­ni­me y de una opo­si­ción sin escrú­pu­los que agi­ta el espan­ta­jo del «terro­ris­mo» para dere­chi­zar a la pobla­ción, pue­den expli­car la obs­ti­na­da elu­sión de la nego­cia­ción polí­ti­ca y el bru­tal recru­de­ci­mien­to de la repre­sión en Eus­kal Herria». Y denun­cian que «en tales cir­cuns­tan­cias, el silen­cio de los medios de comu­ni­ca­ción y de quie­nes toda­vía pode­mos hacer oír nues­tras voces se con­vier­te en una gra­ví­si­ma for­ma de complicidad».

Por todo ello, las per­so­na­li­da­des fir­man­tes exi­gen al Gobierno espa­ñol «que aban­do­ne la vía de la repre­sión para empren­der resuel­ta­men­te el camino del diá­lo­go y del res­pe­to a las liber­ta­des, que es la úni­ca for­ma de con­se­guir una paz jus­ta y dura­de­ra en Eus­kal Herria y en todo el Esta­do español».

Zutik Eus­kal Herria!, en Madrid

En este con­tex­to, hoy se pre­sen­ta­rá en Madrid la ini­cia­ti­va Zutik Eus­kal Herria!, en un acto orga­ni­za­do por varios par­ti­dos y colec­ti­vos de izquier­da, entre ellos Ini­cia­ti­va Inter­na­cio­na­lis­ta. Será a las 19.30 en el CAUM (Club de Ami­gos de la Unes­co de Madrid), Pla­za de Tir­so de Moli­na nº 8, 1º. Lo pre­sen­ta Car­lo Fra­bet­ti y habrá pre­sen­cia de la izquier­da abertzale.

«Por las liber­ta­des y el diálogo»

«Quie­nes hemos hecho de la cul­tu­ra y la comu­ni­ca­ción nues­tro ofi­cio, no pode­mos per­ma­ne­cer en silen­cio ante el cúmu­lo de fal­se­da­des, omi­sio­nes, ter­gi­ver­sa­cio­nes y medi­das repre­si­vas con que los pode­res esta­ble­ci­dos inten­tan ocul­tar la ver­da­de­ra natu­ra­le­za del deno­mi­na­do con­flic­to vas­co y elu­dir la úni­ca vía de reso­lu­ción posible.

Son cada vez más, tan­to a nivel esta­tal como inter­na­cio­nal, las voces que recla­man una solu­ción dia­lo­ga­da del con­flic­to, que pasa nece­sa­ria­men­te por la nego­cia­ción polí­ti­ca y por el reco­no­ci­mien­to del dere­cho de auto­de­ter­mi­na­ción del pue­blo vas­co, pues­to que el pleno ejer­ci­cio de los dere­chos civi­les y polí­ti­cos, sin tra­bas ni con­di­cio­na­mien­tos de nin­gún tipo, es un prin­ci­pio demo­crá­ti­co incues­tio­na­ble. Son cada vez más las voces que denun­cian la prác­ti­ca sis­te­má­ti­ca e impu­ne de la tor­tu­ra en el Esta­do espa­ñol, la incons­ti­tu­cio­na­li­dad de la Ley de Par­ti­dos o el carác­ter inqui­si­to­rial de la Audien­cia Nacio­nal, here­de­ra direc­ta del Tri­bu­nal de Orden Públi­co fran­quis­ta. Y hay que des­ta­car, en este sen­ti­do, la recien­te decla­ra­ción de Bru­se­las ‑ava­la­da por cua­tro pre­mios Nobel de la Paz y por altos car­gos de varios gobier­nos euro­peos- en la que se reco­no­ce de for­ma ine­quí­vo­ca el carác­ter polí­ti­co del con­flic­to, se seña­la la vía del diá­lo­go como úni­ca solu­ción posi­ble, se valo­ran posi­ti­va­men­te los pasos dados por la izquier­da aber­tza­le y se ins­ta al Gobierno espa­ñol a estar a la altu­ra de las circunstancias.

Solo los mez­qui­nos intere­ses elec­to­ra­lis­tas de un Gobierno pusi­lá­ni­me y de una opo­si­ción sin escrú­pu­los que agi­ta el espan­ta­jo del “terro­ris­mo” para dere­chi­zar a la pobla­ción, pue­den expli­car la obs­ti­na­da elu­sión de la nego­cia­ción polí­ti­ca y el bru­tal recru­de­ci­mien­to de la repre­sión en Eus­kal Herria. Y, en tales cir­cuns­tan­cias, el silen­cio de los medios de comu­ni­ca­ción y de quie­nes toda­vía pode­mos hacer oír nues­tras voces se con­vier­te en una gra­ví­si­ma for­ma de complicidad.

En con­se­cuen­cia, las y los aba­jo fir­man­tes exi­gi­mos al Gobierno que aban­do­ne la vía de la repre­sión para empren­der resuel­ta­men­te el camino del diá­lo­go y del res­pe­to a las liber­ta­des, que es la úni­ca for­ma de con­se­guir una paz jus­ta y dura­de­ra en Eus­kal Herria y en todo el Esta­do español».

Nao­mi Abad, abogada

San­tia­go Alba Rico, escritor

Anto­nio Álva­rez Solís, periodista

Ire­ne Ama­dor, antropóloga

Glo­ria Berro­cal, guio­nis­ta y escritora

Alber­to Calle, abogado

Jus­to Carra­ce­do, pro­fe­sor UPM

Yolan­da Cas­tro, jurista

Vicen­te Cues­ta, actor

Iña­ki Erraz­kin, perio­dis­ta y escritor

Car­los Fer­nán­dez Liria, pro­fe­sor UCM

José Mª Fon­se­ca, conserje

Car­lo Fra­bet­ti, escritor

Fran­cis­co Gar­cía Cediel, abogado

Sofía Gar­cía-Hor­te­lano, abogada

José Mª Gar­cía Mau­ri­ño, pro­fe­sor y escritor

Hugo Gómez, abo­ga­do y escritor

Ricar­do Gómez, escritor

Bego­ña Lala­na, abogada

Car­men Lamar­ca, jurista

Ánge­les Maes­tro, médica

Anto­nio Mai­ra, ana­lis­ta político

Oriol Mar­tí, médi­co y psicoanalista

Mª Lui­sa Mar­tín Abia, abogada

Manuel Mar­tí­nez Lla­ne­za, pro­fe­sor UPM

Bea­triz Monas­te­rio, abogada

Juan Manuel Mora­les, empresario

Higi­nio Polo, escri­tor e historiador

Mar­tín Rodri­go, pro­fe­sor UPF

Ricar­do Rodrí­guez, abo­ga­do y escritor

Sara Rosen­berg, escritora

Vicen­te Romano, cate­drá­ti­co y escritor

Javier Sáda­ba, cate­drá­ti­co UAM

José María San José, obrero

Mar­ta Sanz, escritora

Alfon­so Sas­tre, escri­tor y dramaturgo

Andrés Sorel, escritor

Car­los Tena, periodista

Adhe­sio­nes

Juan Lucio Ago­te­ga­ray, escri­tor (Argen­ti­na)

Mau­ri­zio Bara­ba­ni, autó­no­mo (Ita­lia)

San­dra Barón, direc­to­ra Radio Cen­te­na­rio (Uru­guay)

Jor­ge Beins­tein, pro­fe­sor uni­ver­si­ta­rio (Argen­ti­na)

Daniel C. Bil­bao, perio­dis­ta y escri­tor (Argen­ti­na)

Simo­ne Bilot­ta, pro­fe­sor (Ita­lia)

Giu­lio Bona­li, médi­co (Ita­lia)

Ati­lio Boron, direc­tor PLED (Argen­ti­na)

John Cata­li­not­to, perio­dis­ta (EEUU)

Andrés Joa­quín Esti­va­les, comu­ni­ca­dor audio­vi­sual (Chi­le)

Mau­ri­zio Frat­ta, coor­di­na­dor Rivo­lu­zio­ne Demo­cra­ti­ca (Ita­lia)

Fra­nçois Hou­tart, sacer­do­te cató­li­co y soció­lo­go mar­xis­ta (Bél­gi­ca)

Nés­tor Kohan, pro­fe­sor UBA (Argen­ti­na)

Yon de Lui­sa, inge­nie­ro quí­mi­co (Méxi­co)

Danie­la di Mar­co (estu­dian­te), Italia

Miren I. Mar­tí­nez, etxe­koan­dre (EEUU)

Mari­na Mini­cu­ci, perio­dis­ta (Ita­lia)

Mau­ri­cio Neri, edi­tor Comu­nis­mo e Comu­ni­ta (Ita­lia)

Ingo Nie­bel, his­to­ria­dor y perio­dis­ta (Ale­ma­nia)

Vit­to­rio Paiot­ta, pro­fe­sor (Ita­lia)

Moreno Pas­qui­ne­lli, Cam­po Antim­pe­ria­lis­ta (Ita­lia)

Giu­sep­pe Pelaz­za, abo­ga­do (Ita­lia)

James Petras, pro­fe­sor Uni­ver­si­dad de Bingham­ton (EEUU)

Car­los Set­tem­bri­ni, estu­dian­te (Argen­ti­na)

Nico­la Tran­fa­glia, cate­drá­ti­co y escri­tor (Ita­lia)

Miguel Urbano, escri­tor y perio­dis­ta (Por­tu­gal)

Pep Valen­zue­la, perio­dis­ta (Bra­sil)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.