Las mechas del pol­vo­rín: Los con­flic­tos que vie­nen- Manuel Freytas

Todo pare­ce en cal­ma, pero solo es apa­ren­te. Los des­en­la­ces se retra­san, pero las cau­sas y los intere­ses deter­mi­nan­tes están. No des­apa­re­cie­ron. Solo están des­ac­ti­va­dos, pro­vi­so­ria­men­te. A la espe­ra, mien­tras las poten­cias bus­can dife­ren­tes «sali­das» con nego­cia­cio­nes de paz o acuer­dos diplo­má­ti­cos que evi­ten una con­fron­ta­ción mili­tar abier­ta. Medio Orien­te, Eura­sia, Áfri­ca, Euro­pa del Este, Son tea­tros de un des­en­la­ce enca­de­na­do de con­flic­tos inter­ca­pi­ta­lis­tas por los mer­ca­dos y los recur­sos estra­té­gi­cos del pla­ne­ta. Son gue­rras, o sub-gue­rras, con dos moti­va­cio­nes cen­tra­les: Los nego­cios de los ban­cos y empre­sas capi­ta­lis­tas (que com­pi­ten por los mer­ca­dos), y la super­vi­ven­cia de las super­po­ten­cias del «nue­vo orden» que com­pi­ten por el con­trol del pla­ne­ta. Pare­ce una cal­ma pero solo es un sta­tu quo pro­vi­so­rio. Es la cal­ma que pre­ce­de a la tormenta.

Por Manuel Frey­tas (*)
[email protected]​iarnoticias.​com

E n el esce­na­rio mun­dial que aso­ma en 2010 hay sie­te pro­ce­sos de inevi­ta­ble des­en­la­ce a cor­to plazo:

A) La reso­lu­ción social de la cri­sis eco­nó­mi­ca glo­bal (con epi­cen­tro en EEUU y Europa), 

B) el ata­que mili­tar a las usi­nas ira­níes,

C) incre­men­to de la esca­la­da mili­tar en Afga­nis­tán,

D) poten­cial inter­ven­ción mili­tar de EEUU en Pakis­tán,

E) esca­la­da de accio­nes mili­ta­res de EEUU con­tra Sudán, Nige­ria, Soma­lía y Yemen,

E) nue­vo con­flic­to arma­do en el Cáu­ca­so o en Eura­sia (como par­te del tea­tro de la gue­rra fría EEUU-Rusia), 

F) agra­va­mien­to de la cri­sis de los misi­les EEUU-Rusia-OTAN en Euro­pa del Este, G) Nue­vo ata­que «terro­ris­ta» (o varios) simi­lar al 11‑S en Euro­pa o EEUU. 

La madre de todas las guerras

En este esce­na­rio del «Gran Jue­go» geo­po­lí­ti­co y mili­tar mun­dial hay dos con­flic­tos estra­té­gi­cos que (por razo­nes de sus ali­nea­mien­tos e influen­cia glo­bal) se resu­men en «uno solo» y pue­den hacer esta­llar el pla­ne­ta en un des­en­la­ce militar.

A) La gue­rra fría EEUU-Rusia.

B) La gue­rra fría EEUU-China. 

Los fac­to­res deto­nan­tes que con­vier­ten a estos dos fren­tes de con­flic­to en UNO SOLO, son Irán y el con­flic­to del mun­do islá­mi­co con Israel (la mecha de encen­di­do hacia cual­quier des­en­la­ce mili­tar futuro). 

En el terreno geo­eco­nó­mi­co, la razón cen­tral de las dispu­ta son las fuen­tes y las rutas de la ener­gía y del petró­leo, y las alian­zas por el con­trol de los mercados. 

Rusia y Chi­na (en pla­nos sepa­ra­dos) dispu­tan con EEUU y la Unión Euro­pea una gue­rra por áreas de influen­cia eco­nó­mi­ca y con­quis­ta de mer­ca­dos que se extien­de por Asia, Medio Orien­te, Áfri­ca y Amé­ri­ca Latina.

Deba­jo de este cen­tro gra­vi­tan­te (el ombli­go de la ter­ce­ra gue­rra mun­dial) se ubi­can, a modo de emer­gen­te enca­de­na­do, todos los con­flic­tos (mili­ta­res, polí­ti­cos o eco­nó­mi­cos) que se sus­ci­tan y están acti­vos en Asia, Afri­ca, Euro­pa y Amé­ri­ca Latina. 

Este es el pun­to cen­tral para enten­der orde­na­da y lógi­ca­men­te los últi­mos  movi­mien­tos de pie­zas que está rea­li­zan­do EEUU, tan­to en el espa­cio ruso como en el espa­cio chino.

Ade­más, en la agen­da mili­tar y geo­po­lí­ti­ca del espa­cio asiá­ti­co Pekín, igual que Rusia, se sitúa en las antí­po­das del pro­yec­to estra­té­gi­co del eje EEUU-UE que mili­ta­ri­zó la región euro­asiá­ti­ca para des­es­ta­bi­li­zar las redes ener­gé­ti­cas de Rusia, de las cua­les Chi­na es la prin­ci­pal beneficiaria. 

En ambos espa­cios (el ruso y el chino) la expan­sión mili­tar y la gue­rra psi­co­ló­gi­ca mediá­ti­ca del eje «occi­den­tal» USA-UE son ejer­ci­das como medio de pre­sión en la gue­rra por los mer­ca­dos y los recur­sos estra­té­gi­cos, prin­ci­pal­men­te energéticos.

En lo geo­eco­nó­mi­co, se tra­ta de una gue­rra por el con­trol de las redes de oleo­duc­tos (corre­do­res ener­gé­ti­cos) euro­asiá­ti­cos don­de Chi­na jue­ga su super­vi­ven­cia al lado de Rusia.

Los linea­mien­tos del «nue­vo orden mun­dial» cons­trui­do sobre la base del con­trol de mer­ca­dos y recur­sos estra­té­gi­cos es, fun­da­men­tal­men­te, un orden crea­do para que las tras­na­cio­na­les, los ban­cos, las petro­le­ras y la arma­men­tis­tas capi­ta­lis­tas, hagan «nego­cios».

En el Gran Table­ro geo­po­lí­ti­co mili­tar del «orden mun­dial» vigen­te, la gene­ra­ción de una pró­xi­ma gue­rra inter­ca­pi­ta­lis­ta (como emer­gen­te de diver­sos tea­tros de con­flic­to arma­do esca­lo­na­dos) cuen­ta con tres ele­men­tos deto­nan­tes interactivos:

A) La nece­si­dad de EEUU y de las poten­cias alia­das (eje USA-UE) de gene­rar por medio de un con­flic­to mili­tar un nue­vo polo de desa­rro­llo pro­duc­ti­vo (eco­no­mía de gue­rra) con empleo de mano labo­ral masi­va para supe­rar la cri­sis finan­cie­ra rece­si­va que colap­sa las eco­no­mías del sis­te­ma a esca­la global.

B) Ase­gu­rar el con­trol mili­tar sobre el petró­leo y los recur­sos estra­té­gi­cos pere­ce­de­ros del pla­ne­ta que le ase­gu­re su super­vi­ven­cia como poten­cia hegemónica.

C) Impe­dir que los enemi­gos fun­da­men­ta­lis­tas de Israel y del sio­nis­mo cuen­ten con un gati­llo nuclear capaz de lan­zar un Apo­ca­lip­sis sobre sus metró­po­lis imperiales.

En las antí­po­das de esta gue­rra inter­ca­pi­ta­lis­ta, el eje Mos­cú-Pekín (más Irán), desa­fian­do la hege­mo­nía euro­peo-esta­dou­ni­den­se, tra­za­ron acuer­dos mili­ta­res estra­té­gi­cos y con­so­li­da­ron un blo­que mili­tar y eco­nó­mi­co común en Asia, en abier­to reto a la OTAN.

En ese jue­go, el «Gran Jue­go», Mos­cú y Pekin mue­ven sus pro­pias pie­zas en el tea­tro de ope­ra­cio­nes de la gue­rra inter­ca­pi­ta­lis­ta por áreas de influen­cia que se dispu­ta (en dis­tin­tos nive­les ope­ra­ti­vos) des­de Eura­sia y los ex espa­cios sovié­ti­cos has­ta el Medio Oriente.

Estos dos fren­tes de con­flic­to, resu­mi­dos en un solo, resu­men y vin­cu­lan todos los con­flic­tos (laten­tes o acti­va­dos) de Asia, Áfri­ca, Medio Orien­te y Euro­pa del Este.

Es el con­flic­to cen­tral, el hilo con­duc­tor, la madre de todas las guerras.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.