Para una gue­rri­lla comu­ni­ca­cio­nal hace fal­ta un ministro(a) guerrillero(a) – Aporrea

La gue­rri­lla comu­ni­ca­cio­nal comen­zó, como ya sabe­mos, en el famo­so abril-2002 y por eso nues­tro pre­si­den­te fue res­ca­ta­do de las hor­das fas­cis­tas. Fue cuan­do nació Apo​rrea​.org., la ver­da­de­ra tri­bu­na gue­rri­lle­ra de la comu­ni­ca­ción boli­va­ria­na y cha­vis­ta. No hay que inven­tar mucho, seño­ra minis­tra Tania Díaz, lea esa pági­na de la autén­ti­ca expre­sión revo­lu­cio­na­ria y podrá sacar muchos mode­los, muchas ideas que le harían mucho bien a este proceso.

Para que nues­tro canal VTV se con­vier­ta en una ver­da­de­ra trin­che­ra de la gue­rri­lla mediá­ti­ca tie­ne que hacer­le una trans­for­ma­ción radi­cal, sin mie­dos, sin dog­mas, sin fana­tis­mo, dán­do­le tri­bu­na al pue­blo que recla­ma para ser escu­cha­do, para que le resuel­van sus pro­ble­mas inme­dia­tos, para que le lle­ven los ser­vi­cios bási­cos, para que le lim­pien las caña­das, para que le cum­plan las muchas pro­me­sas incum­pli­das, en fin, para que la asfi­xian­te buro­cra­cia no los mate de infar­tos y derra­mes cere­bra­les. Eso es todo, seño­ra minis­tra, no es nada excep­cio­nal lo que le esta­mos pidien­do, es sim­ple­men­te que la voz del sobe­rano, que es el que hace la revo­lu­ción, sea escu­cha­da y aten­di­da. Si usted no com­pren­de este sen­ci­llo teo­re­ma de la vida, enton­ces renun­cie y dele paso a un gue­rri­lle­ro de ver­dad que haga lo que el pre­si­den­te quie­re y lo que el sobe­rano pide a gri­tos. Exi­gi­mos liber­tad de expre­sión en la Tv cha­vis­ta de lo con­tra­rio segui­re­mos per­dien­do terreno ante la cana­lla mediá­ti­ca y el peli­gro de per­der la patria pre­ña­da se hará cada vez mayor. ¿Es difí­cil de enten­der esto? Sin auto­crí­ti­ca no habrá cre­ci­mien­to revo­lu­cio­na­rio, eso es axio­má­ti­co. Esta­mos can­sa­dos de ver y oír siem­pre lo mis­mo en nues­tra Tv, repi­tien­do lo que esos imbé­ci­les voce­ros de la opo­si­ción laca­ya dicen a diario.

Esta­mos can­sa­dos de tener que calar­nos las babie­ca­das de esa gen­tu­za que sue­ña con la muer­te de nues­tro líder, con la vuel­ta a los tiem­pos de la diz­que demo­cra­cia repre­sen­ta­ti­va. Vaya­mos a entre­vis­tar al pue­blo llano que sufre a dia­rio las caren­cias bási­cas para un esti­lo de vida digno. Vén­gan­se a los barrios, a las urba­ni­za­cio­nes y entre­vis­te­mos a la gen­te común que tie­ne la sabi­du­ría a flor de piel. De ellos pode­mos apren­der mucho. Visi­ten los mer­ca­les para que com­prue­ben cómo se roban los ali­men­tos bási­cos y se los lle­van a comer­cios par­ti­cu­la­res y a Colom­bia para reven­der­los gro­se­ra­men­te. Visi­ten los sitios don­de emi­ten las cédu­las de iden­ti­dad y pasa­por­tes para que vivan de fren­te la cru­de­za de una corrup­ción asquerosa.

Pre­gún­te­nos nues­tra opi­nión sobre la ges­tión de alcal­des, gober­na­do­res, minis­tros y dipu­tados. Pre­gun­ten en el Seniat por qué no le aumen­tan el sala­rio a sus emplea­dos des­de hace cua­tro (4) años. Vayan a la fron­te­ra con Colom­bia para que cons­ta­ten cómo pasan ale­gre­men­te camio­nes lle­nos de gaso­li­na y ali­men­tos pagan­do el pea­je a las “ilus­tres” auto­ri­da­des que allí pulu­lan. Visi­ten las nume­ro­sas escue­las y liceos que están en com­ple­to aban­dono por cau­sa del buro­cra­tis­mo can­ce­ro­so que hay en el mons­truo lla­ma­do Minis­te­rio de Educación.

Esa es la cla­se de gue­rri­lla comu­ni­ca­cio­nal que nece­si­ta­mos para de ver­dad mar­char con paso fir­me hacia un ver­da­de­ro socia­lis­mo posi­ble a lo vene­zo­lano. Que­re­mos ver por nues­tros cana­les de Tv los logros alcan­za­dos en diez años de gobierno cha­vis­ta para enfren­tar con manos lle­nas a la men­ta­li­dad escuá­li­da que no tie­ne amor por su patria. Eso es todo. Pero para eso nece­si­ta­mos un ministro(a) guerrillero(a). Esa es la ecua­ción correcta.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *