La resis­ten­cia hon­du­re­ña lan­za un SOS al mun­do – Resu­men Latinoamericano

resistencia_honduras.jpg

«Nos están matan­do. A cam­pe­si­nos, a pro­fe­so­res, a perio­dis­tas», denun­cia el coor­di­na­dor de la opo­si­ción. El movi­mien­to demo­crá­ti­co envía una car­ta abier­ta a la OEA para pedir­le auxilio

Resu­men Latinoamericano/​Prensa Rural - El regre­so des­de el exi­lio de Rasel Tomé, mano dere­cha del ex pre­si­den­te Manuel Zela­ya, ha pro­por­cio­na­do nue­vos bríos a la Resis­ten­cia de Hon­du­ras. En una durí­si­ma car­ta diri­gi­da a la OEA, los opo­si­to­res al gol­pe de Esta­do del 28 de junio car­gan con­tra la nue­va Admi­nis­tra­ción de Por­fi­rio Lobo y piden al secre­ta­rio gene­ral Insul­za «la apli­ca­ción de la Car­ta Demo­crá­ti­ca Inter­ame­ri­ca­na», con el obje­ti­vo de «res­tau­rar la demo­cra­cia y el orden ins­ti­tu­cio­nal en Honduras».

Cin­co perio­dis­tas han sido ase­si­na­dos sólo duran­te el mes de marzo

«Nos están matan­do. A cam­pe­si­nos, a pro­fe­so­res, a sin­di­ca­lis­tas, a perio­dis­tas Y lo peor de todo es que no hay nadie pro­ce­sa­do por los bru­ta­les crí­me­nes, come­ti­dos antes y aho­ra. Los han cubier­to con un man­to de impu­ni­dad y de injus­ti­cia», denun­ció a Públi­co Rasel Tomé, nue­vo coor­di­na­dor del Fren­te Nacio­nal de Resis­ten­cia Popu­lar de Honduras .

Los demó­cra­tas denun­cian la «impu­ni­dad» que rei­na en el país

Las deman­das de la resis­ten­cia comien­zan con la «depu­ra­ción» del sis­te­ma de Jus­ti­cia y el cas­ti­go a los mili­ta­res impli­ca­dos en el gol­pe (inclui­do el gene­ral Romeo Vás­quez, al fren­te hoy de la tele­fo­nía nacio­nal), y aca­ban con el regre­so de Zela­ya (nom­bra­do por Chá­vez coor­di­na­dor del comi­té polí­ti­co de Petro­Ca­ri­be) de su exi­lio en San­to Domingo.

«Pero lo más impor­tan­te es que Insul­za ven­ga con una comi­sión a veri­fi­car las vio­la­cio­nes in situ», aña­dió Tomé. La resis­ten­cia tam­bién deman­da la des­mi­li­ta­ri­za­ción de la socie­dad y la aper­tu­ra de espa­cios polí­ti­cos, que per­mi­tan deba­tir sobre «la nece­si­dad de una Asam­blea Nacio­nal Cons­ti­tu­yen­te, que dic­te una nue­va Cons­ti­tu­ción». Vio­len­cia y protestas

Hon­du­ras vive estos días la resa­ca del paque­ta­zo fis­cal (la subi­da de los impues­tos), el ase­si­na­to de cin­co perio­dis­tas en mar­zo que con­vier­ten a este país cen­tro­ame­ri­cano en el más peli­gro­so para el ejer­ci­cio de la pro­fe­sión, y el con­flic­to de los cam­pe­si­nos del Aguán, que se ha cobra­do la vida de un nue­vo miem­bro del movi­mien­to rebel­de, José Manuel Álva­rez, de 35 años. «Allí están actuan­do para­mi­li­ta­res colom­bia­nos» a las órde­nes de los terra­te­nien­tes, insis­te Tomé.

La deman­da de la resis­ten­cia suce­de sólo horas des­pués de que Artu­ro Valen­zue­la insis­tie­ra en el regre­so de Hon­du­ras a la OEA. «Lobo ha cum­pli­do con todas las obli­ga­cio­nes a las que se com­pro­me­tió», sen­ten­ció la mano dere­cha de Hillary Clin­ton para Amé­ri­ca Latina.

El gol­pe de Esta­do está pasan­do una des­co­mu­nal fac­tu­ra eco­nó­mi­ca al país, «deri­va­da de los innu­me­ra­bles actos de pilla­je y de corrup­ción del régi­men gol­pis­ta, que afec­ta a los sec­to­res más pobres», des­cri­be el docu­men­to. La Resis­ten­cia de Hon­du­ras recu­pe­ró sus mar­chas el miér­co­les pasa­do para pro­tes­tar fren­te al Con­gre­so con­tra el paque­ta­zo, apro­ba­do antes de Sema­na San­ta y cuyos efec­tos comien­zan a medir­se aho­ra. Una cata­ra­ta de impues­tos ha caí­do sobre todo el país en un inten­to de com­pen­sar unas arcas públi­cas esquil­ma­das duran­te los meses de man­da­to de Rober­to Miche­let­ti. Eso en un país don­de el neo­li­be­ra­lis­mo cam­pa a su anto­jo, sin impor­tar que el 80% de sus habi­tan­tes sobre­vi­va con sala­rios de mise­ria. En Hon­du­ras, el 5% de la pobla­ción con­tro­la el 70% del PIB.

Impues­tos a los más pobres

Por pri­me­ra vez el Gobierno se acuer­da de los que más tie­nen la mayo­ría de las gran­des empre­sas están exen­tas de pagar impues­tos, o con­tri­bu­yen con can­ti­da­des tes­ti­mo­nia­les con la impo­si­ción de un tri­bu­to lla­ma­do «apor­ta­ción soli­da­ria». Una míni­ma tasa direc­ta fren­te a los altos impues­tos indi­rec­tos que paga­rán los más pobres al con­su­mir un lar­go catá­lo­go de productos.

«Las medi­das fis­ca­les las implan­ta­ron para recu­pe­rar los millo­nes que se roba­ron y aho­ra lo más fácil es asal­tar al pue­blo», cla­mó Juan Baraho­na, quién lide­ró las pro­tes­tas calle­je­ras de la Resistencia.

Y mien­tras todo esto suce­de, Miche­let­ti, año­ra­do has­ta el har­taz­go por sus segui­do­res, dis­fru­ta de un acti­vo reti­ro dora­do. Nom­bra­do dipu­tado vita­li­cio para blin­dar aún más su inmu­ni­dad, pese a la amnis­tía que le ha bene­fi­cia­do, el gol­pis­ta ha via­ja­do por paí­ses como Colom­bia, diser­tan­do sobre sus mági­cas rece­tas. Según la opo­si­ción, el ex pre­si­den­te de fac­to «san­gró» a Hon­du­ras gas­tan­do dos millo­nes de dóla­res dia­rios duran­te sus sie­te meses al fren­te del país.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.