La nue­va For­ma­ción del espí­ri­tu Nacio­nal – Alva­ro Reiza­bal Abo­ga­do

Lo del impe­rio de la ley, el Esta­do de Dere­cho y tan­tas otras can­ti­ne­las que se oyen a todas horas en boca de los polí­ti­cos del momen­to no es algo nue­vo ni pos­cons­ti­tu­cio­nal. Ya en tiem­pos del egre­gio Cau­di­llo se había inven­ta­do la demo­cra­cia orgá­ni­ca, y a lo que aho­ra se lla­ma Cons­ti­tu­ción le lla­ma­ban Fue­ro de los Espa­ño­les. El apa­ra­to de pro­pa­gan­da del régi­men repe­tía una y otra vez que todo cuan­to acon­te­cía en el pano­ra­ma polí­ti­co se ajus­ta­ba a la legis­la­ción vigen­te, naci­da del auto­de­no­mi­na­do Nue­vo Régi­men sur­gi­do del gol­pe de esta­do de 1936.

Para que los esco­la­res y uni­ver­si­ta­rios nos for­má­ra­mos en los prin­ci­pios polí­ti­cos ema­na­dos del glo­rio­so Alza­mien­to, se incluía en los pla­nes de estu­dio una asig­na­tu­ra lla­ma­da For­ma­ción del Espí­ri­tu Nacio­nal, vul­gar­men­te cono­ci­da como «la Polí­ti­ca», que abar­ca­ba temas tan apa­sio­nan­tes para noso­tros, enton­ces jóve­nes, como la esen­cia de lo espa­ñol, lo anti­es­pa­ñol en la his­to­ria o el Movi­mien­to Nacio­nal como esfuer­zo para la recu­pe­ra­ción de lo espa­ñol. El pro­fe­so­ra­do de la mate­ria era selec­cio­na­do por sus cua­li­da­des intrín­se­cas para impar­tir la mate­ria. En el caso con­cre­to de nues­tro cole­gio, el ele­gi­do diri­gía los cam­pa­men­tos de verano que orga­ni­za­ba la OJE, sec­ción juve­nil de la Falan­ge, y has­ta podía vér­se­le en el NODO jun­to al Gene­ra­lí­si­mo cuan­do éste reci­bía el calu­ro­so home­na­je de los jóve­nes vas­cos y, por ello, doble­men­te espa­ño­les. Como todo que­dó ata­do y bien ata­do, el maes­tro en cues­tión alcan­zó un noto­rio éxi­to en las ins­ti­tu­cio­nes pos­fran­quis­tas, ocu­pan­do pues­tos de alta res­pon­sa­bi­li­dad, y no sólo eso, sino que se per­mi­tía escri­bir artícu­los de pren­sa en los que pon­ti­fi­ca­ba sobre las esen­cias de la demo­cra­cia y el tra­to a dar a los disi­den­tes. La polí­ti­ca, jun­to a la Gim­na­sia que nos impar­tía un mili­tar, y la Reli­gión eran lo que los estu­dian­tes lla­má­ba­mos las tres marías, por­que se supo­nía que eran más fáci­les de apro­bar, pero había que andar con ojo con las obje­cio­nes de con­cien­cia, por­que eran ofi­cial­men­te mate­rias que, como las demás, había que apro­bar para pasar de cur­so.

El tiem­po pasó, Fran­co murió en la cama y había que pin­tar la facha­da, por lo que la FEN des­apa­re­ció de los pla­nes de estu­dio. Y, hete aquí que, 35 años des­pués de la muer­te del ins­pi­ra­dor de la asig­na­tu­ra, se están tra­mi­tan­do leyes para su exclu­si­va apli­ca­ción en Eus­kal Herria y, con nom­bres dife­ren­tes pero con idén­ti­ca fina­li­dad, quie­ren impo­ner en los cen­tros edu­ca­ti­vos pla­nes de con­vi­ven­cia demo­crá­ti­ca que pre­ten­den obli­gar a los esco­la­res a que par­ti­ci­pen, entre otras cosas, en ela­bo­rar un plan de la memo­ria, muy frá­gil, por cier­to, y muy selec­ti­va, por­que sólo inclu­ye a las víc­ti­mas de ETA, pero no a las del GAL, Tri­ple A, Bata­llón Vas­co Espa­ñol.… o a las que que­da­ron espar­ci­das como des­po­jos por el cri­mi­nal actuar de los cune­te­ros.

No es bueno vol­ver a las anda­das, y menos cuan­do son pro­duc­to de los alam­bi­ques de las des­ti­le­rías del odio.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *