La resis­ten­cia hon­du­re­ña lan­za un SOS al mun­do – Resu­men Lati­no­ame­ri­cano

resistencia_honduras.jpg

«Nos están matan­do. A cam­pe­si­nos, a pro­fe­so­res, a perio­dis­tas», denun­cia el coor­di­na­dor de la opo­si­ción. El movi­mien­to demo­crá­ti­co envía una car­ta abier­ta a la OEA para pedir­le auxi­lio

Resu­men Latinoamericano/​Prensa Rural - El regre­so des­de el exi­lio de Rasel Tomé, mano dere­cha del ex pre­si­den­te Manuel Zela­ya, ha pro­por­cio­na­do nue­vos bríos a la Resis­ten­cia de Hon­du­ras. En una durí­si­ma car­ta diri­gi­da a la OEA, los opo­si­to­res al gol­pe de Esta­do del 28 de junio car­gan con­tra la nue­va Admi­nis­tra­ción de Por­fi­rio Lobo y piden al secre­ta­rio gene­ral Insul­za «la apli­ca­ción de la Car­ta Demo­crá­ti­ca Inter­ame­ri­ca­na», con el obje­ti­vo de «res­tau­rar la demo­cra­cia y el orden ins­ti­tu­cio­nal en Hon­du­ras».

Cin­co perio­dis­tas han sido ase­si­na­dos sólo duran­te el mes de mar­zo

«Nos están matan­do. A cam­pe­si­nos, a pro­fe­so­res, a sin­di­ca­lis­tas, a perio­dis­tas Y lo peor de todo es que no hay nadie pro­ce­sa­do por los bru­ta­les crí­me­nes, come­ti­dos antes y aho­ra. Los han cubier­to con un man­to de impu­ni­dad y de injus­ti­cia», denun­ció a Públi­co Rasel Tomé, nue­vo coor­di­na­dor del Fren­te Nacio­nal de Resis­ten­cia Popu­lar de Hon­du­ras .

Los demó­cra­tas denun­cian la «impu­ni­dad» que rei­na en el país

Las deman­das de la resis­ten­cia comien­zan con la «depu­ra­ción» del sis­te­ma de Jus­ti­cia y el cas­ti­go a los mili­ta­res impli­ca­dos en el gol­pe (inclui­do el gene­ral Romeo Vás­quez, al fren­te hoy de la tele­fo­nía nacio­nal), y aca­ban con el regre­so de Zela­ya (nom­bra­do por Chá­vez coor­di­na­dor del comi­té polí­ti­co de Petro­Ca­ri­be) de su exi­lio en San­to Domin­go.

«Pero lo más impor­tan­te es que Insul­za ven­ga con una comi­sión a veri­fi­car las vio­la­cio­nes in situ», aña­dió Tomé. La resis­ten­cia tam­bién deman­da la des­mi­li­ta­ri­za­ción de la socie­dad y la aper­tu­ra de espa­cios polí­ti­cos, que per­mi­tan deba­tir sobre «la nece­si­dad de una Asam­blea Nacio­nal Cons­ti­tu­yen­te, que dic­te una nue­va Cons­ti­tu­ción». Vio­len­cia y pro­tes­tas

Hon­du­ras vive estos días la resa­ca del paque­ta­zo fis­cal (la subi­da de los impues­tos), el ase­si­na­to de cin­co perio­dis­tas en mar­zo que con­vier­ten a este país cen­tro­ame­ri­cano en el más peli­gro­so para el ejer­ci­cio de la pro­fe­sión, y el con­flic­to de los cam­pe­si­nos del Aguán, que se ha cobra­do la vida de un nue­vo miem­bro del movi­mien­to rebel­de, José Manuel Álva­rez, de 35 años. «Allí están actuan­do para­mi­li­ta­res colom­bia­nos» a las órde­nes de los terra­te­nien­tes, insis­te Tomé.

La deman­da de la resis­ten­cia suce­de sólo horas des­pués de que Artu­ro Valen­zue­la insis­tie­ra en el regre­so de Hon­du­ras a la OEA. «Lobo ha cum­pli­do con todas las obli­ga­cio­nes a las que se com­pro­me­tió», sen­ten­ció la mano dere­cha de Hillary Clin­ton para Amé­ri­ca Lati­na.

El gol­pe de Esta­do está pasan­do una des­co­mu­nal fac­tu­ra eco­nó­mi­ca al país, «deri­va­da de los innu­me­ra­bles actos de pilla­je y de corrup­ción del régi­men gol­pis­ta, que afec­ta a los sec­to­res más pobres», des­cri­be el docu­men­to. La Resis­ten­cia de Hon­du­ras recu­pe­ró sus mar­chas el miér­co­les pasa­do para pro­tes­tar fren­te al Con­gre­so con­tra el paque­ta­zo, apro­ba­do antes de Sema­na San­ta y cuyos efec­tos comien­zan a medir­se aho­ra. Una cata­ra­ta de impues­tos ha caí­do sobre todo el país en un inten­to de com­pen­sar unas arcas públi­cas esquil­ma­das duran­te los meses de man­da­to de Rober­to Miche­let­ti. Eso en un país don­de el neo­li­be­ra­lis­mo cam­pa a su anto­jo, sin impor­tar que el 80% de sus habi­tan­tes sobre­vi­va con sala­rios de mise­ria. En Hon­du­ras, el 5% de la pobla­ción con­tro­la el 70% del PIB.

Impues­tos a los más pobres

Por pri­me­ra vez el Gobierno se acuer­da de los que más tie­nen la mayo­ría de las gran­des empre­sas están exen­tas de pagar impues­tos, o con­tri­bu­yen con can­ti­da­des tes­ti­mo­nia­les con la impo­si­ción de un tri­bu­to lla­ma­do «apor­ta­ción soli­da­ria». Una míni­ma tasa direc­ta fren­te a los altos impues­tos indi­rec­tos que paga­rán los más pobres al con­su­mir un lar­go catá­lo­go de pro­duc­tos.

«Las medi­das fis­ca­les las implan­ta­ron para recu­pe­rar los millo­nes que se roba­ron y aho­ra lo más fácil es asal­tar al pue­blo», cla­mó Juan Baraho­na, quién lide­ró las pro­tes­tas calle­je­ras de la Resis­ten­cia.

Y mien­tras todo esto suce­de, Miche­let­ti, año­ra­do has­ta el har­taz­go por sus segui­do­res, dis­fru­ta de un acti­vo reti­ro dora­do. Nom­bra­do dipu­tado vita­li­cio para blin­dar aún más su inmu­ni­dad, pese a la amnis­tía que le ha bene­fi­cia­do, el gol­pis­ta ha via­ja­do por paí­ses como Colom­bia, diser­tan­do sobre sus mági­cas rece­tas. Según la opo­si­ción, el ex pre­si­den­te de fac­to «san­gró» a Hon­du­ras gas­tan­do dos millo­nes de dóla­res dia­rios duran­te sus sie­te meses al fren­te del país.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *