PNV, Ara­lar y EA recha­zan el «Plan de Des­le­gi­ti­ma­ción» de Lakua y exi­gen su reti­ra­da – Iña­ki Iriondo

PNV, Ara­lar y EA, que suman la mayo­ría de repre­sen­ta­ción popu­lar en el Par­la­men­to de Gas­teiz, exi­gen la reti­ra­da del plan «Con­vi­ven­cia demo­crá­ti­ca y des­le­gi­ti­ma­ción de la vio­len­cia» ela­bo­ra­do por el Gobierno de López y su sus­ti­tu­ción por otro con­sen­sua­do con los implicados.

Los gru­pos aber­tza­les del Par­la­men­to de Gas­teiz con­si­de­ran que el pro­yec­to pre­sen­ta­do por Patxi López como «refor­mu­la­ción del Plan Vas­co de Edu­ca­ción para la Paz y los Dere­chos Huma­nos» no es en reali­dad más que «pro­yec­tar sobre el ámbi­to edu­ca­ti­vo los con­te­ni­dos del pac­to entre el PSE y el PP, y para jus­ti­fi­car su dis­cur­so del cam­bio», lo que le con­vier­te en un mero «ele­men­to más de su estra­te­gia antiterrorista».

Por ello, PNV, Ara­lar y EA coin­ci­den en exi­gir al Gobierno su reti­ra­da y la aper­tu­ra de un pro­ce­so de bús­que­da de con­sen­so tan­to con los gru­pos polí­ti­cos repre­sen­ta­dos en la Cáma­ra, como con los agen­tes impli­ca­dos en su futu­ro desa­rro­llo, espe­cial­men­te los liga­dos al mun­do educativo.

Pese a que según el pro­pio borra­dor del Gobierno es el lehen­da­ka­ri quien lide­ra el plan y que en su con­te­ni­do y desa­rro­llo tie­ne un papel prin­ci­pal el Depar­ta­men­to de Edu­ca­ción, fue el con­se­je­ro de Inte­rior quien salió ayer al paso de las crí­ti­cas reci­bi­das, aun­que diri­gién­do­se úni­ca­men­te al PNV, al que afeó que recha­ce el docu­men­to sin ofre­cer nin­gu­na alternativa.

PNV: «Diag­nós­ti­co erróneo»

El PNV con­si­de­ra que el Plan de López par­te de «un diag­nós­ti­co erró­neo y fal­so» de la reali­dad polí­ti­ca vas­ca y de la eva­lua­ción del plan del Eje­cu­ti­vo tri­par­ti­to. Y apun­ta que, en reali­dad, no es una «refor­mu­la­ción» de aquél, sino uno nue­vo y dis­tin­to que pier­de su carác­ter inte­gral y «se cen­tra, úni­ca­men­te, en las víc­ti­mas del terro­ris­mo y deja de lado la edu­ca­ción para la paz, los valo­res, la con­vi­ven­cia y la reconciliación»

Los par­la­men­ta­rios Iñi­go Itu­rra­te, Aran­tza Aurre­koetxea y Mari­bel Vaque­ro seña­la­ron que «para su ela­bo­ra­ción, el Eje­cu­ti­vo no ha con­ta­do con nin­gu­na apor­ta­ción de las aso­cia­cio­nes y colec­ti­vos que tra­ba­jan en dere­chos huma­nos ni con la comu­ni­dad edu­ca­ti­va. Tam­po­co ha hecho uso de de los ins­tru­men­tos de cola­bo­ra­ción que incluía el Plan de Edu­ca­ción para la Paz y los Dere­chos Humanos».

A su enten­der, «los cam­bios que plan­tea este docu­men­to pare­cen pen­sa­dos, sim­ple­men­te, para pro­yec­tar sobre el ámbi­to edu­ca­ti­vo los con­te­ni­dos del pac­to de PSE y PP, y para jus­ti­fi­car su dis­cur­so del cambio».

Los jel­tza­les sos­tu­vie­ron que «en un plan de edu­ca­ción, está fue­ra de lugar la nece­si­dad de iden­ti­fi­ca­ción polí­ti­ca con el Esta­do constitucional».

EA: «Adoc­tri­na­mien­to»

Tam­bién Eus­ko Alkar­ta­su­na ha for­mu­la­do un com­ple­to docu­men­to de ale­ga­cio­nes al plan del Gobierno, que su par­la­men­ta­rio, Jesús Mari Larra­za­bal, resu­mió ante los medios de comu­ni­ca­ción, comen­zan­do por el hecho de que el borra­dor no jus­ti­fi­ca de for­ma algu­na la nece­si­dad de una refor­mu­la­ción de plan apro­ba­do por el ante­rior Eje­cu­ti­vo en diciem­bre de 2007.

Larra­za­bal cri­ti­có que «el obje­ti­vo prio­ri­ta­rio ya no es la pro­mo­ción inte­gral de la paz y de todos los dere­chos huma­nos, sino “la des­le­gi­ti­ma­ción polí­ti­ca, social y éti­ca del terro­ris­mo” y en con­se­cuen­cia, la Edu­ca­ción para la Paz se con­vier­te en un ins­tru­men­to de su estra­te­gia anti­te­rro­ris­ta. Es un Plan de Edu­ca­ción Anti­te­rro­ris­ta y su dise­ño, de prin­ci­pio a fin, res­pon­de a ese obje­ti­vo, en con­tra de la filo­so­fía esta­ble­ci­da en esta mate­ria por las Nacio­nes Unidas».

EA con­si­de­ra que «lo que pro­po­ne el Gobierno es uti­li­zar el sis­te­ma edu­ca­ti­vo para adoc­tri­nar al alum­na­do en la defen­sa de un mode­lo polí­ti­co, basa­do en la Cons­ti­tu­ción de 1978, que res­pon­de a las aspi­ra­cio­nes legí­ti­mas del PSE y PP pero que hoy care­ce del res­pal­do de la mayo­ría de la socie­dad vas­ca». Y para Larra­za­bal «no es de reci­bo pre­ten­der des­li­zar en la argu­men­ta­ción la idea de que, si no se defien­de el Esta­do Cons­ti­tu­cio­nal, se va inexo­ra­ble­men­te a la legi­ti­ma­ción del terrorismo».

EA defien­de el papel juga­do por el pro­fe­so­ra­do, fren­te a las dudas que siem­bra el plan guber­na­men­tal, y aña­de que «la pre­sen­cia sis­te­má­ti­ca de víc­ti­mas en las aulas es una deci­sión polí­ti­ca par­ti­dis­ta que no res­pon­de a cri­te­rios pedagógicos».

Res­pues­ta de Lakua

Ara­lar ya fijó el jue­ves su posi­ción con cri­te­rios muy simi­la­res a los expues­tos por EA y PNV.

El Gobierno, a tra­vés del con­se­je­ro de Inte­rior, salió de inme­dia­to a res­pon­der a las crí­ti­cas, en con­cre­to a las jel­tza­les, para ase­gu­rar que «el recha­zo expre­sa­do al plan repre­sen­ta, des­gra­cia­da­men­te, un paso atrás del PNV en su com­pro­mi­so con las víctimas».

En una nota de pren­sa, Lakua apun­tó que «no es enten­di­ble que, el pri­mer par­ti­do de la opo­si­ción, sin pre­sen­tar alter­na­ti­va algu­na, se limi­te a recla­mar la reti­ra­da del borra­dor del plan, des­en­fo­can­do su con­te­ni­do y atri­bu­yén­do­le inten­cio­nes que sólo están en la ima­gi­na­ción de algunos».

El Eje­cu­ti­vo de Patxi López cuen­ta con el apo­yo ase­gu­ra­do de PP y UPyD y es pro­ba­ble que reco­ja en el plan algu­nas de las apor­ta­cio­nes que reali­cen estos partidos.

Su inten­ción es la de apro­bar el tex­to en el Con­se­jo de Gobierno pre­vis­to para el día 27 de abril y remi­tir­lo al Par­la­men­to para su pre­sen­ta­ción, sin vota­ción alguna.

www​.gara​.net

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.