Con­tra la cri­sis capi­ta­lis­ta, por la III repu­bli­ca- Nines Maestro

¿Qué pue­den pen­sar los cer­ca de cin­co millo­nes de para­dos y los más de un millón de fami­lias sin nin­gún ingre­so de una monar­quía sos­te­ni­da gene­ro­sa­men­te por la hacien­da públi­ca y que ha ama­sa­do, sin que se sepa cómo, una de las for­tu­nas más gran­des de Europa?
Lo que se sien­te en la calle es que la monar­quía bor­bó­ni­ca, inte­gran­te y here­de­ra de la dic­ta­du­ra fas­cis­ta, está más des­le­gi­ti­ma­da cada día. Aún así, en aras de hacer tra­gar a la cla­se obre­ra, sin que se revuel­va, las rue­das de molino que el capi­tal ha pre­pa­ra­do, el rey se dis­po­ne a ejer­cer el papel de maes­tro de cere­mo­nias en la misa con­ce­le­bra­da entre patro­nal y cúpu­las sin­di­ca­les en aras de la sal­va­ción, eco­nó­mi­ca, esta vez, de la patria. No pue­den echar mano aho­ra de la cober­tu­ra ideo­ló­gi­ca usa­da en otras épo­cas de cri­sis para des­car­gar sobre las espal­das de tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­res las durí­si­mas medi­das de ajus­te que pre­ten­dían imponer.
Ya no vale hablar de la corrup­ción de la dic­ta­du­ra como en 1977 o de la entra­da en la CEE como en la “recon­ver­sión” indus­trial de 1984. Por ello es más nece­sa­rio que nun­ca hacer pre­si­dir al fan­to­che real la comi­ti­va de fuer­zas polí­ti­cas del mar­co ins­ti­tu­cio­nal, “agen­tes socia­les” y empre­sa­ria­les, para recu­pe­rar la esen­cia de los Pac­tos de la Mon­cloa, refe­ren­te his­tó­ri­co de la lla­ma­da Tran­si­ción: la paz social. Paz social y con­sen­so fue­ron indis­pen­sa­bles para per­pe­tuar a las fuer­zas más reac­cio­na­rias en los apa­ra­tos del Esta­do y para faci­li­tar tres déca­das de acu­mu­la­ción de bene­fi­cios por la bur­gue­sía, a par­tir de la inten­si­fi­ca­ción de la explo­ta­ción de los tra­ba­ja­do­res y las tra​ba​ja​do​ras​.De esos pol­vos vinie­ron estos lodos, dice el sabio refra­ne­ro popular.
La cri­sis capi­ta­lis­ta no sólo afec­ta a los casi cin­co millo­nes de para­dos que con­ta­bi­li­zan los orga­nis­mos esta­ta­les. La reali­dad tam­bién se vuel­ve mucho más cru­da para los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras acti­vos, median­te el empleo masi­vo por la patro­nal de las herra­mien­tas que han pues­to en sus manos las suce­si­vas refor­mas labo­ra­les: sala­rios mise­ra­bles, pre­ca­rie­dad en el empleo, con­tra­tos-basu­ra, con­tra­tos por horas, pér­di­da de dere­chos por jubi­la­ción, enfer­me­dad etc, que han debi­li­ta­do y des­ver­te­bra­do a la cla­se obre­ra con la “cola­bo­ra­ción” ines­ti­ma­ble y la clau­di­ca­ción de las cúpu­las de los lla­ma­dos “sin­di­ca­tos mayo­ri­ta­rios”. La vio­len­cia del sis­te­ma se mues­tra más cri­mi­nal con­tra los sec­to­res más des­pro­te­gi­dos de la pobla­ción: jóve­nes, tra­ba­ja­do­ras e inmi­gran­tes, que se ven cons­tan­te­men­te aco­sa­dos en todos los ámbi­tos. A la degra­da­ción gene­ral de las rela­cio­nes labo­ra­les se suma un pro­yec­to edu­ca­ti­vo como el Plan Bolo­nia des­ti­na­do a per­pe­tuar a la juven­tud en unos mode­los estric­ta­men­te mer­can­ti­lis­tas del cono­ci­mien­to, la cre­cien­te dis­cri­mi­na­ción de la mujer con unos sala­rios que en algu­nos sec­to­res supo­nen el 60% del que cobra un hom­bre por rea­li­zar las mis­mas fun­cio­nes, y con una Ley de Extran­je­ría que cri­mi­na­li­za a los inmi­gran­tes y los per­si­gue has­ta lograr su expul­sión, aten­tan­do inclu­so con­tra las nor­mas inter­na­cio­na­les huma­ni­ta­rias que dicen defen­der en sus foros.
La pri­va­ti­za­ción de la sani­dad, con el obje­ti­vo de con­ver­tir la salud en un lucra­ti­vo nego­cio, al que pre­ten­den aña­dir aho­ra el copa­go, aten­ta con­tra dere­chos esen­cia­les dura­men­te con­quis­ta­dos. El gobierno de Rodrí­guez Zapa­te­ro jun­to con las demás fuer­zas del par­la­men­to bur­gués (PP, UpyD, CIU, PNV…) han pues­to a dis­po­si­ción de la ban­ca 180.000 millo­nes de euros, han aña­di­do otra par­ti­da de 75.000 millo­nes de euros para con­cen­trar más el capi­tal a tra­vés de la fusión de las cajas de aho­rros, han incen­ti­va­do a las mul­ti­na­cio­na­les de la auto­mo­ción, han nega­do fon­dos para per­se­guir el frau­de fis­cal que ins­pec­to­res de hacien­da han valo­ra­do en 50.000 millo­nes de euros al año, han man­te­ni­do a las gran­des for­tu­nas en las SICAV tri­bu­tan­do al 1 % mien­tras los asa­la­ria­dos lo hace­mos al 24%, han reba­ja­do los impues­tos a las inmo­bi­lia­rias, etc.
Ese mis­mo gobierno es el que apues­ta por la refor­ma labo­ral para faci­li­tar la con­tra­ta­ción en tér­mi­nos cada vez más escla­vis­tas, el que ha pro­pues­to el lla­ma­do “pen­sio­na­zo” de ele­var la edad de jubi­la­ción de los tra­ba­ja­do­res de 65 a 67 años, y aumen­tar de 15 a 25 años la cuo­ta del cálcu­lo de la pen­sión, el que ha acor­da­do dis­mi­nuir el gas­to social en 50.000 millo­nes de euros en cua­tro años, el que ha per­mi­ti­do que los ban­cos “roben” has­ta 80.000 vivien­das de fami­lias tra­ba­ja­do­ras el año 2009 por desahu­cios, el que tole­ra a las eléc­tri­cas el cor­te de los sumi­nis­tros eléc­tri­cos de las vivien­das más pobres, se ha eli­mi­na­do el impues­to d Patri­mo­nio, el impues­to de suce­sio­nes, etc. En resu­mi­das cuen­tas, el hacer car­gar sobre las espal­das de los tra­ba­ja­do­res y las tra­ba­ja­do­ras la supues­ta sali­da a la cri­sis capitalista
.El inten­to de recu­pe­ra­ción de la cri­sis median­te la explo­ta­ción y la vio­len­cia se mues­tra en el terreno inter­na­cio­nal con la par­ti­ci­pa­ción, a tra­vés de la UE y la OTAN, en las gue­rras de devas­ta­ción que está desa­rro­llan­do el impe­ria­lis­mo. La deci­sión del gobierno Zapa­te­ro de sacar a las tro­pas de Iraq fue pron­to supe­ra­da con la polí­ti­ca de ali­nea­mien­to total con los intere­ses cri­mi­na­les del impe­ria­lis­mo y con­tra los pue­blos que deci­den defen­der su sobe­ra­nía y sus recur­sos natu­ra­les. El recien­te refor­za­mien­to del con­tin­gen­te espa­ñol en Afga­nis­tán con otros 500 mili­ta­res o la anun­cia­da ven­ta del aero­puer­to de Ciu­dad Real a una empre­sa mili­tar pri­va­da de EE.UU con acti­vi­da­des en Iraq y Afga­nis­tán, son señas de iden­ti­dad de un gobierno que subor­di­na cual­quier atis­bo de sobe­ra­nía al impe­ria­lis­mo euro-esta­dou­ni­den­se. La per­te­nen­cia a la UE, espa­cio don­de se siguen gene­ran­do las legis­la­cio­nes bási­cas con­tra los sec­to­res popu­la­res con­cen­tra­das en el Tra­ta­do de Lis­boa, deter­mi­na y refuer­za actua­cio­nes polí­ti­cas de reduc­ción del gas­to y de mer­can­ti­li­za­ción de todo lo públi­co, de liqui­da­ción de dere­chos labo­ra­les y de fas­cis­ti­za­ción, xeno­fo­bia y racis­mo, espe­cial­men­te con­tra la cla­se obre­ra extranjera.
Ese, y no el que ven­den los medios de comu­ni­ca­ción, es el mar­co defi­ni­to­rio del actual semes­tre de pre­si­den­cia espa­ño­la de la UE.En el mar­co esta­tal, la Audien­cia Nacio­nal con­ti­núa la labor del Tri­bu­nal de Orden Públi­co fran­quis­ta per­si­guien­do con la Ley fas­cis­ta de Par­ti­dos entre otras, a la izquier­da más con­se­cuen­te por su acti­vi­dad polí­ti­ca, al más puro esti­lo de la Inqui­si­ción. Anar­quis­tas, comu­nis­tas, anti­fas­cis­tas e inde­pen­den­tis­tas son tra­ta­dos como here­jes y engro­san la cifra de casi un millar de pre­sos polí­ti­cos en las cár­ce­les españolas.
La nega­ción del dere­cho de auto­de­ter­mi­na­ción de los pue­blos, la gue­rra sucia, la repre­sión, la per­se­cu­ción de los mili­tan­tes y diri­gen­tes y la tor­tu­ra se mues­tran como las garan­tes del man­te­ni­mien­to de la “uni­dad nacio­nal” en torno a la figu­ra de Juan Car­los I, lle­gan­do al esper­pen­to encar­ce­lan­do a acti­vis­tas y a repre­sen­tan­tes que cen­tran su pro­pues­ta en una solu­ción polí­ti­ca en un esce­na­rio sin vio­len­cia, mien­tras la lucha popu­lar avan­za en con­te­ni­dos uni­ta­rios sin precedentes.
El mode­lo de la Tran­si­ción está ago­ta­do y con él la figu­ra del rey a la cabe­za. La cons­ti­tu­ción de 1978 que ampa­ra el sis­te­ma eco­nó­mi­co y la estruc­tu­ra monár­qui­ca del esta­do son una rémo­ra para el desa­rro­llo de un pro­yec­to autén­ti­ca­men­te demo­crá­ti­co, lide­ra­do por las mayo­rías popu­la­res y que se posi­cio­ne en la defen­sa de la sobe­ra­nía popu­lar y la soli­da­ri­dad entre los pue­blos, y ese es el mar­co de la III Repú­bli­ca que cada vez está más próxima.»
¡¡Con­tra la cri­sis capi­ta­lis­ta y la Monar­quía borbónica!!.
¡¡Con­tra la cons­ti­tu­ción anti­de­mo­crá­ti­ca de 1.978!!.
¡¡Por la sobe­ra­nía popu­lar y la auto­de­ter­mi­na­ción de los pueblos!!.
¡¡Viva la III República!!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.