Lech Kaczyns­ki, la vida de un pre­si­den­te de extre­ma dere­cha- AFP

El pre­si­den­te de Polo­nia, Lech Kaczyns­ki, quien murió en un acci­den­te aéreo este sába­do, for­mó par­te del movi­mien­to anti­co­mu­nis­ta Soli­da­ri­dad, del ex man­da­ta­rio Lech Walesa.

Lech Kaczyns­ki, ele­gi­do pre­si­den­te de Polo­nia en octu­bre de 2005 y falle­ci­do el sába­do a los 60 años en un acci­den­te de avión en Smo­lensk (Rusia), fue un juris­ta con­ser­va­dor y pro­fun­da­men­te cató­li­co pro­ce­den­te del movi­mien­to anti­co­mu­nis­ta Soli­da­ri­dad, de Lech Walesa.

Jun­to a su her­mano geme­lo, el ex pri­mer minis­tro pola­co Jaros­law Kaczyns­ki, entró a fina­les de los años seten­ta en la opo­si­ción anti­co­mu­nis­ta y en 2001 fun­da­ron jun­tos el par­ti­do Dere­cho y Jus­ti­cia, que defien­de los valo­res tra­di­cio­na­les del catolicismo.

Duran­te su carre­ra como polí­ti­co no dudó en recu­rrir al popu­lis­mo y fiel a sus con­vic­cio­nes con­ser­va­do­res cuan­do fue alcal­de de Var­so­via, en 2002, prohi­bió las mani­fes­ta­cio­nes con moti­vo del Día del Orgu­llo Gay.

Tras las elec­cio­nes de 2005, los dos her­ma­nos gober­na­ron jun­tos, Lech como pre­si­den­te y Jaros­law como pri­mer minis­tro. Una de las medi­das más polé­mi­cas que inten­ta­ron poner en mar­cha fue una ley que obli­ga­ba a 700.000 pola­cos a con­fe­sar si habían cola­bo­ra­do con los ser­vi­cios secre­tos comunistas.

El Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal tum­bó la ini­cia­ti­va. Tam­bién fue­ron muy polé­mi­cas las polí­ti­cas con­tra los homo­se­xua­les, como una lan­za­da por el Minis­te­rio de Edu­ca­ción para prohi­bir “la pro­pa­ga­ción de com­por­ta­mien­tos homo­se­xua­les” en las escue­las, publi­có el dia­rio espa­ñol El País en una sem­blan­za del mandatario.

Sin embar­go, su her­mano per­dió las elec­cio­nes en 2007 y, des­de enton­ces, Lech Kaczyns­ki ha com­par­ti­do el man­do con Donald Tusk del par­ti­do de cen­tro­de­re­cha Pla­ta­for­ma Cívica.

La Cons­ti­tu­ción pola­ca esta­ble­ce muchos menos pode­res para el pre­si­den­te que para el pri­mer minis­tro y su ini­cia­ti­va que­da muy limi­ta­da. Aún así, el pre­si­den­te estu­vo duran­te meses fre­nan­do la apro­ba­ción del Tra­ta­do de Lis­boa en su país, al resis­tir­se a fir­mar­lo, pese a que había sido apro­ba­do por el Parlamento.

Suce­sor del social­de­mó­cra­ta Alek­san­der Kwas­niews­ki, Lech Kaczyns­ki abo­ga­ba por la recon­ci­lia­ción con Ale­ma­nia y Rusia, al tiem­po que explo­ta­ba el mie­do que algu­nos pola­cos siguen sin­tien­do de sus dos gran­des vecinos.

Tam­bién defen­dió una pro­fun­da refor­ma de Polo­nia basa­da “en la jus­ti­cia, la soli­da­ri­dad y la hon­ra­dez”. Tras su vic­to­ria en 2005, Lech Kaczyns­ki expli­có que su her­mano, 45 minu­tos mayor que él, “siem­pre lo había empu­ja­do hacia adelante”.

Fue famo­so des­de muy peque­ño, gra­cias a su apa­ri­ción, jun­to a su her­mano, en una pelí­cu­la para niños cuan­do sólo tenían 12 años. Pero ense­gui­da cam­bió a la política.

Lech Kaczyns­ki, fer­vien­te cató­li­co, estu­dió Dere­cho y apo­yó a Lech Wale­sa en el movi­mien­to Soli­da­ri­dad que aca­bó con el comunismo.

Su com­pro­mi­so con­tra el comu­nis­mo, enton­ces en el poder, le valió al Man­da­ta­rio ir a la cár­cel jun­to a otros miles de mili­tan­tes de Soli­da­ri­dad, duran­te la ins­tau­ra­ción de la Ley Mar­cial, el 13 de diciem­bre de 1981, infor­mó El País. Libe­ra­do al cabo de 11 meses, se con­vir­tió, con su her­mano, en estre­cho cola­bo­ra­dor del jefe his­tó­ri­co del pri­mer sin­di­ca­to libre del mun­do comu­nis­ta, Lech Wale­sa, del que lue­go se dis­tan­cia­ron en 1990.

El Pre­si­den­te recién falle­ci­do ase­gu­ra­ba que su her­mano y él no eran idén­ti­cos. Él esta­ba casa­do, tenía una hija, Martha, y era abue­lo, mien­tras que Jaros­law es sol­te­ro y vive con su madre.

Como minis­tro de Jus­ti­cia tra­ba­jó con­tra el cri­men orga­ni­za­do y pro­mo­vió un sis­te­ma jurí­di­co rigu­ro­so y repre­si­vo. “Soy y seré par­ti­da­rio de la pena de muer­te”, afir­ma­ba abiertamente.

AFP

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.