PNV, Ara­lar y EA recha­zan el «Plan de Des­le­gi­ti­ma­ción» de Lakua y exi­gen su reti­ra­da – Iña­ki Irion­do

PNV, Ara­lar y EA, que suman la mayo­ría de repre­sen­ta­ción popu­lar en el Par­la­men­to de Gas­teiz, exi­gen la reti­ra­da del plan «Con­vi­ven­cia demo­crá­ti­ca y des­le­gi­ti­ma­ción de la vio­len­cia» ela­bo­ra­do por el Gobierno de López y su sus­ti­tu­ción por otro con­sen­sua­do con los impli­ca­dos.

Los gru­pos aber­tza­les del Par­la­men­to de Gas­teiz con­si­de­ran que el pro­yec­to pre­sen­ta­do por Patxi López como «refor­mu­la­ción del Plan Vas­co de Edu­ca­ción para la Paz y los Dere­chos Huma­nos» no es en reali­dad más que «pro­yec­tar sobre el ámbi­to edu­ca­ti­vo los con­te­ni­dos del pac­to entre el PSE y el PP, y para jus­ti­fi­car su dis­cur­so del cam­bio», lo que le con­vier­te en un mero «ele­men­to más de su estra­te­gia anti­te­rro­ris­ta».

Por ello, PNV, Ara­lar y EA coin­ci­den en exi­gir al Gobierno su reti­ra­da y la aper­tu­ra de un pro­ce­so de bús­que­da de con­sen­so tan­to con los gru­pos polí­ti­cos repre­sen­ta­dos en la Cáma­ra, como con los agen­tes impli­ca­dos en su futu­ro desa­rro­llo, espe­cial­men­te los liga­dos al mun­do edu­ca­ti­vo.

Pese a que según el pro­pio borra­dor del Gobierno es el lehen­da­ka­ri quien lide­ra el plan y que en su con­te­ni­do y desa­rro­llo tie­ne un papel prin­ci­pal el Depar­ta­men­to de Edu­ca­ción, fue el con­se­je­ro de Inte­rior quien salió ayer al paso de las crí­ti­cas reci­bi­das, aun­que diri­gién­do­se úni­ca­men­te al PNV, al que afeó que recha­ce el docu­men­to sin ofre­cer nin­gu­na alter­na­ti­va.

PNV: «Diag­nós­ti­co erró­neo»

El PNV con­si­de­ra que el Plan de López par­te de «un diag­nós­ti­co erró­neo y fal­so» de la reali­dad polí­ti­ca vas­ca y de la eva­lua­ción del plan del Eje­cu­ti­vo tri­par­ti­to. Y apun­ta que, en reali­dad, no es una «refor­mu­la­ción» de aquél, sino uno nue­vo y dis­tin­to que pier­de su carác­ter inte­gral y «se cen­tra, úni­ca­men­te, en las víc­ti­mas del terro­ris­mo y deja de lado la edu­ca­ción para la paz, los valo­res, la con­vi­ven­cia y la recon­ci­lia­ción»

Los par­la­men­ta­rios Iñi­go Itu­rra­te, Aran­tza Aurre­koetxea y Mari­bel Vaque­ro seña­la­ron que «para su ela­bo­ra­ción, el Eje­cu­ti­vo no ha con­ta­do con nin­gu­na apor­ta­ción de las aso­cia­cio­nes y colec­ti­vos que tra­ba­jan en dere­chos huma­nos ni con la comu­ni­dad edu­ca­ti­va. Tam­po­co ha hecho uso de de los ins­tru­men­tos de cola­bo­ra­ción que incluía el Plan de Edu­ca­ción para la Paz y los Dere­chos Huma­nos».

A su enten­der, «los cam­bios que plan­tea este docu­men­to pare­cen pen­sa­dos, sim­ple­men­te, para pro­yec­tar sobre el ámbi­to edu­ca­ti­vo los con­te­ni­dos del pac­to de PSE y PP, y para jus­ti­fi­car su dis­cur­so del cam­bio».

Los jel­tza­les sos­tu­vie­ron que «en un plan de edu­ca­ción, está fue­ra de lugar la nece­si­dad de iden­ti­fi­ca­ción polí­ti­ca con el Esta­do cons­ti­tu­cio­nal».

EA: «Adoc­tri­na­mien­to»

Tam­bién Eus­ko Alkar­ta­su­na ha for­mu­la­do un com­ple­to docu­men­to de ale­ga­cio­nes al plan del Gobierno, que su par­la­men­ta­rio, Jesús Mari Larra­za­bal, resu­mió ante los medios de comu­ni­ca­ción, comen­zan­do por el hecho de que el borra­dor no jus­ti­fi­ca de for­ma algu­na la nece­si­dad de una refor­mu­la­ción de plan apro­ba­do por el ante­rior Eje­cu­ti­vo en diciem­bre de 2007.

Larra­za­bal cri­ti­có que «el obje­ti­vo prio­ri­ta­rio ya no es la pro­mo­ción inte­gral de la paz y de todos los dere­chos huma­nos, sino “la des­le­gi­ti­ma­ción polí­ti­ca, social y éti­ca del terro­ris­mo” y en con­se­cuen­cia, la Edu­ca­ción para la Paz se con­vier­te en un ins­tru­men­to de su estra­te­gia anti­te­rro­ris­ta. Es un Plan de Edu­ca­ción Anti­te­rro­ris­ta y su dise­ño, de prin­ci­pio a fin, res­pon­de a ese obje­ti­vo, en con­tra de la filo­so­fía esta­ble­ci­da en esta mate­ria por las Nacio­nes Uni­das».

EA con­si­de­ra que «lo que pro­po­ne el Gobierno es uti­li­zar el sis­te­ma edu­ca­ti­vo para adoc­tri­nar al alum­na­do en la defen­sa de un mode­lo polí­ti­co, basa­do en la Cons­ti­tu­ción de 1978, que res­pon­de a las aspi­ra­cio­nes legí­ti­mas del PSE y PP pero que hoy care­ce del res­pal­do de la mayo­ría de la socie­dad vas­ca». Y para Larra­za­bal «no es de reci­bo pre­ten­der des­li­zar en la argu­men­ta­ción la idea de que, si no se defien­de el Esta­do Cons­ti­tu­cio­nal, se va inexo­ra­ble­men­te a la legi­ti­ma­ción del terro­ris­mo».

EA defien­de el papel juga­do por el pro­fe­so­ra­do, fren­te a las dudas que siem­bra el plan guber­na­men­tal, y aña­de que «la pre­sen­cia sis­te­má­ti­ca de víc­ti­mas en las aulas es una deci­sión polí­ti­ca par­ti­dis­ta que no res­pon­de a cri­te­rios peda­gó­gi­cos».

Res­pues­ta de Lakua

Ara­lar ya fijó el jue­ves su posi­ción con cri­te­rios muy simi­la­res a los expues­tos por EA y PNV.

El Gobierno, a tra­vés del con­se­je­ro de Inte­rior, salió de inme­dia­to a res­pon­der a las crí­ti­cas, en con­cre­to a las jel­tza­les, para ase­gu­rar que «el recha­zo expre­sa­do al plan repre­sen­ta, des­gra­cia­da­men­te, un paso atrás del PNV en su com­pro­mi­so con las víc­ti­mas».

En una nota de pren­sa, Lakua apun­tó que «no es enten­di­ble que, el pri­mer par­ti­do de la opo­si­ción, sin pre­sen­tar alter­na­ti­va algu­na, se limi­te a recla­mar la reti­ra­da del borra­dor del plan, des­en­fo­can­do su con­te­ni­do y atri­bu­yén­do­le inten­cio­nes que sólo están en la ima­gi­na­ción de algu­nos».

El Eje­cu­ti­vo de Patxi López cuen­ta con el apo­yo ase­gu­ra­do de PP y UPyD y es pro­ba­ble que reco­ja en el plan algu­nas de las apor­ta­cio­nes que reali­cen estos par­ti­dos.

Su inten­ción es la de apro­bar el tex­to en el Con­se­jo de Gobierno pre­vis­to para el día 27 de abril y remi­tir­lo al Par­la­men­to para su pre­sen­ta­ción, sin vota­ción algu­na.

www​.gara​.net

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *