Per­so­na­li­da­des de la cul­tu­ra des­ta­can el valor de la decla­ra­ción de Bru­se­las – Gara

Un nutri­do gru­po de per­so­na­li­da­des de la cul­tu­ra de dis­tin­tas nacio­nes del Esta­do espa­ñol, así como de otros esta­dos, han hecho públi­co un escri­to en el que apues­tan «por las liber­ta­des y el diá­lo­go» para con­se­guir «una paz jus­ta y dura­de­ra» en Eus­kal Herria. En el tex­to des­ta­can el valor de la recien­te decla­ra­ción de Bru­se­las, ava­la­da por cua­tro pre­mios Nobel de la Paz y ex altos car­gos de diver­sos gobier­nos.

Iña­ki IRIONDO

Cer­ca de cua­ren­ta per­so­na­li­da­des de la cul­tu­ra y la comu­ni­ca­ción han deci­di­do que «no pode­mos per­ma­ne­cer en silen­cio ante el cúmu­lo de fal­se­da­des, omi­sio­nes, ter­gi­ver­sa­cio­nes y medi­das repre­si­vas con que los pode­res esta­ble­ci­dos inten­tan ocul­tar la ver­da­de­ra natu­ra­le­za del deno­mi­na­do con­flic­to vas­co y elu­dir la úni­ca vía de reso­lu­ción posi­ble».

Se tra­ta de escri­to­res, filó­so­fos, acto­res o juris­tas de dis­tin­tos pun­tos del Esta­do espa­ñol como Andrés Sorel, Car­los Tena, Javier Sáda­ba, Sara Rosen­berg, Oriol Mar­ti, Ánge­les Maes­tro, Car­men Lamar­ca, Car­lo Fra­bet­ti, Alfon­so Sas­tre, Iña­ki Erraz­kin, Vicen­te Cues­ta, Glo­ria Berro­cal, Anto­nio Álva­rez Solís, San­tia­go Alba Rico y Nao­mi Abad, a los que se han suma­do per­so­na­li­da­des de otros pun­tos del pla­ne­ta, como por ejem­plo, James Petras, pro­fe­sor de la Uni­ver­si­dad de Bingham­tom.

Sos­tie­nen que «son cada vez más, tan­to a nivel esta­tal como inter­na­cio­nal, las voces que recla­man una solu­ción dia­lo­ga­da del con­flic­to, que pasa nece­sa­ria­men­te por la nego­cia­ción polí­ti­ca y por el reco­no­ci­mien­to del dere­cho de auto­de­ter­mi­na­ción del pue­blo vas­co, pues­to que el pleno ejer­ci­cio de los dere­chos civi­les y polí­ti­cos, sin tra­bas ni con­di­cio­na­mien­tos de nin­gún tipo, es un prin­ci­pio demo­crá­ti­co incues­tio­na­ble».

Y aña­den que tam­bién «son cada vez más las voces que denun­cian la prác­ti­ca sis­te­má­ti­ca e impu­ne de la tor­tu­ra en el Esta­do espa­ñol, la incons­ti­tu­cio­na­li­dad de la Ley de Par­ti­dos o el carác­ter inqui­si­to­rial de la Audien­cia Nacio­nal, here­de­ra direc­ta del Tri­bu­nal de Orden Públi­co fran­quis­ta».

A con­ti­nua­ción, los fir­man­tes des­ta­can la decla­ra­ción de Bru­se­las, «en la que se reco­no­ce de for­ma ine­quí­vo­ca el carác­ter polí­ti­co del con­flic­to, se seña­la la vía del diá­lo­go como úni­ca solu­ción posi­ble, se valo­ran posi­ti­va­men­te los pasos dados por la izquier­da aber­tza­le y se ins­ta al Gobierno espa­ñol a estar a la altu­ra de las cir­cuns­tan­cias».

«Fin de la repre­sión»

Cri­ti­can que «sólo los mez­qui­nos intere­ses elec­to­ra­lis­tas de un Gobierno pusi­lá­ni­me y de una opo­si­ción sin escrú­pu­los que agi­ta el espan­ta­jo del «terro­ris­mo» para dere­chi­zar a la pobla­ción, pue­den expli­car la obs­ti­na­da elu­sión de la nego­cia­ción polí­ti­ca y el bru­tal recru­de­ci­mien­to de la repre­sión en Eus­kal Herria». Y denun­cian que «en tales cir­cuns­tan­cias, el silen­cio de los medios de comu­ni­ca­ción y de quie­nes toda­vía pode­mos hacer oír nues­tras voces se con­vier­te en una gra­ví­si­ma for­ma de com­pli­ci­dad».

Por todo ello, las per­so­na­li­da­des fir­man­tes exi­gen al Gobierno espa­ñol «que aban­do­ne la vía de la repre­sión para empren­der resuel­ta­men­te el camino del diá­lo­go y del res­pe­to a las liber­ta­des, que es la úni­ca for­ma de con­se­guir una paz jus­ta y dura­de­ra en Eus­kal Herria y en todo el Esta­do espa­ñol».

Zutik Eus­kal Herria!, en Madrid

En este con­tex­to, hoy se pre­sen­ta­rá en Madrid la ini­cia­ti­va Zutik Eus­kal Herria!, en un acto orga­ni­za­do por varios par­ti­dos y colec­ti­vos de izquier­da, entre ellos Ini­cia­ti­va Inter­na­cio­na­lis­ta. Será a las 19.30 en el CAUM (Club de Ami­gos de la Unes­co de Madrid), Pla­za de Tir­so de Moli­na nº 8, 1º. Lo pre­sen­ta Car­lo Fra­bet­ti y habrá pre­sen­cia de la izquier­da aber­tza­le.

«Por las liber­ta­des y el diá­lo­go»

«Quie­nes hemos hecho de la cul­tu­ra y la comu­ni­ca­ción nues­tro ofi­cio, no pode­mos per­ma­ne­cer en silen­cio ante el cúmu­lo de fal­se­da­des, omi­sio­nes, ter­gi­ver­sa­cio­nes y medi­das repre­si­vas con que los pode­res esta­ble­ci­dos inten­tan ocul­tar la ver­da­de­ra natu­ra­le­za del deno­mi­na­do con­flic­to vas­co y elu­dir la úni­ca vía de reso­lu­ción posi­ble.

Son cada vez más, tan­to a nivel esta­tal como inter­na­cio­nal, las voces que recla­man una solu­ción dia­lo­ga­da del con­flic­to, que pasa nece­sa­ria­men­te por la nego­cia­ción polí­ti­ca y por el reco­no­ci­mien­to del dere­cho de auto­de­ter­mi­na­ción del pue­blo vas­co, pues­to que el pleno ejer­ci­cio de los dere­chos civi­les y polí­ti­cos, sin tra­bas ni con­di­cio­na­mien­tos de nin­gún tipo, es un prin­ci­pio demo­crá­ti­co incues­tio­na­ble. Son cada vez más las voces que denun­cian la prác­ti­ca sis­te­má­ti­ca e impu­ne de la tor­tu­ra en el Esta­do espa­ñol, la incons­ti­tu­cio­na­li­dad de la Ley de Par­ti­dos o el carác­ter inqui­si­to­rial de la Audien­cia Nacio­nal, here­de­ra direc­ta del Tri­bu­nal de Orden Públi­co fran­quis­ta. Y hay que des­ta­car, en este sen­ti­do, la recien­te decla­ra­ción de Bru­se­las ‑ava­la­da por cua­tro pre­mios Nobel de la Paz y por altos car­gos de varios gobier­nos euro­peos- en la que se reco­no­ce de for­ma ine­quí­vo­ca el carác­ter polí­ti­co del con­flic­to, se seña­la la vía del diá­lo­go como úni­ca solu­ción posi­ble, se valo­ran posi­ti­va­men­te los pasos dados por la izquier­da aber­tza­le y se ins­ta al Gobierno espa­ñol a estar a la altu­ra de las cir­cuns­tan­cias.

Solo los mez­qui­nos intere­ses elec­to­ra­lis­tas de un Gobierno pusi­lá­ni­me y de una opo­si­ción sin escrú­pu­los que agi­ta el espan­ta­jo del “terro­ris­mo” para dere­chi­zar a la pobla­ción, pue­den expli­car la obs­ti­na­da elu­sión de la nego­cia­ción polí­ti­ca y el bru­tal recru­de­ci­mien­to de la repre­sión en Eus­kal Herria. Y, en tales cir­cuns­tan­cias, el silen­cio de los medios de comu­ni­ca­ción y de quie­nes toda­vía pode­mos hacer oír nues­tras voces se con­vier­te en una gra­ví­si­ma for­ma de com­pli­ci­dad.

En con­se­cuen­cia, las y los aba­jo fir­man­tes exi­gi­mos al Gobierno que aban­do­ne la vía de la repre­sión para empren­der resuel­ta­men­te el camino del diá­lo­go y del res­pe­to a las liber­ta­des, que es la úni­ca for­ma de con­se­guir una paz jus­ta y dura­de­ra en Eus­kal Herria y en todo el Esta­do espa­ñol».

Nao­mi Abad, abo­ga­da

San­tia­go Alba Rico, escri­tor

Anto­nio Álva­rez Solís, perio­dis­ta

Ire­ne Ama­dor, antro­pó­lo­ga

Glo­ria Berro­cal, guio­nis­ta y escri­to­ra

Alber­to Calle, abo­ga­do

Jus­to Carra­ce­do, pro­fe­sor UPM

Yolan­da Cas­tro, juris­ta

Vicen­te Cues­ta, actor

Iña­ki Erraz­kin, perio­dis­ta y escri­tor

Car­los Fer­nán­dez Liria, pro­fe­sor UCM

José Mª Fon­se­ca, con­ser­je

Car­lo Fra­bet­ti, escri­tor

Fran­cis­co Gar­cía Cediel, abo­ga­do

Sofía Gar­cía-Hor­te­lano, abo­ga­da

José Mª Gar­cía Mau­ri­ño, pro­fe­sor y escri­tor

Hugo Gómez, abo­ga­do y escri­tor

Ricar­do Gómez, escri­tor

Bego­ña Lala­na, abo­ga­da

Car­men Lamar­ca, juris­ta

Ánge­les Maes­tro, médi­ca

Anto­nio Mai­ra, ana­lis­ta polí­ti­co

Oriol Mar­tí, médi­co y psi­co­ana­lis­ta

Mª Lui­sa Mar­tín Abia, abo­ga­da

Manuel Mar­tí­nez Lla­ne­za, pro­fe­sor UPM

Bea­triz Monas­te­rio, abo­ga­da

Juan Manuel Mora­les, empre­sa­rio

Higi­nio Polo, escri­tor e his­to­ria­dor

Mar­tín Rodri­go, pro­fe­sor UPF

Ricar­do Rodrí­guez, abo­ga­do y escri­tor

Sara Rosen­berg, escri­to­ra

Vicen­te Romano, cate­drá­ti­co y escri­tor

Javier Sáda­ba, cate­drá­ti­co UAM

José María San José, obre­ro

Mar­ta Sanz, escri­to­ra

Alfon­so Sas­tre, escri­tor y dra­ma­tur­go

Andrés Sorel, escri­tor

Car­los Tena, perio­dis­ta

Adhe­sio­nes

Juan Lucio Ago­te­ga­ray, escri­tor (Argen­ti­na)

Mau­ri­zio Bara­ba­ni, autó­no­mo (Ita­lia)

San­dra Barón, direc­to­ra Radio Cen­te­na­rio (Uru­guay)

Jor­ge Beins­tein, pro­fe­sor uni­ver­si­ta­rio (Argen­ti­na)

Daniel C. Bil­bao, perio­dis­ta y escri­tor (Argen­ti­na)

Simo­ne Bilot­ta, pro­fe­sor (Ita­lia)

Giu­lio Bona­li, médi­co (Ita­lia)

Ati­lio Boron, direc­tor PLED (Argen­ti­na)

John Cata­li­not­to, perio­dis­ta (EEUU)

Andrés Joa­quín Esti­va­les, comu­ni­ca­dor audio­vi­sual (Chi­le)

Mau­ri­zio Frat­ta, coor­di­na­dor Rivo­lu­zio­ne Demo­cra­ti­ca (Ita­lia)

Fra­nçois Hou­tart, sacer­do­te cató­li­co y soció­lo­go mar­xis­ta (Bél­gi­ca)

Nés­tor Kohan, pro­fe­sor UBA (Argen­ti­na)

Yon de Lui­sa, inge­nie­ro quí­mi­co (Méxi­co)

Danie­la di Mar­co (estu­dian­te), Ita­lia

Miren I. Mar­tí­nez, etxe­koan­dre (EEUU)

Mari­na Mini­cu­ci, perio­dis­ta (Ita­lia)

Mau­ri­cio Neri, edi­tor Comu­nis­mo e Comu­ni­ta (Ita­lia)

Ingo Nie­bel, his­to­ria­dor y perio­dis­ta (Ale­ma­nia)

Vit­to­rio Paiot­ta, pro­fe­sor (Ita­lia)

Moreno Pas­qui­ne­lli, Cam­po Antim­pe­ria­lis­ta (Ita­lia)

Giu­sep­pe Pelaz­za, abo­ga­do (Ita­lia)

James Petras, pro­fe­sor Uni­ver­si­dad de Bingham­ton (EEUU)

Car­los Set­tem­bri­ni, estu­dian­te (Argen­ti­na)

Nico­la Tran­fa­glia, cate­drá­ti­co y escri­tor (Ita­lia)

Miguel Urbano, escri­tor y perio­dis­ta (Por­tu­gal)

Pep Valen­zue­la, perio­dis­ta (Bra­sil)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *